/ viernes 29 de julio de 2022

El reversazo de Bedolla

Por: Maricela Montero Andrade


Actualmente ninguna otra máxima del feminismo cobra tanta importancia como esa tan reconocida de Simone de Beauvoir: “No olvidéis jamás que bastará una crisis política, económica o religiosa para que los derechos de las mujeres vuelvan a ser cuestionados. Estos derechos nunca se dan por adquiridos”

Hace apenas unas semanas Estados Unidos dio un revés crítico en los derechos conquistados hace 50 años por las mujeres norteamericanas pues la Suprema Corte determinó invalidar la sentencia que garantizaba el acceso al aborto en todos los estados del país dejándolo a la libre determinación de cada entidad.

También en Perú, el Congreso busca retroceder un siglo, pues la Comisión de la Mujer aprobó un proyecto que anularía el aborto terapéutico que rige desde 1924, lo que obligaría la continuidad de embarazos riesgosos, incluso a costa de la vida de las mujeres gestantes.

Y en México, no nos quedamos atrás, pues pese a los criterios establecidos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en sentencias recientes y diversos tratados internacionales en materia de derechos humanos en los que México es parte, que establecen que es inconstitucional criminalizar el aborto, así como otorgar protección a los fetos instalando en las leyes mecanismos de “protección” a la vida desde la concepción, las y los diputados del Congreso de Michoacán mantienen una embestida contra los derechos humanos de las mujeres a través de distintas reformas e iniciativas.

Estas reformas que pretenden hacer pasar por garantes de nuestros derechos no son más que maneras engañosas de restringirlos abusando de la ignorancia en que tienen sometido al pueblo, y es que como bien dijo Simón Bolívar “un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción”.

La actual legislatura está conformada por personas de marcada tendencia conservadora, lo cual siempre impacta de manera negativa los derechos humanos y libertades de las personas, pero también está conformada en más del 50% por mujeres, es decir, por primera vez en la historia, no sólo del estado, sino del país, hay más legisladores mujeres que hombres en un congreso, pero muy desafortunadamente ellas se han mostrado como simples serviles de los intereses patriarcales y machistas y traidoras no sólo a su género, si no a las miles de mujeres que lucharon previo a nosotras para que ellas estuvieran ahí, con el derecho a votar y ser votadas. No olvidamos que “El opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos” esta también se la debemos a Simone.

Afortunadamente, parece ser que el Gobierno del Estado, encabezado por Alfredo Ramírez Bedolla, ha decidido recular en esa postura tibia, conservadora y anti mujeres que venía arrastrando desde que entró la administración y como rayo de esperanza esta semana conocimos las observaciones emitidas a la ley de desarrollo social que pretendía otorgar derechos los embriones y de manera paralela y obscura proteger la vida desde la concepción.

Las mujeres preocupadas por estas reformas antiderechos nos mantuvimos por semanas en la exigencia al Poder Ejecutivo de ejercer su facultad constitucional, y emitir las observaciones pertinentes a la ley para que fuera regresada al Congreso. Y se logró, si se regresó.

Y aunque no es del todo una victoria, pues aún falta que las y los diputados cobren conciencia y entren en razón aprobando las observaciones, si es una buena noticia, pues con este reversazo de manera tácita e implícita el Gobierno del Estado mostró su postura a favor del derecho a decidir de las mujeres y la no criminalización del aborto.

Ya sólo nos falta entonces, de manera general, que se garantice la observancia de la NOM-046 y sea accesible para todas las niñas y mujeres en todo el estado tanto en hospitales públicos como privados, que se otorgue presupuesto para ejecutar la ley de menstruación digna, que no haya agresores en el poder, \u0009que se deje de estigmatizar la lucha feminista, que se apoye a las mujeres, que el aborto por violación sea accesible para todas y que se combata, con el alto a la impunidad y políticas públicas preventivas, la violencia machista que asesina y desaparece mujeres en el estado.

Confío en que esto, no es una simulación, y que es el inicio para saldar cuentas de esa deuda histórica que tienen con nosotras. No nos defrauden.

