/ martes 27 de abril de 2021

El arranque de campañas en michoacán

Inicia el mes de abril y con él el arranque de las campañas para Gobernador y Diputados federales en nuestro Estado. ¿Qué esperamos los michoacanos de este evento? Por mi parte, espero que transcurran de manera transparente, como dicen en el argot futbolero con fair play.

Estamos ante la más grande de las oportunidades para la clase política, sin embargo los políticos de siempre no se han dado cuenta al parecer por qué sus arranques de campaña fueron iguales a los de antes dirigidos a un México y a un Michoacán que ya no existen, sin importar las medidas de protección ante la pandemia que ahora vivimos, o la situación económica, rendición de cuentas o si el aumento a la canasta básica y la gasolina no hubieran pegado en los bolsillos del ciudadano común.

Ante este escenario lo que creo es que nos toca como ciudadanos dar un mandado en la mesa y exigir que se nos trate con respeto, que se nos rinda cuentas y que las campañas que están en proceso no sean utilizadas para convencer a la gente de que harán cosas que no tienen que ver con la actividad que desempeñan o aprovechando los programas sociales para influenciar su decisión de voto.

Por qué ya estamos hartos, de que piensen que los ciudadanos no nos damos cuenta cuando engañan, cuando se burlan de nuestra inteligencia pensando que no tendremos la capacidad de observarles los errores que cometan, además de que estas acciones los ponen en una posición riesgosa donde el ciudadano lo castigue con su voto en contra.

Es por esto que exhorto a todos los aspirantes a un cargo de elección popular a qué tomen en cuenta las necesidades de aquellos a los que buscan representar, que se acerquen, los escuchen y entiendan que las políticas públicas no se hacen detrás de un escritorio sino conociendo de primera mano que es lo que le duele al país y al Estado en general.

Al ciudadano le pido que se involucre, que participe en el proceso electoral y sus mecanismos para que el voto qué dará sea razonado buscando que las propuestas de los candidatos además de ser beneficiosas para su entorno sean también factibles, no solo castillos en el aire. Hoy más que nunca debemos ser responsables de ejercer nuestro derecho a decidir quién nos representa.

¡Es tiempo de los ciudadanos!

Inicia el mes de abril y con él el arranque de las campañas para Gobernador y Diputados federales en nuestro Estado. ¿Qué esperamos los michoacanos de este evento? Por mi parte, espero que transcurran de manera transparente, como dicen en el argot futbolero con fair play.

Estamos ante la más grande de las oportunidades para la clase política, sin embargo los políticos de siempre no se han dado cuenta al parecer por qué sus arranques de campaña fueron iguales a los de antes dirigidos a un México y a un Michoacán que ya no existen, sin importar las medidas de protección ante la pandemia que ahora vivimos, o la situación económica, rendición de cuentas o si el aumento a la canasta básica y la gasolina no hubieran pegado en los bolsillos del ciudadano común.

Ante este escenario lo que creo es que nos toca como ciudadanos dar un mandado en la mesa y exigir que se nos trate con respeto, que se nos rinda cuentas y que las campañas que están en proceso no sean utilizadas para convencer a la gente de que harán cosas que no tienen que ver con la actividad que desempeñan o aprovechando los programas sociales para influenciar su decisión de voto.

Por qué ya estamos hartos, de que piensen que los ciudadanos no nos damos cuenta cuando engañan, cuando se burlan de nuestra inteligencia pensando que no tendremos la capacidad de observarles los errores que cometan, además de que estas acciones los ponen en una posición riesgosa donde el ciudadano lo castigue con su voto en contra.

Es por esto que exhorto a todos los aspirantes a un cargo de elección popular a qué tomen en cuenta las necesidades de aquellos a los que buscan representar, que se acerquen, los escuchen y entiendan que las políticas públicas no se hacen detrás de un escritorio sino conociendo de primera mano que es lo que le duele al país y al Estado en general.

Al ciudadano le pido que se involucre, que participe en el proceso electoral y sus mecanismos para que el voto qué dará sea razonado buscando que las propuestas de los candidatos además de ser beneficiosas para su entorno sean también factibles, no solo castillos en el aire. Hoy más que nunca debemos ser responsables de ejercer nuestro derecho a decidir quién nos representa.

¡Es tiempo de los ciudadanos!