/ domingo 8 de noviembre de 2020

Sin miedo al éxito: emprendedoras frente a la pandemia

40 artistas y artesanos concurren en tienda-galería y, por otra parte, una micro-empresa de calzado genera ingresos para 40 mujeres distribuidoras

Morelia, Michoacán (OEM-Infomex).– A pesar de las condiciones adversas derivadas de la pandemia, hay quienes apuestan por remar contracorriente y buscan encontrar el lado más amable a la crisis económica imperante.

Éste es el caso de un grupo de mujeres emprendedoras que se asoció para abrir una tienda-galería bajo la premisa de impulsar el comercio solidario y una actriz que creó su propia marca de zapatos paralelamente a la crisis sanitaria.

Del escenario a la micro-empresa: Diana Rentería

Con 20 años de experiencia en la actuación, alrededor de 13 dando clases de teatro, Diana Rentería planeó durante un año la manera de entrarle al negocio del calzado, hasta que fundó la marca homónima durante los primeros meses de 2020, sin imaginarse el porvenir y las repercusiones que desencadenaría la pandemia a partir de la Primavera.

Después de investigar y entrar en contacto con productores de calzado de León, Guanajuato –ciudad cercana a su terruño natal–, decidió aventurarse a crear su micro-empresa y gestionó un apoyo económico del gobierno federal que le sirvió para capitalizar medianamente su proyecto.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

“El reto fue que justamente muchas maquiladoras estuvieron cerradas durante cuatro meses de la pandemia, entonces no tenía muchas opciones para visitar las fábricas y platicar con los fabricantes… todo se paró”, dijo al hablar de los obstáculos que debió sortear al arrancar su negocios en pleno confinamiento. Sin embargo, la integrante de Foro 4 señaló que gracias al trabajo de Alejandro Carranco, ha logrado que su marca gane seguidores, debido a la interacción generada por la publicidad en redes sociales.

“Hay que agarrarse de esos recursos tecnológicos que tenemos ahorita, para poder impulsar los proyectos y competir con las grandes empresas”, advirtió.

Con “precios más económicos que la competencia en internet”, su catálogo incluye botas, huaraches y tenis de plataforma para dama y público infantil “siempre apostando por la calidad” para satisfacer a la clientela y posicionar su marca, recalcó.

Puede interesarte: Productores de cempasúchil resienten la pandemia

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

Su proyecto busca también “contribuir con la economía de más mujeres, a través de una red de distribuidoras”, que hasta el momento llegan a 40 mujeres, encargadas de ofrecer el calzado mediante el catálogo digital y hacer circular la producción de zapatos.

Dicha estrategia fue elegida por Diana Rentería al percatarse que los “negocios físicos” comenzaron a ser menos rentables durante la pandemia y las redes sociales se convirtieron exponencialmente en plataformas de publicidad a bajo costo.

“En la ruta de Morelia a León voy dejando con mis distribuidoras mercancía que me van pidiendo y ellas se encargan de la distribución […] debo hacerle de emprendedora, inversionista y cargadora, porque básicamente ahorita lo que se ocupa es resistir para seguir invirtiendo, por eso aún no dispongo de recursos para contratar más empleados”, dijo al precisar que el envío de sus productos se hace en bicicleta y es gratuito en esta capital.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

“Enraizados” apuesta por la economía solidaria

Abierta apenas hace un par de meses, la tienda-galería “Enraizados” –ubicada en Valentín Gómez Farías, casi esquina con Eduardo Ruíz– congrega el trabajo de 40 artesanos, diseñadores y artistas, además de productores locales enfocados en la cosmética a base de ingredientes naturales.

Bajo la premisa de reactivar el comercio a partir del impulso a la economía solidaria, Elizabeth Velasco Cavita, socia fundadora de “Enraizados”, platicó con El Sol de Morelia sobre la gestación del proyecto y los retos impuestos por la pandemia a los negocios locales en el “libre mercado”.

Foto: Mariana Luna | El Sol de Morelia

“Empezamos a buscar artistas, amigos y conocidos, para invitarlos al proyecto y así dar a conocer su trabajo. Mi socia es diseñadora de interiores y yo diseñadora gráfica, buscábamos qué tipo de negocio poner, vinculado con el fomento de la cultura y el arte, porque partimos de la idea de concientizar y comprender que se puede vivir del arte”, explicó.

