imagotipo

Persiste la discriminación hacia comunidad LGTB en Baja California

Por Mariela Tapia

A nivel local ni las autoridades estatales ni municipales promueven políticas públicas que aseguren que se respeten los derechos humanos de la comunidad lesbiana, gay, bisexual y transexual (LGTB), consideró el responsable de la asociación civil Verter, Said Slim Pasaran.

El activista señaló que el gobierno a nivel local no se sigue el lineamiento internacional de respetar los derechos humanos de estas comunidades de la diversidad sexual, además de que no se promueve la denuncia de los actos por homofobia, lesbofobia y transfobia.

Uno de los más claros ejemplos de ello, dijo, es el caso de la primera pareja del mismo género que tras varios intentos de realizar su enlace civil en Mexicali, lograron contraer matrimonio en esta ciudad. En aquella ocasión dos jueces no quisieron celebrar el enlace, pese a que tenían el amparo que determinaba que se les respetara su derecho.

Rememoró que en aquel momento, Victor Aguirre y Fernando Urías sufrieron el rechazo y la burla social al impedir su matrimonio, por lo que partir de que inició dicho movimiento, distintos grupos a favor de la comunidad LGBT empezaron a organizarse para velar por sus derechos, no obstante aún no existe una políticas públicas o una estrategia definida por parte de las autoridades para evitar el acoso hacia esta comunidad.

“Ha sido como una confrontación más moral la que han tenido las personas y los servidores públicos. Sí han tenido esa barrera en sus derechos humanos (la comunidad LGBT) en obligarles a que tengan el amparo otorgado por la Suprema Corte de Justicia, se han ido rebasando esos requisitos para que accedan a sus derechos y en muchos estados sí está avanzando; pero en Mexicali siguen pidiendo el requisito del amparo”, expresó.