/ jueves 30 de septiembre de 2021

Sin sentencia, inculpadas por crimen de Xitlali

Este 30 de septiembre se cumple el primer año del asesinato de la enfermera

Morelia, Michoacán (OEM-Infomex).- Este 30 de septiembre se cumple el primer año del asesinato de la enfermera Xitlali Ballesteros, quien primero sufrió una golpiza a manos de dos mujeres quienes posteriormente arrojaron su cuerpo en un paraje del vecino estado de Guanajuato. Por dicho delito hay dos personas en prisión, Estéphani N. y Laura N., pero ninguna ha recibido sentencia debido a una serie de amparos interpuestos por los abogados.

A 12 meses de distancia, José Luis González no comprende que todas las pruebas aportadas por la Fiscalía General del Estado (FGE) sean insuficientes para que comience el juicio y se haga justicia. Él fue pareja de la víctima y juntos procrearon un hijo que ahora tiene 11 años y todos los días pregunta qué ha pasado con quienes mataron a su mamá, pero no hay respuesta que lo satisfaga.

La enfermera Xitlali Ballesteros | Foto: Facebook | Xitlali Ballesteros

Como se recordará, Ballesteros vivía con su nueva pareja, Luis Alonso, un médico cuya casa se localizaba en un fraccionamiento al sur de la ciudad. Ese 30 de septiembre, Xitlalli le avisó que saldría por un momento para encontrarse con Estéphani, sobrina del galeno, quien le iba a presentar a una mujer para concretar la renta de una casa en la capital michoacana. Las tres se reunieron en el café MX de la avenida Camelinas, para luego dirigirse al domicilio de la madre del doctor, donde ocurrió el asesinato.

El 6 de octubre la Fiscalía detuvo a las imputadas y en audiencias posteriores se dieron a conocer los detalles del asesinato, donde se reveló que la enfermera fue golpeada al interior de la casa hasta causarle la muerte. También se demostró que los teléfonos celulares de las tres mujeres siguieron la misma ruta el día de los hechos, lo que comprobó que las señaladas trasladaron el cuerpo hasta un paraje en Valle de Santiago, Guanajuato.

Manifestación por la muerte de Xitlali | Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

“Yo lo que quiero es que se haga justicia. No pretendo una reparación económica del daño ni tampoco un juicio abreviado, porque ninguna cantidad económica va a aliviar el dolor que tiene mi hijo”, dice José Luis. Para él, la FGE hizo un buen trabajo en cuanto a la recopilación de pruebas, pero después ha pretendido resolver de golpe el caso con la pretensión de lograr un juicio breve que reduzca la condena, sobre todo de Esthépanie N., quien con ayuda de su familia ha interpuesto recursos de amparos que sólo han retrasado el comienzo del juicio.

Sin abogados particulares ni un aparato mediático que lo respalde, el hombre se siente solo en una batalla donde procura no dejar todo en manos de la defensa y los fiscales. “Si fuera así ya hubieran llegado a un arreglo, porque en una de las audiencias incluso la defensa de Estéphanie afirmó que ya tenían listo un bien para valuar y la cantidad sería depositada a una cuenta, pero el juez les puso un alto”, recuerda.

Fotografía de la enfermera obtenida de su red social / Foto: Facebook | Xitlali Ballesteros

En efecto, en una audiencia del 11 de agosto se informó que ya había un acuerdo previo para que la imputada ofreciera una cantidad indeterminada de dinero como reparación del daño, misma que se pretendía depositar en una cuenta de la Fiscalía. En ese momento, el juez aclaró que este método para reducir una condena y acelerar el juicio no es posible sin la anuencia de las víctimas, por lo que negó la pretensión.

Ahí mismo, los abogados solicitaron que tanto la madre como la expareja de Xitlali no fueran consideradas como víctimas indirectas, argumentando que ese estatus sólo le corresponde al menor de edad. La petición obtuvo el rechazo del juez, quien incluso amonestó a la parte defensora por pretender sacar esa ventaja.

El caso también tomó un giro distinto cuando el doctor Luis Alonso falleció, pues a partir de ese momento la defensa quiso convencer a las partes para un arreglo económico y lograr una condena menor. “Fue muy notorio que en cuanto muere Alonso, su propia familia hace todo lo posible para terminar con esto, pero al menos de mi parte no habrá dinero que les reciba, porque a mi hijo no lo podría ver a los ojos”, dice, convencido, José Luis, a quien solo le queda el recurso de la paciencia y la esperanza.


Morelia, Michoacán (OEM-Infomex).- Este 30 de septiembre se cumple el primer año del asesinato de la enfermera Xitlali Ballesteros, quien primero sufrió una golpiza a manos de dos mujeres quienes posteriormente arrojaron su cuerpo en un paraje del vecino estado de Guanajuato. Por dicho delito hay dos personas en prisión, Estéphani N. y Laura N., pero ninguna ha recibido sentencia debido a una serie de amparos interpuestos por los abogados.

A 12 meses de distancia, José Luis González no comprende que todas las pruebas aportadas por la Fiscalía General del Estado (FGE) sean insuficientes para que comience el juicio y se haga justicia. Él fue pareja de la víctima y juntos procrearon un hijo que ahora tiene 11 años y todos los días pregunta qué ha pasado con quienes mataron a su mamá, pero no hay respuesta que lo satisfaga.

