/ lunes 11 de mayo de 2020

Medidas de distancia e higiene en los funerales

Los cuerpos de las personas que fallecen por el virus deben tener un tratamiento especial

Guantes, mascarilla, lentes y un traje especial son algunos de los accesorios que implementaron las distintas funerarias del país para su personal, y así evitar el contacto directo con cadáveres de fallecidos por Covid-19.

Además del cuidado que cada empresa decidió establecer ante la pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) también hace algunas consideraciones y sugiere que antes de ocuparse de un cuerpo se tengan a la mano los equipos de protección personal.

“Si la familia desea solamente ver el cuerpo, sin tocarlo, puede hacerlo siempre que tome en todo momento las precauciones normalizadas, en particular la higiene de las manos. Hay que dar instrucciones claras a la familia de no tocar o besar el cadáver”, menciona la OMS.

A continuación te compartimos algunas de las medidas de distancia e higiene que pide acatar la OMS y la Agencia de Protección Sanitaria del Gobierno de la Ciudad de México.

DECESO EN EL HOSPITAL

El cadáver debe ser transferido lo antes posible a la morgue de la unidad. Antes de su traslado, puede permitirse el acceso a dos familiares o amigos, pero no debe haber contacto físico.

El personal que manipule el cuerpo estará protegido con guantes desechables, cubrebocas, bata de manga larga y careta protectora.

Las autoridades sanitarias también recomiendan reducir al mínimo los movimientos y manipulaciones del cuerpo, que deberá enfundarse en una doble bolsa impermeable antes de retirarlo de la unidad hospitalaria.

Es necesario que el servicio funerario sea previamente informado sobre el riesgo y medidas preventivas que se deben observar para estos casos.

DECESO EN CASA

En caso de que el paciente fallezca en el hogar, es necesario acudir a un médico que emita el certificado de defunción, este debe estar en presencia del cadáver (protegido y a distancia); si la muerte está vinculada al Covid-19, será necesario notificar a Jurisdicción Sanitaria.

La familia no debe manipular el cuerpo, es necesario esperar al personal de la empresa funeraria contratada y que utilizará protección personal. La empresa notificará la muerte a Jurisdicción Sanitaria.

El traslado se hará en un féretro cerrado, dentro del cual se colocará el cuerpo conservado al interior en bolsas cerradas y sanitizadas.

EN LA FUNERARIA

Las recomendaciones sanitarias incluyen instrucciones para las funerarias. La primera de ellas es que el depósito de cadáveres debe mantenerse limpio y bien ventilado en todo momento; la iluminación debe ser adecuada.

Las superficies y los instrumentos deben estar hechos de materiales que faciliten su desinfección.

Es necesario contar con filtro en la entrada del establecimiento, así como restringir el acceso a personas con sintomatología respiratoria y tomar la temperatura de quienes ingresen a los sitios.

Durante el homenaje a la persona que partió, las autoridades sanitarias recomientan evitar los actos de velación, misas o rezos en las salas de la funeraria, al tiempo que detalló que es preferible que las personas mayores de 60 años y menores de edad no asistan al velorio.

Los familiares y amigos pueden ver el cadáver una vez que se haya preparado para el entierro, pero no deben tocarlo ni besarlo, así como mantener las recomendaciones de la Jornada Nacional de Sana Distancia, que incluyen un distanciamiento de al menos 1.5 metros en relación con el resto de la gente, así como el estornudo de cortesía.

El sepelio debe durar menos de cuatro horas y el número de asistentes tiene que limitarse a 20 personas, y el ataúd deberá permanecer cerrado en todo momento.

Para trasladar al cuerpo no se deben reutilizar los féretros y el vehículo donde se traslade debe desinfectarse antes y después del servicio.

Otra recomendación es realizar una necropsia clínica o patológica sólo en caso de que sea estrictamente necesario.

Ambas dependencias piden garantizar las medidas higiénico-sanitarias, tratar los cadáveres con respeto, dignidad y consideración, y con apego a los derechos humanos de sus deudos.


Te recomendamos el podcast ⬇

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Omny

Guantes, mascarilla, lentes y un traje especial son algunos de los accesorios que implementaron las distintas funerarias del país para su personal, y así evitar el contacto directo con cadáveres de fallecidos por Covid-19.

Además del cuidado que cada empresa decidió establecer ante la pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) también hace algunas consideraciones y sugiere que antes de ocuparse de un cuerpo se tengan a la mano los equipos de protección personal.

“Si la familia desea solamente ver el cuerpo, sin tocarlo, puede hacerlo siempre que tome en todo momento las precauciones normalizadas, en particular la higiene de las manos. Hay que dar instrucciones claras a la familia de no tocar o besar el cadáver”, menciona la OMS.

A continuación te compartimos algunas de las medidas de distancia e higiene que pide acatar la OMS y la Agencia de Protección Sanitaria del Gobierno de la Ciudad de México.