“Si toda la economía se está viniendo abajo, más el ámbito artístico, nos planteamos ayudar y apoyar porque queremos que las personas dejen de comprar algo manufacturado en serie y que se empiece a dar a conocer que hay talento en Michoacán”, dijo luego de señalar que las dinámicas de comercio capitalistas pueden modificarse si productores y consumidores se abren a una economía solidaria basada en la colectividad.

Te recomendamos: Panaderías de Morelia buscan vencer la pandemia

Foto: Mariana Luna | El Sol de Morelia

Entre las creaciones, piezas y productos de las y los 40 artistas y artesanos, se encuentran las prendas de la cooperativa de mujeres indígenas “Tatsuni”, productos cosméticos naturales, artesanía urbana, arte gráfico, pintura, vestidos, playeras y objetos de diseño. A decir de Velasco Cavita, muchas veces “en los museos puedes apreciar el arte y te gusta, pero no puedes comprarlo… por lo que Enraizados es un lugar donde puedes consumir arte local y hacerte de productos personalizados”.

En próximas fechas, esta tienda-galería ofrecerá un taller con una diseñadora de modas invitada, enfocado en darle nueva vida a prendas de medio uso, con el objetivo de hacer conciencia sobre la contaminación que genera la producción fabril de ropa.

Foto: Mariana Luna | El Sol de Morelia

“Ser de arcilla”, cerámica de alta temperatura

Fundado hace casi tres años, “Ser de arcilla” es un taller de cerámica de alta temperatura, único en la capital michoacana, que produce piezas utilitarias, esculturas y ofrece talleres a públicos reducidos.

En entrevista para este medio, Teresa Bustamante, ceramista y fundadora del espacio –ubicado en Amado Nervo # 495, Centro–, explicó que los retos a los cuales se ha enfrentado para introducir la cerámica de alta temperatura en el gusto de las y los morelianos, tienen que ver con cuestiones de especialización técnica y diferencia de costos en la elaboración de piezas, respecto a la cerámica de baja temperatura que se produce en la región.

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

“Quemamos con luz trifásica, tenemos un horno eléctrico y traemos los esmaltes de la capital del país… es costoso hacer este tipo de cerámica y siempre hay un jaloneo entre la venta y el precio que se pone”, dijo al especificar que los compradores, acostumbrados a la alfarería de Capula, muchas veces no toman en cuenta el trabajo, la especialización para realizarlo y el costo de los materiales.

Sigue leyendo: Talleres de grabado persisten ante la crisis

Junto a Valentín Gómez, artista asociado al taller, lleva a cabo talleres presenciales con cupo reducido en el espacio, a fin de difundir la técnica de “alta temperatura” –en la cual llegan a quemar piezas a mil 240 grados centígrados– y acrecentar la comunidad de personas interesadas en hacer piezas artísticas y utilitarias o simplemente tomar la cerámica como terapia ocupacional.

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

“Nosotros lo que hacemos es enseñar cuestiones básicas de cerámica, técnicas de construcción para quien quiere tomar torno, y la verdad es que hemos tenido buena recepción. Me nutre mucho dar clase a gente que se interesa por este tema, eso ha generado que el taller crezca”, explicó.

Con la llegada de la pandemia, reconoció que debieron tomar medidas más estrictas para continuar impartiendo clases y limitaron a dos el número de alumnos. “A pesar de esta situación, la gente que ya conocía el taller, en lugar de alejarse se acercó más a nosotros”, señaló.

Por su parte, Valentín Gómez explicó que el taller se enfoca en realizar piezas utilitarias, sin por ello dejar de lado la elaboración de esculturas, máscaras o piezas artísticas. Sobre las afectaciones que han enfrentado, derivadas de la pandemia, dijo que en lo personal –al contrario­– le benefició para poder dedicar más tiempo a sus proyectos personales en el taller, debido a que su trabajo en una institución escolar se suspendió por la contingencia.

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

Morelia, Michoacán (OEM-Infomex).– A pesar de las condiciones adversas derivadas de la pandemia, hay quienes apuestan por remar contracorriente y buscan encontrar el lado más amable a la crisis económica imperante.

Éste es el caso de un grupo de mujeres emprendedoras que se asoció para abrir una tienda-galería bajo la premisa de impulsar el comercio solidario y una actriz que creó su propia marca de zapatos paralelamente a la crisis sanitaria.

Del escenario a la micro-empresa: Diana Rentería

Con 20 años de experiencia en la actuación, alrededor de 13 dando clases de teatro, Diana Rentería planeó durante un año la manera de entrarle al negocio del calzado, hasta que fundó la marca homónima durante los primeros meses de 2020, sin imaginarse el porvenir y las repercusiones que desencadenaría la pandemia a partir de la Primavera.

