imagotipo

Temer decide no ir a cumbre del G20 en medio de crisis política

Brasilia. El presidente de Brasil, Michel Temer, denunciado esta semana por un supuesto delito de corrupción pasiva, decidió no acudir a la próxima cumbre del G20 que se celebrará los próximos 7 y 8 de julio en la ciudad alemana de Hamburgo, confirmaron hoy fuentes oficiales.

Fuentes de la Presidencia brasileña no especificaron los motivos de la ausencia del mandatario, que afronta una crisis política e institucional sin precedentes, la cual amenaza con desalojarle del poder.

Entérate: Fiscalía de Brasil denuncia al presidente Michel Temer por corrupción pasiva

La denuncia contra Temer integra una amplia investigación en su contra por los posibles delitos de corrupción pasiva, obstrucción a la Justicia y asociación ilícita, aunque la Fiscalía todavía no se ha pronunciado sobre los dos últimos.

Temer se convirtió en el primer mandatario en la historia del país en ser acusado por la Fiscalía, en pleno ejercicio del poder, por un delito penal.

La denuncia se basa en las revelaciones a la Justicia de varios ejecutivos del grupo JBS, quienes acusaron a Temer de recibir sobornos desde 2010 y aportaron una explosiva grabación en la que el mandatario escucha en silencio y hasta consiente posibles delitos.

Lee también: Gobierno de Temer con menor índice de aprobación desde 1989, revela encuesta

Alemania ostenta desde el pasado 1 de diciembre, y por tercera vez, la presidencia de las veinte principales economías globales y por eso, se convirtió en anfitriona de la cumbre anual de jefes de Estado y de Gobierno de los países que la integran.

En las cumbres del G20 participan regularmente, además, organizaciones internacionales por invitación de la presidencia, que convoca también a otros estados, organizaciones regionales e invitados.

 

/dec