/ viernes 3 de julio de 2020

Coronavirus: ¿el fin del mundo está cerca?

El pastor evangélico más cercano a AMLO piensa que el anticristo está cerca y los testigos de Jehová creen que las profecías se están cumpliendo


La pandemia de Covid-19 ha puesto a más de uno a pensar que quizá el fin del mundo está cerca. Internet se llena de teorías de la conspiración, #Apocalipsis es tendencia en redes y en YouTube abundan los videos que explican cómo la Biblia, Nostradamus, Los Simpson y hasta un niño indio astrólogo predijeron la enfermedad que azota al mundo.

No es la primera vez que la gente tiene incertidumbre sobre el futuro. También sucedió en 2012 con las profecías mayas, y pasó en 2000 con la llegada del nuevo milenio, pero el final nunca llegó.

Veinte años después resurgen la curiosidad y el temor, pues el coronavirus llegó acompañado de otras calamidades: incendios que arrasan a Australia, millones de langostas que devoran todo a su paso en África y Medio Oriente, avispones asesinos gigantes... Y en México, para colmo, un nuevo sismo nos volvió a sacudir.

Con tantos fenómenos en el mundo, El Sol de México recopiló el punto de vista teológico de cuatro grupos religiosos de tradición judeocristiana sobre la actual pandemia. Entrevistamos a representantes del catolicismo, los testigos de Jehová, los judíos y los cristianos evangélicos. Esto fue lo que nos dijeron.

La iglesia católica considera que la pandemia es una invitación a reflexionar / Foto: Adrián Vázquez

SE ACERCA EL ANTICRISTO: ARTURO FARELA

Para Arturo Farela Gutiérrez no hay duda: los cuatro jinetes del Apocalipsis avanzan a paso galopante sobre el planeta.

El líder de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice), considera que con la pandemia se está cumpliendo la profecía bíblica que anuncia pestes en la Tierra.

“Así lo consideramos nosotros, como uno de los cuatro jinetes apocalípticos que cabalga fuertemente en el mundo”.

Lo que seguiría, de acuerdo a su exégesis bíblica, es el rapto. Se trata de una creencia en la que los cristianos evangélicos —35 millones de mexicanos entre ellos— desaparecerían en un santiamén de la tierra para ser llevados al cielo, mientras que el resto de la humanidad se quedaría a sufrir el reinado del anticristo.

El coronavirus, dice el pastor, es la antesala al gobierno mundial del anticristo. Durante ese periodo se exigiría a todas las personas ponerse una marca diabólica identificada con el número 666.

“Todo aquel que no lo tenga en la mano derecha o en la frente, no podrá comprar ni vender. Por eso ahora Miguel Bosé está cuestionando la vacuna de Bill Gates… porque quieren poner a través de esa vacuna un microchip”.

El hecho que refiere Farela es una teoría de la conspiración ampliamente difundida en las distintas redes sociales que acusa a las “élites internacionales” de usar la enfermedad de Covid-19 como parte de una estrategia para imponer “un nuevo orden mundial”.

De acuerdo con esta idea, a la que se han sumado personajes como el cantante Enrique Bunbury y la actriz Paty Navidad, el fundador de Microsoft planea implantar un microchip en cada persona que reciba la vacuna contra el virus, lo que permitiría la dominación absoluta de la humanidad.

(El Covid) es uno de los cuatro jinetes apocalípticos, que cabalga en el mundoArturo Farela. Líder de Confraternice

Esta creencia, que parece sacada de una película de ficción sobre un futuro distópico, no resulta descabellada para el pastor evangélico.

— ¿A través de la vacuna (se puede cumplir la profecía del 666)?, –preguntamos a Arturo Farela.

— Sí, pondrían ese microchip, es lo que denunció Bosé.

— ¿Y usted qué opina de esa denuncia? ¿Es factible?

— Francamente tendrían que correr los tiempos proféticos más rápido de lo que están corriendo ahorita, porque en el tiempo cuando el 666 empiece a cumplir su función de control de comercio mundial a través del anticristo, los cristianos ya no vamos a estar en la tierra.

Farela es muy cercano al presidente Andrés Manuel López Obrador. El pastor ha apoyado al tabasqueño en sus tres elecciones presidenciales, se reúne con él para orar y leer la Biblia y ha movilizado su estructura de siete mil iglesias afiliadas para distribuir su Cartilla Moral.

