imagotipo

Celebran la diversidad sexual con el Queerfest en foro Giraluna

  • Andres Torres
  • en local

 

El sábado anterior, como parte de las actividades por el Día del Orgullo Gay (que se celebra el día 28), el foro Giraluna albergó a artistas, académicos y personas que decidieron dar testimonio de las dificultades de vivir en un sociedad que no reconoce su diversidad. La jornada inició con la proyección del documental “Muxes”, comentado por Dorian Arroyo, continuó con una serie de conversatorios y un performance poético de Erik Moya.

Dorian Arroyo indicó que trabajaron a través de una convocatoria abierta: “En un primer momento establecimos una charla con varias actividades. Proyectamos un documental y en un segundo momento pensábamos invitar a un DJ porque esto también lo concebimos como una fiesta. Erik Moya también presentó dos documentales y un conversatorio con tres personas Capitán Oniricus, Andrea Caballero y Erik Ballesteros”.

Mientras que la organizadora del evento, Tania Ávalos, expresó que este festival empezó con un motivo muy concreto: visibilizar la diversidad en Morelia “traerla a un espacio y generar una apertura para que la comunidad se reconociera, se encontrara”, agregó.

Añadió que uno de los ejes de este evento fue cuestionarse ¿qué significa vivirse queer en Morelia? En este tenor, opinó que muchas personas han encontrado una forma de vivirse “en la que los estereotipos binarios ya no son las únicas formas de una práctica sexual y social de una comunidad que se reconstruye”, por lo que deben encontrar nuevas visiones de género y de las convivencias.

“El punto es venir a encontrar la diversidad, dar a conocer nuestra experiencias de vida en la ciudad. Es complicado asumir una preferencia distinta y dar un debate de lo diverso que somos. Las diversidades suman condiciones de marginación, debemos encontrarnos desde diferentes maneras, porque la preferencia no define nuestra vida pero nos complementa”, opinó Ávalos.

Para concluir, la organizadora de este encuentro reflexionó que los objetivos de este tipo de eventos son visibilizar las diferencias y construir redes de resistencia y transformación de la ciudad como un hábitat que reconozca su diversidad.