/ miércoles 1 de junio de 2022

En la industria cosmética no todo es belleza

Detrás de esta industria existen diversos procesos a los que fueron sometidos tanto los empaques como los productos, así como ingredientes dañinos que las personas deben conocer antes de utilizarlos

Detrás de la glamurosa publicidad y los llamativos colores de las envolturas de los cosméticos existen diversos procesos a los que fueron sometidos tanto los empaques como los propios productos.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Economía, México es el tercer país a nivel mundial en producción de maquillaje, sólo después de Estados Unidos y Brasil, además de que exporta dichos productos a 100 países, lo que se traduce en un incremento anual de la industria cosmética del 11 por ciento.

Sin embargo, muy pocas personas en México son conscientes de los ingredientes que contienen los productos que consumen, así como del proceso de fabricación de cada uno de ellos. En pocas palabras, muchas personas no saben con claridad qué es lo que se ponen en la piel.

Especialistas en el tema como Luz Moreno, líder climática en The Climate Reality Project y fundadora de la ecotienda Local Cero, afirma que la mayoría de la población conoce poco sobre los productos de cuidado de la piel y cosméticos que son parte de su día a día.

La industria cosmética es uno de los negocios más importantes de la actualidad, que aunque durante la pandemia tuvo un severo descenso por el confinamiento y el uso del cubrebocas, se ha sabido recuperar.

De acuerdo con la empresa de cosméticos española Isseimi, la industria ha mantenido un crecimiento constante del 3.25 por ciento, ya que según la empresa la gente se preocupa cada vez más por su aspecto físico, en parte gracias a las redes sociales.

Por otra parte, afirman que el consumo de productos cosméticos de colores llamativos aumentó hasta 8 por ciento durante el último año, debido a las tendencias juveniles que se presentan en medios de comunicación y plataformas de video.

La Organización de Naciones Unidas (ONU), indica que los mexicanos gastan un promedio de 250 a 300 pesos en productos de maquillaje y se estima que la media del producto es de 86 pesos.

Según la empresa de análisis de negocios CB Insights, la industria cosmética generará más de 800 mil millones de dólares en 2023, es decir un 50 por ciento más que en 2017.

Un arma de doble filo

La cosmética es una disciplina de las ciencias de la salud que tiene como objetivo mejorar los aspectos físicos de las personas, tanto en la piel como en el cabello.

Sin embargo, varios de sus productos no resultan tan benignos para muchas personas como se supondría. Muchas empresas alrededor del mundo utilizan productos nocivos para la salud por el bajo costo que estos ingredientes tienen.

“A algunas de las macro empresas cosméticas no les interesa cuidar la salud de sus consumidores, es por eso que llegan a utilizar ingredientes derivados del petróleo como el aceite mineral e incluso ingredientes que provocan problemas hormonales, dijo a El Sol de México Luz Moreno.

Por otra parte, el uso excesivo de plásticos para sus empaques trae consigo afectaciones ambientales y de salud pública, como ella misma dice:

“El problema de los plásticos en el maquillaje es que utilizamos productos muy resistentes en productos con vidas muy cortas”.

El uso desmedido que se le da a los plásticos en la actualidad ha ocasionado que este material se degrade de manera paulatina y que se convierta en microplásticos. Es decir, pedazos de plástico tan pequeños que se pueden encontrar en el agua y en algunos de los productos que consumimos, siendo gran parte de ellos los cosméticos.

Según señala una investigación realizada por GreenPeace Italia, tanto el rimel como los pintalabios, las bases y los polvos faciales pueden contener una gran cantidad de microplásticos.

Los especialistas italianos de la organización analizaron 672 productos de 11 marcas, de los cuales el 79 por ciento contenían microplásticos y el 38 por ciento eran plásticos sólidos, la mayoría encontrados en pintalabios.

Pruebas con animales

Durante muchos años las empresas de salud, belleza y cuidado personal han probado la eficacia de sus productos en animales con el fin de comprobar su seguridad y toxicidad para los humanos.

Sin embargo, durante los últimos años esta práctica ha perdido popularidad entre los consumidores gracias al creciente respeto por los animales.