Hay quien lo señala como el pastor de la 4T o el ministro de cabecera del Presidente, pero Farela prefiere decir que es su “amigo y hermano en la fe” desde que AMLO gobernaba la Ciudad de México.

Farela Gutiérrez afirma que el anticristo tendrá un gobierno de siete años.

Este futuro dictador lograría embelesar al mundo con una aparente paz entre judíos y árabes, pero al término de su gobierno conduciría a todos los países en una guerra a gran escala contra Israel. En ese momento, explica el pastor, Jesucristo aparecería nuevamente en la tierra para instaurar un reino de mil años.

¿Cuándo sucederá todo esto? Tras darme una serie de pasajes bíblicos, Farela me responde con siete palabras: “tú y yo somos la última generación”.

En Irak, un rabino realiza un servicio a domicilio para una familia durante el Sabbath / Foto: AFP

NO TENEMOS MIEDO: TESTIGOS DE JEHOVÁ

Si hay un grupo que ha tratado de calcular el fin de los tiempos, ese es el de los Testigos de Jehová. Su fundador, el pastor estadounidense Charles Taze Russell, había puesto como fecha 1914 para el colapso de los gobiernos humanos y el comienzo del reinado de Jesucristo, pero no sucedió.

Su reinterpretación posterior fue que ese año no marcaba el fin de las cosas, sino el comienzo del fin, algo que no dejó muy convencidos a sus críticos. Las nuevas generaciones prefieren ser más cautas al momento de fijar una fecha para lo que sería el final del final.

“Nosotros creemos que sí estamos muy cerca por la evidencia que vemos del cumplimiento de las profecías bíblicas, (pero) tocante al día y la hora, eso sí no sabemos, nadie sabe absolutamente”, explica en entrevista Andrés Velasco Aranda, director de Información Pública de los testigos de Jehová en México.

Para los creyentes de esta fe, la actual pandemia es parte de una profecía dicha por el mismo Jesucristo en Lucas 21:10-11, que habla de guerras, terremotos, hambres y epidemias previas al fin del mundo.

Sin embargo, los más de 850 mil testigos de Jehová en México no tienen miedo, su mensaje es más bien esperanzador porque esto significa que en realidad “el reino de Dios está cerca”.

“No tenemos miedo, lo vemos con optimismo. No somos temerarios ni vemos la situación en forma fanática, al contrario, sabemos que esto vendrá en el lugar y en el momento que así lo establezca Dios… seguiremos esperando con paciencia y con esperanza”, concluye Velasco.

35 MILLONES de mexicanos conforman la comunidad evangélica en el país

DIOS NO DETONA DESGRACIAS: CATOLICISMO

Más que buscar una explicación futurista, monseñor Luis Manuel Pérez Raygoza ve en el virus una manera en la que Dios quiere que las personan reflexionen.

“Lejos de abatirnos, de darnos por derrotados, de llenarnos de miedo, porque el miedo nos va a paralizar, más bien tenemos que tratar de encontrar respuestas, de ayudarnos y de confiar en Dios”, opina el obispo auxiliar de la Arquidiócesis Primada de México.

Pérez Raygoza aprovecha la entrevista para deslindar a la institución de las declaraciones emitidas por su arzobispo emérito Juan Sandoval Íñiguez, quien calificó al Covid-19 como una “dizque pandemia”. “Habría que contextualizar y dimensionar cuando se trata de una postura oficial de la iglesia, y cuando se trata, en cambio, de una opinión particular”.

Sobre los que creen como Sandoval Íñiguez, e incluso niegan la existencia del virus, el representante de la asociación religiosa considera que esto sólo traerá más contagio físico y psicológico.

“Aquellos que consideran que es un invento, que es una manipulación de masas, que es una forma de limitarnos, de controlarnos, que es un triunfo de ciertas fuerzas adversas a la religión que han logrado que se suspenda el culto público, finalmente no ayudan porque se está negando una realidad que se impone por sus múltiples evidencias.

“Se genera más angustia sobretodo en la gente más sencilla, que de alguna manera es influenciable, y luego se dan consecuencias de mayores contagios de aquellos que dicen: no pasa nada y sigamos la vida como si nada ocurriera”.

A la pregunta de si el coronavirus es un castigo o azote de Dios, monseñor Luis Manuel Pérez Raygoza considera que no.

“Dios siempre tiene modos de ayudarnos a reflexionar, a situarnos en nuestra propia realidad, a hacer valoraciones profundas sobre la vida y a distinguir lo que de verdad vale la pena y lo que es transitorio y no vale la pena, (pero) Dios no detona las desgracias.

