/ domingo 29 de noviembre de 2020

Oficios en desuso se adaptan ante Covid-19

Un director de una imprenta, el dueño de un taller de máquinas de escribir mecánicas y un rotulista, conversan con El Sol de Morelia acerca del impacto en su economía

Morelia, Michoacán (OEM-Infomex).- Con el avance de la tecnología y la celeridad del presente, varios trabajos manuales o de factura artesanal han sido desplazados paulatinamente por máquinas que, si bien, requieren la mano de obra del trabajador, sustituyen muchas de sus competencias y habilidades.

El Sol de Morelia entrevistó al director de una editorial e imprenta que aún trabaja con tipos móviles, pero debió adaptarse a los nuevos medios de impresión; al dueño de un taller de máquinas de escribir mecánicas que demuestra la vigencia del útil en plena era cibernética y a un rotulista consciente del relevo técnico y el abaratamiento de costos, a partir de la impresión en plotter.

Nostálgicos y aferrados, los prestadores de servicios –vinculados a la escritura desde distintos ámbitos– explicaron también cómo han hecho para sortear los efectos de la pandemia, en un entorno ya de por sí precarizado –por la naturaleza de sus oficios– que se agudizó con el Covid-19.

Fimax, de los tipos móviles al libro digital

Establecida por Fidel Ramírez y un socio de nombre Máximo hace 85 años en la capital michoacana, la imprenta y casa editorial Fimax comenzó trabajando con tipos móviles para hacer carteles de la Arquidiócesis de Michoacán, entre otros clientes. Al paso de tres generaciones en la familia Ramírez, las técnicas y requerimientos evolucionaron.

“El linotipo revolucionó la forma de hacer impresos, por su rapidez, puesto que se deja de hacer de forma más artesanal –letra por letra– y ahora se utilizan los lingotes”, explicó en entrevista para este medio Salvador Ramírez, co-director del negocio quien –junto a su hermano Fidel– fue testigo de la aceleración en los procesos de impresión, con la llegada del offset y, más tarde, la aparición de la computadora.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

“El proceso más reciente es de la computadora directo a placa, ha sustituido muchos procesos. Antes para tener un libro pasaban varias semanas, ahora en una se puede hacer”, subrayó. Luego de comentar que una imprenta puede mantener sus técnicas tradicionales, sin dejar de adaptarse a los nuevos tiempos, habló de la crisis en el gremio derivada del cambio de la facturación impresa por electrónica. “Las modificaciones legales causaron el cierre de muchas imprentas pequeñas que se sostenían de eso”, aseguró.

En el contexto de la pandemia, advirtió que el alza en los insumos, la cancelación de ferias del libro –La FIL Guadalajara entre las más esperadas–, el cierre de universidades y la considerable reducción de la producción editorial, han provocado otra crisis en el sector.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

Sin embargo, dijo que la presente crisis es de carácter mundial, por lo cual es necesario buscar alternativas para resistir los tiempos aciagos.

“En toda crisis también hay oportunidades… empezamos a utilizar las redes sociales y nuestras producciones de muchos libros –de los cuales tenemos derecho de autor y por ende podemos vender– los empezamos a promocionar en nuestras redes sociales y hubo un mercado creciente”, dijo al precisar que con la promoción de su “stock” de libros, las ventas aumentaron al 500 por ciento.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

Otra estrategia de adaptación que implementará Fimax, será realizar la impresión de libros de manera mixta y continuar dándole salida a su catálogo editorial, en el que destacan libros de historia regional como La conquista de Michoacán del investigador norteamericano Benedict Warren, Familias y casas de la Nueva Valladolid de Gabriel Ibarrola y el Diccionario de la lengua tarasca- español, entre otros volúmenes elaborados con altos estándares de calidad.

“Estamos analizando las condiciones para ofrecer la edición híbrida a jóvenes que quieran comenzar a publicar, sus costos serán más bajos y utilizaremos plataformas para vender los libros en formato digital, sin dejar de lado la parte impresa”, explicó.

