/ miércoles 26 de septiembre de 2018

Ayotzinapa, el otro rostro de la tragedia

A cuatro años de la desaparición de los 43 normalistas en Guerrero, Hari Sama presenta hoy en diversas plataformas su corto Ya nadie toca el trombón

Hace un par de años, Hari Sama fue convocado por Amnistía Internacional para realizar un cortometraje en donde diera su punto de vista sobre la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Inicialmente se pretendía reunir las voces de 43 directores y artistas visuales, al final el ómnibus cinematográfico quedó conformado por más de una veintena de trabajos que se agruparon en Ayotzinapa 26 y que se estrenó en un circuito alternativo, recuerda Hari Sama “participaron colegas como Paula Markovitch, Sebastián Hofmann, entre otros realizadores”.

CATATONIA

La idea era trabajar con libertad, pero con la consigna de acotarse a los tres o cuatro minutos de duración de cada pieza. “Desde que me lo ofrecieron mi instinto y mi manera de ver el cine me llevó a pensar de qué manera hacer una película humanista, sensible y que invitará a la reflexión sobre estos acontecimientos, más allá de las cuestiones políticas.

“Hay documentalistas que han realizado trabajos excepcionales con un mayor contenido social”, menciona el director de cintas como El sueño de Lu o Despertar el polvo.

Al cineasta le sorprendió que hubiera gente que pensara que “se trataba de un grupo de revoltosos o que se lo merecían, por ello quise hacer una película que de alguna forma fuera una semilla que rompiera eso y generar un contacto de corazón a corazón”, el resultado es Ya nadie toca el trombón.

Este cortometraje se podrá ver hoy de forma gratuita y durante 24 horas en diversas plataformas y páginas web de medios de comunicación, incluido El Sol de México y en otros diarios de Organización Editorial Mexicana (OEM), justo a cuatro años de la desaparición de los estudiantes de la Escuela Normal Rural, Raúl Isidro Burgos. A partir del mañana estára disponible en FilminLatino.

Hari Sama explica que siempre pensó que la pieza audiovisual que entregó para Amnistía Internacional le faltaba más tiempo de los cuatro minutos de duración, por lo que elaboró una versión de 10.

“Ahora que se cumplen cuatro años quisimos que la película pudiera llegar a un público más amplio para acercar al corazón de la gente, con la claridad de que los 43 normalistas son 43 personas, chavos con padres, abuelos, amigos, que pertenecen a una comunidad”, afirma el realizador.

Ya nadie toca el trombón documenta la historia de Cutberto Ortiz Ramos, normalista desaparecido desde el 26 de septiembre de 2014. Es una cinta sobre la ausencia de un joven que tomaba café con su abuela todas las tardes, que imitaba la voz de Bob Esponja y quien formaba parte de la banda musical de su pueblo donde tocaba el trombón.

CATATONIA

El corto apuesta por un lenguaje poético e intimista donde se reconstruye la historia de Cutberto a partir de los recuerdos de familiares y amigos desde su cotidianeidad, a manera de postales.

Hari Sama relata que revisó todo los registros de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, “hasta que me encontré con la historia Cutberto, un chico luminoso, un tipo solidario, que también había querido ser músico y tenía una relación especial con la abuela, con lo que me identifiqué mucho.

“Después nos reunimos con sus padres y empezamos a acercarnos a la comunidad y pedirles su apoyo para hacer este trabajo. Fue un proceso largo, pero fueron receptivos. Al final creo que acabaron muy cansados y fue doloroso revivir esas emociones”.

CATATONIA

El director dice que la historia no puede dejar de ser fuerte e impactante. “Porque ellos no han tenido la oportunidad de elaborar su duelo. No han podido enterrar a sus familiares y los siguen esperando, es como una cosa suspendida en el tiempo”.

El cortometraje se podrá ver sólo por hoy y de manera gratuita en elsoldemexico.com.mx


Hace un par de años, Hari Sama fue convocado por Amnistía Internacional para realizar un cortometraje en donde diera su punto de vista sobre la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Inicialmente se pretendía reunir las voces de 43 directores y artistas visuales, al final el ómnibus cinematográfico quedó conformado por más de una veintena de trabajos que se agruparon en Ayotzinapa 26 y que se estrenó en un circuito alternativo, recuerda Hari Sama “participaron colegas como Paula Markovitch, Sebastián Hofmann, entre otros realizadores”.