“Son cuestiones que tienen que ver con la química, con la evolución misma de las cosas, con las cuestiones ambientales. Pero, aunque no las detona, sí no da la posibilidad de que, a partir de esas experiencias desafortunadas, nosotros aprovechemos para reflexionar”, mencionó.

La pandemia, considera el obispo, deja cinco enseñanzas al ser humano: somos seres con alcances y límites, debemos cuidarnos unos a otros, debemos ser solidarios, debemos valorar la vida como a un tesoro y debemos reflexionar sobre quiénes somos, dónde estamos, qué hemos hecho con nuestra vida, hacia dónde vamos y qué es lo que necesitamos corregir.

HAY QUE VOLVER AL EQUILIBRIO: JUDAISMO

La pandemia de Covid-19 nos vino a mostrar que estamos desequilibrados y necesitamos volver al equilibrio, considera Marcelo Rittner, rabino emérito de la Comunidad Bet El de México. “Creo que ése es el mayor desafío que debemos tener en este momento: poder encontrar juntos el equilibrio y aprender de lo que nos ha tocado vivir”, señala.

El religioso que está al frente de una sinagoga de mil 100 familias considera normal el miedo de quienes juran que el mundo está por llegar a su fin, aunque no comparte su temor.

“Dios está con nosotros, Dios nos está ayudando; hay un principio en las fuentes judías que dice que cuando hay una enfermedad o se presenta una enfermedad, Dios ya creó también la cura”.

Aunque descarta que sea un castigo de Dios, Rittner cree que la pandemia sí es un llamado de atención para que aprendamos a cuidar el planeta.

“Todo esto es un mensaje de espiritualidad… El hombre tiene libre albedrío, y lo ha usado de manera que ha dañado en su egoísmo la forma de vida, el equilibrio del planeta; y estos son llamados naturales que te están cobrando y te están llamando la atención de que debemos tener más cuidado de cómo vivimos y cómo usamos nuestros recursos.

“Creo que esto es un llamado a la reflexión de cómo vivimos, de cómo utilizamos los recursos naturales”.

A cada momento el rabino aprovecha la entrevista para remarcar otra enseñanza que nos ha dejado la pandemia: la oportunidad de pensar en el prójimo. En sus palabras, convoca “a pensar en plural y no sólo en singular”.

“Estamos en esto como colectivo, esto no tiene que ver con religión, no tiene que ver con color, no tiene que ver con ningún tipo de áreas o forma de diferencias a la gente. Esto tiene que ver con que es un problema universal, y si no nos juntamos como seres humanos… definitivamente va a ser un golpe muy fuerte y de mucho tiempo para toda la sociedad”.

Un judío ultra ortodoxo utiliza careta protectora para cruzar un punto de control en Israel / Foto: AFP

Marcelo Rittner, por tanto, es crítico de la actitud tomada por algunas comunidades judías ortodoxas en Estados Unidos e Israel que se han resistido a adoptar las medidas sanitarias del confinamiento, al señalar que no tienen conciencia de que son parte de una sociedad.

“Me gustaría dejarles un pensamiento que yo siempre utilizo en mis mensajes y dice: ‘debemos rezar, como si todo dependiera de Dios, y debemos actuar como si todo dependiera de nosotros’”.

Rittner finalmente invita a ver esta pandemia desde una perspectiva más optimista y a aprovechar el lado que nos ayude a ser mejores personas para salir de esta tormenta reforzados espiritualmente.

“Es importante tener una actitud positiva. En el judaísmo siempre el principio es la vida, es decir, la vida significa poder recibir el regalo de Dios, que es la vida, y darle un sentido y un contenido”, comenta el líder espiritual.

Con información de Alejandro Castro | El Sol de México


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast


Lee también otros contenidos de Normal ⬇️


La pandemia de Covid-19 ha puesto a más de uno a pensar que quizá el fin del mundo está cerca. Internet se llena de teorías de la conspiración, #Apocalipsis es tendencia en redes y en YouTube abundan los videos que explican cómo la Biblia, Nostradamus, Los Simpson y hasta un niño indio astrólogo predijeron la enfermedad que azota al mundo.

No es la primera vez que la gente tiene incertidumbre sobre el futuro. También sucedió en 2012 con las profecías mayas, y pasó en 2000 con la llegada del nuevo milenio, pero el final nunca llegó.

