imagotipo

Registra Michoacán primer deceso por golpe de calor

  • Silvia Hernandez
  • en local

 

 

La Secretaría de Salud de Michoacán confirmó el primer deceso registrado este 2017 por golpe de calor; se trata de un joven trabajador de la construcción en el municipio de Huetamo, donde en los últimos días la temperatura se ha elevado por encima de los 40 grados Celsius.

Sin embargo, los registros de la Dirección General de Epidemiología (DGE) de la Secretaría de Salud del Gobierno de la República aún no lo reporta de manera oficial, dado que se tiene corte a la semana epidemiológica número 18. Hasta entonces, daba cuenta de que no se tenía ni un solo fallecimiento en el país a causa de temperaturas extremas.

El fallecido, un joven de 35 años de edad originario del Estado de México, se desempeñaba como albañil en la comunidad de Chihuero, perteneciente al referido municipio, y, de acuerdo con el secretario de Salud de Michoacán, Elías Ibarra Torres, llegó un día antes al estado para el desempeño de sus labores.

Desafortunadamente, perdió la vida mientras recibía atención médica en el área de urgencias en un hospital; por lo cual, precisó Ibarra Torres, se emitieron –mediante comunicado- una serie de recomendaciones dirigidas a la ciudadanía para que, ante el alza de temperaturas en la última semana, no se arriesgue exponiéndose de manera directa a los rayos del sol.

De esta forma, se indicó que es necesario concientizar a la población michoacana sobre los daños que pueden causar las altas temperaturas, principalmente en las regiones Centro, Costa Sierra y Tierra Caliente, donde se presentan los niveles máximos. Por esto, es fundamental que se conozcan los signos de alarma, como son la posible deshidratación, seguida de dolor de cabeza y sudoración abundante que pudieran originar un desvanecimiento.

Estas precauciones deben extremarse aún más en Tierra Caliente para prevenir un golpe que podría ser mortal. Sus habitantes, además de los síntomas ya mencionados, podrían presentar también piel seca y caliente, dado que la temperatura del paciente puede llegar a superar los 39 grados, por lo que comienza a desorientarse hasta perder el conocimiento.

Por ello, a fin de evitar desde el agotamiento hasta un golpe de calor que en caso extremo pudiera tener un desenlace fatal, se exhorta a beber abundantes líquidos, principalmente agua natural en un mínimo de dos litros por día o sueros; además, evitar la exposición directa al sol y actividades físicas y deportivas a la intemperie de 11:00 a 16:00 horas, usar ropa de colores claros y portar sombreros, gorras o sombrillas para disminuir la intensidad de la exposición a los rayos ultravioleta. En caso de presentarse el golpe de calor, se debe quitar la ropa al paciente y envolverlo en una toalla o sábana mojada y trasladarlo inmediatamente a un hospital.

Las menores de cinco años y adultos mayores son los sectores más vulnerables, por lo que requieren de mayor atención y cuidados.  La ciudadanía en general debe tomar las medidas preventivas y los cuidados necesarios durante esta temporada.

Cabe señalar que en el último reporte sobre la temporada de calor emitido por la DGE, Michoacán registró tres casos de cuadros clínicos relacionados con agotamiento por las altas temperaturas, un caso por golpe de calor y la temperatura más alta registrada en país, con 43 grados en el municipio de Apatzingán. (H)