La enfermera Xitlali Ballesteros | Foto: Facebook | Xitlali Ballesteros

Como se recordará, Ballesteros vivía con su nueva pareja, Luis Alonso, un médico cuya casa se localizaba en un fraccionamiento al sur de la ciudad. Ese 30 de septiembre, Xitlalli le avisó que saldría por un momento para encontrarse con Estéphani, sobrina del galeno, quien le iba a presentar a una mujer para concretar la renta de una casa en la capital michoacana. Las tres se reunieron en el café MX de la avenida Camelinas, para luego dirigirse al domicilio de la madre del doctor, donde ocurrió el asesinato.

El 6 de octubre la Fiscalía detuvo a las imputadas y en audiencias posteriores se dieron a conocer los detalles del asesinato, donde se reveló que la enfermera fue golpeada al interior de la casa hasta causarle la muerte. También se demostró que los teléfonos celulares de las tres mujeres siguieron la misma ruta el día de los hechos, lo que comprobó que las señaladas trasladaron el cuerpo hasta un paraje en Valle de Santiago, Guanajuato.

Manifestación por la muerte de Xitlali | Foto: Carmen Hernández | El Sol de Morelia

“Yo lo que quiero es que se haga justicia. No pretendo una reparación económica del daño ni tampoco un juicio abreviado, porque ninguna cantidad económica va a aliviar el dolor que tiene mi hijo”, dice José Luis. Para él, la FGE hizo un buen trabajo en cuanto a la recopilación de pruebas, pero después ha pretendido resolver de golpe el caso con la pretensión de lograr un juicio breve que reduzca la condena, sobre todo de Esthépanie N., quien con ayuda de su familia ha interpuesto recursos de amparos que sólo han retrasado el comienzo del juicio.

Sin abogados particulares ni un aparato mediático que lo respalde, el hombre se siente solo en una batalla donde procura no dejar todo en manos de la defensa y los fiscales. “Si fuera así ya hubieran llegado a un arreglo, porque en una de las audiencias incluso la defensa de Estéphanie afirmó que ya tenían listo un bien para valuar y la cantidad sería depositada a una cuenta, pero el juez les puso un alto”, recuerda.

Fotografía de la enfermera obtenida de su red social / Foto: Facebook | Xitlali Ballesteros

En efecto, en una audiencia del 11 de agosto se informó que ya había un acuerdo previo para que la imputada ofreciera una cantidad indeterminada de dinero como reparación del daño, misma que se pretendía depositar en una cuenta de la Fiscalía. En ese momento, el juez aclaró que este método para reducir una condena y acelerar el juicio no es posible sin la anuencia de las víctimas, por lo que negó la pretensión.

Ahí mismo, los abogados solicitaron que tanto la madre como la expareja de Xitlali no fueran consideradas como víctimas indirectas, argumentando que ese estatus sólo le corresponde al menor de edad. La petición obtuvo el rechazo del juez, quien incluso amonestó a la parte defensora por pretender sacar esa ventaja.

El caso también tomó un giro distinto cuando el doctor Luis Alonso falleció, pues a partir de ese momento la defensa quiso convencer a las partes para un arreglo económico y lograr una condena menor. “Fue muy notorio que en cuanto muere Alonso, su propia familia hace todo lo posible para terminar con esto, pero al menos de mi parte no habrá dinero que les reciba, porque a mi hijo no lo podría ver a los ojos”, dice, convencido, José Luis, a quien solo le queda el recurso de la paciencia y la esperanza.


Local

Comerciantes del Lago de Camécuaro denuncian abusos por parte de autoridades

Afirman que las medidas que se tomaron para reubicarlos y remodelar el sitio son injustas y no se les tomó en cuenta

Policiaca

Encuentran bolsa con restos óseos en Uruapan

Se sospecha que los huesos podrían ser de animales

Local

Comunidades irán a Corte Interamericana para defender autonomía

El día de ayer la SCJN invalidó los alcances de la Ley Orgánica Municipal, lo que impediría la administración de recursos propios en las comunidades

Justicia

Vinculan a proceso cinco de los detenidos en Cd. Juárez tras ola de violencia

Los imputados enfrentan cargos por homicidio calificado en grado de tentativa y daños, por los hechos ocurridos el jueves 11 de agosto

Exposiciones

Clavijero abre expo con obras que van entre lo mitológico y lo histórico

El pintor Miguel Carmona creó los 63 cuadros durante la pandemia

Local

Retiran barricadas y revisan a policías municipales en Michoacán

Se han visitado 94 demarcaciones en Michoacán para detectar irregularidades con elementos de seguridad

Justicia

Juez gira 83 órdenes de aprehensión contra militares por caso Ayotzinapa

Las órdenes de captura incluyen a elementos de las policías municipales de Huitzuco, Iguala y Cocula

Justicia

Rosario Robles obtiene su libertad tras 3 años de prisión preventiva

Robles Berlanga es acusada de ejercicio indebido del servicio público en el caso conocido como la Estafa Maestra

Justicia

Giran orden de aprehensión contra Simón Levy, exsubsecretario de Turismo federal

Levy es acusado por su vecinos de patear y golpear la puerta de su domicilio, en Polanco, alcaldía Miguel Hidalgo