Después de investigar y entrar en contacto con productores de calzado de León, Guanajuato –ciudad cercana a su terruño natal–, decidió aventurarse a crear su micro-empresa y gestionó un apoyo económico del gobierno federal que le sirvió para capitalizar medianamente su proyecto.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

“El reto fue que justamente muchas maquiladoras estuvieron cerradas durante cuatro meses de la pandemia, entonces no tenía muchas opciones para visitar las fábricas y platicar con los fabricantes… todo se paró”, dijo al hablar de los obstáculos que debió sortear al arrancar su negocios en pleno confinamiento. Sin embargo, la integrante de Foro 4 señaló que gracias al trabajo de Alejandro Carranco, ha logrado que su marca gane seguidores, debido a la interacción generada por la publicidad en redes sociales.

“Hay que agarrarse de esos recursos tecnológicos que tenemos ahorita, para poder impulsar los proyectos y competir con las grandes empresas”, advirtió.

Con “precios más económicos que la competencia en internet”, su catálogo incluye botas, huaraches y tenis de plataforma para dama y público infantil “siempre apostando por la calidad” para satisfacer a la clientela y posicionar su marca, recalcó.

Puede interesarte: Productores de cempasúchil resienten la pandemia

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

Su proyecto busca también “contribuir con la economía de más mujeres, a través de una red de distribuidoras”, que hasta el momento llegan a 40 mujeres, encargadas de ofrecer el calzado mediante el catálogo digital y hacer circular la producción de zapatos.

Dicha estrategia fue elegida por Diana Rentería al percatarse que los “negocios físicos” comenzaron a ser menos rentables durante la pandemia y las redes sociales se convirtieron exponencialmente en plataformas de publicidad a bajo costo.

“En la ruta de Morelia a León voy dejando con mis distribuidoras mercancía que me van pidiendo y ellas se encargan de la distribución […] debo hacerle de emprendedora, inversionista y cargadora, porque básicamente ahorita lo que se ocupa es resistir para seguir invirtiendo, por eso aún no dispongo de recursos para contratar más empleados”, dijo al precisar que el envío de sus productos se hace en bicicleta y es gratuito en esta capital.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

“Enraizados” apuesta por la economía solidaria

Abierta apenas hace un par de meses, la tienda-galería “Enraizados” –ubicada en Valentín Gómez Farías, casi esquina con Eduardo Ruíz– congrega el trabajo de 40 artesanos, diseñadores y artistas, además de productores locales enfocados en la cosmética a base de ingredientes naturales.

Bajo la premisa de reactivar el comercio a partir del impulso a la economía solidaria, Elizabeth Velasco Cavita, socia fundadora de “Enraizados”, platicó con El Sol de Morelia sobre la gestación del proyecto y los retos impuestos por la pandemia a los negocios locales en el “libre mercado”.

Foto: Mariana Luna | El Sol de Morelia

“Empezamos a buscar artistas, amigos y conocidos, para invitarlos al proyecto y así dar a conocer su trabajo. Mi socia es diseñadora de interiores y yo diseñadora gráfica, buscábamos qué tipo de negocio poner, vinculado con el fomento de la cultura y el arte, porque partimos de la idea de concientizar y comprender que se puede vivir del arte”, explicó.

“Si toda la economía se está viniendo abajo, más el ámbito artístico, nos planteamos ayudar y apoyar porque queremos que las personas dejen de comprar algo manufacturado en serie y que se empiece a dar a conocer que hay talento en Michoacán”, dijo luego de señalar que las dinámicas de comercio capitalistas pueden modificarse si productores y consumidores se abren a una economía solidaria basada en la colectividad.

Te recomendamos: Panaderías de Morelia buscan vencer la pandemia

Foto: Mariana Luna | El Sol de Morelia

Entre las creaciones, piezas y productos de las y los 40 artistas y artesanos, se encuentran las prendas de la cooperativa de mujeres indígenas “Tatsuni”, productos cosméticos naturales, artesanía urbana, arte gráfico, pintura, vestidos, playeras y objetos de diseño. A decir de Velasco Cavita, muchas veces “en los museos puedes apreciar el arte y te gusta, pero no puedes comprarlo… por lo que Enraizados es un lugar donde puedes consumir arte local y hacerte de productos personalizados”.

