/ miércoles 5 de junio de 2019

Paridad de género; hoy principio constitucional de un largo camino por recorrer

No puedo dejar de ocupar este espacio para hablar de un tema realmente importante que aprobamos en semanas pasadas en la Cámara Alta, me refiero a la integración del principio de paridad de género, recientemente incluido en nuestra carta magna luego de una gran reforma constitucional.

Con esta reforma damos continuidad al camino que heredamos de las feministas del pasado en nuestro país, como las congresistas de 1916, y muchas otras mujeres que han luchado de una forma incansable porque en el ejercicio de las responsabilidades en los puestos de elección popular se corresponda con la realidad que vivimos en el país, en donde las mujeres somos incluso más de la mitad de la población.

Esta propuesta es histórica ya que generará mejores condiciones para que las mujeres que vienen después de nosotras puedan ocupar un cargo público; también es importante porque abona a acabar con la idea de que nos hacen un favor a las mujeres al agregar cuotas para que podamos estar en un espacio público; ¡No!, las mujeres hemos luchado y hemos ganado cada tramo avanzado, nada se nos ha regalado.

Si bien esta reforma avanza de manera importante, al haber sido también aprobada por la Cámara de Diputados, aún falta generar la armonización de las leyes secundarias con este nuevo principio incluido en nuestra constitución, con la finalidad de garantizar que todas las leyes que rigen la integración de los diferentes niveles de gobierno, diferentes poderes, así como organismos autónomos y jurisdiccionales estén acorde con dicho principio.

También quedaron otros temas pendientes, lo que confirma que esta reforma solo es un paso de un largo camino por recorrer; por ello anuncie en tribuna que en el siguiente periodo habré de presentar una iniciativa para reforme el artículo 63 constitucional, el cual señala que la vacante de algún miembro de las cámaras que haya sido electo por el principio de representación proporcional, será cubierta por la fórmula de candidatos del mismo partido que siga en el orden de la lista.

De la interpretación literal de este artículo se entiende que al quedar una curul vacante se tendrá que cubrir con la siguiente persona de la lista, que puede no ser del mismo género.

Por ello, la propuesta que presentaré es que la vacante de curul sea ocupada por otra fórmula de candidaturas del mismo género en el orden de la lista, de esta manera se garantizará la presencia del género a quien inicialmente le fue asignado ese espacio.

No podemos dejar un artículo de la Constitución sujeto a la interpretación y fundo mi afirmación en un caso muy reciente que se presentó en el Congreso del estado de Guerrero, en donde una curul vacante que era ocupada por una fórmula de mujeres, fue ocupada por una de hombres. Como legisladoras debemos generar las condiciones para que nuestros derechos no sean materia de disputas en el orden judicial, porque los mismo deben estar totalmente claros en nuestra legislación.

Por lo pronto, el día hoy felicito a para todas las mujeres mexicanas por lo avanzado, hoy estamos demostrando que sin nosotras no solo no hay futuro, sin nosotras no hay presente.

La historia de las mujeres en México y el mundo fue una historia ignorada. Pero hoy la estamos cambiando, hoy somos protagonistas, hoy estamos reescribiendo esa historia con lagrimas y sangre, pero con dignidad y valentía, porque ¡Cuando una mujer avanza, no hay hombre ni pueblo que retroceda!

Quedo a sus órdenes en el correo electrónico: blanca.pina@senado.gob.mx y les invito a seguirme en mis redes sociales Facebook: Blanca Piña, Twitter: BlancaPinaG e Instagram: Blancaepina

No puedo dejar de ocupar este espacio para hablar de un tema realmente importante que aprobamos en semanas pasadas en la Cámara Alta, me refiero a la integración del principio de paridad de género, recientemente incluido en nuestra carta magna luego de una gran reforma constitucional.

Con esta reforma damos continuidad al camino que heredamos de las feministas del pasado en nuestro país, como las congresistas de 1916, y muchas otras mujeres que han luchado de una forma incansable porque en el ejercicio de las responsabilidades en los puestos de elección popular se corresponda con la realidad que vivimos en el país, en donde las mujeres somos incluso más de la mitad de la población.

Esta propuesta es histórica ya que generará mejores condiciones para que las mujeres que vienen después de nosotras puedan ocupar un cargo público; también es importante porque abona a acabar con la idea de que nos hacen un favor a las mujeres al agregar cuotas para que podamos estar en un espacio público; ¡No!, las mujeres hemos luchado y hemos ganado cada tramo avanzado, nada se nos ha regalado.

Si bien esta reforma avanza de manera importante, al haber sido también aprobada por la Cámara de Diputados, aún falta generar la armonización de las leyes secundarias con este nuevo principio incluido en nuestra constitución, con la finalidad de garantizar que todas las leyes que rigen la integración de los diferentes niveles de gobierno, diferentes poderes, así como organismos autónomos y jurisdiccionales estén acorde con dicho principio.

También quedaron otros temas pendientes, lo que confirma que esta reforma solo es un paso de un largo camino por recorrer; por ello anuncie en tribuna que en el siguiente periodo habré de presentar una iniciativa para reforme el artículo 63 constitucional, el cual señala que la vacante de algún miembro de las cámaras que haya sido electo por el principio de representación proporcional, será cubierta por la fórmula de candidatos del mismo partido que siga en el orden de la lista.

De la interpretación literal de este artículo se entiende que al quedar una curul vacante se tendrá que cubrir con la siguiente persona de la lista, que puede no ser del mismo género.

Por ello, la propuesta que presentaré es que la vacante de curul sea ocupada por otra fórmula de candidaturas del mismo género en el orden de la lista, de esta manera se garantizará la presencia del género a quien inicialmente le fue asignado ese espacio.

No podemos dejar un artículo de la Constitución sujeto a la interpretación y fundo mi afirmación en un caso muy reciente que se presentó en el Congreso del estado de Guerrero, en donde una curul vacante que era ocupada por una fórmula de mujeres, fue ocupada por una de hombres. Como legisladoras debemos generar las condiciones para que nuestros derechos no sean materia de disputas en el orden judicial, porque los mismo deben estar totalmente claros en nuestra legislación.

Por lo pronto, el día hoy felicito a para todas las mujeres mexicanas por lo avanzado, hoy estamos demostrando que sin nosotras no solo no hay futuro, sin nosotras no hay presente.

La historia de las mujeres en México y el mundo fue una historia ignorada. Pero hoy la estamos cambiando, hoy somos protagonistas, hoy estamos reescribiendo esa historia con lagrimas y sangre, pero con dignidad y valentía, porque ¡Cuando una mujer avanza, no hay hombre ni pueblo que retroceda!

Quedo a sus órdenes en el correo electrónico: blanca.pina@senado.gob.mx y les invito a seguirme en mis redes sociales Facebook: Blanca Piña, Twitter: BlancaPinaG e Instagram: Blancaepina