/ viernes 26 de abril de 2019

Sonia Falcone se une a la preservación del planeta a través del reciclaje

La artista boliviana, se une a la preservación del planeta con la iniciativa del arte sostenible

Sonia Falcone es una artista plástica contemporánea nacida en Santa Cruz, Bolivia y naturalizada mexicana, que a muy temprana edad ya mostraba el gusto por las artes, tanto que ha logrado posicionarse como una de las artistas latinoamericanas con gran reconocimiento en el ámbito cultural de Europa y Norteamerica.

“El gusto por el arte lo desarrollé a través de los años, cuando me fui a Estados Unidos a aprender inglés, también inicié estudios en historia del arte, ahí fue el comienzo del camino de lo que soy ahora”, dijo la artista a El Sol de México.

Además de ser una mujer apasionada por lo que hace, también tiene objetivos altruistas, y actualmente se encuentra desarrollando el proyecto de arte sostenible en pro de Los Cabos, Baja California, sitio donde reside desde hace tiempo.

El museo Franz Mayer, tuvo una animada convivencia

“Es una cosa nueva que estoy haciendo por la comunidad y por tratar de concientizar a la gente de que todo lo que nos rodea, se debe de cuidar para que sea un mundo bello, la naturaleza es la segunda Biblia, explicó.

A través del arte verde, Falcone confía en encontrar nuevas maneras para que los estados sean más verdes, así como la ciudad “un filósofo francés decía que tenemos el acuario del mundo y es verdad, Baja California es una zona privilegiada que tiene México, entonces nosotros debemos comenzar con esta nueva filosofía de no tirar basura cuidar los océanos”, añadió.

La artista busca recolectar residuos de basura, plásticos y materiales que se desechen, para así crear sus nuevas obras que la mayoría tendrá inspiración en la naturaleza, su mayor gusto.

“Yo amo la naturaleza, cuando compre mi casa en Cabo San Lucas, cree un jardín de vegetales, tengo menta, pimientos, hierbabuena, pepinos, romero, etc, me fascina el olor de cada uno”, dijo.

Precisamente ese tema es uno de los que le gusta plasmar en sus obras “recién viaje a Miraflores, una zona de Baja California y me encantó, tiene una amplia variedad de gastronomía, flores orgánicas, vegetales, color, etc, entonces quiero hacer una serie de obras con esos maravillosos elementos”.

Gracias a la belleza, el colorido y la gran calidad de sus creaciones es que ha exhibido en diversas ciudades como Mónaco, Venecia, Moscú, Hong Kong, Londres, Nueva York, Miami, entre otras. Además, destacadas instituciones culturales como el Museum of Phoenix y The National Hispanic Woman Corporation, la reconocen como una de las más destacadas artistas latinoamericana.

Campos de color es una de las más obras más exitosa de Sonia y que actualmente se encuentra en exhibición en el Palm Springs Art Museum.

“Es una obra olfativa, entonces al involucrar más de un sentido en la obra (vista y olfato), la vuelve inolvidable, además de la explosión de color, la respuesta de la gente ha sido increíble, tanto que cuando la exhibimos en el 2013 en la Bienal de Venecia, la gente se quería hincar para meter la nariz y hasta probarla”, mencionó la también filántropa.

Esta compuesta por 430 conos multicolor construidos con polvo de minerales y especies culinarias de todos los rincones de la tierra, como del Salar de Uyuni, del Himalaya y las de exóticos tonos negros o amarillos de diversas regiones del mundo, también de especies como el chile molido, el api y el ají boliviano, curry oriental o el chocolate mexicano, en conjunción con el comino, la pimienta, el café, entre muchos otros ingredientes que mezclan sus aromas para hacer de esta obra, algo único y original.

“Mi arte es muy contemporáneo, es muy natural, es algo que tiene mucho sentimiento de todo lo que hay a mi alrededor son experiencias y vivencias propias, me gusta viajar, porque exploro todos los rincones, mercados, playas, calles, etc. y eso lo expresó en cada una de las obras”.

Su calidad humana la han llevado a traspasar las fronteras del arte, mismo que la ha impulsado asumirse como una activista en favor de la educación, promotora y defensora de los derechos de los niños y las mujeres víctimas de maltrato a nivel mundial, por ello, liga sus obras, instalaciones y exposiciones para ayudar a los demás.

Así creó la fundación Sonia Falcone, sin fines de lucro que entre sus logros está el haber hecho posible que jóvenes artistas bolivianos exhibieran sus obras en Londres.

“En Bolivia, he invitado a jóvenes artistas para que puedan exhibir sus trabajos en otras partes del mundo ya que ellos no han tenido la oportunidad de hacerlo”.

Crean iniciativa para proteger al jaguar

En cuanto al tema de la evolución del arte y la tecnología opinó “hoy en día, el mundo está más abierto con la globalización, el ser artistas en el siglo XXI, no solo podemos presentar un dibujo, o una pintura, tenemos que repasar esas barreras y tratar diferentes medios, pero con un arte con mayor conciencia, más conceptual”.

Así lo hizo hace 10 años con la obra en Ventanas del alma, en la Bienal de Santa Cruz, un video que se proyecta sobre delgadas y verticales tablas de distintas alturas, en un escenario negro como fondo, que se refleja en espejos, mientras aparece y desaparece, absorbiendo la atención y el campo de visión del espectador.

Pero como así hay ventajas, también desventajas con el avance tecnológico “ya nadie se comunica con diálogos de frente, tenemos que volver a ello, para recuperar nuestra creación original, necesitamos recuperar la comunicación, volver a nuestra esencia”, concluyó.

Sonia Falcone es una artista plástica contemporánea nacida en Santa Cruz, Bolivia y naturalizada mexicana, que a muy temprana edad ya mostraba el gusto por las artes, tanto que ha logrado posicionarse como una de las artistas latinoamericanas con gran reconocimiento en el ámbito cultural de Europa y Norteamerica.

“El gusto por el arte lo desarrollé a través de los años, cuando me fui a Estados Unidos a aprender inglés, también inicié estudios en historia del arte, ahí fue el comienzo del camino de lo que soy ahora”, dijo la artista a El Sol de México.

Además de ser una mujer apasionada por lo que hace, también tiene objetivos altruistas, y actualmente se encuentra desarrollando el proyecto de arte sostenible en pro de Los Cabos, Baja California, sitio donde reside desde hace tiempo.

El museo Franz Mayer, tuvo una animada convivencia

“Es una cosa nueva que estoy haciendo por la comunidad y por tratar de concientizar a la gente de que todo lo que nos rodea, se debe de cuidar para que sea un mundo bello, la naturaleza es la segunda Biblia, explicó.

A través del arte verde, Falcone confía en encontrar nuevas maneras para que los estados sean más verdes, así como la ciudad “un filósofo francés decía que tenemos el acuario del mundo y es verdad, Baja California es una zona privilegiada que tiene México, entonces nosotros debemos comenzar con esta nueva filosofía de no tirar basura cuidar los océanos”, añadió.

La artista busca recolectar residuos de basura, plásticos y materiales que se desechen, para así crear sus nuevas obras que la mayoría tendrá inspiración en la naturaleza, su mayor gusto.

“Yo amo la naturaleza, cuando compre mi casa en Cabo San Lucas, cree un jardín de vegetales, tengo menta, pimientos, hierbabuena, pepinos, romero, etc, me fascina el olor de cada uno”, dijo.

Precisamente ese tema es uno de los que le gusta plasmar en sus obras “recién viaje a Miraflores, una zona de Baja California y me encantó, tiene una amplia variedad de gastronomía, flores orgánicas, vegetales, color, etc, entonces quiero hacer una serie de obras con esos maravillosos elementos”.

Gracias a la belleza, el colorido y la gran calidad de sus creaciones es que ha exhibido en diversas ciudades como Mónaco, Venecia, Moscú, Hong Kong, Londres, Nueva York, Miami, entre otras. Además, destacadas instituciones culturales como el Museum of Phoenix y The National Hispanic Woman Corporation, la reconocen como una de las más destacadas artistas latinoamericana.

Campos de color es una de las más obras más exitosa de Sonia y que actualmente se encuentra en exhibición en el Palm Springs Art Museum.

“Es una obra olfativa, entonces al involucrar más de un sentido en la obra (vista y olfato), la vuelve inolvidable, además de la explosión de color, la respuesta de la gente ha sido increíble, tanto que cuando la exhibimos en el 2013 en la Bienal de Venecia, la gente se quería hincar para meter la nariz y hasta probarla”, mencionó la también filántropa.

Esta compuesta por 430 conos multicolor construidos con polvo de minerales y especies culinarias de todos los rincones de la tierra, como del Salar de Uyuni, del Himalaya y las de exóticos tonos negros o amarillos de diversas regiones del mundo, también de especies como el chile molido, el api y el ají boliviano, curry oriental o el chocolate mexicano, en conjunción con el comino, la pimienta, el café, entre muchos otros ingredientes que mezclan sus aromas para hacer de esta obra, algo único y original.

“Mi arte es muy contemporáneo, es muy natural, es algo que tiene mucho sentimiento de todo lo que hay a mi alrededor son experiencias y vivencias propias, me gusta viajar, porque exploro todos los rincones, mercados, playas, calles, etc. y eso lo expresó en cada una de las obras”.

Su calidad humana la han llevado a traspasar las fronteras del arte, mismo que la ha impulsado asumirse como una activista en favor de la educación, promotora y defensora de los derechos de los niños y las mujeres víctimas de maltrato a nivel mundial, por ello, liga sus obras, instalaciones y exposiciones para ayudar a los demás.

Así creó la fundación Sonia Falcone, sin fines de lucro que entre sus logros está el haber hecho posible que jóvenes artistas bolivianos exhibieran sus obras en Londres.

“En Bolivia, he invitado a jóvenes artistas para que puedan exhibir sus trabajos en otras partes del mundo ya que ellos no han tenido la oportunidad de hacerlo”.

Crean iniciativa para proteger al jaguar

En cuanto al tema de la evolución del arte y la tecnología opinó “hoy en día, el mundo está más abierto con la globalización, el ser artistas en el siglo XXI, no solo podemos presentar un dibujo, o una pintura, tenemos que repasar esas barreras y tratar diferentes medios, pero con un arte con mayor conciencia, más conceptual”.

Así lo hizo hace 10 años con la obra en Ventanas del alma, en la Bienal de Santa Cruz, un video que se proyecta sobre delgadas y verticales tablas de distintas alturas, en un escenario negro como fondo, que se refleja en espejos, mientras aparece y desaparece, absorbiendo la atención y el campo de visión del espectador.

Pero como así hay ventajas, también desventajas con el avance tecnológico “ya nadie se comunica con diálogos de frente, tenemos que volver a ello, para recuperar nuestra creación original, necesitamos recuperar la comunicación, volver a nuestra esencia”, concluyó.

Deportes

Pumas aplasta a Monarcas Sub-17

No llegó la remontada y Monarcas Morelia Sub-17

Local

Baile, música, tradición e historia, en el 478 aniversario de Morelia

Más de 30 mil personas salieron al Centro Histórico para disfrutar del desfile “Un millón de sueños hechos historia” y del concierto “Yo soy Morelia”.

Local

Al rescate de nuestras tradiciones sonoras

El proyecto inició el pasado 8 de mayo con una instalación sonora interactiva

Sociedad

Facilitan registro de hijos de parejas gay

La SCJN creó predecente al amparar a un matrimonio de mujeres para evitar que fueran a juicio de adopción

Mundo

Bolton, el consejero bélico de Trump que maniobra las guerras

Arquitecto de la invasión de EU a Irak en 2003 se plantea agresivas decisiones contra Venezuela, Irán y Corea del Norte

Gossip

Apenas está en evolución el ritmo urbano: Luis Fonsi

Luis Fonsi considera que este género que despegó en el mundo con su tema Despacito está apenas en evolución; presentó en México su disco Vida

Política

Senado prepara ley para blindar diseños indígenas

En el Senado de la República se realizó el Foro-Encuentro Internacional “La protección cultural como derecho colectivo"

Arte

Darío Ortiz presenta arte figurativo actual para la Bienal de Venecia

"Mi trabajo representa otras alternativas estéticas que unos pueden considerar que no son válidas" dice el colombiano Darío Ortiz que le apuesta al arte figurativo para la 58° edición de la Bienal de Venecia

Cine

Realidad e historia llegan a Cannes

Werner Herzog presenta Family romance y el francés Bruno Dumont regresa con su saga sobre Juana de Arco; proyectan versión remasterizada de El resplandor de Kubrick