/ martes 28 de septiembre de 2021

Bicentenario

Este 27 de septiembre se cumple el bicentenario de la consumación de la independencia de México, una fecha como la citada pero de 1821 entró el Ejército Trigarante a la Ciudad de México como acto que simbolizaba por fin la liberación para dar forma al nuevo estado, papeles centrales desempeñaron entonces Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero. Nacía el Imperio Mexicano de efímera vida.

Por lo regular la fecha del 27 de septiembre ocupa un papel sin el brillo y la relevancia del día 16 que marcó el inicio de la lucha insurgente en 1810 de mano y voz del cura don Miguel Hidalgo y Costilla, habría de transcurrir once años para culminar la guerra que tuvo como causa final la independencia.

Ya se cumplieron dos siglos del México independiente, pervive una visión maniquea de la historia porque se dispuso una especie de Olimpo para entronizar a los héroes y un inframundo para los traidores de acuerdo a la visión oficialista de la historia, la desmesura como divisa.

La historia es un conjunto de actos consumados que dan santo y seña de nuestra procedencia, invocan el contexto con sus circunstancias para debatir en tiempo presente el forje de la nación mexicana; todo ello nos hace invocar la contribución de Miguel Hidalgo y Costilla, el insigne rector del Colegio de San Nicolás en la antigua Valladolid –hoy Morelia-. También se recuerda la aportación notable del Generalísimo José María Morelos y Pavón, quien sentó las bases fundacionales del estado mexicano con la Constitución de Apatzingán, el Tribunal de Ario de Rosales y los Sentimientos de la Nación.

Agustín de Iturbide, nacido en la actual Morelia, siempre es relegado de la historia, se le ha tachado de casi todo lo negativo porque prevalecen los prejuicios, al final del día el ex realista fue un consumador de la independencia con todo y lo que la historia oficial lo escamotea. Los llamados héroes mexicanos fueron personas de su tiempo, la condición humana parece no variar.

Qué celebramos, qué conmemoramos, qué soñamos. Los sueños mexicanos están dispersos como nuestra clase política, esas estelas etéreas conectadas a Morfeo cabalgan sin un destino previsto, los índices de impunidad e inseguridad no disminuyen gran cosa, los vacíos se impregnan de actos ilícitos en varios puntos del país.

La desigualdad social impera para marcar sendos contrastes, plutócratas y parias en la misma porción espacial, ahora con motivo de la pandemia mundial los problemas de diversa índole se incrementaron, el principal espacio lo ha llenado la incertidumbre.

Los arquitectos del estado mexicano fueron claros en cuanto a los deseos con relación a su patria, visión de futuro, anhelos de justicia, respeto a los derechos, proclama de la libertad con evidentes influencias del pensamiento liberal que cundía en Europa tras la Revolución Francesa para perfilar el estado constitucional.

Ahora que ya han transcurrido 200 años de la consumación de la independencia los retos y demandas sociales están a la vista, prevalece la desigualdad y es necesaria una mejor distribución de la riqueza y en anhelo de justicia permanece vigente ante el lastre que genera la impunidad.

Este 27 de septiembre se cumple el bicentenario de la consumación de la independencia de México, una fecha como la citada pero de 1821 entró el Ejército Trigarante a la Ciudad de México como acto que simbolizaba por fin la liberación para dar forma al nuevo estado, papeles centrales desempeñaron entonces Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero. Nacía el Imperio Mexicano de efímera vida.

Por lo regular la fecha del 27 de septiembre ocupa un papel sin el brillo y la relevancia del día 16 que marcó el inicio de la lucha insurgente en 1810 de mano y voz del cura don Miguel Hidalgo y Costilla, habría de transcurrir once años para culminar la guerra que tuvo como causa final la independencia.

Ya se cumplieron dos siglos del México independiente, pervive una visión maniquea de la historia porque se dispuso una especie de Olimpo para entronizar a los héroes y un inframundo para los traidores de acuerdo a la visión oficialista de la historia, la desmesura como divisa.

La historia es un conjunto de actos consumados que dan santo y seña de nuestra procedencia, invocan el contexto con sus circunstancias para debatir en tiempo presente el forje de la nación mexicana; todo ello nos hace invocar la contribución de Miguel Hidalgo y Costilla, el insigne rector del Colegio de San Nicolás en la antigua Valladolid –hoy Morelia-. También se recuerda la aportación notable del Generalísimo José María Morelos y Pavón, quien sentó las bases fundacionales del estado mexicano con la Constitución de Apatzingán, el Tribunal de Ario de Rosales y los Sentimientos de la Nación.

Agustín de Iturbide, nacido en la actual Morelia, siempre es relegado de la historia, se le ha tachado de casi todo lo negativo porque prevalecen los prejuicios, al final del día el ex realista fue un consumador de la independencia con todo y lo que la historia oficial lo escamotea. Los llamados héroes mexicanos fueron personas de su tiempo, la condición humana parece no variar.

Qué celebramos, qué conmemoramos, qué soñamos. Los sueños mexicanos están dispersos como nuestra clase política, esas estelas etéreas conectadas a Morfeo cabalgan sin un destino previsto, los índices de impunidad e inseguridad no disminuyen gran cosa, los vacíos se impregnan de actos ilícitos en varios puntos del país.

La desigualdad social impera para marcar sendos contrastes, plutócratas y parias en la misma porción espacial, ahora con motivo de la pandemia mundial los problemas de diversa índole se incrementaron, el principal espacio lo ha llenado la incertidumbre.

Los arquitectos del estado mexicano fueron claros en cuanto a los deseos con relación a su patria, visión de futuro, anhelos de justicia, respeto a los derechos, proclama de la libertad con evidentes influencias del pensamiento liberal que cundía en Europa tras la Revolución Francesa para perfilar el estado constitucional.

Ahora que ya han transcurrido 200 años de la consumación de la independencia los retos y demandas sociales están a la vista, prevalece la desigualdad y es necesaria una mejor distribución de la riqueza y en anhelo de justicia permanece vigente ante el lastre que genera la impunidad.

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 09 de noviembre de 2021

Ocaso perredista

Golpe de Timón

Teodoro Barajas

martes 26 de octubre de 2021

Día de Muertos

Golpe de Timón

Teodoro Barajas

miércoles 13 de octubre de 2021

Pendientes Michoacán

Golpe de Timón

Teodoro Barajas

martes 28 de septiembre de 2021

Bicentenario

Golpe de Timón

Teodoro Barajas

lunes 20 de septiembre de 2021

Del terrorismo

Golpe de Timón

Teodoro Barajas

martes 31 de agosto de 2021

Regreso a clases

Golpe de Timón

Teodoro Barajas

martes 17 de agosto de 2021

Expresión y pandemia

Golpe de Timón

Teodoro Barajas

martes 03 de agosto de 2021

Partidos e ideología

Golpe de Timón

Teodoro Barajas

lunes 05 de julio de 2021

La incertidumbre

Golpe de Timón

Teodoro Barajas

martes 15 de junio de 2021

Elecciones

Golpe de Timón

Teodoro Barajas

Cargar Más