Casa Argos, último taller en su tipo

Establecido hace 30 años en Morelia, José Araiza Govea, dueño del taller de reparación de máquinas de escribir Casa Argos –ubicado a 100 metros de la Pila del gallo–, dijo en entrevista que la pandemia ha mermado mucho su trabajo, en tanto su principal clientela proviene del sector burocrático y educativo.

“Sí ha sido un poco difícil porque se está trabajando en línea, aquí venía gente de las escuelas particulares, estudiantes medicina, contadores, empresas particulares, servicios de salud de Michoacán, gobierno y clientela diversa”, dijo luego de especificar que su taller se dedica a dar limpieza, mantenimiento y realizar composturas, así como reconstruir máquinas antiguas.

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

Al ser uno de los últimos talleres de su tipo en la capital, reconoció contar con una clientela cautiva que le permite solventar sus gastos. La crisis sanitaria lo impulsó a buscar alternativas para captar más clientela, es por ello que oferta sus servicios a través de las redes sociales.

“Por internet tengo algunos anuncios, pero todavía no hago el cambio de giro exclusivamente a trato virtual, porque tengo clientes en Morelia y sus alrededores que me buscan para servicio y refacciones”, explicó.

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

Con 44 años de experiencia en la venta y mantenimiento de máquinas de escribir, Araiza Govea reconoce que decidió dejar la Ciudad de México y establecerse en Morelia, luego conocerla en un viaje de negocios y enamorarse del paisaje, la arquitectura y su tranquilidad.

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

Rótulos Huape: La calidad está en la mano

Activo desde 1992 en la avenida Morelos Sur –a escasos metros del Río Chiquito, Rótulos Huape es un negocio familiar administrado por Samuel Anzurena Huape, quien habló para este medio sobre las dificultades que la pandemia ha a causado al oficio.

“Sí nos ha afectado mucho, una baja del 60 por ciento en chamba y, a parte de la pandemia, la tecnología es un factor en contra porque nosotros somos rotulistas de antaño, de mano, y la tecnología nos ha comido un poco el mandado”, advirtió.

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

Con 60 años de edad y 45 de experiencia en el oficio, dijo que para resistir la crisis sólo ha buscado anunciarse por internet y seguir abriendo su negocio “aunque el gobierno nos pidiera que cerráramos”, pues “el trabajo es en la calle, sólo estando aquí nos ubican y contratan”, señaló.

A pregunta expresa sobre la competencia que ha implicado la impresión de lonas y anuncios en plotter, aseguró que evita realizar ese tipo de encargos porque “se devalúa nuestro trabajo a mano, lo demeritamos con la tecnología”.

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

Reconoció que la factura artesanal es más costosa que la impresión en máquina, debido a la complejidad, tiempo y destreza requerida para hacer un buen rótulo.

“La calidad está en la mano y la rotulación no es tan sencilla como parece. He tenido muchos ayudantes, pero de todos me han salido sólo dos buenos rotulistas, no se aprende tan fácil, por eso este oficio ha ido desapareciendo”, señaló.

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

Empleo e informalidad durante pandemia

Tras la suspensión parcial de actividades económicas a causa de la proliferación del Covid-19 en México, el 24 de marzo, y la declaración de “emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor”, el 30 del mismo mes, un amplio sector de la población comenzó a verse afectada por el cierre de negocios, suspensión de actividades y despidos laborales, anticipando que el fenómeno viral propagaría también otra peste: la recesión económica.

En Michoacán la situación no fue diferente al resto del país. Según la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE), en junio del 2020 –tres meses después de la llegada del Covid-19– la tasa de participación laboral alcanzó un 56.1 por ciento, la tasa de desocupación fue de 3.44 por ciento y la tasa de informalidad laboral llegó a 75.1 por ciento, 6.1 por ciento más alta con respecto al segundo trimestre del 2019.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

No está demás decir que los empleados del aparato burocrático estatal y federal, conforman uno de los sectores menos afectados por la crisis económica, debido a que el recurso de sus nóminas depende de presupuestos establecidos previamente. No así quienes trabajan en la iniciativa privada, el campo y el sector informal, por mencionar ejemplos.

