/ lunes 5 de abril de 2021

Abelardo Pérez Estrada

La situación económica en el país es complicada no solo por la contingencia sanitaria, sino también por la falta políticas económicas que contribuyan a mejorar las condiciones y con ello aminorar el impacto que genera la pandemia en la creación de nuevas empresas y la sobrevivencia de las existentes.

Michoacán es de los estados menos golpeados por la contingencia sanitaria en lo que a pérdidas de empleo se refiere. De acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el mes de septiembre, el Estado registró 2 mil 549 nuevas plazas formales, que se suman a las 3 mil 526 plazas generadas durante el mes de agosto; y da como resultado, en solo dos meses, se generaron 6 mil 75 nuevos espacios laborales.

Si bien esta cifra nos coloca como una de las tres entidades federativas con mejores resultados en la materia, no es momento de echar campanas al vuelo. Existen algunas situaciones que comienzan a oprimir el desarrollo económico e industrial del estado, generando un efecto dominó que alcanzará a industrias de por lo menos seis estados más.

Una de estas circunstancias adversas es el paro de labores en la empresa Kansas City Southern de México (KCSM), a consecuencia de la protesta magisterial que, al día de hoy miércoles, cumple 33 días de bloqueo en Uruapan, 21 días en Morelia y cinco en Pátzcuaro; con una carga acumulada de mercancías que no se han podido mover por el orden de los mil millones de pesos.

Lo anterior ha originado pérdidas económicas y hasta el posible cierre de plazas laborales en el Puerto de Lázaro Cárdenas (que es la puerta de importación y exportación de automóviles y autopartes) así como la industria acerera que ya valora realizar paro técnico en el norte del país por la falta de insumos para la producción de mercancías, situación que afectará a la industria de la manufactura y construcción.

A la par de estas protestas; en el puerto de Lázaro Cárdenas, una serie de desencuentros entre el gobierno municipal que encabeza Itzé Camacho y la mayor acerera del mundo ArcelorMittal, podría poner en riesgo per permanencia de dicha empresa y con ello el sustento de 8 mil familias que dependen de los trabajos que se generan ahí de manera directa, y 50 mil más que dependen de esta actividades de forma indirecta.

El primer señalamiento fue en el mes de Julio cuando inspectores del Ayuntamiento del puerto, junto con miembros del despacho jurídico y elementos de seguridad suspendieron parcialmente las actividades de la acerera, debido a supuestas irregularidades en los mecanismos de Protección Civil, así como adeudos en el pago del predial. Ahora el Gobierno municipal decidió impedir que la también minera pudiera hacer uso de la Mina Las Truchas revocando el permiso de uso de explosivos para la obtención de minerales, a pesar de que dicha concesión obedece a un mandato de índole federal cuya respuesta de operación fue positiva para la minera.

Si bien los industriales CANACINTRA estamos a favor de la legalidad y actuar siempre dentro del marco del estado de derecho, pugnamos porque en todos los casos prevalezca el diálogo sin afectar a los trabajadores. Deben ser los gobiernos en un acto de simpatía con sus gobernados, los primeros en tomar la iniciativa de sostener mesas de encuentro en donde, de forma pacífica y sin afectaciones a terceros sea posible llegar a un punto de encontró y seguir el desarrollo del país en armonía.

Michoacán hoy nos demanda no trabajar bajo intereses personales o de grupos; la necesidad primordial es salir delante ante la adversidad financiera que pudiera representar el 2021 que además viene cargado con el tema político electoral; es necesario cerrar filas en beneficio de los ciudadanos que demandamos certeza para el desarrollo económico de nuestra entidad.

La situación económica en el país es complicada no solo por la contingencia sanitaria, sino también por la falta políticas económicas que contribuyan a mejorar las condiciones y con ello aminorar el impacto que genera la pandemia en la creación de nuevas empresas y la sobrevivencia de las existentes.

Michoacán es de los estados menos golpeados por la contingencia sanitaria en lo que a pérdidas de empleo se refiere. De acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el mes de septiembre, el Estado registró 2 mil 549 nuevas plazas formales, que se suman a las 3 mil 526 plazas generadas durante el mes de agosto; y da como resultado, en solo dos meses, se generaron 6 mil 75 nuevos espacios laborales.

Si bien esta cifra nos coloca como una de las tres entidades federativas con mejores resultados en la materia, no es momento de echar campanas al vuelo. Existen algunas situaciones que comienzan a oprimir el desarrollo económico e industrial del estado, generando un efecto dominó que alcanzará a industrias de por lo menos seis estados más.

Una de estas circunstancias adversas es el paro de labores en la empresa Kansas City Southern de México (KCSM), a consecuencia de la protesta magisterial que, al día de hoy miércoles, cumple 33 días de bloqueo en Uruapan, 21 días en Morelia y cinco en Pátzcuaro; con una carga acumulada de mercancías que no se han podido mover por el orden de los mil millones de pesos.

Lo anterior ha originado pérdidas económicas y hasta el posible cierre de plazas laborales en el Puerto de Lázaro Cárdenas (que es la puerta de importación y exportación de automóviles y autopartes) así como la industria acerera que ya valora realizar paro técnico en el norte del país por la falta de insumos para la producción de mercancías, situación que afectará a la industria de la manufactura y construcción.

A la par de estas protestas; en el puerto de Lázaro Cárdenas, una serie de desencuentros entre el gobierno municipal que encabeza Itzé Camacho y la mayor acerera del mundo ArcelorMittal, podría poner en riesgo per permanencia de dicha empresa y con ello el sustento de 8 mil familias que dependen de los trabajos que se generan ahí de manera directa, y 50 mil más que dependen de esta actividades de forma indirecta.

El primer señalamiento fue en el mes de Julio cuando inspectores del Ayuntamiento del puerto, junto con miembros del despacho jurídico y elementos de seguridad suspendieron parcialmente las actividades de la acerera, debido a supuestas irregularidades en los mecanismos de Protección Civil, así como adeudos en el pago del predial. Ahora el Gobierno municipal decidió impedir que la también minera pudiera hacer uso de la Mina Las Truchas revocando el permiso de uso de explosivos para la obtención de minerales, a pesar de que dicha concesión obedece a un mandato de índole federal cuya respuesta de operación fue positiva para la minera.

Si bien los industriales CANACINTRA estamos a favor de la legalidad y actuar siempre dentro del marco del estado de derecho, pugnamos porque en todos los casos prevalezca el diálogo sin afectar a los trabajadores. Deben ser los gobiernos en un acto de simpatía con sus gobernados, los primeros en tomar la iniciativa de sostener mesas de encuentro en donde, de forma pacífica y sin afectaciones a terceros sea posible llegar a un punto de encontró y seguir el desarrollo del país en armonía.

Michoacán hoy nos demanda no trabajar bajo intereses personales o de grupos; la necesidad primordial es salir delante ante la adversidad financiera que pudiera representar el 2021 que además viene cargado con el tema político electoral; es necesario cerrar filas en beneficio de los ciudadanos que demandamos certeza para el desarrollo económico de nuestra entidad.