imagotipo

PAN pide que titulares de Segob, CISEN y PGR comparezcan por espionaje

El presidente del conservador Partido Acción Nacional de México (PAN), Ricardo Anaya, pidió hoy que se retire del cargo y se ponga a disposición de la Justicia a aquellos funcionarios involucrados en el supuesto espionaje efectuado por el Gobierno a periodistas, activistas y a su propia agrupación.

“En el PAN ya estamos explorando a qué instancias internacionales recurriremos para denunciar este asunto”, defendió Anaya en un comunicado.

Exigió al Gobierno “emprender acciones contundentes para frenar este grave delito, del que han sido blanco activistas, periodistas y políticos”.

Además, Anaya demandó que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio, el director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), Eugenio Imaz, y el titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Raúl Cervantes, comparezcan ante el Congreso de la Unión.

Entérate: Peña Nieto rechaza acusaciones de espionaje; espera resultados de PGR

Estas personas, agregó, deberán dar explicaciones sobre “qué agencias del Gobierno mexicano han adquirido, directa o indirectamente, licencias para utilizar ‘malware’ de vigilancia como ‘Pegasus’”.

“No vamos a descansar hasta que se llegue a las últimas consecuencias en este tema tan delicado”, remarcó el presidente de la agrupación política.

El pasado 19 de junio, el diario estadounidense The New York Times informó que activistas, defensores de derechos humanos y periodistas, entre ellos la comunicadora Carmen Aristegui, fueron espiados a través de sus teléfonos móviles mediante el programa informático “Pegasus”, que se vende exclusivamente a Gobiernos.

Los afectados recibían mensajes que servían de gancho para que el programa malicioso se instalara en los dispositivos.

Días después, el PAN denunció que había detectado mensajes “con los mismos patrones” en teléfonos móviles de varios de sus integrantes.

En esa ocasión, Anaya señaló que entre las personas que recibieron esos mensajes se encontraban él mismo y el secretario de Comunicación del partido, Fernando Rodríguez Doval.

Lee también: CNDH abre expediente por supuesto espionaje a periodistas y activistas

El pasado jueves, el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, negó “categóricamente” las acusaciones de espionaje contra el Ejecutivo y dijo que este condena “cualquier intervención que se tenga en la vida privada de quienes son activistas y de cualquier persona”.

Dijo que solicitó a la Fiscalía investigar los señalamientos hechos en ese sentido, afirmación que muchos medios de comunicación locales tomaron como una amenaza, aunque horas más tarde, Peña Nieto se retractó y aseguró que se había explicado “inadecuadamente”.

 

 

/dec