Veinte años después resurgen la curiosidad y el temor, pues el coronavirus llegó acompañado de otras calamidades: incendios que arrasan a Australia, millones de langostas que devoran todo a su paso en África y Medio Oriente, avispones asesinos gigantes... Y en México, para colmo, un nuevo sismo nos volvió a sacudir.

Con tantos fenómenos en el mundo, El Sol de México recopiló el punto de vista teológico de cuatro grupos religiosos de tradición judeocristiana sobre la actual pandemia. Entrevistamos a representantes del catolicismo, los testigos de Jehová, los judíos y los cristianos evangélicos. Esto fue lo que nos dijeron.

La iglesia católica considera que la pandemia es una invitación a reflexionar / Foto: Adrián Vázquez

SE ACERCA EL ANTICRISTO: ARTURO FARELA

Para Arturo Farela Gutiérrez no hay duda: los cuatro jinetes del Apocalipsis avanzan a paso galopante sobre el planeta.

El líder de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice), considera que con la pandemia se está cumpliendo la profecía bíblica que anuncia pestes en la Tierra.

“Así lo consideramos nosotros, como uno de los cuatro jinetes apocalípticos que cabalga fuertemente en el mundo”.

Lo que seguiría, de acuerdo a su exégesis bíblica, es el rapto. Se trata de una creencia en la que los cristianos evangélicos —35 millones de mexicanos entre ellos— desaparecerían en un santiamén de la tierra para ser llevados al cielo, mientras que el resto de la humanidad se quedaría a sufrir el reinado del anticristo.

El coronavirus, dice el pastor, es la antesala al gobierno mundial del anticristo. Durante ese periodo se exigiría a todas las personas ponerse una marca diabólica identificada con el número 666.

“Todo aquel que no lo tenga en la mano derecha o en la frente, no podrá comprar ni vender. Por eso ahora Miguel Bosé está cuestionando la vacuna de Bill Gates… porque quieren poner a través de esa vacuna un microchip”.

El hecho que refiere Farela es una teoría de la conspiración ampliamente difundida en las distintas redes sociales que acusa a las “élites internacionales” de usar la enfermedad de Covid-19 como parte de una estrategia para imponer “un nuevo orden mundial”.

De acuerdo con esta idea, a la que se han sumado personajes como el cantante Enrique Bunbury y la actriz Paty Navidad, el fundador de Microsoft planea implantar un microchip en cada persona que reciba la vacuna contra el virus, lo que permitiría la dominación absoluta de la humanidad.

(El Covid) es uno de los cuatro jinetes apocalípticos, que cabalga en el mundoArturo Farela. Líder de Confraternice

Esta creencia, que parece sacada de una película de ficción sobre un futuro distópico, no resulta descabellada para el pastor evangélico.

— ¿A través de la vacuna (se puede cumplir la profecía del 666)?, –preguntamos a Arturo Farela.

— Sí, pondrían ese microchip, es lo que denunció Bosé.

— ¿Y usted qué opina de esa denuncia? ¿Es factible?

— Francamente tendrían que correr los tiempos proféticos más rápido de lo que están corriendo ahorita, porque en el tiempo cuando el 666 empiece a cumplir su función de control de comercio mundial a través del anticristo, los cristianos ya no vamos a estar en la tierra.

Farela es muy cercano al presidente Andrés Manuel López Obrador. El pastor ha apoyado al tabasqueño en sus tres elecciones presidenciales, se reúne con él para orar y leer la Biblia y ha movilizado su estructura de siete mil iglesias afiliadas para distribuir su Cartilla Moral.

Hay quien lo señala como el pastor de la 4T o el ministro de cabecera del Presidente, pero Farela prefiere decir que es su “amigo y hermano en la fe” desde que AMLO gobernaba la Ciudad de México.

Farela Gutiérrez afirma que el anticristo tendrá un gobierno de siete años.

Este futuro dictador lograría embelesar al mundo con una aparente paz entre judíos y árabes, pero al término de su gobierno conduciría a todos los países en una guerra a gran escala contra Israel. En ese momento, explica el pastor, Jesucristo aparecería nuevamente en la tierra para instaurar un reino de mil años.

¿Cuándo sucederá todo esto? Tras darme una serie de pasajes bíblicos, Farela me responde con siete palabras: “tú y yo somos la última generación”.