Las especies más utilizadas para la prueba de productos son los conejos, los cuyos y los ratones y son sometidos a diferentes procesos.

Uno de ellos es el denominado DL50 o Dosis Letal 50, el cual consiste en obligar a ingerir o inhalar un insumo a una pequeña población de animales y el resultado se refleja cuando el 50 por ciento de dicha población muere, por ello su nombre.

Hoy en día a nivel mundial mueren más de 500 mil animales al año a consecuencia de estas prácticas de laboratorio.

“La experimentación con animales incluso hoy tiene poca visibilidad, porque es un maltrato que se lleva a cabo dentro de cuatro paredes, por lo que es menos visible que lo que sucede en los campos”, dijo a esta casa editorial Nicole Valdebenito, Directora de Comunicaciones de Te Protejo, ONG que promueve el uso de productos de cuidado personal no testeados en animales.

“Todos los animales que se utilizan para experimentación son criados para eso, es decir; nunca fueron libres y sólo tienen dos opciones: triunfar en su primera prueba para después ser sometidos a otras, o fracasar y ser sacrificados”, agrega.

Sin embargo, la prohibición de realizar experimentos con animales ya está presente en 40 países alrededor del mundo y se han sumado más de mil empresas, las cuales se denominan libres de crueldad animal o cruelty-free.

México es uno de los países que cuenta con laboratorios de análisis alternativos dentro del mismo territorio que los otros laboratorios en los que se llevan a cabo prácticas con microchips, cultivos artificiales, bases de datos e incluso voluntarios humanos para comprobar la eficacia y seguridad de productos cosméticos.

“Antes la información con la que contaban los consumidores sobre los impactos de la industria cosmética era casi inexistente, pero hoy en día cada vez son más visibles los daños a la naturaleza que traen consigo estos negocios”, añadió Valdebenito.

Te Protejo, junto con empresas y gobiernos, han sumado esfuerzos para que la experimentación con animales pare.

Y aunque en países como China se exige el testeo con animales antes de lanzar un producto al público, países como México han logrado aprobar propuestas legislativas para la prohibición de estas pruebas.

Consumidores responsables

En aras de buscar productos más sustentables, cada vez más consumidores hacen compras conscientes de productos que sean amigables con el medio ambiente.

“El consumidor tiene el poder de cambiar los modelos de negocios de las empresas; al comprar cosméticos sustentables y con ingredientes naturales ya le están diciendo a los empresarios qué tipos de productos quieren”, expresó Moreno.

Aunque el consumo responsable de productos cosméticos va más allá. No sólo hay que cuidar el medio ambiente, sino también la salud propia.

Otro de los aspectos que deben de cuidar los compradores al adquirir un producto de maquillaje es la salud de su piel. Es de vital importancia revisar las etiquetas y estar familiarizado con los ingredientes que contienen los productos que ponen a diario en su piel.

“Las empresas responden a las tendencias y en este mundo cada compra es un voto, con las acciones de un consumidor informado pueden generar grandes cambios en el mercado”, puntualizó Nicole Valdebenito.

Algunas marcas sustentables y libres de testeo animal:

-Agua de nube (Cuidado capilar, corporal y facial)

-Col-Lab. (Maquillaje)

-E.L.F. (Accesorios, Cuidado Facial y Maquillaje)

-Fenty Beauty. (Maquillaje)

-Fruit on the earth. (Cuidado corporal y facial)

-Local Cero (Belleza y cuidado facial)

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Detrás de la glamurosa publicidad y los llamativos colores de las envolturas de los cosméticos existen diversos procesos a los que fueron sometidos tanto los empaques como los propios productos.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Economía, México es el tercer país a nivel mundial en producción de maquillaje, sólo después de Estados Unidos y Brasil, además de que exporta dichos productos a 100 países, lo que se traduce en un incremento anual de la industria cosmética del 11 por ciento.

Sin embargo, muy pocas personas en México son conscientes de los ingredientes que contienen los productos que consumen, así como del proceso de fabricación de cada uno de ellos. En pocas palabras, muchas personas no saben con claridad qué es lo que se ponen en la piel.

