imagotipo

Gabinete estatal, nuevas estrategias

  • Eva E. Arreola

DEL DOMINIO PÚBLICO

El comportamiento del voto el pasado primero de julio marcó una nueva etapa para Michoacán y para México, como bien lo dibujó el gobernador michoacano Silvano Aureoles Conejo en un encuentro con directivos de medios de comunicación y líderes de opinión, en la residencia oficial de Casa de Gobierno.

Y es que la ola que reconfiguró el mapa político nacional, de una forma atípica, obliga a replantear esquemas no solamente en la forma de hacer política, sino también en las estrategias de gobierno.

En ese encuentro con periodistas, el mandatario dejó ver que tiene claro el escenario y los objetivos para los próximos tres años con cinco meses que aún le restan a su administración, en donde habrá que transitar con un gobierno federal encabezado por Andrés Manuel López Obrador con todo lo que eso implica, pues el tabasqueño tendrá además el control de las cámaras en el Congreso de la Unión.

Sabe que sería un grave y costoso error para Michoacán repetir errores del pasado, como cuando el ex presidente Felipe Calderón y el ex gobernador Leonel Godoy sumieron al estado en una confrontación que provocó serias dificultades de gobernabilidad y estabilidad, cuyas secuelas aún siguen padeciéndose.

Silvano Aureoles dejó ver los oficios políticos que lo han llevado a ser diputado federal, senador, presidente de la Mesa Directiva en San Lázaro y una de las figuras más representativas de la izquierda en México, al no solamente reconocer el triunfo de Obrador que obtuvo 53% de los votos en este vendaval que cubrió de guinda al país, sino que garantizó que la administración federal contará con el pleno acompañamiento de Michoacán y de su gobierno en un marco de respeto y de institucionalidad.

Y fue más allá. Adelantó que deberán revisarse los resultados alcanzados en estos casi primeros tres años de gobierno y trazar la ruta que habrán de seguir, con estrategia y transversalidad en todas las áreas de la administración estatal, para alcanzar los nuevos objetivos planteados en beneficio de los michoacanos.

Por eso, el fin de semana fueron convocados a Casa de Gobierno los titulares del Gabinete de Gobernabilidad, Seguridad y Justicia, donde confluyen los secretarios de Gobierno, Pascual Sigala, y de Seguridad Pública, Juan Bernardo Corona Martínez, así como el procurador José Martín Godoy Castro, entre otros.

En reuniones por separado, también se convocó a los titulares del Gabinete Económico y del Gabinete Social, donde figuran, por ejemplo, Jesús Melgoza y Diana Carpio, secretarios de Desarrollo Económico y de Salud, respectivamente, con el objetivo de afinar estrategias en todas las áreas de la administración estatal ante los nuevos retos.

Un denominador común en estos encuentros, que han sido encabezados por el gobernador, es la presencia –en todas las reuniones– de funcionarios que son piezas estratégicas y ejes articuladores de la estructura de gobierno: Finanzas (Carlos Maldonado), Contraloría (Francisco Huergo), Comunicación Social (Julieta López), Consejería Jurídica (Lenin Sánchez) y Secretaría Técnica (Taygete Luna).

Este replanteamiento en la estrategia de gobierno ya está en marcha, y los resultados seguramente comenzarán a reflejarse pronto. (–)