Antes de la declaración de “emergencia sanitaria”, la población ocupada en Michoacán de Ocampo era de 2.07 millones de personas, siendo superior en 1.88 por ciento al trimestre anterior (2.04 millones de ocupados) y superior en 1.97 por ciento, respecto al mismo periodo del año anterior (2.03 millones de ocupados), al corte del primer trimestre de 2020, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

Para el primer trimestre del año, dicha encuesta señala que de la población ocupada en la entidad 38.3 por siento son mujeres y 61.7 por ciento, hombres. Cifra basada en un total de 2, 074, 927 ocupados, 1.97 por ciento más que el mismo periodo del año anterior (2, 034, 881).

La encuesta también explica que “las ocupaciones con mayor aumento de trabajadores entre el primer trimestre de 2019 y el primer trimestre de 2020” fueron trabajadores de apoyo en actividades agrícolas (166 mil), empleados de ventas, despachadores y dependientes en comercios (144 mil) y comerciantes en establecimientos (123 mil).

Asimismo, la ENOE señala que “el salario promedio mensual en el primer trimestre de 2020 fue de $5.61 mil pesos, siendo superior en $331 pesos respecto al trimestre anterior ($5.27 mil pesos) y superior en $108 pesos, respecto al mismo periodo del año anterior ($5.5 mil pesos).

Morelia, Michoacán (OEM-Infomex).- Con el avance de la tecnología y la celeridad del presente, varios trabajos manuales o de factura artesanal han sido desplazados paulatinamente por máquinas que, si bien, requieren la mano de obra del trabajador, sustituyen muchas de sus competencias y habilidades.

El Sol de Morelia entrevistó al director de una editorial e imprenta que aún trabaja con tipos móviles, pero debió adaptarse a los nuevos medios de impresión; al dueño de un taller de máquinas de escribir mecánicas que demuestra la vigencia del útil en plena era cibernética y a un rotulista consciente del relevo técnico y el abaratamiento de costos, a partir de la impresión en plotter.

Nostálgicos y aferrados, los prestadores de servicios –vinculados a la escritura desde distintos ámbitos– explicaron también cómo han hecho para sortear los efectos de la pandemia, en un entorno ya de por sí precarizado –por la naturaleza de sus oficios– que se agudizó con el Covid-19.

Fimax, de los tipos móviles al libro digital

Establecida por Fidel Ramírez y un socio de nombre Máximo hace 85 años en la capital michoacana, la imprenta y casa editorial Fimax comenzó trabajando con tipos móviles para hacer carteles de la Arquidiócesis de Michoacán, entre otros clientes. Al paso de tres generaciones en la familia Ramírez, las técnicas y requerimientos evolucionaron.

“El linotipo revolucionó la forma de hacer impresos, por su rapidez, puesto que se deja de hacer de forma más artesanal –letra por letra– y ahora se utilizan los lingotes”, explicó en entrevista para este medio Salvador Ramírez, co-director del negocio quien –junto a su hermano Fidel– fue testigo de la aceleración en los procesos de impresión, con la llegada del offset y, más tarde, la aparición de la computadora.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

“El proceso más reciente es de la computadora directo a placa, ha sustituido muchos procesos. Antes para tener un libro pasaban varias semanas, ahora en una se puede hacer”, subrayó. Luego de comentar que una imprenta puede mantener sus técnicas tradicionales, sin dejar de adaptarse a los nuevos tiempos, habló de la crisis en el gremio derivada del cambio de la facturación impresa por electrónica. “Las modificaciones legales causaron el cierre de muchas imprentas pequeñas que se sostenían de eso”, aseguró.

En el contexto de la pandemia, advirtió que el alza en los insumos, la cancelación de ferias del libro –La FIL Guadalajara entre las más esperadas–, el cierre de universidades y la considerable reducción de la producción editorial, han provocado otra crisis en el sector.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

Sin embargo, dijo que la presente crisis es de carácter mundial, por lo cual es necesario buscar alternativas para resistir los tiempos aciagos.