En Irak, un rabino realiza un servicio a domicilio para una familia durante el Sabbath / Foto: AFP

NO TENEMOS MIEDO: TESTIGOS DE JEHOVÁ

Si hay un grupo que ha tratado de calcular el fin de los tiempos, ese es el de los Testigos de Jehová. Su fundador, el pastor estadounidense Charles Taze Russell, había puesto como fecha 1914 para el colapso de los gobiernos humanos y el comienzo del reinado de Jesucristo, pero no sucedió.

Su reinterpretación posterior fue que ese año no marcaba el fin de las cosas, sino el comienzo del fin, algo que no dejó muy convencidos a sus críticos. Las nuevas generaciones prefieren ser más cautas al momento de fijar una fecha para lo que sería el final del final.

“Nosotros creemos que sí estamos muy cerca por la evidencia que vemos del cumplimiento de las profecías bíblicas, (pero) tocante al día y la hora, eso sí no sabemos, nadie sabe absolutamente”, explica en entrevista Andrés Velasco Aranda, director de Información Pública de los testigos de Jehová en México.

Para los creyentes de esta fe, la actual pandemia es parte de una profecía dicha por el mismo Jesucristo en Lucas 21:10-11, que habla de guerras, terremotos, hambres y epidemias previas al fin del mundo.

Sin embargo, los más de 850 mil testigos de Jehová en México no tienen miedo, su mensaje es más bien esperanzador porque esto significa que en realidad “el reino de Dios está cerca”.

“No tenemos miedo, lo vemos con optimismo. No somos temerarios ni vemos la situación en forma fanática, al contrario, sabemos que esto vendrá en el lugar y en el momento que así lo establezca Dios… seguiremos esperando con paciencia y con esperanza”, concluye Velasco.

35 MILLONES de mexicanos conforman la comunidad evangélica en el país

DIOS NO DETONA DESGRACIAS: CATOLICISMO

Más que buscar una explicación futurista, monseñor Luis Manuel Pérez Raygoza ve en el virus una manera en la que Dios quiere que las personan reflexionen.

“Lejos de abatirnos, de darnos por derrotados, de llenarnos de miedo, porque el miedo nos va a paralizar, más bien tenemos que tratar de encontrar respuestas, de ayudarnos y de confiar en Dios”, opina el obispo auxiliar de la Arquidiócesis Primada de México.

Pérez Raygoza aprovecha la entrevista para deslindar a la institución de las declaraciones emitidas por su arzobispo emérito Juan Sandoval Íñiguez, quien calificó al Covid-19 como una “dizque pandemia”. “Habría que contextualizar y dimensionar cuando se trata de una postura oficial de la iglesia, y cuando se trata, en cambio, de una opinión particular”.

Sobre los que creen como Sandoval Íñiguez, e incluso niegan la existencia del virus, el representante de la asociación religiosa considera que esto sólo traerá más contagio físico y psicológico.

“Aquellos que consideran que es un invento, que es una manipulación de masas, que es una forma de limitarnos, de controlarnos, que es un triunfo de ciertas fuerzas adversas a la religión que han logrado que se suspenda el culto público, finalmente no ayudan porque se está negando una realidad que se impone por sus múltiples evidencias.

“Se genera más angustia sobretodo en la gente más sencilla, que de alguna manera es influenciable, y luego se dan consecuencias de mayores contagios de aquellos que dicen: no pasa nada y sigamos la vida como si nada ocurriera”.

A la pregunta de si el coronavirus es un castigo o azote de Dios, monseñor Luis Manuel Pérez Raygoza considera que no.

“Dios siempre tiene modos de ayudarnos a reflexionar, a situarnos en nuestra propia realidad, a hacer valoraciones profundas sobre la vida y a distinguir lo que de verdad vale la pena y lo que es transitorio y no vale la pena, (pero) Dios no detona las desgracias.

“Son cuestiones que tienen que ver con la química, con la evolución misma de las cosas, con las cuestiones ambientales. Pero, aunque no las detona, sí no da la posibilidad de que, a partir de esas experiencias desafortunadas, nosotros aprovechemos para reflexionar”, mencionó.

La pandemia, considera el obispo, deja cinco enseñanzas al ser humano: somos seres con alcances y límites, debemos cuidarnos unos a otros, debemos ser solidarios, debemos valorar la vida como a un tesoro y debemos reflexionar sobre quiénes somos, dónde estamos, qué hemos hecho con nuestra vida, hacia dónde vamos y qué es lo que necesitamos corregir.