Especialistas en el tema como Luz Moreno, líder climática en The Climate Reality Project y fundadora de la ecotienda Local Cero, afirma que la mayoría de la población conoce poco sobre los productos de cuidado de la piel y cosméticos que son parte de su día a día.

La industria cosmética es uno de los negocios más importantes de la actualidad, que aunque durante la pandemia tuvo un severo descenso por el confinamiento y el uso del cubrebocas, se ha sabido recuperar.

De acuerdo con la empresa de cosméticos española Isseimi, la industria ha mantenido un crecimiento constante del 3.25 por ciento, ya que según la empresa la gente se preocupa cada vez más por su aspecto físico, en parte gracias a las redes sociales.

Por otra parte, afirman que el consumo de productos cosméticos de colores llamativos aumentó hasta 8 por ciento durante el último año, debido a las tendencias juveniles que se presentan en medios de comunicación y plataformas de video.

La Organización de Naciones Unidas (ONU), indica que los mexicanos gastan un promedio de 250 a 300 pesos en productos de maquillaje y se estima que la media del producto es de 86 pesos.

Según la empresa de análisis de negocios CB Insights, la industria cosmética generará más de 800 mil millones de dólares en 2023, es decir un 50 por ciento más que en 2017.

Un arma de doble filo

La cosmética es una disciplina de las ciencias de la salud que tiene como objetivo mejorar los aspectos físicos de las personas, tanto en la piel como en el cabello.

Sin embargo, varios de sus productos no resultan tan benignos para muchas personas como se supondría. Muchas empresas alrededor del mundo utilizan productos nocivos para la salud por el bajo costo que estos ingredientes tienen.

“A algunas de las macro empresas cosméticas no les interesa cuidar la salud de sus consumidores, es por eso que llegan a utilizar ingredientes derivados del petróleo como el aceite mineral e incluso ingredientes que provocan problemas hormonales, dijo a El Sol de México Luz Moreno.

Por otra parte, el uso excesivo de plásticos para sus empaques trae consigo afectaciones ambientales y de salud pública, como ella misma dice:

“El problema de los plásticos en el maquillaje es que utilizamos productos muy resistentes en productos con vidas muy cortas”.

El uso desmedido que se le da a los plásticos en la actualidad ha ocasionado que este material se degrade de manera paulatina y que se convierta en microplásticos. Es decir, pedazos de plástico tan pequeños que se pueden encontrar en el agua y en algunos de los productos que consumimos, siendo gran parte de ellos los cosméticos.

Según señala una investigación realizada por GreenPeace Italia, tanto el rimel como los pintalabios, las bases y los polvos faciales pueden contener una gran cantidad de microplásticos.

Los especialistas italianos de la organización analizaron 672 productos de 11 marcas, de los cuales el 79 por ciento contenían microplásticos y el 38 por ciento eran plásticos sólidos, la mayoría encontrados en pintalabios.

Pruebas con animales

Durante muchos años las empresas de salud, belleza y cuidado personal han probado la eficacia de sus productos en animales con el fin de comprobar su seguridad y toxicidad para los humanos.

Sin embargo, durante los últimos años esta práctica ha perdido popularidad entre los consumidores gracias al creciente respeto por los animales.

Las especies más utilizadas para la prueba de productos son los conejos, los cuyos y los ratones y son sometidos a diferentes procesos.

Uno de ellos es el denominado DL50 o Dosis Letal 50, el cual consiste en obligar a ingerir o inhalar un insumo a una pequeña población de animales y el resultado se refleja cuando el 50 por ciento de dicha población muere, por ello su nombre.

Hoy en día a nivel mundial mueren más de 500 mil animales al año a consecuencia de estas prácticas de laboratorio.

“La experimentación con animales incluso hoy tiene poca visibilidad, porque es un maltrato que se lleva a cabo dentro de cuatro paredes, por lo que es menos visible que lo que sucede en los campos”, dijo a esta casa editorial Nicole Valdebenito, Directora de Comunicaciones de Te Protejo, ONG que promueve el uso de productos de cuidado personal no testeados en animales.

