/ martes 12 de abril de 2022

Así fue como concluyeron que el alma humana pesa 21 gramos: el experimento de 1907 que inició todo

El doctor Duncan MacDougall lo descubrió en 1907 y dejo sorprendidos a personas de todo el mundo

Según las diversas creencias religiosas y filosóficas, al morir, los seres humanos se desprenden de su alma para viajar a la vida que existe después de la muerte, o como algunos lo llaman “el paraíso”.

Por su parte, Aristóteles interpretaba que el alma incorporaría el principio vital o la esencia interna de los seres vivos, gracias a la cual estos tienen una determinada identidad.

Te puede interesar: Antropólogos descubren especie humana híbrida de 90 mil años de antigüedad: nos dio una lección sobre evolución

Más allá de lo anterior, una de las cosas más sorprendentes sobre el alma es que esta tiene un peso en específico, el cual fue descifrado por el doctor Duncan MacDougall en 1907.

Para encontrar la respuesta, MacDougall realizó un experimento en el que incluyó a 6 personas pertenecientes a un hogar de ancianos que estaban por morir a causa de enfermedades como la tuberculosis y la diabetes.

Una vez que su muerte se acercaba, el investigador colocaba a las personas en una cama especial (construida por él mismo) con un marco ligero sobre escalas que eran equilibradas a dos décimas de onza.

Tomando en cuenta la pérdida de los fluidos corporales y las heces, Duncan resolvió que uno de sus pacientes había perdido 21.3 gramos de su peso al morir. Fue así que este resultado se definió como el peso que tiene el alma en realidad.

Asimismo, MacDougall realizó el mismo experimento con 15 perros para averiguar si también tenían algún cambio en su peso a la hora de su muerte, estudio que dio resultados negativos y comprobó su hipótesis sobre que los animales no tenían alma.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Con todo y sus múltiples experimentos, los resultados del Doctor no fueron del todo tomados en serio por la ciencia, ya que aseguraban que el estudio no era preciso y tenía diferentes irregularidades. No obstante, la idea de que el alma humana tiene un peso definido, prevalece aún en el presente.

Publicado originalmente en El Sol de La Laguna

Según las diversas creencias religiosas y filosóficas, al morir, los seres humanos se desprenden de su alma para viajar a la vida que existe después de la muerte, o como algunos lo llaman “el paraíso”.

Por su parte, Aristóteles interpretaba que el alma incorporaría el principio vital o la esencia interna de los seres vivos, gracias a la cual estos tienen una determinada identidad.

Te puede interesar: Antropólogos descubren especie humana híbrida de 90 mil años de antigüedad: nos dio una lección sobre evolución

Más allá de lo anterior, una de las cosas más sorprendentes sobre el alma es que esta tiene un peso en específico, el cual fue descifrado por el doctor Duncan MacDougall en 1907.

Para encontrar la respuesta, MacDougall realizó un experimento en el que incluyó a 6 personas pertenecientes a un hogar de ancianos que estaban por morir a causa de enfermedades como la tuberculosis y la diabetes.

Una vez que su muerte se acercaba, el investigador colocaba a las personas en una cama especial (construida por él mismo) con un marco ligero sobre escalas que eran equilibradas a dos décimas de onza.

Tomando en cuenta la pérdida de los fluidos corporales y las heces, Duncan resolvió que uno de sus pacientes había perdido 21.3 gramos de su peso al morir. Fue así que este resultado se definió como el peso que tiene el alma en realidad.

Asimismo, MacDougall realizó el mismo experimento con 15 perros para averiguar si también tenían algún cambio en su peso a la hora de su muerte, estudio que dio resultados negativos y comprobó su hipótesis sobre que los animales no tenían alma.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Con todo y sus múltiples experimentos, los resultados del Doctor no fueron del todo tomados en serio por la ciencia, ya que aseguraban que el estudio no era preciso y tenía diferentes irregularidades. No obstante, la idea de que el alma humana tiene un peso definido, prevalece aún en el presente.

Publicado originalmente en El Sol de La Laguna

Teatro

Homenajean a la ciencia ficción con obra de teatro

La obra Crónicas improbables en la vida de Tom, a partir del encuentro con una gallina intergaláctica hace referencias a Stphen Hawking y Ray Bradbury

Local

Efecto Cucaracha afecta sectores de Morelia: Policía municipal

González Cussi buscará evitar que la delincuencia emigre a otras demarcaciones

Gossip

La importancia de contar las historias propias

En su libro La reinita pop no ha muerto, la escritora regiomontana Criseida Santos Guevara plantea un ácido cuestionamiento a la ilusión de la sociedad ideal

Mundo

El edén de los colibríes

Una venezolana recibe a cientos de estas aves en su jardín, al que muchos consideran un edén por las decenas de especies y todo lo que han descubierto al observar a estos diminutos animales

Mundo

La piratería puede impulsar el deporte

Uruguay implementó una campaña para destruir productos apócrifos y convertirlos en tableros de baloncesto que se donarán a distintas escuelas públicas y centros deportivos

Sociedad

Callan en Sabinas, Coahuila, sobre el dueño de la mina

Un día después de la visita del presidente López Obrador, familiares y sobrevivientes guardan silencio

Finanzas

Descartan cierre de la T2 del AICM por mantenimiento

El director de la terminal, Carlos Velázquez Tiscareño, afirma que se determinará si se apuntala el edificio

Gossip

Cuestionan la realidad que refleja el espacio virtual en la obra Abismo

La obra Abismo, ciencia ficción que se ubica 45 años en el futuro, se estrenará en el Teatro Milán