“En toda crisis también hay oportunidades… empezamos a utilizar las redes sociales y nuestras producciones de muchos libros –de los cuales tenemos derecho de autor y por ende podemos vender– los empezamos a promocionar en nuestras redes sociales y hubo un mercado creciente”, dijo al precisar que con la promoción de su “stock” de libros, las ventas aumentaron al 500 por ciento.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

Otra estrategia de adaptación que implementará Fimax, será realizar la impresión de libros de manera mixta y continuar dándole salida a su catálogo editorial, en el que destacan libros de historia regional como La conquista de Michoacán del investigador norteamericano Benedict Warren, Familias y casas de la Nueva Valladolid de Gabriel Ibarrola y el Diccionario de la lengua tarasca- español, entre otros volúmenes elaborados con altos estándares de calidad.

“Estamos analizando las condiciones para ofrecer la edición híbrida a jóvenes que quieran comenzar a publicar, sus costos serán más bajos y utilizaremos plataformas para vender los libros en formato digital, sin dejar de lado la parte impresa”, explicó.

Casa Argos, último taller en su tipo

Establecido hace 30 años en Morelia, José Araiza Govea, dueño del taller de reparación de máquinas de escribir Casa Argos –ubicado a 100 metros de la Pila del gallo–, dijo en entrevista que la pandemia ha mermado mucho su trabajo, en tanto su principal clientela proviene del sector burocrático y educativo.

“Sí ha sido un poco difícil porque se está trabajando en línea, aquí venía gente de las escuelas particulares, estudiantes medicina, contadores, empresas particulares, servicios de salud de Michoacán, gobierno y clientela diversa”, dijo luego de especificar que su taller se dedica a dar limpieza, mantenimiento y realizar composturas, así como reconstruir máquinas antiguas.

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

Al ser uno de los últimos talleres de su tipo en la capital, reconoció contar con una clientela cautiva que le permite solventar sus gastos. La crisis sanitaria lo impulsó a buscar alternativas para captar más clientela, es por ello que oferta sus servicios a través de las redes sociales.

“Por internet tengo algunos anuncios, pero todavía no hago el cambio de giro exclusivamente a trato virtual, porque tengo clientes en Morelia y sus alrededores que me buscan para servicio y refacciones”, explicó.

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

Con 44 años de experiencia en la venta y mantenimiento de máquinas de escribir, Araiza Govea reconoce que decidió dejar la Ciudad de México y establecerse en Morelia, luego conocerla en un viaje de negocios y enamorarse del paisaje, la arquitectura y su tranquilidad.

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

Rótulos Huape: La calidad está en la mano

Activo desde 1992 en la avenida Morelos Sur –a escasos metros del Río Chiquito, Rótulos Huape es un negocio familiar administrado por Samuel Anzurena Huape, quien habló para este medio sobre las dificultades que la pandemia ha a causado al oficio.

“Sí nos ha afectado mucho, una baja del 60 por ciento en chamba y, a parte de la pandemia, la tecnología es un factor en contra porque nosotros somos rotulistas de antaño, de mano, y la tecnología nos ha comido un poco el mandado”, advirtió.

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

Con 60 años de edad y 45 de experiencia en el oficio, dijo que para resistir la crisis sólo ha buscado anunciarse por internet y seguir abriendo su negocio “aunque el gobierno nos pidiera que cerráramos”, pues “el trabajo es en la calle, sólo estando aquí nos ubican y contratan”, señaló.

A pregunta expresa sobre la competencia que ha implicado la impresión de lonas y anuncios en plotter, aseguró que evita realizar ese tipo de encargos porque “se devalúa nuestro trabajo a mano, lo demeritamos con la tecnología”.

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

Reconoció que la factura artesanal es más costosa que la impresión en máquina, debido a la complejidad, tiempo y destreza requerida para hacer un buen rótulo.

“La calidad está en la mano y la rotulación no es tan sencilla como parece. He tenido muchos ayudantes, pero de todos me han salido sólo dos buenos rotulistas, no se aprende tan fácil, por eso este oficio ha ido desapareciendo”, señaló.

