/ jueves 17 de enero de 2019

Golpe de Timón

La cleptocracia parece ganar todos los terrenos, la vida pública queda marcada por los timos de los pillos que han hecho del cinismo una coraza para continuar con su actividad de expoliar a los pueblos que representan, los ejemplos cunden.

En muchos casos las promesas gubernamentales no rebasan ese estatus, desde hace más de 30 años en la administración de Miguel de la Madrid Hurtado ya se prometía castigar a los políticos corruptos aunque al final del día se trataba de fastidiar a los enemigos políticos porque de fondo no se lograron avances. Actualmente el combate a la corrupción, que durante décadas minó la fuerza de Petróleos Mexicanos, se mantiene con una dosis de voluntarismo. La herencia ha sido trágica.

Los casos de corrupción que se han detectado en los últimos tiempos no son menores, ahí destacan personajes como Javier Duarte, Padrés, Borge más los que se han acumulado, hicieron del escándalo su praxis cotidiana, se despacharon con la cuchara grande, saquearon a sus respectivos estados, en la actualidad el combate al huachicoleo sacará a la luz diversos hallazgos. La impunidad ha sido atroz.

La corrupción no es característica de un solo partido, a la clase política se le vincula, regularmente, con las prácticas ominosas apartadas de la ética, bien podemos invocar a René Bejarano recibiendo fajos de billetes de parte de Carlos Ahumada y otros más que, incluso, llegan a pregonar que luchan por la justicia social aunque su pasado les marque.

En los tiempos actuales las ideologías parece que han sucumbido ante los embates pragmáticos que desnaturalizan los objetivos fundacionales de las organizaciones políticas porque, en todo caso, se busca el poder como sea, Nicolás Maquiavelo ya señala en su obra El Príncipe que cualquier vía resultaba conveniente para llegar. Finalmente el filósofo florentino decía que la política es una ciencia amoral que se alimenta de la condición humana.

Podemos preguntarnos si realmente hemos tocado fondo en nuestro país porque la corrupción, como problema estructural, parece gangrenar a las instituciones públicas, se detectan casos escandalosos y luego llegan más expedientes con esa marca, uno tras otro como si fuese un asunto infinito.

Ante los hechos presentes la constante es la impunidad, la no aplicación de la norma, ello resulta irritante porque si a ello le sumamos la inseguridad, el crecimiento del crimen organizado y la gravedad del desempleo la situación adquiere niveles de infierno.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador decidió afrontar el problema del robo de combustibles, una práctica común que se hizo en los últimos sexenios, el fondo de esta cruzada es respaldado por las mayorías, no así los medios y mecanismos.

Lo que llama la atención es que algunos expresidentes como Vicente Fox y Felipe Calderón cuestionan la estrategia del actual gobierno, les asalta la desmemoria a los citados porque su herencia en la materia salta a la vista. En el caso de Fox lo que se registra es un evidente desabasto de conciencia. (M)

La cleptocracia parece ganar todos los terrenos, la vida pública queda marcada por los timos de los pillos que han hecho del cinismo una coraza para continuar con su actividad de expoliar a los pueblos que representan, los ejemplos cunden.

En muchos casos las promesas gubernamentales no rebasan ese estatus, desde hace más de 30 años en la administración de Miguel de la Madrid Hurtado ya se prometía castigar a los políticos corruptos aunque al final del día se trataba de fastidiar a los enemigos políticos porque de fondo no se lograron avances. Actualmente el combate a la corrupción, que durante décadas minó la fuerza de Petróleos Mexicanos, se mantiene con una dosis de voluntarismo. La herencia ha sido trágica.

Los casos de corrupción que se han detectado en los últimos tiempos no son menores, ahí destacan personajes como Javier Duarte, Padrés, Borge más los que se han acumulado, hicieron del escándalo su praxis cotidiana, se despacharon con la cuchara grande, saquearon a sus respectivos estados, en la actualidad el combate al huachicoleo sacará a la luz diversos hallazgos. La impunidad ha sido atroz.

La corrupción no es característica de un solo partido, a la clase política se le vincula, regularmente, con las prácticas ominosas apartadas de la ética, bien podemos invocar a René Bejarano recibiendo fajos de billetes de parte de Carlos Ahumada y otros más que, incluso, llegan a pregonar que luchan por la justicia social aunque su pasado les marque.

En los tiempos actuales las ideologías parece que han sucumbido ante los embates pragmáticos que desnaturalizan los objetivos fundacionales de las organizaciones políticas porque, en todo caso, se busca el poder como sea, Nicolás Maquiavelo ya señala en su obra El Príncipe que cualquier vía resultaba conveniente para llegar. Finalmente el filósofo florentino decía que la política es una ciencia amoral que se alimenta de la condición humana.

Podemos preguntarnos si realmente hemos tocado fondo en nuestro país porque la corrupción, como problema estructural, parece gangrenar a las instituciones públicas, se detectan casos escandalosos y luego llegan más expedientes con esa marca, uno tras otro como si fuese un asunto infinito.

Ante los hechos presentes la constante es la impunidad, la no aplicación de la norma, ello resulta irritante porque si a ello le sumamos la inseguridad, el crecimiento del crimen organizado y la gravedad del desempleo la situación adquiere niveles de infierno.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador decidió afrontar el problema del robo de combustibles, una práctica común que se hizo en los últimos sexenios, el fondo de esta cruzada es respaldado por las mayorías, no así los medios y mecanismos.

Lo que llama la atención es que algunos expresidentes como Vicente Fox y Felipe Calderón cuestionan la estrategia del actual gobierno, les asalta la desmemoria a los citados porque su herencia en la materia salta a la vista. En el caso de Fox lo que se registra es un evidente desabasto de conciencia. (M)

jueves 14 de marzo de 2019

Golpe de Timón

jueves 07 de marzo de 2019

Golpe de Timón

jueves 28 de febrero de 2019

Golpe de Timón

jueves 14 de febrero de 2019

Más partidos

jueves 07 de febrero de 2019

Golpe de Timón

jueves 31 de enero de 2019

Golpe de Timón

jueves 24 de enero de 2019

Golpe de Timón

jueves 17 de enero de 2019

Golpe de Timón

jueves 10 de enero de 2019

Golpe de Timón

jueves 20 de diciembre de 2018

Golpe de Timón

Cargar Más