/ jueves 29 de octubre de 2020

Almas rotas: cuando el pasado se convierte en lastre

La película de Juan Pablo Arroyo Abraham es el único largometraje que compite en la sección michoacana del Festival Internacional de Cine de Morelia

Morelia, Mich. (OEM-Infomex). En Almas Rotas, segundo largometraje del michoacano Juan Pablo Arroyo, tres personajes buscan lo que parece imposible: recomponer lo que ellos mismos destruyeron, sanar heridas abiertas, juntar los pedazos esparcidos en una casa alejada de la urbe.

Julián (interpretado por Raúl Méndez) regresa a lo que alguna vez fue su morada y con quien alguna vez fue su mujer, María (Daniela Zavala), quien ahora vive a la sombra, como ella misma lo reconoce, de Santiago (Andrés Montiel) su nueva pareja, un escritor que parece empecinado en salirse de la realidad cuando pregunta de forma insistente si debe o no matar al protagonista de su novela en ciernes.

Ese es el punto de partida y la metáfora de un filme de largo aliento que se suma a los aún escasos largometrajes hechos en Michoacán (Enero y Andrea en una caja, de Adrián González Camargo, y Día Seis, del mismo Arroyo).

Puede interesarte: Fuego Adentro: la película de Abel y Caín a la mexicana

Vivir para matar en la ficción es la válvula de escape de un hombre renegado a regresar al mundo real, de ahí que se obstine en permanecer en un caserón donde en apariencia lo tiene todo, y ese todo es tan reducido como una computadora y el trabajo de campo para subsistir.

María, en cambio, dice sentirse presa, atada a un escritor que, intuimos, ni siquiera tiene un panorama optimista en el de por sí magro mundo de la literatura. A la pareja la interrumpe Julián, quien no llega solo, sino con la presencia de un fantasma con rostro infantil.

En ese triángulo nada está bien acomodado y falta algo de información, porque el idilio campestre se ha construido con mentiras, o al menos con omisiones. Cuando Santiago invita al nuevo hombre para que pase unos días en la cabaña, ignora que algo esconde, que algo esconden.

Arantxa Servín, Francisco Rubio, Patricia Bernal, Marco Treviño y Valery Sais complementan el reparto de este relato sumido en la desesperanza, porque a veces no basta con el volver a empezar, a veces, las huellas atrás del camino se convierten en púas impenetrables, en bardas que no podemos cruzar.

Morelia, Mich. (OEM-Infomex). En Almas Rotas, segundo largometraje del michoacano Juan Pablo Arroyo, tres personajes buscan lo que parece imposible: recomponer lo que ellos mismos destruyeron, sanar heridas abiertas, juntar los pedazos esparcidos en una casa alejada de la urbe.

Julián (interpretado por Raúl Méndez) regresa a lo que alguna vez fue su morada y con quien alguna vez fue su mujer, María (Daniela Zavala), quien ahora vive a la sombra, como ella misma lo reconoce, de Santiago (Andrés Montiel) su nueva pareja, un escritor que parece empecinado en salirse de la realidad cuando pregunta de forma insistente si debe o no matar al protagonista de su novela en ciernes.

Ese es el punto de partida y la metáfora de un filme de largo aliento que se suma a los aún escasos largometrajes hechos en Michoacán (Enero y Andrea en una caja, de Adrián González Camargo, y Día Seis, del mismo Arroyo).

Puede interesarte: Fuego Adentro: la película de Abel y Caín a la mexicana

Vivir para matar en la ficción es la válvula de escape de un hombre renegado a regresar al mundo real, de ahí que se obstine en permanecer en un caserón donde en apariencia lo tiene todo, y ese todo es tan reducido como una computadora y el trabajo de campo para subsistir.

María, en cambio, dice sentirse presa, atada a un escritor que, intuimos, ni siquiera tiene un panorama optimista en el de por sí magro mundo de la literatura. A la pareja la interrumpe Julián, quien no llega solo, sino con la presencia de un fantasma con rostro infantil.

En ese triángulo nada está bien acomodado y falta algo de información, porque el idilio campestre se ha construido con mentiras, o al menos con omisiones. Cuando Santiago invita al nuevo hombre para que pase unos días en la cabaña, ignora que algo esconde, que algo esconden.

Arantxa Servín, Francisco Rubio, Patricia Bernal, Marco Treviño y Valery Sais complementan el reparto de este relato sumido en la desesperanza, porque a veces no basta con el volver a empezar, a veces, las huellas atrás del camino se convierten en púas impenetrables, en bardas que no podemos cruzar.

Local

Más de 6 mil ciudadanos esperan validación del INE

Estas personas buscan ser incluidos en la Lista Nominal para poder votar el próximo 6 de junio

Deportes

Atlético Morelia busca arrebatar los cuatro puntos a Cancún

Los rojiamarillos tendrán 10 días de descanso, los dirigidos por lo que no se guardarán nada y van con plantel completo

Local

Registrados 19 precandidatos en el PRI para 12 diputaciones

Estos registros se negociaron con la coalición Equipo por Michoacán, donde participa el PRD y PAN

Cultura

Semilleros creativos trabajan a distancia con comunidades

A casi 2 años de iniciado el programa, 15 poblaciones de la entidad se ven beneficiadas por el proyecto

Deportes

Atlético Morelia busca arrebatar los cuatro puntos a Cancún

Los rojiamarillos tendrán 10 días de descanso, los dirigidos por lo que no se guardarán nada y van con plantel completo

Local

Más de 6 mil ciudadanos esperan validación del INE

Estas personas buscan ser incluidos en la Lista Nominal para poder votar el próximo 6 de junio

Cultura

Retos de impartir la lengua purépecha en línea

La adaptación de contenidos y suspensión de viajes de prácticas la enseñanza del idioma durante la pandemia enfrenta diferentes desafíos

Local

Registrados 19 precandidatos en el PRI para 12 diputaciones

Estos registros se negociaron con la coalición Equipo por Michoacán, donde participa el PRD y PAN

Deportes

Celebran construcción de parque de patinaje en Morelia

El presidente de la Liga de Deportes Extremos advirtió que se debe definir correctamente hacia qué sector será dirigida la obra