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

Empleo e informalidad durante pandemia

Tras la suspensión parcial de actividades económicas a causa de la proliferación del Covid-19 en México, el 24 de marzo, y la declaración de “emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor”, el 30 del mismo mes, un amplio sector de la población comenzó a verse afectada por el cierre de negocios, suspensión de actividades y despidos laborales, anticipando que el fenómeno viral propagaría también otra peste: la recesión económica.

En Michoacán la situación no fue diferente al resto del país. Según la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE), en junio del 2020 –tres meses después de la llegada del Covid-19– la tasa de participación laboral alcanzó un 56.1 por ciento, la tasa de desocupación fue de 3.44 por ciento y la tasa de informalidad laboral llegó a 75.1 por ciento, 6.1 por ciento más alta con respecto al segundo trimestre del 2019.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

No está demás decir que los empleados del aparato burocrático estatal y federal, conforman uno de los sectores menos afectados por la crisis económica, debido a que el recurso de sus nóminas depende de presupuestos establecidos previamente. No así quienes trabajan en la iniciativa privada, el campo y el sector informal, por mencionar ejemplos.

Antes de la declaración de “emergencia sanitaria”, la población ocupada en Michoacán de Ocampo era de 2.07 millones de personas, siendo superior en 1.88 por ciento al trimestre anterior (2.04 millones de ocupados) y superior en 1.97 por ciento, respecto al mismo periodo del año anterior (2.03 millones de ocupados), al corte del primer trimestre de 2020, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

Para el primer trimestre del año, dicha encuesta señala que de la población ocupada en la entidad 38.3 por siento son mujeres y 61.7 por ciento, hombres. Cifra basada en un total de 2, 074, 927 ocupados, 1.97 por ciento más que el mismo periodo del año anterior (2, 034, 881).

La encuesta también explica que “las ocupaciones con mayor aumento de trabajadores entre el primer trimestre de 2019 y el primer trimestre de 2020” fueron trabajadores de apoyo en actividades agrícolas (166 mil), empleados de ventas, despachadores y dependientes en comercios (144 mil) y comerciantes en establecimientos (123 mil).

Asimismo, la ENOE señala que “el salario promedio mensual en el primer trimestre de 2020 fue de $5.61 mil pesos, siendo superior en $331 pesos respecto al trimestre anterior ($5.27 mil pesos) y superior en $108 pesos, respecto al mismo periodo del año anterior ($5.5 mil pesos).

Local

Áreas de investigación de UMSNH no frenan ante pandemia

Hasta el momento siguen trabajando en la vacuna Covid-19, el trabajo de biosensor o pruebas rápidas y el diseño del tercer modelo de respirador mecánico

Local

Encuesta de Morena contemplará sólo 32 municipios

El presidente del Consejo Estatal reconoció indicios de “guerra sucia” entre los aspirantes del partido

Local

Tanhuato da “revés” al Covid-19 con alta recuperación

En ese municipio al suroeste del estado, de 142 contagiados durante la pandemia solo mueren 4

Local

Áreas de investigación de UMSNH no frenan ante pandemia

Hasta el momento siguen trabajando en la vacuna Covid-19, el trabajo de biosensor o pruebas rápidas y el diseño del tercer modelo de respirador mecánico

Local

Michoacán, entre los 7 estados más riesgosos para candidatos

En la entidad se han registrado 3 fallecidos, víctimas de incidentes de violencia política

Deportes

Higuera consulta a afición canaria sobre reapertura del Morelos

Para concretar la vuelta al estadio, la directiva del conjunto rojiamarillo debe contar con el aval de la autoridad estatal y municipal

Cultura

Escultora Carmen Martínez explora ideales zapatistas

La autora realizó una serie de obras con objetos encontrados en comunidades indígenas

Local

Arranca el Innovation Fest 2021 Virtual

Habrá actividades para todo el público que esté interesado en ciencia y nuevas tecnologías

Local

Encuesta de Morena contemplará sólo 32 municipios

El presidente del Consejo Estatal reconoció indicios de “guerra sucia” entre los aspirantes del partido