imagotipo

Morelia, gran potencial taurino

Morelia es cuna de toreros y toreras. La actividad taurina crece en esta ciudad gracias a la existencia de varias escuelas en las que se transmite el ABC del toreo, de ahí que haya varios becerristas, aspirantes, aficionados prácticos, novilleros y matadores en activo.

Entre los maestros más destacados se debe mencionar a Octavio Castro Santanero y Jacobo Hernández, los que han hecho de la enseñanza una manera dignísima de ser y hacer, mismos que han formado toreros de muy buen corte que han pisado con dignidad las mejores plazas de este país.

La baraja de matadores es amplia y aunque no todos han tenido las oportunidades que merecen, sí han dado testimonio en diversos redondeles de que están para cualquier encomienda y cartel, díganlo si no los nombres de Jorge Sotelo, Pepe López, Alfonso Hernández El Pali, Juan Chávez, Rodolfo Chávez “El Chato” e Isaac Chacón.

Además, como renglón especial, Morelia es tierra de las dos mejores matadoras de toros de la hora actual, ya que son de esta hermosísima ciudad Marbella Romero e Hilda Tenorio, quienes han triunfado en la Plaza México y han inscrito sus nombres en los anales del toreo mundial.

Por los novilleros el abanico es amplio, porque podemos citar nombres como Bruno Vélez, Patricio Ochoa, Tato Loaiza, Isaac Fonseca, Antonio Sáyago, Baruch Arreola, Emiliano Villafuerte “El Moso”, Mauricio Ruiz y Alberto Ruiz.

Y también en los ámbitos de los aficionados prácticos hay mucho qué decir, porque Leonardo Cíntora, Fabián Vázquez y Víctor Rodríguez, entre muchos más, han dado el do de pecho ante compromisos y responsabilidades de grandes exigencias.

Entre los niños toreros imposible no destacar a los hermanos Leonardo, David y Diego Medina, así como al siempre entusiasta Alicho Pérez, quienes pintan para hacer carrera en los ámbitos del Arte de Cúchares.

Y ahora con la llegada de Casa Toreros a esta capital michoacana, la actividad taurina crecerá inconmensurablemente porque Pablo Moreno se comprometió a realizar competencias entre escuelas taurinas, festivales vacadas, novilladas y corridas, amén de un amplio calendario de actividades culturales con el tema del toro bravo y la fiesta más bellas de todas las fiestas como ejes rectores. Así sea.