/ lunes 4 de enero de 2021

Michoacán 2021, David contra Goliat

Si, en Michoacán dejamos atrás un año desastroso en muchos sentidos, mayoritariamente agudizado por la inesperada y prolongada pandemia del Covid-19, sobre todo en el terreno económico y en el de las finanzas públicas.

La inseguridad no decreció, la economía se mantuvo solo a flote, no así las finanzas públicas que siguió en picada, y a diferencia de otros estados, y en contra de políticas federales, el nuestro impidió un mayor descontrol de dicha epidemia.

Las inversiones en general se contrajeron, el circulante se vino abajo, disminuyó la actividad económica, más en el empleo; en el aspecto político se polarizó la relación entre los Gobiernos de México y de Michoacán, entre MORENA y el PRD.

El año pasado, en forma más lenta que nada, aunque en algunos casos de manera atrabancada, se inició la designación de los candidatos a gobernador de los partidos políticos y de las alianzas que efectúan entre algunos de ellos.

Sin embargo, para nadie debe ser desconocido que todo se centrará en las alianzas que encabecen los institutos políticos de MORENA y del PRD, más allá de la fortaleza del primero, todavía como movimiento, y de la debilidad del segundo.

MORENA es un contendiente imponente que busca ser aún más sólido con un inevitable PT, y el PRD -venido a menos- con un golpe estratégico, aliarse con el PRI y el PAN está en su mira ser competitivo, haciendo hasta lo imposible por ganar.

Hasta el momento, en base a la gran mayoría de las encuestas realizadas por propios y extraños, casi nadie duda que MORENA como marca está por encima y en demasía de todos los partidos políticos en la entidad, más del doble que el PRD.

A diferencia de lo que algunos creen en MORENA, no así su aliado, en el PT, en la alianza denominada Equipo por Michoacán: PRD, PAN y PRI saben que al final son los sufragios los que cuenta y ya no las percepciones mediáticas.

Ayuda a MORENA tener como militante al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien encauza su política social a captar la simpatía de los pobres y en las “mañaneras” se burle abiertamente de las alianzas opositoras.

Algo similar realiza el PRD en Michoacán con un gobernador militante, en activo, igual dirigiendo su estrategia gubernamental a la atracción de simpatías hacia su administración y a su partido político, con miras electorales.

Empero, se insiste que más allá de las tendencias partidistas y de candidatos a gobernador de carácter mediáticas lo más importante, lo culminante y fulminante, son los votos de carne y hueso que se depositen el día de la elección.

Y, para lo anterior, los operadores políticos no morenistas son más avezados o cuando menos son más…

Cantera

Sin duda, a diferencia del PAN y del PRD, el PRI tiene mejores perfiles para que uno de ellos sea el candidato a gobernador de la alianza Equipo por Michoacán; sin embargo, hasta el momento, el veto del primero, cuyos ya prácticamente ex aspirantes se quedaron menos que en la medianía, los tiene impedidos para acceder a dicho abanderamiento.

Canterita

Contra viento y marea arribó a la candidatura a gobernador por MORENA, el alcalde de Morelia, Raúl Morón Orozco, algo parecido se espera sea el caso de la alianza Equipo por Michoacán, conformada por PRI, PAN y PRD, con el ex secretario de Gobierno, Carlos Herrera Tello.

Goteo

Para intentar una adecuada operación cicatriz en MORENA no hay nada como difundir los resultados de la encuesta realizada y que fue base para tomar la decisión de quién sería el candidato al Gobierno de Michoacán.

Si, en Michoacán dejamos atrás un año desastroso en muchos sentidos, mayoritariamente agudizado por la inesperada y prolongada pandemia del Covid-19, sobre todo en el terreno económico y en el de las finanzas públicas.

La inseguridad no decreció, la economía se mantuvo solo a flote, no así las finanzas públicas que siguió en picada, y a diferencia de otros estados, y en contra de políticas federales, el nuestro impidió un mayor descontrol de dicha epidemia.

Las inversiones en general se contrajeron, el circulante se vino abajo, disminuyó la actividad económica, más en el empleo; en el aspecto político se polarizó la relación entre los Gobiernos de México y de Michoacán, entre MORENA y el PRD.

El año pasado, en forma más lenta que nada, aunque en algunos casos de manera atrabancada, se inició la designación de los candidatos a gobernador de los partidos políticos y de las alianzas que efectúan entre algunos de ellos.

Sin embargo, para nadie debe ser desconocido que todo se centrará en las alianzas que encabecen los institutos políticos de MORENA y del PRD, más allá de la fortaleza del primero, todavía como movimiento, y de la debilidad del segundo.

MORENA es un contendiente imponente que busca ser aún más sólido con un inevitable PT, y el PRD -venido a menos- con un golpe estratégico, aliarse con el PRI y el PAN está en su mira ser competitivo, haciendo hasta lo imposible por ganar.

Hasta el momento, en base a la gran mayoría de las encuestas realizadas por propios y extraños, casi nadie duda que MORENA como marca está por encima y en demasía de todos los partidos políticos en la entidad, más del doble que el PRD.

A diferencia de lo que algunos creen en MORENA, no así su aliado, en el PT, en la alianza denominada Equipo por Michoacán: PRD, PAN y PRI saben que al final son los sufragios los que cuenta y ya no las percepciones mediáticas.

Ayuda a MORENA tener como militante al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien encauza su política social a captar la simpatía de los pobres y en las “mañaneras” se burle abiertamente de las alianzas opositoras.

Algo similar realiza el PRD en Michoacán con un gobernador militante, en activo, igual dirigiendo su estrategia gubernamental a la atracción de simpatías hacia su administración y a su partido político, con miras electorales.

Empero, se insiste que más allá de las tendencias partidistas y de candidatos a gobernador de carácter mediáticas lo más importante, lo culminante y fulminante, son los votos de carne y hueso que se depositen el día de la elección.

Y, para lo anterior, los operadores políticos no morenistas son más avezados o cuando menos son más…

Cantera

Sin duda, a diferencia del PAN y del PRD, el PRI tiene mejores perfiles para que uno de ellos sea el candidato a gobernador de la alianza Equipo por Michoacán; sin embargo, hasta el momento, el veto del primero, cuyos ya prácticamente ex aspirantes se quedaron menos que en la medianía, los tiene impedidos para acceder a dicho abanderamiento.

Canterita

Contra viento y marea arribó a la candidatura a gobernador por MORENA, el alcalde de Morelia, Raúl Morón Orozco, algo parecido se espera sea el caso de la alianza Equipo por Michoacán, conformada por PRI, PAN y PRD, con el ex secretario de Gobierno, Carlos Herrera Tello.

Goteo

Para intentar una adecuada operación cicatriz en MORENA no hay nada como difundir los resultados de la encuesta realizada y que fue base para tomar la decisión de quién sería el candidato al Gobierno de Michoacán.