/ viernes 24 de enero de 2020

EU restringirá visados para embarazadas

Nueva regulación evitará que mujeres extranjeras den a luz en el país para dar nacionalidad a sus hijos

WASHINGTON. El gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, anunció que, a partir de hoy, no otorgará visas de turista a las mujeres extranjeras embarazadas que visiten el país en lo que calificó de “turismo de nacimiento”, una práctica que asegura la ciudadanía de los niños nacidos en territorio de Estados Unidos.

Este cambio en las regulaciones para el otorgamiento de las visas de turista (B1 y B2) “es necesario para fortalecer la seguridad pública, la seguridad nacional y la integridad de nuestro sistema de inmigración”, aseguró la Secretaría de Prensa de la Casa Blanca en un comunicado.

De acuerdo con la Constitución estadounidense las personas nacidas en territorio estadounidense tienen derecho a la ciudadanía, aún si sus parientes no son ciudadanos. A los 21 años de edad, esos hijos tienen el derecho a solicitar la residencia permanente legal de sus familiares, algo que los críticos del sistema califican como “inmigración en cadena”.

“La industria del turismo de parto amenaza con sobrecargar los valiosos recursos hospitalarios y supone una actividad criminal en sí”, añadió el comunicado, que indicó que al cerrar la posibilidad de que se siga empleando esta debilidad del sistema migratorio, el gobierno combate un abuso y protege al país “de los riesgos para la seguridad nacional creados por esta práctica”.

Asimismo, la restricción de visas para embarazadas “defenderá a los contribuyentes para que los dólares que han ganado con esfuerzo no se canalicen a financiar los costes directos y futuros asociados con el 'turismo de parto'”, según la Casa Blanca. El comunicado no ofreció cifras de lo que representa el llamado “turismo de embarazo” en cuanto a número de casos, los costos que esa práctica puede tener para la economía ni explicó en qué forma ese “turismo” amenaza la seguridad nacional dentro del país.

En el período fiscal 2018 el gobierno de EU emitió 5.7 millones de visas B1 y B2.

El Centro para Estudios de Inmigración (CIS, en inglés) calcula que cada año hay unos 20 mil partos de mujeres que llegaron al país con visas de turista y luego se fueron de Estados Unidos.

WASHINGTON. El gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, anunció que, a partir de hoy, no otorgará visas de turista a las mujeres extranjeras embarazadas que visiten el país en lo que calificó de “turismo de nacimiento”, una práctica que asegura la ciudadanía de los niños nacidos en territorio de Estados Unidos.

Este cambio en las regulaciones para el otorgamiento de las visas de turista (B1 y B2) “es necesario para fortalecer la seguridad pública, la seguridad nacional y la integridad de nuestro sistema de inmigración”, aseguró la Secretaría de Prensa de la Casa Blanca en un comunicado.

De acuerdo con la Constitución estadounidense las personas nacidas en territorio estadounidense tienen derecho a la ciudadanía, aún si sus parientes no son ciudadanos. A los 21 años de edad, esos hijos tienen el derecho a solicitar la residencia permanente legal de sus familiares, algo que los críticos del sistema califican como “inmigración en cadena”.

“La industria del turismo de parto amenaza con sobrecargar los valiosos recursos hospitalarios y supone una actividad criminal en sí”, añadió el comunicado, que indicó que al cerrar la posibilidad de que se siga empleando esta debilidad del sistema migratorio, el gobierno combate un abuso y protege al país “de los riesgos para la seguridad nacional creados por esta práctica”.

Asimismo, la restricción de visas para embarazadas “defenderá a los contribuyentes para que los dólares que han ganado con esfuerzo no se canalicen a financiar los costes directos y futuros asociados con el 'turismo de parto'”, según la Casa Blanca. El comunicado no ofreció cifras de lo que representa el llamado “turismo de embarazo” en cuanto a número de casos, los costos que esa práctica puede tener para la economía ni explicó en qué forma ese “turismo” amenaza la seguridad nacional dentro del país.

En el período fiscal 2018 el gobierno de EU emitió 5.7 millones de visas B1 y B2.

El Centro para Estudios de Inmigración (CIS, en inglés) calcula que cada año hay unos 20 mil partos de mujeres que llegaron al país con visas de turista y luego se fueron de Estados Unidos.

Local

Hoyas de agua generan sequía y no hay ley que las prohíba

Sin la prohibición legal no hay un padrón oficial, pero el titular de la Conagua acepta que la cifra de 30 mil hoyas en el estado “no es para nada descabellada”

Local

Integrantes de la cultura taurina y gallística marchan en Morelia

La Federación de Tradiciones Unidas por México exigen que no se prohiban las corridas de toros ni los palenques

Local

Morelia, sin cultura de separación de basura

Pocas personas separan los desechos orgánicos, inorgánicos y reciclables en la capital michoacana

Política

AMLO descarta que Álvarez-Buylla sustituya a Delfina Gómez en la SEP

María Elena Álvarez-Buylla, continuará en su cargo público como directora del Conacyt

Local

Para generar políticas sanitarias, constituyen Instituto Municipal de Salud

José Murguía Magaña, director del instituto, indicó que la creación de dos clínicas municipales formarán parte de los proyecto

Local

¿Eres maestro y quieres estudiar? Ofrecen capacitaciones a precios accesibles 

Por medio de un convenio entre la SEE, universidades y normales, los programas se ofertarán a un costo menor a los docentes adscritos a la dependencia

Sociedad

Familiares de mineros atrapados y sobrevivientes de mina en Coahuila denuncian amenazas

Familiares de los cinco trabajadores que sobrevivieron al accidente denunciaron que hombres armados prohibieron que hablen con la prensa

Local

Integrantes de la cultura taurina y gallística marchan en Morelia

La Federación de Tradiciones Unidas por México exigen que no se prohiban las corridas de toros ni los palenques

Moda

Muere Issey Miyake, diseñador de moda japonés, a los 84 años

Miyake falleció el pasado viernes 5 de agosto en un hospital de Tokio debido a cáncer de hígado