imagotipo

Trump anuncia construcción de oleoducto hacia México, “va por debajo del muro”

Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció hoy la aprobación de un oleoducto para exportar petróleo al vecino del sur, cerca de localidad de Peñitas (Texas), y que “irá por debajo del muro” prometido en la frontera con México.

“El nuevo Gobierno acaba de aprobar la construcción de un oleoducto con México, que impulsará aún más las exportaciones de energía estadounidenses”, dijo Trump en una conferencia en el Departamento de Energía.

El gobernante agregó que “irá justo por debajo del muro”, en referencia a su polémica promesa electoral de construir una barrera física en la frontera con su vecino del sur.

Entérate: Peña Nieto y Trump se reunirán en cumbre del G20 de Alemania

Trump no ofreció más detalles acerca de la ubicación ni el recorrido de este nuevo oleoducto, aunque posteriormente el Departamento de Estado informó que se trata del de New Burgos, que cruzará la frontera cerca de la localidad de Peñitas (Texas) y que permitirá transportar 108.000 barriles de petróleo al día.

El anuncio se produjo durante un discurso en el que el presidente defendió la “revolución energética” que, dijo, está viviendo EU bajo su Gobierno con la supresión de la excesiva carga de regulaciones aplicada por su predecesor, Barack Obama.

“Estamos iniciando una era dorada para la energía estadounidense”, agregó Trump, quien reiteró su intención de revitalizar el sector del carbón e impulsar la energía nuclear.

Lee también: Acuerdo azucarero, “muy bueno” para México y EU, considera Trump

Precisamente, el mandatario tendrá oportunidad de comentar este nuevo oleoducto la próxima semana en la cumbre del G20, que se celebrará en Hamburgo (Alemania), donde la Casa Blanca anunció que mantendrá un encuentro bilateral con el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto.

La reunión entre Trump y Peña Nieto será la primera entre ambos líderes, y en un momento de tensiones bilaterales por la controvertida promesa de construcción del muro y la intención del mandatario estadounidense de que sea México quien cargue con la factura, algo a lo que se ha opuesto tajantemente el gobierno mexicano.

 

 

/dec