En próximas fechas, esta tienda-galería ofrecerá un taller con una diseñadora de modas invitada, enfocado en darle nueva vida a prendas de medio uso, con el objetivo de hacer conciencia sobre la contaminación que genera la producción fabril de ropa.

Foto: Mariana Luna | El Sol de Morelia

“Ser de arcilla”, cerámica de alta temperatura

Fundado hace casi tres años, “Ser de arcilla” es un taller de cerámica de alta temperatura, único en la capital michoacana, que produce piezas utilitarias, esculturas y ofrece talleres a públicos reducidos.

En entrevista para este medio, Teresa Bustamante, ceramista y fundadora del espacio –ubicado en Amado Nervo # 495, Centro–, explicó que los retos a los cuales se ha enfrentado para introducir la cerámica de alta temperatura en el gusto de las y los morelianos, tienen que ver con cuestiones de especialización técnica y diferencia de costos en la elaboración de piezas, respecto a la cerámica de baja temperatura que se produce en la región.

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

“Quemamos con luz trifásica, tenemos un horno eléctrico y traemos los esmaltes de la capital del país… es costoso hacer este tipo de cerámica y siempre hay un jaloneo entre la venta y el precio que se pone”, dijo al especificar que los compradores, acostumbrados a la alfarería de Capula, muchas veces no toman en cuenta el trabajo, la especialización para realizarlo y el costo de los materiales.

Sigue leyendo: Talleres de grabado persisten ante la crisis

Junto a Valentín Gómez, artista asociado al taller, lleva a cabo talleres presenciales con cupo reducido en el espacio, a fin de difundir la técnica de “alta temperatura” –en la cual llegan a quemar piezas a mil 240 grados centígrados– y acrecentar la comunidad de personas interesadas en hacer piezas artísticas y utilitarias o simplemente tomar la cerámica como terapia ocupacional.

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

“Nosotros lo que hacemos es enseñar cuestiones básicas de cerámica, técnicas de construcción para quien quiere tomar torno, y la verdad es que hemos tenido buena recepción. Me nutre mucho dar clase a gente que se interesa por este tema, eso ha generado que el taller crezca”, explicó.

Con la llegada de la pandemia, reconoció que debieron tomar medidas más estrictas para continuar impartiendo clases y limitaron a dos el número de alumnos. “A pesar de esta situación, la gente que ya conocía el taller, en lugar de alejarse se acercó más a nosotros”, señaló.

Por su parte, Valentín Gómez explicó que el taller se enfoca en realizar piezas utilitarias, sin por ello dejar de lado la elaboración de esculturas, máscaras o piezas artísticas. Sobre las afectaciones que han enfrentado, derivadas de la pandemia, dijo que en lo personal –al contrario­– le benefició para poder dedicar más tiempo a sus proyectos personales en el taller, debido a que su trabajo en una institución escolar se suspendió por la contingencia.

Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

Local

Abraham Sánchez deja RSP y se une a Ramírez Bedolla

En la plaza pública de Los Reyes , el ex candidato de Redes Sociales Progresistas declinó a favor del abanderado por Morena para conseguir el gobierno de Michoacán

Local

Quieren a Hipólito Mora con sombrero en boletas electorales

El PES argumenta que despojarlo de esta prenda de vestir puede causar una desventaja al momento de la votación

Policiaca

Reo que escapó en Morelia es capturado en Tenencia Morelos

Luego de tres horas de búsqueda, la policía logró ubicar al hombre identificado como "El Chaneke"

Gossip

Chucho Rivas graba dueto con Yuridia

Como tú es la nueva canción que crea y canta Chucho Rivas

Política

No hay posibilidades de fraude en las próximas elecciones: Lorenzo Córdova

En México las elecciones y la democracia podrán convivir en un contexto de pandemia y recrearse exitosamente

Sociedad

Reconoce el IMSS labor de enfermeras

Personal de enfermería participó en la Operación Chapultepec, durante la etapa más crítica de la emergencia sanitaria por Covid-19

Gossip

Los Rabanes buscan unir al rock

Emilio Regueira, vocalista del grupo considera que el género enfrenta una crisis debido a la falta de alianzas entre sus exponentes

Gossip

Esta etapa se vive “casi como un milagro”: Love of Lesbian

Love of Lesbian estrena disco y hablan del rumbo de la humanidad en las últimas décadas

Finanzas

Deja 3M a la mitad en el home office

La empresa dijo que el corporativo trabajará de forma híbrida aun cuando todos estén vacunados