Por: Maricela Montero Andrade


Actualmente ninguna otra máxima del feminismo cobra tanta importancia como esa tan reconocida de Simone de Beauvoir: “No olvidéis jamás que bastará una crisis política, económica o religiosa para que los derechos de las mujeres vuelvan a ser cuestionados. Estos derechos nunca se dan por adquiridos”

Hace apenas unas semanas Estados Unidos dio un revés crítico en los derechos conquistados hace 50 años por las mujeres norteamericanas pues la Suprema Corte determinó invalidar la sentencia que garantizaba el acceso al aborto en todos los estados del país dejándolo a la libre determinación de cada entidad.

También en Perú, el Congreso busca retroceder un siglo, pues la Comisión de la Mujer aprobó un proyecto que anularía el aborto terapéutico que rige desde 1924, lo que obligaría la continuidad de embarazos riesgosos, incluso a costa de la vida de las mujeres gestantes.

Y en México, no nos quedamos atrás, pues pese a los criterios establecidos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en sentencias recientes y diversos tratados internacionales en materia de derechos humanos en los que México es parte, que establecen que es inconstitucional criminalizar el aborto, así como otorgar protección a los fetos instalando en las leyes mecanismos de “protección” a la vida desde la concepción, las y los diputados del Congreso de Michoacán mantienen una embestida contra los derechos humanos de las mujeres a través de distintas reformas e iniciativas.

Estas reformas que pretenden hacer pasar por garantes de nuestros derechos no son más que maneras engañosas de restringirlos abusando de la ignorancia en que tienen sometido al pueblo, y es que como bien dijo Simón Bolívar “un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción”.

La actual legislatura está conformada por personas de marcada tendencia conservadora, lo cual siempre impacta de manera negativa los derechos humanos y libertades de las personas, pero también está conformada en más del 50% por mujeres, es decir, por primera vez en la historia, no sólo del estado, sino del país, hay más legisladores mujeres que hombres en un congreso, pero muy desafortunadamente ellas se han mostrado como simples serviles de los intereses patriarcales y machistas y traidoras no sólo a su género, si no a las miles de mujeres que lucharon previo a nosotras para que ellas estuvieran ahí, con el derecho a votar y ser votadas. No olvidamos que “El opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos” esta también se la debemos a Simone.

Afortunadamente, parece ser que el Gobierno del Estado, encabezado por Alfredo Ramírez Bedolla, ha decidido recular en esa postura tibia, conservadora y anti mujeres que venía arrastrando desde que entró la administración y como rayo de esperanza esta semana conocimos las observaciones emitidas a la ley de desarrollo social que pretendía otorgar derechos los embriones y de manera paralela y obscura proteger la vida desde la concepción.

Las mujeres preocupadas por estas reformas antiderechos nos mantuvimos por semanas en la exigencia al Poder Ejecutivo de ejercer su facultad constitucional, y emitir las observaciones pertinentes a la ley para que fuera regresada al Congreso. Y se logró, si se regresó.

Y aunque no es del todo una victoria, pues aún falta que las y los diputados cobren conciencia y entren en razón aprobando las observaciones, si es una buena noticia, pues con este reversazo de manera tácita e implícita el Gobierno del Estado mostró su postura a favor del derecho a decidir de las mujeres y la no criminalización del aborto.

Ya sólo nos falta entonces, de manera general, que se garantice la observancia de la NOM-046 y sea accesible para todas las niñas y mujeres en todo el estado tanto en hospitales públicos como privados, que se otorgue presupuesto para ejecutar la ley de menstruación digna, que no haya agresores en el poder, \u0009que se deje de estigmatizar la lucha feminista, que se apoye a las mujeres, que el aborto por violación sea accesible para todas y que se combata, con el alto a la impunidad y políticas públicas preventivas, la violencia machista que asesina y desaparece mujeres en el estado.

Confío en que esto, no es una simulación, y que es el inicio para saldar cuentas de esa deuda histórica que tienen con nosotras. No nos defrauden.