/ jueves 19 de octubre de 2023

Cenart celebra 100 años de la mirada crítica de Nacho López con antología de su obra

El Cenart celebra la mirada crítica del fotógrafo con una muestra y varias actividades conmemorativas por el centenario de su nacimiento

A cien años del nacimiento del fotógrafo Ignacio López (1923-1986), el Centro Nacional de las Artes (Cenart), presenta una serie de actividades para recordar a este maestro de la imagen, que dejó un valioso legado visual y artístico del México de la segunda mitad del siglo XX.

Puede interesarte: Exposición sobre la película Nazarín une a Buñuel y Álvarez Bravo

“La fotografía de Nacho produce una integración entre la imagen, que nos habla de la realidad, y el transcurrir del tiempo, de cómo hemos cambiado como pueblo: ¿qué cosas siguen siendo problemáticas y cuáles acuciantes? Y al mismo tiempo refleja una mirada de gran nobleza y comprensión de los vicios culturales y sociales.

“Pero no sólo es el mero registro histórico, sino la versión de nosotros que nos hace reconstituirnos, repensarnos”, comenta la coreógrafa y bailarina Pilar López Urreta, hija mayor del Nacho López, en entrevista.

Conocido principalmente por sus fotografías realizadas en la Ciudad de México, que según Carlos Monsiváis, retrató de forma “fantasmal, gris, brillante, regocijada y regocijante”, será recordado con la exposición Nacho López. Imagen, memoria y visión crítica a 100 años de su natalicio, que se exhibirá, en el vestíbulo y sala de consulta de la librería de las artes del Cenart.

Se trata de 60 fotografías, no tan conocidas de la vasta producción del fotógrafo oriundo de Tampico, pertenecientes a los Fondos Especiales de las Artes del Cenart, y que se enfocan en mostrar su mirada sobre los pueblos indígenas, así como del medio dancístico de mexicano. Ambas realizadas con “una gran pasión, no sólo por el ejercicio de la fotografía, sino del pensamiento político”, afirma Pilar López Urreta.

“Un ejemplo del México del que reflexionaba, es la fotografía indigenista, pues cuando él iba a tomar fotografías de algún grupo indígena, se quedaba meses, y una vez que creaba un vínculo con la comunidad, pedía autorización y sacaba la cámara. Esto hace que sus fotos sean tan potentes, porque no cuentan con el filtro entre el fotógrafo y el que estaba siendo fotografiado, no era la visión del extranjero”, menciona Pilar López Urreta; entre los años 50 y 80, retrató comunidades mayas, tzotziles, tarahumaras, chontales y huicholas .

Exposición se llama "El México de Nacho López: 100 años, 100 fotografías” | Foto: David Bello/Diario de Xalapa

Del mundo de la danza se muestran varias fotos de coreografías destadas por su ejecución, así como por sus participantes, entre ellas, Redes, interpretada por José Limón; La poseída, con los bailarines Antonio de la Torre y Rocío Sagahón; Toscal, fiesta perpetua, del coreógrafo Xavier Francis, así como retratos de personajes destacados de la danza como Gloria Contreras, Guillermina Bravo, Rosa Reyna, Josefina Lavalle y Guillermo Keys Arenas.

EL CINE Y FOTO, INSEPARABLES

Otra de las actividades que se presentarán como parte del homenaje es la proyección de películas hechas por López. Misión de chichimecas (1970) y Los hombres cultos (1972), se exhibirán el 26 octubre en el Aula Magna del Cenart; Todos somos mexicanos, (1958) y Nuevos horizontes (1956), el 16 de noviembre en el Salón de usos múltiples de la Biblioteca de las Artes.

“Mi papá no separaba el trabajo del cine del de la fotografía, a él no lo dejaron entrar a la industria del cine, porque tenía competidores que les importaba salvaguardar su posición. Fue algo muy complejo, porque antes era muy difícil hacer cine, pero lo realizó desde principios de los 50 con sus propios recursos, con lo que se convirtió en uno de los pioneros del cine independiente en el país", afirma López Urreta.

Entrevista con Pilar López, hija del fotógrafo, por el homenaje al centenario de Nacho López / Romina Solis | El Sol de México

El homenaje contempla también la presentación del número 178 de la revista Cuarto Oscuro, que está dedicado a Nacho López, el 8 de noviembre; así como una conferencia, que se llevará a cabo el 9 de noviembre, con Ofelia Chávez, directora del Centro Nacional de Investigación en Danza del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, y las hijas del fotógrafo, Citlali López y Pilar López Urreta.

Para detalles y horarios, consulte la página www.bibliotecadelasartes.cenart.gob.mx.

