imagotipo

Niegan amparos a exfuncionarios de Borge

CHETUMAL, Q. Roo.- El Juzgado Primero de Distrito rechazó las solicitudes de amparo promovidos por exfuncionarios del gobierno de Roberto Borge Angulo y cuyo paradero se desconoce, como son: El exsecretario de Finanzas y Planeación, Juan Pablo Guillermo Molina; el exsubsecretario Técnico hacendario, Eliezer Villanueva Lanz; el exsecretario de Salud, Juan Lorenzo Ortegón Pacheco, y a la exdirectora del Instituto del Patrimonio Inmobiliario de la Administración Pública Estatal (IPAE), Claudia Romanillos Villanueva.

Estas resoluciones fueron colocadas en el área de notificaciones de edictos, en la sede del Poder Judicial Federal en Chetumal. Se afirmó que el motivo de la negativa es que estas personas están relacionadas con averiguaciones previas que están en curso por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE), así como la Procuraduría General de la República (PGR).

Juan Pablo Guillermo Molina, extitular de Sefiplan, tenía una audiencia judicial para el análisis de su solicitud, a la que no se presentó ni envió una declaración escrita con lo que prácticamente daba su causa como perdida.

Tanto él como los demás fueron notificados a través de los estrados, al aparentemente no poder ser localizados en sus domicilios.

Con ello, estos ex funcionarios podrían a ser detenidos por la autoridad, derivado de las diversas carpetas de investigación presentadas por la presunta comisión de distintos delitos cometidos durante el gobierno de Roberto Borge Angulo, hoy recluido en una prisión de Panamá.

El paradero de estos y otros exfuncionarios es desconocido. Por ejemplo, se menciona que Eliezer Villanueva Lanz abandonó el país, para fugarse al Líbano, de donde proviene su esposa.

Villanueva Lanz es considerado como uno de los principales operadores financieros de Borge Angulo, al ser encargado de cobrar supuestas “mochadas” a los proveedores del Gobierno del Estado, a cambio de realizar dictámenes favorables para adjudicarles contratos. Este dinero era canalizado a la estructura electoral del Partido Revolucionario Institucional (PRI), donde Eliezer en persona era el encargado de distribuir los pagos a las “lideresas” de colonias. También presuntamente fue quien le entregó 200 millones de pesos al entonces candidato, Mauricio Góngora Escalante, situación que está en manos de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade).