imagotipo

Caravana, síntoma de la nueva realidad

  • Eva E. Arreola

Columna Del Dominio público

 

El festejo de Día de Reyes no solamente es una fecha para obsequiar juguetes. También es una oportunidad para seguirnos regalando momentos para la convivencia y seguir recuperando la confianza y los espacios públicos que en el pasado perdimos ante la zozobra y la incertidumbre.

Son también la ocasión para fortalecer nuestras raíces, nuestras costumbres, nuestra cultura y, en consecuencia, nuestra identidad. Esa convivencia nos obsequia la oportunidad para alimentar la unidad y fomentar los valores.

Por eso, ver a miles de personas, principalmente niños, congregarse el pasado fin de semana para presenciar el paso de la caravana organizada por el Gobierno del Estado con motivo del día de Reyes, deja un buen sabor de boca y nos invita a seguir trabajando todos como sociedad en la reconstrucción del tejido social y en la transformación de Michoacán, y es un síntoma inequívoco de la nueva realidad que hoy se vive y respira en nuestro Estado.

Atrás deben quedar los tiempos en que la delincuencia se apropiaba de nuestros espacios a través de la violencia y de sembrar el terror a lo ancho y largo del territorio estatal.

Cómo olvidar las plazas vacías en los municipios, incluida la capital, Morelia, o también las calles ante el ambiente y los “toques de queda” que establecían los delincuentes ante una autoridad no solamente rebasada y omisa, sino, más grave aún, infiltrada y cómplice de los criminales.

Atrás deben quedar las etapas donde, en cuestión de horas, estos delincuentes atacaban instalaciones estratégicas de la Comisión Federal de Electricidad en una veintena de municipios, ocasionando apagones que afectaron a miles y miles de personas, en la más absoluta impunidad.

Jamás debemos volver a ese pasado reciente donde la población civil, asfixiada por estos grupos que se habían asumido como un gobierno alterno que imponía autoridades, cobraba “impuestos” a sectores productivos y resolvía litigios patrimoniales con el uso de las armas y el miedo, se levantó en armas en más de 30 municipios.

Hoy, en Michoacán la seguridad pública recae en manos de las instituciones que garantizan el Estado de Derecho y el acceso a la justicia a través de acciones que han impedido el establecimiento de grupos delictivos hegemónicos con la captura de importantes objetivos, el despliegue estratégico de operativos permanentes y coordinados y una política social con beneficios de alto impacto en sectores vulnerables.

La ruta está trazada para seguir recuperando la confianza y la tranquilidad, fundamental para edificar condiciones que detonen el desarrollo y el bienestar de la gente en cada una de las regiones, para edificar condiciones que permitan seguir recuperando los espacios públicos y hacerlos nuestros, como la caravana del fin de semana en las calles de la capital Morelia.

 

**

Músculo

Antonio García Conejo regresó el sábado a Huetamo, su cuna política. Lo hizo esta vez en calidad de precandidato al Senado de la República por el PRD y con un mitin donde se concentraron miles de simpatizantes de varios municipios de la región. El exalcalde huetamense mostró músculo.

Nacido en Carácuaro, el perredista recordó en su mensaje que, desde el inicio de su trayectoria política, lazos fuertes lo unen con esa zona de Michoacán, a la que ofreció seguir sirviendo ahora desde el Senado con una agenda parlamentaria acorde a los retos del país y las demandas de la gente. (H)