“Todos los animales que se utilizan para experimentación son criados para eso, es decir; nunca fueron libres y sólo tienen dos opciones: triunfar en su primera prueba para después ser sometidos a otras, o fracasar y ser sacrificados”, agrega.

Sin embargo, la prohibición de realizar experimentos con animales ya está presente en 40 países alrededor del mundo y se han sumado más de mil empresas, las cuales se denominan libres de crueldad animal o cruelty-free.

México es uno de los países que cuenta con laboratorios de análisis alternativos dentro del mismo territorio que los otros laboratorios en los que se llevan a cabo prácticas con microchips, cultivos artificiales, bases de datos e incluso voluntarios humanos para comprobar la eficacia y seguridad de productos cosméticos.

“Antes la información con la que contaban los consumidores sobre los impactos de la industria cosmética era casi inexistente, pero hoy en día cada vez son más visibles los daños a la naturaleza que traen consigo estos negocios”, añadió Valdebenito.

Te Protejo, junto con empresas y gobiernos, han sumado esfuerzos para que la experimentación con animales pare.

Y aunque en países como China se exige el testeo con animales antes de lanzar un producto al público, países como México han logrado aprobar propuestas legislativas para la prohibición de estas pruebas.

Consumidores responsables

En aras de buscar productos más sustentables, cada vez más consumidores hacen compras conscientes de productos que sean amigables con el medio ambiente.

“El consumidor tiene el poder de cambiar los modelos de negocios de las empresas; al comprar cosméticos sustentables y con ingredientes naturales ya le están diciendo a los empresarios qué tipos de productos quieren”, expresó Moreno.

Aunque el consumo responsable de productos cosméticos va más allá. No sólo hay que cuidar el medio ambiente, sino también la salud propia.

Otro de los aspectos que deben de cuidar los compradores al adquirir un producto de maquillaje es la salud de su piel. Es de vital importancia revisar las etiquetas y estar familiarizado con los ingredientes que contienen los productos que ponen a diario en su piel.

“Las empresas responden a las tendencias y en este mundo cada compra es un voto, con las acciones de un consumidor informado pueden generar grandes cambios en el mercado”, puntualizó Nicole Valdebenito.

Algunas marcas sustentables y libres de testeo animal:

-Agua de nube (Cuidado capilar, corporal y facial)

-Col-Lab. (Maquillaje)

-E.L.F. (Accesorios, Cuidado Facial y Maquillaje)

-Fenty Beauty. (Maquillaje)

-Fruit on the earth. (Cuidado corporal y facial)

-Local Cero (Belleza y cuidado facial)

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Teatro

Homenajean a la ciencia ficción con obra de teatro

La obra Crónicas improbables en la vida de Tom, a partir del encuentro con una gallina intergaláctica hace referencias a Stphen Hawking y Ray Bradbury

Local

Efecto Cucaracha afecta sectores de Morelia: Policía municipal

González Cussi buscará evitar que la delincuencia emigre a otras demarcaciones

Mundo

Taiwán inicia pruebas defensivas con fuego real; China alarga maniobras militares otro día

Las pruebas anunciadas por el ejército de Taiwán simulan los métodos de contención de una ataque marítimo chino

Mundo

La piratería puede impulsar el deporte

Uruguay implementó una campaña para destruir productos apócrifos y convertirlos en tableros de baloncesto que se donarán a distintas escuelas públicas y centros deportivos

Gossip

La importancia de contar las historias propias

En su libro La reinita pop no ha muerto, la escritora regiomontana Criseida Santos Guevara plantea un ácido cuestionamiento a la ilusión de la sociedad ideal

Mundo

El edén de los colibríes

Una venezolana recibe a cientos de estas aves en su jardín, al que muchos consideran un edén por las decenas de especies y todo lo que han descubierto al observar a estos diminutos animales

Sociedad

Callan en Sabinas, Coahuila, sobre el dueño de la mina

Un día después de la visita del presidente López Obrador, familiares y sobrevivientes guardan silencio

Finanzas

Descartan cierre de la T2 del AICM por mantenimiento

El director de la terminal, Carlos Velázquez Tiscareño, afirma que se determinará si se apuntala el edificio