imagotipo

Ambulantes deben pagar hasta mil pesos de multa por vender en las calles

  • Rafael Tena Alvarado
  • en local

 

En un mes se han levantado más de 100 infracciones

 

Comerciantes ambulantes que han sido sorprendidos por vender en espacios públicos prohibidos han sido sancionados y por ello deberán pagar una multa superior a los mil pesos, además de que en muchas ocasiones los oferentes prefieren tirar la mercancía antes de que les sea decomisada.

De acuerdo con la información dada a conocer por el responsable de la Secretaría de Servicios Públicos del Ayuntamiento de Morelia, José Luis Gil Vázquez, hace casi dos meses que se iniciaron los operativos se han sancionado a 110 personas por trasgredir el Bando Municipal.

El funcionario explicó que cuando se localiza a los ambulantes en los lugares prohibidos, específicamente en el Centro de la ciudad, se les entrega una papeleta y se les decomisa la mercancía, la cual aseguró la recuperan una vez pagada la infracción, que tiene un costo de entre uno y 15 Unidades de Medida Actualizada (UMA). La cantidad de la infracción depende si el comerciante ha reincidido, por lo que tendrá que pagar hasta mil 132 pesos.

Cabe destacar que en los últimos días en los operativos el Ayuntamiento ha destinado elementos de la Policía Municipal, ello se ha justificado debido a la resistencia que muestran los comerciantes y que en algunos casos se ha llegado hasta los golpes.

Pese a ello, Gil Vázquez afirmó que no se detendrán las acciones emprendidas por el Ayuntamiento y que se mantendrán “hasta que el problema se resuelva”, pues informó que de no ponerse un alto a ello se estaría en riesgo de perder el título de Ciudad Patrimonio Cultural.

Detalló que a lo largo del día se realizan 12 acciones con personal de la Dirección de Mercados, de inspectores y elementos de la fuerza pública, aunque dijo no sólo en el primer cuadro de la ciudad sino en otras partes de la capital “tenemos dos grupos, uno que vigila la parte del Centro Histórico y otro toda la vía pública”, apuntó.

Manifestó que el fin de semana se llevó a cabo un recorrido por la Avenida Juan Pablo Segundo, “ahí es donde mucha gente ha agarrado para realizar venta sobre los vehículos”, además de la zona del Panteón, donde se ubica el mercado de autos, ello con la intención de que no invadan más allá de la zona autorizada.

Justificó el actuar de los servidores públicos que participan en estas acciones, las cuales son apegadas a lo que establece el Diario Oficial y en el cual se indica el proceso y el protocolo a seguir por los inspectores, lo cual primero sería a través del diálogo, si se retira, se termina la actuación.

Sin embargo en caso de que estos continúen se les decomisa la mercancía y se les entrega una papeleta para que una vez que paguen se les entregue su mercancía. (L)