A cien años del nacimiento del fotógrafo Ignacio López (1923-1986), el Centro Nacional de las Artes (Cenart), presenta una serie de actividades para recordar, desde distintos ángulos, a este maestro de la imagen, que dejó un valioso legado visual y artístico del México de la segunda mitad del siglo XX.

“La fotografía de Nacho produce una integración entre la imagen, que nos habla de la realidad en cada foto que tomó, y el transcurrir del tiempo, es decir, de cómo hemos cambiado como pueblo: ¿qué cosas siguen siendo problemáticas y cuáles siguen siendo acuciantes? Y al mismo tiempo refleja una mirada de gran nobleza y comprensión de los vicios culturales y sociales.


“Pero yo creo no sólo es el mero registro histórico, sino la versión de nosotros que nos hace reconstituirnos, repensarnos y replantear qué cosas tenemos que hacer o dejar atrás”, comenta la coreógrafa y bailarina Pilar López Urreta, hija mayor del Nacho López, en entrevista con El Sol de México.

FOTO INDIGENISTA Y DANZA

Conocido principalmente por sus fotografías realizadas de la Ciudad de México, que según el cronista Carlos Monsiváis, retrató de forma “fantasmal, gris, brillante, regocijada y regocijante”, será recordado con la exposición fotográfica Nacho López. Imagen, memoria y visión crítica a 100 años de su natalicio, se exhibirá, en el vestíbulo y sala de consulta de La librería de las Artes del Cenart.

Se trata de 60 fotografías, no tan conocidas de la vasta producción del fotógrafo oriundo de Tampico, Tamaulipas, pertenecientes a los Fondos Especiales de las Artes del Cenart, y que se enfocan en mostrar su mirada sobre varios de los pueblos indígenas del país, así como de su labor de capturista del instante en el medio dancístico de mexicano. Ambas realizadas con “una gran pasión, no sólo por el ejercicio de la fotografía, sino del pensamiento político”, afirma Pilar Urreta.

Obra de Nacho López se puede ver en la galería Ramón Alva de la Canal | Foto: David Bello/Diario de Xalapa

“Un ejemplo del México del que reflexionaba, es la fotografía indigenista, pues cuando él iba a tomar fotografías de algún grupo indígena, llegaba, se quedaba meses, y una vez que creaba un vínculo con la comunidad, entonces pedía autorización y sacaba la cámara. Esto, considero, hace que sus fotos sean tan potentes, porque no cuentan con el filtro entre el fotógrafo y el que estaba siendo fotografiado, no era la visión del extranjero”, menciona Pilar Urreta, quien puntualiza que algunas de las comunidades que retrató son maya, tzotziles, tarahumaras, chontales y huicholas, entre los años 50 y 80 del siglo pasado.

Del mundo de la danza se muestran varias fotos de coreografías, las cuales destacaron por su ejecución, así como por sus participantes como Redes, interpretada por el bailarín José Limón; La poseída, con los bailarines Antonio de la Torre y Rocío Sagahón; Toscal, fiesta perpetua, del coreógrafo Xavier Francis, así como algunos retratos de personajes destacados de la danza en nuestro país, durante los años cincuenta del siglo XX, como Gloria Contreras, Guillermina Bravo, Rosa Reyna, Josefina Lavalle y Guillermo Keys Arenas.

EL CINE Y FOTO, INSEPARABLES

Otra de las actividades que se presentarán como parte del homenaje son la proyección de películas hechas por López: Misión de chichimecas (1970) y Los hombres cultos (1972), el 26 octubre, en el Aula Magna del Cenart; Todos somos mexicanos, (1958) y Nuevos horizontes (1956), el 16 de noviembre en el Salón de usos múltiples de la Biblioteca de las Artes.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes del suplemento

“Mi papá no separaba el trabajo del cine del de la fotografía, a él no lo dejaron entrar a la industria del cine, porque tenía competidores que les importaba salvaguardar su posición. Fue algo muy complejo, porque antes era muy difícil hacer cine, pero lo realizó desde principios de los 50 con sus propios recursos”, con lo que se convirtió en uno de los pioneros del cine independiente en el país, afirma López Urreta.

El homenaje contempla también la presentación del número 178 de la revista Cuarto Oscuro, que está dedicado a Nacho López, el 8 de noviembre; así como la conferencia, el 9 de noviembre, donde participarán Ofelia Chávez, directora del Centro Nacional de Investigación en Danza del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, las hijas del fotógrafo, Citlali López y Pilar Urreta.

Para detalles y horarios, se puede consultar www.bibliotecadelasartes.cenart.gob.mx

A cien años del nacimiento del fotógrafo Ignacio López (1923-1986), el Centro Nacional de las Artes (Cenart), presenta una serie de actividades para recordar a este maestro de la imagen, que dejó un valioso legado visual y artístico del México de la segunda mitad del siglo XX.