CATATONIA

La idea era trabajar con libertad, pero con la consigna de acotarse a los tres o cuatro minutos de duración de cada pieza. “Desde que me lo ofrecieron mi instinto y mi manera de ver el cine me llevó a pensar de qué manera hacer una película humanista, sensible y que invitará a la reflexión sobre estos acontecimientos, más allá de las cuestiones políticas.

“Hay documentalistas que han realizado trabajos excepcionales con un mayor contenido social”, menciona el director de cintas como El sueño de Lu o Despertar el polvo.

Al cineasta le sorprendió que hubiera gente que pensara que “se trataba de un grupo de revoltosos o que se lo merecían, por ello quise hacer una película que de alguna forma fuera una semilla que rompiera eso y generar un contacto de corazón a corazón”, el resultado es Ya nadie toca el trombón.

Este cortometraje se podrá ver hoy de forma gratuita y durante 24 horas en diversas plataformas y páginas web de medios de comunicación, incluido El Sol de México y en otros diarios de Organización Editorial Mexicana (OEM), justo a cuatro años de la desaparición de los estudiantes de la Escuela Normal Rural, Raúl Isidro Burgos. A partir del mañana estára disponible en FilminLatino.

Hari Sama explica que siempre pensó que la pieza audiovisual que entregó para Amnistía Internacional le faltaba más tiempo de los cuatro minutos de duración, por lo que elaboró una versión de 10.

“Ahora que se cumplen cuatro años quisimos que la película pudiera llegar a un público más amplio para acercar al corazón de la gente, con la claridad de que los 43 normalistas son 43 personas, chavos con padres, abuelos, amigos, que pertenecen a una comunidad”, afirma el realizador.

Ya nadie toca el trombón documenta la historia de Cutberto Ortiz Ramos, normalista desaparecido desde el 26 de septiembre de 2014. Es una cinta sobre la ausencia de un joven que tomaba café con su abuela todas las tardes, que imitaba la voz de Bob Esponja y quien formaba parte de la banda musical de su pueblo donde tocaba el trombón.

CATATONIA

El corto apuesta por un lenguaje poético e intimista donde se reconstruye la historia de Cutberto a partir de los recuerdos de familiares y amigos desde su cotidianeidad, a manera de postales.

Hari Sama relata que revisó todo los registros de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, “hasta que me encontré con la historia Cutberto, un chico luminoso, un tipo solidario, que también había querido ser músico y tenía una relación especial con la abuela, con lo que me identifiqué mucho.

“Después nos reunimos con sus padres y empezamos a acercarnos a la comunidad y pedirles su apoyo para hacer este trabajo. Fue un proceso largo, pero fueron receptivos. Al final creo que acabaron muy cansados y fue doloroso revivir esas emociones”.

CATATONIA

El director dice que la historia no puede dejar de ser fuerte e impactante. “Porque ellos no han tenido la oportunidad de elaborar su duelo. No han podido enterrar a sus familiares y los siguen esperando, es como una cosa suspendida en el tiempo”.

El cortometraje se podrá ver sólo por hoy y de manera gratuita en elsoldemexico.com.mx


Local

Emprenderán rescate del Lago de Zirahuén

Implementaran tecnología, así como acciones a corto y largo plazo

Local

Costo de acceso a la Feria Michoacán baja a 30 pesos

Presentan atractivos, cartel artístico y cultural, productivo-artesanal

Local

Realizarán Festival de la Trucha en Uruapan

Se llevará a cabo los días 22 y 23 de marzo

Deportes

Lebron James con el poder para derrocar a grandes como de la NBA

A LeBron James lo separan 5,592 puntos de convertirse en el máximo anotador histórico de la NBA

Gossip

"Quiero cantar hasta el final", Julio Iglesias no piensa en el retiro

El intérprete de 75 años no piensa en el retiro, dice que dejar de cantar debilita los pulmones

Cultura

Un arte sin libertad no es arte: Marina Núñez

La nueva titular del Fonca habló de la reestructura de la institución

Cultura

Exvotos recuperados llegan a Los Pinos

La Secretaria de Cultura reafirmó la alianza cultural entre México e Italia

Sociedad

Cierra INM oficinas en la frontera sur

Hasta 500 cubanos están varados, entre otros migrantes, y no habrá trámites hasta nuevo aviso

Sociedad

Revivirán en tuits la conquista de México

Tlaxcala presenta hoy las actividades para recordar la llegada de los españoles