DECESO EN EL HOSPITAL

El cadáver debe ser transferido lo antes posible a la morgue de la unidad. Antes de su traslado, puede permitirse el acceso a dos familiares o amigos, pero no debe haber contacto físico.

El personal que manipule el cuerpo estará protegido con guantes desechables, cubrebocas, bata de manga larga y careta protectora.

Las autoridades sanitarias también recomiendan reducir al mínimo los movimientos y manipulaciones del cuerpo, que deberá enfundarse en una doble bolsa impermeable antes de retirarlo de la unidad hospitalaria.

Es necesario que el servicio funerario sea previamente informado sobre el riesgo y medidas preventivas que se deben observar para estos casos.

DECESO EN CASA

En caso de que el paciente fallezca en el hogar, es necesario acudir a un médico que emita el certificado de defunción, este debe estar en presencia del cadáver (protegido y a distancia); si la muerte está vinculada al Covid-19, será necesario notificar a Jurisdicción Sanitaria.

La familia no debe manipular el cuerpo, es necesario esperar al personal de la empresa funeraria contratada y que utilizará protección personal. La empresa notificará la muerte a Jurisdicción Sanitaria.

El traslado se hará en un féretro cerrado, dentro del cual se colocará el cuerpo conservado al interior en bolsas cerradas y sanitizadas.

EN LA FUNERARIA

Las recomendaciones sanitarias incluyen instrucciones para las funerarias. La primera de ellas es que el depósito de cadáveres debe mantenerse limpio y bien ventilado en todo momento; la iluminación debe ser adecuada.

Las superficies y los instrumentos deben estar hechos de materiales que faciliten su desinfección.

Es necesario contar con filtro en la entrada del establecimiento, así como restringir el acceso a personas con sintomatología respiratoria y tomar la temperatura de quienes ingresen a los sitios.

Durante el homenaje a la persona que partió, las autoridades sanitarias recomientan evitar los actos de velación, misas o rezos en las salas de la funeraria, al tiempo que detalló que es preferible que las personas mayores de 60 años y menores de edad no asistan al velorio.

Los familiares y amigos pueden ver el cadáver una vez que se haya preparado para el entierro, pero no deben tocarlo ni besarlo, así como mantener las recomendaciones de la Jornada Nacional de Sana Distancia, que incluyen un distanciamiento de al menos 1.5 metros en relación con el resto de la gente, así como el estornudo de cortesía.

El sepelio debe durar menos de cuatro horas y el número de asistentes tiene que limitarse a 20 personas, y el ataúd deberá permanecer cerrado en todo momento.

Para trasladar al cuerpo no se deben reutilizar los féretros y el vehículo donde se traslade debe desinfectarse antes y después del servicio.

Otra recomendación es realizar una necropsia clínica o patológica sólo en caso de que sea estrictamente necesario.

Ambas dependencias piden garantizar las medidas higiénico-sanitarias, tratar los cadáveres con respeto, dignidad y consideración, y con apego a los derechos humanos de sus deudos.


Te recomendamos el podcast ⬇

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Omny

Local

Buscan armas, drogas y explosivos en 62 paqueterías de Morelia

El operativo policiaco también incluye las 3 terminales de autobuses

Local

Feministas piden a presidenta del Congreso que rechace protección de embriones

Las colectivas califican de retrógrada e inconstitucional la reforma aprobada en Michoacán

Cultura

Librerías y foros de Michoacán acogen libros y proyecto editorial oaxaqueño

Uno de los libros está escrito por un comerciante de la central de abastos de Oaxaca

Local

Buscan armas, drogas y explosivos en 62 paqueterías de Morelia

El operativo policiaco también incluye las 3 terminales de autobuses

Justicia

Dictan prisión preventiva a Víctor Garcés por delincuencia organizada y lavado de dinero

Se presume que habría hecho transferencias por 50 millones de dólares a través de empresas arrendadoras e inmobiliarias.

Finanzas

Alsea nombra a Armando Torrado como nuevo director general

Torrado Martínez cuenta con más de 30 años de experiencia dirigiendo marcas de Chili’s, Italianni’s, P.F. Chang’s y The Cheesecake Factory

Finanzas

Inbursa, principal beneficiado si AMLO evita despidos en Banamex

López Obrador planteó como una nueva condición que los trabajadores de Citibanamex no sean despedidos una vez que se realice la venta del banco

Cultura

Librerías y foros de Michoacán acogen libros y proyecto editorial oaxaqueño

Uno de los libros está escrito por un comerciante de la central de abastos de Oaxaca

Sociedad

Andy Benavides, ¿cuál es su relación con el dirigente detenido de la columna cívica de Tamaulipas?

Andy Benavides tiene parentesco político con Octavio Leal Moncada, dirigente de la columna detenido en Nuevo León.