/ miércoles 17 de julio de 2019

El futbol salvó a Murangwa del genocidio

Un soldado que lo mataría, lo reconoció, le perdonó la vida y sobre vivió a la masacre

Londres, Inglaterra.- “¿Eres Toto?” Tras esta pregunta, Eric Eugene Murangwa, reconocido por un aficionado, salvó su vida, en medio del genocidio que dejó más de 800 mil muertos.

El ex portero de la Selección de Ruanda habla despacio e intenta recordar cada detalle, en una plaza cerca de King Cross, en Londres, Inglaterra, donde se exilió en 1996.

“Toto”, en swahili, significa “el joven”. Cuando tenía 11 años de edad se colocaba casi todos los días detrás de la portería en los campos de entrenamiento del Rayón Sports.

“Una vez tuve que salir corriendo del estadio. Así era la atmósfera. Con la caída del avión podía esperar que pasara lo que pasó. Pero nunca imaginé que la población entera fuera en contra de los tutsis. No al nivel en el que vecinos, amigos y, en algunos casos miembros de la misma familia, hicieran lo que hicieron”.

La caída a la que se refiere el arquero Eric Eugene Murangwa es el derribo del avión del presidente Habyarimana, ocurrido el 6 de abril de 1994, poco antes de aterrizar en el aeropuerto de Kigali. Su asesinato fue el detonante de la matanza colectiva iniciada por hutus radicales que exterminó entre el 20 y el 40 por ciento de la población de Ruanda, que entonces era el país más densamente poblado de África, con 7 millones de personas.

EL MILAGRO DE UNA FOTO

Horas después del atentado, Murangwa dormía en su casa junto a un amigo. A la mañana siguiente, media docena de soldados derribaron la puerta, acusando a los dos de pertenecer al RPF y de haber colaborado en el asesinato del presidente.

Cuando estaban listos para ejecutarlos y mientras revolvían las habitaciones, un álbum de fotografías cayó al suelo y se abrió justo en la página en la que Murangwa aparecía con el Rayón Sports. Uno de los soldados, fanático del equipo, lo reconoció.

“Me preguntó para quien jugaba yo. Le respondí que para el Rayón Sports. Miró las fotos de nuevo y luego preguntó si yo era Toto y le dije que sí, que era yo”, relata.

En ese instante, el soldado ordenó a sus subordinados que abandonaran la casa. Se sentó en un sofá con Murangwa y comenzaron a hablar de futbol, de un partido internacional que poco antes disputó frente a un equipo sudanés.

"Al final, se fue. Salvé mi vida y la de mi compañero de piso. Ese fue el momento del primer día del genocidio en el que mi vida estuvo cerca de acabar. Pero fue perdonada por el futbol”.

Mientras vecinos mataban a vecinos, médicos a pacientes, curas a feligreses y futbolistas a futbolistas, él tuvo una oportunidad. Pero aún tenía por delante otros 99 días para luchar por su vida.

Después de ese primer susto, buscó refugio en casa de compañeros de equipo hutus y, a diferencia de otros jugadores tutsis, encontró cobijo donde podrían haberlo matado.

Londres, Inglaterra.- “¿Eres Toto?” Tras esta pregunta, Eric Eugene Murangwa, reconocido por un aficionado, salvó su vida, en medio del genocidio que dejó más de 800 mil muertos.

El ex portero de la Selección de Ruanda habla despacio e intenta recordar cada detalle, en una plaza cerca de King Cross, en Londres, Inglaterra, donde se exilió en 1996.

“Toto”, en swahili, significa “el joven”. Cuando tenía 11 años de edad se colocaba casi todos los días detrás de la portería en los campos de entrenamiento del Rayón Sports.

“Una vez tuve que salir corriendo del estadio. Así era la atmósfera. Con la caída del avión podía esperar que pasara lo que pasó. Pero nunca imaginé que la población entera fuera en contra de los tutsis. No al nivel en el que vecinos, amigos y, en algunos casos miembros de la misma familia, hicieran lo que hicieron”.

