imagotipo

Seguridad y derechos laborales, exigen periodistas

  • Dalia Villegas Moreno
  • en local

 

Contra las condiciones de inseguridad y vulnerabilidad a sus derechos laborales se manifestaron comunicadores de Michoacán, donde afirman que hay un registro de al menos 25 denuncias penales ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ) por agresiones, amenazas, homicidios y desapariciones, además de que se cuentan 17 denuncias ante autoridades laborales por arbitrariedades en sus centros de trabajo.

Al grito de “¡seguridad y derechos laborales!”, “¡ni uno más!” y “¡no a la censura!”, decenas de reporteros, fotógrafos, camarógrafos y trabajadores de otras áreas de la comunicación, marcharon de manera pacífica de la Fuente de Las Tarascas hacia la Plaza Melchor Ocampo, en Morelia, donde dieron lectura a un manifiesto en repudio a recientes asesinatos de dos periodistas.

En entrevista, la periodista Patricia Monreal Vázquez, quien cuenta con 21 años de trayectoria, comentó que actualmente el panorama es adverso, debido a que los comunicadores enfrentan precarias condiciones de trabajo, sin prestaciones de ley, seguridad social, en dinámicas de explotación laboral.

Foto: Lázaro Morales Olivares

Foto: Lázaro Morales Olivares

Aunado a ello, señaló que los marcos normativos vigentes no garantizan condiciones de seguridad para el ejercicio periodístico, debido a que la misma norma permite el establecimiento de relaciones entre las empresas concesionarias de los medios de difusión y las élites del gobierno y otros poderes fácticos, lo que mina la libertad editorial y alimenta la censura.

Monreal Vázquez también señaló la urgencia de una autorrevisión, debido a que señaló que entre algunos comunicadores se han desarrollado conductas contrarias a los principios de ética y responsabilidad con el derecho a la información, y que llegan a rayar en lo delictuoso, como la extorsión; sin embargo, no descartó que esto sea resultado de las condiciones hostiles y la incertidumbre laboral en que pervive buen número de comunicadores.

Por su parte, el periodista Andrés Resillas, quien cuenta con 30 años de trayectoria, denunció las condiciones de inseguridad en que laboran corresponsales al interior del estado, sin garantías laborales de parte de sus patrones, y expuestos al hostigamiento del crimen organizado, así como a arbitrariedades de las propias autoridades.

Precisó que se tiene registro de al menos 25 denuncias presentadas ante la PGJ por agresiones, amenazas, homicidios y desapariciones, además de que se cuentan 17 denuncias ante autoridades laborales por arbitrariedades en sus centros de trabajo, sin que se tenga claridad sobre las investigaciones en materia penal ni administrativa, por lo que generalmente son casos que terminan por archivarse.

Foto: Lázaro Morales Olivares

Foto: Lázaro Morales Olivares

Los comunicadores repudiaron la simulación que se ha observado en materia legislativa para garantizar el ejercicio periodístico, y exigieron a los actores políticos abstenerse de lucrar políticamente con este tema, y los exhortaron a plantear propuestas serias que no se queden empantanadas como ha ocurrido con las últimas iniciativas de ley. (L)