/ lunes 2 de noviembre de 2020

Julián Hernández lleva al cine a Las Castradoras de Santa Fe

La diosa del asfalto cuenta la historia de Max (Ximena Romo) quien regresa a su barrio en la Ciudad de México luego de convertirse en la vocalista de un grupo de rock

MORELIA. A mediados de los años ochenta existía en uno de los barrios del sur de la Ciudad de México un grupo de chicas banda que formó Las Castradoras de Santa Fe. Eran mujeres jóvenes que con sus chamarras de piel y su estilo rudo aprendieron a defenderse de los peligros y abusos de estas zonas.

La historia es llevada a la pantalla de cine por el director Julián Hernández, quien a través de La diosa del asfalto cuenta las vivencias escritas por Inés Morales y Susana Quiroz, guionistas de esta historia que forma parte de la sección de Largometraje Mexicano de la decimoctava edición del Festival Internacional de Cine de Morelia.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Lo que pasa es que como chavas banda queríamos ser visibles, no sólo olerle el pedo a los weyes; queríamos decir: ‘estoy aquí, existo’. Así empezaron los grupos banda en los 65 66, después de Los Panchos, dejamos pasar unos años para irnos calando, ver qué pedo, para ver por donde la íbamos a jalar”, dice Susana Quiroz recordando los orígenes de este grupo.

Esa historia no dista mucho de la realidad que se vive ahora en México, donde las mujeres han tenido que unirse para defenderse de los acosos diarios que enfrentan en las calles, dice la guionista.

“Ahora que veo a las encapuchadas que andan haciendo su justicia me hace pensar que de alguna manera las chicas banda también hicieron justicia. Lo único que hicimos fue darle una ayudadita a Dios, cuando castran a este wey en los tiraderos, porque era él o todas. Si comenzó con una valedora iba a seguir con más, es la ley de la vida, en el barrio así es, y no hay justicia por eso hay un chingo de feminicidios”, señala.

“Escuchar a Susana hablar tiene que dedicarle horas y días para rescatar lo que quería decir”, acota Inés Morales, co escritora del filme. “Pero entre todo lo que destacaba la amistad y la lealtad. Y en esta ocasión queríamos contar la historia de Max y Ramira a mí cada uno de los personajes me dejan experiencias buenas, porque creo que con cada una me identifiqué, pero fue muy difícil armar todo”, cuenta.

La diosa del asfalto cuenta la historia de Max (Ximena Romo) quien regresa a su barrio en la Ciudad de México luego de convertirse en la vocalista de un grupo de rock. A su llegada, los recuerdos y su confrontación al pasado con Ramira, interpretada por Mabel Cadena.

“Les agradezco a las chicas, porque no estábamos tan chidas. Estábamos gorditas, flacas, chaparras, cara de perros, pero ahí andábamos. Les agradezco mucho porque van a lucir la chichi bien padre”, dice Susana sobre el trabajo de las protagonistas.





Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

MORELIA. A mediados de los años ochenta existía en uno de los barrios del sur de la Ciudad de México un grupo de chicas banda que formó Las Castradoras de Santa Fe. Eran mujeres jóvenes que con sus chamarras de piel y su estilo rudo aprendieron a defenderse de los peligros y abusos de estas zonas.

La historia es llevada a la pantalla de cine por el director Julián Hernández, quien a través de La diosa del asfalto cuenta las vivencias escritas por Inés Morales y Susana Quiroz, guionistas de esta historia que forma parte de la sección de Largometraje Mexicano de la decimoctava edición del Festival Internacional de Cine de Morelia.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Lo que pasa es que como chavas banda queríamos ser visibles, no sólo olerle el pedo a los weyes; queríamos decir: ‘estoy aquí, existo’. Así empezaron los grupos banda en los 65 66, después de Los Panchos, dejamos pasar unos años para irnos calando, ver qué pedo, para ver por donde la íbamos a jalar”, dice Susana Quiroz recordando los orígenes de este grupo.

Esa historia no dista mucho de la realidad que se vive ahora en México, donde las mujeres han tenido que unirse para defenderse de los acosos diarios que enfrentan en las calles, dice la guionista.

“Ahora que veo a las encapuchadas que andan haciendo su justicia me hace pensar que de alguna manera las chicas banda también hicieron justicia. Lo único que hicimos fue darle una ayudadita a Dios, cuando castran a este wey en los tiraderos, porque era él o todas. Si comenzó con una valedora iba a seguir con más, es la ley de la vida, en el barrio así es, y no hay justicia por eso hay un chingo de feminicidios”, señala.

“Escuchar a Susana hablar tiene que dedicarle horas y días para rescatar lo que quería decir”, acota Inés Morales, co escritora del filme. “Pero entre todo lo que destacaba la amistad y la lealtad. Y en esta ocasión queríamos contar la historia de Max y Ramira a mí cada uno de los personajes me dejan experiencias buenas, porque creo que con cada una me identifiqué, pero fue muy difícil armar todo”, cuenta.

La diosa del asfalto cuenta la historia de Max (Ximena Romo) quien regresa a su barrio en la Ciudad de México luego de convertirse en la vocalista de un grupo de rock. A su llegada, los recuerdos y su confrontación al pasado con Ramira, interpretada por Mabel Cadena.

“Les agradezco a las chicas, porque no estábamos tan chidas. Estábamos gorditas, flacas, chaparras, cara de perros, pero ahí andábamos. Les agradezco mucho porque van a lucir la chichi bien padre”, dice Susana sobre el trabajo de las protagonistas.





Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Local

Miedo y precariedad, factores para que mujeres no denuncien

La jefa de atención jurídica de Imujeris informó que la mayoría de las mujeres desisten en el proceso

Local

En Michoacán, mayor presencia de jefas de familia

Cifras del Coespo y el Inegi revelan que en comparación con 2015, las mujeres acumulan más liderazgo en la estructura del hogar

Local

Localizan en Michoacán rastrillo para robo de gasolina

El dispositivo permite que cualquier persona pueda controlar el flujo de la bomba y alterarlo a distancia

Local

Feministas levantan Antimonumenta en Las Tarascas

Con la leyenda de “Vivas, Libres y Felices”, las mujeres se pronunciaron por un mundo sin cultura patriarcal

Local

Miedo y precariedad, factores para que mujeres no denuncien

La jefa de atención jurídica de Imujeris informó que la mayoría de las mujeres desisten en el proceso

Local

Evitar infiltrados durante el 8M, pide Silvano Aureoles

El gobernador de Michoacán prometió que no habrá vallas en Palacio de Gobierno, pero sí la presencia de fuerza policial “por protocolo”

Local

En Michoacán, mayor presencia de jefas de familia

Cifras del Coespo y el Inegi revelan que en comparación con 2015, las mujeres acumulan más liderazgo en la estructura del hogar

Automotriz

Llenas de acción: Mujeres y autos en el séptimo arte

En este Día Internacional de la Mujer, te presentamos a las actrices que han acelerado a fondo en estás exitosas película

Local

Localizan en Michoacán rastrillo para robo de gasolina

El dispositivo permite que cualquier persona pueda controlar el flujo de la bomba y alterarlo a distancia