La caída a la que se refiere el arquero Eric Eugene Murangwa es el derribo del avión del presidente Habyarimana, ocurrido el 6 de abril de 1994, poco antes de aterrizar en el aeropuerto de Kigali. Su asesinato fue el detonante de la matanza colectiva iniciada por hutus radicales que exterminó entre el 20 y el 40 por ciento de la población de Ruanda, que entonces era el país más densamente poblado de África, con 7 millones de personas.

EL MILAGRO DE UNA FOTO

Horas después del atentado, Murangwa dormía en su casa junto a un amigo. A la mañana siguiente, media docena de soldados derribaron la puerta, acusando a los dos de pertenecer al RPF y de haber colaborado en el asesinato del presidente.

Cuando estaban listos para ejecutarlos y mientras revolvían las habitaciones, un álbum de fotografías cayó al suelo y se abrió justo en la página en la que Murangwa aparecía con el Rayón Sports. Uno de los soldados, fanático del equipo, lo reconoció.

“Me preguntó para quien jugaba yo. Le respondí que para el Rayón Sports. Miró las fotos de nuevo y luego preguntó si yo era Toto y le dije que sí, que era yo”, relata.

En ese instante, el soldado ordenó a sus subordinados que abandonaran la casa. Se sentó en un sofá con Murangwa y comenzaron a hablar de futbol, de un partido internacional que poco antes disputó frente a un equipo sudanés.

"Al final, se fue. Salvé mi vida y la de mi compañero de piso. Ese fue el momento del primer día del genocidio en el que mi vida estuvo cerca de acabar. Pero fue perdonada por el futbol”.

Mientras vecinos mataban a vecinos, médicos a pacientes, curas a feligreses y futbolistas a futbolistas, él tuvo una oportunidad. Pero aún tenía por delante otros 99 días para luchar por su vida.

Después de ese primer susto, buscó refugio en casa de compañeros de equipo hutus y, a diferencia de otros jugadores tutsis, encontró cobijo donde podrían haberlo matado.

Local

Recibe Legislativo propuesta para venta de bienes inmuebles del estado

Este día fue presentado ante el Congreso el proyecto de decreto para autorizar al gobierno de Michoacán la enajenación de diez predios públicos

Cine

El FICM revela la Selección Oficial de su 17ª edición

Morelia recibirá del 18 al 27 de octubre al Festival Internacional del Cine de Morelia con un total de 94 películas

Local

OOAPAS, al borde de la quiebra; continúan problemas financieros

El subdirector de distribución del organismo Francisco Servín, apuntó que el mayor problema es el clandestinaje del servicio, las fugas de agua y la ciudadanía morosa que se niega a pagar por el servicio de agua potable

Sociedad

Cancela Segob diálogo con las autodefensas

Olga Sánchez afirma que la intención era buena, pero acatan la orden de AMLO

Deportes

Sorpresa "vikinga", Monarcas vence 2-0 a Pumas

Es la primera vez que Morelia gana como local en el torneo y de esta manera Pablo Guede inicia con el pie derecho su proceso

Local

Recibe Legislativo propuesta para venta de bienes inmuebles del estado

Este día fue presentado ante el Congreso el proyecto de decreto para autorizar al gobierno de Michoacán la enajenación de diez predios públicos

Cultura

Promueven desarrollo cultural en San Bernabé

La Escuela Primaria Narciso Mendoza es la sede en la que cada jueves se realizarán clases de danza para niños, niñas, jóvenes y adultos de la ranchería

República

Se vendían niños a través del DIF de Puebla: Barbosa

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, reveló las serias irregularidades

Local

Ofrece becas a hijos de pescadores en Lázaro Cárdenas

Los 400 pescadores demandan indemnización por 300 millones de pesos por contaminación ambiental que señalan merma la pesca