HAY QUE VOLVER AL EQUILIBRIO: JUDAISMO

La pandemia de Covid-19 nos vino a mostrar que estamos desequilibrados y necesitamos volver al equilibrio, considera Marcelo Rittner, rabino emérito de la Comunidad Bet El de México. “Creo que ése es el mayor desafío que debemos tener en este momento: poder encontrar juntos el equilibrio y aprender de lo que nos ha tocado vivir”, señala.

El religioso que está al frente de una sinagoga de mil 100 familias considera normal el miedo de quienes juran que el mundo está por llegar a su fin, aunque no comparte su temor.

“Dios está con nosotros, Dios nos está ayudando; hay un principio en las fuentes judías que dice que cuando hay una enfermedad o se presenta una enfermedad, Dios ya creó también la cura”.

Aunque descarta que sea un castigo de Dios, Rittner cree que la pandemia sí es un llamado de atención para que aprendamos a cuidar el planeta.

“Todo esto es un mensaje de espiritualidad… El hombre tiene libre albedrío, y lo ha usado de manera que ha dañado en su egoísmo la forma de vida, el equilibrio del planeta; y estos son llamados naturales que te están cobrando y te están llamando la atención de que debemos tener más cuidado de cómo vivimos y cómo usamos nuestros recursos.

“Creo que esto es un llamado a la reflexión de cómo vivimos, de cómo utilizamos los recursos naturales”.

A cada momento el rabino aprovecha la entrevista para remarcar otra enseñanza que nos ha dejado la pandemia: la oportunidad de pensar en el prójimo. En sus palabras, convoca “a pensar en plural y no sólo en singular”.

“Estamos en esto como colectivo, esto no tiene que ver con religión, no tiene que ver con color, no tiene que ver con ningún tipo de áreas o forma de diferencias a la gente. Esto tiene que ver con que es un problema universal, y si no nos juntamos como seres humanos… definitivamente va a ser un golpe muy fuerte y de mucho tiempo para toda la sociedad”.

Un judío ultra ortodoxo utiliza careta protectora para cruzar un punto de control en Israel / Foto: AFP

Marcelo Rittner, por tanto, es crítico de la actitud tomada por algunas comunidades judías ortodoxas en Estados Unidos e Israel que se han resistido a adoptar las medidas sanitarias del confinamiento, al señalar que no tienen conciencia de que son parte de una sociedad.

“Me gustaría dejarles un pensamiento que yo siempre utilizo en mis mensajes y dice: ‘debemos rezar, como si todo dependiera de Dios, y debemos actuar como si todo dependiera de nosotros’”.

Rittner finalmente invita a ver esta pandemia desde una perspectiva más optimista y a aprovechar el lado que nos ayude a ser mejores personas para salir de esta tormenta reforzados espiritualmente.

“Es importante tener una actitud positiva. En el judaísmo siempre el principio es la vida, es decir, la vida significa poder recibir el regalo de Dios, que es la vida, y darle un sentido y un contenido”, comenta el líder espiritual.

Con información de Alejandro Castro | El Sol de México


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast


Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Local

Silvano Aureoles, en el lugar 24 en aprobación a gobernadores: Mitofsky

El mandatario escaló 19 puntos porcentuales entre enero y julio de este año

Local

Registra UMSNH la titulación en línea número 500

A pesar de la contingencia por el Covid-19, en la máxima Casa de Hidalgo continúan actividades de manera ininterrumpida

Local

Emite CEDH medidas de protección a mujeres indígenas de Chilchota

Piden al gobierno municipal que cese hostigamiento y discriminación contra agraviadas

Política

"Échenme al tigre más furioso": Napoleón Gómez Urrutia

El líder minero asegura que ninguno de los tres últimos presidentes de México lograron encontrar pruebas de los delitos financieros que lo acusaron

Finanzas

Banco del Bienestar se declara sin fondos

La institución argumentó la falta de fondos al dar por terminada la compra de ocho mil cajeros automáticos a Vivcolmex

Finanzas

Mario di Costanzo: El Fobaproba se puede reestructurar

El extitular de la Condusef afirma que jurídicamente es viable revisar la deuda del rescate bancario

Sociedad

INE determina blindaje sanitario para elecciones en Hidalgo y Coahuila

Contempla tres protocolos en durante el proceso electoral para preservar la salud de los ciudadanos

Cultura

Museos reabren hoy, pero aún no están listos

La mayoría de los recintos públicos y privados todavía no están preparados con medidas sanitarias para recibir al público

Finanzas

Cofece castiga al Cártel de la Sangre por coludirse y ganar contratos

Multa a 11 empresas por simular competencia en concursos públicos para estudios de laboratorio