/ jueves 31 de enero de 2019

Golpe de Timón

El debate político en nuestro país suele ser raquítico en argumentos, fundamentalmente el que se promueve desde las redes sociales, en esos espacios virtuales abundan los despropósitos, se multiplican las calumnias y sobran los adjetivos.

Visiones dogmáticas se encuentran frecuentemente, hay quienes siembran veneno y mucha gente se engancha. Desde el anonimato se produce la infamia para dar paso a un frenesí extremo.

Hace años nuestro país vive los efectos de la polarización, una forma maniquea de profesión de fe en el que el debate se tornó binario; buenos contra malos como se estila desde el origen delMéxico independiente cuando se estilaba el pleito permanente entre liberales y conservadores en la fase embrionaria de los partidos.

Se trata de un asunto emocional aunque muchas veces no racional, México es de todos y no sólo de un sector, los partidos políticos se inventaron para buscar el poder, esa es su causa última yen este país tenemos muchos que lucran con ello, habría que agregar más seguramente. Decenas de organizaciones políticas buscan el registro y con ello asegurar importantes bolsas de dinero público.

Los partidos de la actualidad realmente no postulan ideologías sino pragmatismo, resultados, abreviar caminos para conseguir el poder en la hora de las coyunturas combinadas por lo efímero.Realmente hay una crisis de partidos aunque tengamos varios, al final parecen ser asociados en cuanto a la administración del poder porque tal es el retrato de la condición social.

La actual administración federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador ha insistido con el tema de la austeridad republicana, la cual fue impulsada por Benito Juárez en el sigloXIX; ya muchos gobernadores perciben salarios más bajos que el mandatario. Por ejemplo, el gobernador de Michoacán tiene un sueldo de 73 mil pesos mensuales, el de Durango 48 mil y el de Chiapas 32 mil.

El contraste lo marca el gobernador de Guanajuato que percibe la nada austera cifra de 222 mil pesos.

En cuanto a los presidentes municipales algunos de ellos aún perciben sueldos que en muchos casos superan lo que ganan sus gobernadores, evidentemente los munícipes se amparan en el artículo 115 constitucional, al final el Cabildo lo ha resuelto así con las percepciones de primer mundo para administraciones de tercera.

Otro tema que debe estar presente en el debate público es el de la transparencia porque esta cuestión va junto ala democracia, tenemos un México que históricamente ha sido marcado por la opacidad, durante décadas se negó el acceso a la información aunque ello implicara la violación al derecho de saber qué consagra nuestra Carta Magna.

La transparencia y rendición de cuentas sin duda fortalecería la democracia mexicana, aunque seguramente será complicado derrotar a una inercia viciada desde siempre, que ha estado omnipresente; hay avances lentos en este rubro aunque se advierte que no habrá regreso y ello provoca cierto optimismo.

El debate acerca de la vida pública debe estar acompañado de razones, argumentos y propuestas porque de lo contrario llegarán los exabruptos, las sinrazones y posiciones dogmáticas que oscurecerían nuestra actualidad. (M)

El debate político en nuestro país suele ser raquítico en argumentos, fundamentalmente el que se promueve desde las redes sociales, en esos espacios virtuales abundan los despropósitos, se multiplican las calumnias y sobran los adjetivos.

Visiones dogmáticas se encuentran frecuentemente, hay quienes siembran veneno y mucha gente se engancha. Desde el anonimato se produce la infamia para dar paso a un frenesí extremo.

Hace años nuestro país vive los efectos de la polarización, una forma maniquea de profesión de fe en el que el debate se tornó binario; buenos contra malos como se estila desde el origen delMéxico independiente cuando se estilaba el pleito permanente entre liberales y conservadores en la fase embrionaria de los partidos.

Se trata de un asunto emocional aunque muchas veces no racional, México es de todos y no sólo de un sector, los partidos políticos se inventaron para buscar el poder, esa es su causa última yen este país tenemos muchos que lucran con ello, habría que agregar más seguramente. Decenas de organizaciones políticas buscan el registro y con ello asegurar importantes bolsas de dinero público.

Los partidos de la actualidad realmente no postulan ideologías sino pragmatismo, resultados, abreviar caminos para conseguir el poder en la hora de las coyunturas combinadas por lo efímero.Realmente hay una crisis de partidos aunque tengamos varios, al final parecen ser asociados en cuanto a la administración del poder porque tal es el retrato de la condición social.

La actual administración federal que encabeza Andrés Manuel López Obrador ha insistido con el tema de la austeridad republicana, la cual fue impulsada por Benito Juárez en el sigloXIX; ya muchos gobernadores perciben salarios más bajos que el mandatario. Por ejemplo, el gobernador de Michoacán tiene un sueldo de 73 mil pesos mensuales, el de Durango 48 mil y el de Chiapas 32 mil.

El contraste lo marca el gobernador de Guanajuato que percibe la nada austera cifra de 222 mil pesos.

En cuanto a los presidentes municipales algunos de ellos aún perciben sueldos que en muchos casos superan lo que ganan sus gobernadores, evidentemente los munícipes se amparan en el artículo 115 constitucional, al final el Cabildo lo ha resuelto así con las percepciones de primer mundo para administraciones de tercera.

Otro tema que debe estar presente en el debate público es el de la transparencia porque esta cuestión va junto ala democracia, tenemos un México que históricamente ha sido marcado por la opacidad, durante décadas se negó el acceso a la información aunque ello implicara la violación al derecho de saber qué consagra nuestra Carta Magna.

La transparencia y rendición de cuentas sin duda fortalecería la democracia mexicana, aunque seguramente será complicado derrotar a una inercia viciada desde siempre, que ha estado omnipresente; hay avances lentos en este rubro aunque se advierte que no habrá regreso y ello provoca cierto optimismo.

El debate acerca de la vida pública debe estar acompañado de razones, argumentos y propuestas porque de lo contrario llegarán los exabruptos, las sinrazones y posiciones dogmáticas que oscurecerían nuestra actualidad. (M)

jueves 14 de febrero de 2019

Más partidos

jueves 07 de febrero de 2019

Golpe de Timón

jueves 31 de enero de 2019

Golpe de Timón

jueves 24 de enero de 2019

Golpe de Timón

jueves 17 de enero de 2019

Golpe de Timón

jueves 10 de enero de 2019

Golpe de Timón

jueves 20 de diciembre de 2018

Golpe de Timón

jueves 13 de diciembre de 2018

Golpe de Timón

jueves 06 de diciembre de 2018

Golpe de Timón

jueves 29 de noviembre de 2018

GOLPE DE TIMÓ

Cargar Más