Puede interesarte: Exposición sobre la película Nazarín une a Buñuel y Álvarez Bravo

“La fotografía de Nacho produce una integración entre la imagen, que nos habla de la realidad, y el transcurrir del tiempo, de cómo hemos cambiado como pueblo: ¿qué cosas siguen siendo problemáticas y cuáles acuciantes? Y al mismo tiempo refleja una mirada de gran nobleza y comprensión de los vicios culturales y sociales.

“Pero no sólo es el mero registro histórico, sino la versión de nosotros que nos hace reconstituirnos, repensarnos”, comenta la coreógrafa y bailarina Pilar López Urreta, hija mayor del Nacho López, en entrevista.

Conocido principalmente por sus fotografías realizadas en la Ciudad de México, que según Carlos Monsiváis, retrató de forma “fantasmal, gris, brillante, regocijada y regocijante”, será recordado con la exposición Nacho López. Imagen, memoria y visión crítica a 100 años de su natalicio, que se exhibirá, en el vestíbulo y sala de consulta de la librería de las artes del Cenart.

Se trata de 60 fotografías, no tan conocidas de la vasta producción del fotógrafo oriundo de Tampico, pertenecientes a los Fondos Especiales de las Artes del Cenart, y que se enfocan en mostrar su mirada sobre los pueblos indígenas, así como del medio dancístico de mexicano. Ambas realizadas con “una gran pasión, no sólo por el ejercicio de la fotografía, sino del pensamiento político”, afirma Pilar López Urreta.

“Un ejemplo del México del que reflexionaba, es la fotografía indigenista, pues cuando él iba a tomar fotografías de algún grupo indígena, se quedaba meses, y una vez que creaba un vínculo con la comunidad, pedía autorización y sacaba la cámara. Esto hace que sus fotos sean tan potentes, porque no cuentan con el filtro entre el fotógrafo y el que estaba siendo fotografiado, no era la visión del extranjero”, menciona Pilar López Urreta; entre los años 50 y 80, retrató comunidades mayas, tzotziles, tarahumaras, chontales y huicholas .

Exposición se llama "El México de Nacho López: 100 años, 100 fotografías” | Foto: David Bello/Diario de Xalapa

Del mundo de la danza se muestran varias fotos de coreografías destadas por su ejecución, así como por sus participantes, entre ellas, Redes, interpretada por José Limón; La poseída, con los bailarines Antonio de la Torre y Rocío Sagahón; Toscal, fiesta perpetua, del coreógrafo Xavier Francis, así como retratos de personajes destacados de la danza como Gloria Contreras, Guillermina Bravo, Rosa Reyna, Josefina Lavalle y Guillermo Keys Arenas.

EL CINE Y FOTO, INSEPARABLES

Otra de las actividades que se presentarán como parte del homenaje es la proyección de películas hechas por López. Misión de chichimecas (1970) y Los hombres cultos (1972), se exhibirán el 26 octubre en el Aula Magna del Cenart; Todos somos mexicanos, (1958) y Nuevos horizontes (1956), el 16 de noviembre en el Salón de usos múltiples de la Biblioteca de las Artes.

“Mi papá no separaba el trabajo del cine del de la fotografía, a él no lo dejaron entrar a la industria del cine, porque tenía competidores que les importaba salvaguardar su posición. Fue algo muy complejo, porque antes era muy difícil hacer cine, pero lo realizó desde principios de los 50 con sus propios recursos, con lo que se convirtió en uno de los pioneros del cine independiente en el país", afirma López Urreta.

Entrevista con Pilar López, hija del fotógrafo, por el homenaje al centenario de Nacho López / Romina Solis | El Sol de México

El homenaje contempla también la presentación del número 178 de la revista Cuarto Oscuro, que está dedicado a Nacho López, el 8 de noviembre; así como una conferencia, que se llevará a cabo el 9 de noviembre, con Ofelia Chávez, directora del Centro Nacional de Investigación en Danza del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, y las hijas del fotógrafo, Citlali López y Pilar López Urreta.

Para detalles y horarios, consulte la página www.bibliotecadelasartes.cenart.gob.mx.

A cien años del nacimiento del fotógrafo Ignacio López (1923-1986), el Centro Nacional de las Artes (Cenart), presenta una serie de actividades para recordar, desde distintos ángulos, a este maestro de la imagen, que dejó un valioso legado visual y artístico del México de la segunda mitad del siglo XX.

“La fotografía de Nacho produce una integración entre la imagen, que nos habla de la realidad en cada foto que tomó, y el transcurrir del tiempo, es decir, de cómo hemos cambiado como pueblo: ¿qué cosas siguen siendo problemáticas y cuáles siguen siendo acuciantes? Y al mismo tiempo refleja una mirada de gran nobleza y comprensión de los vicios culturales y sociales.


“Pero yo creo no sólo es el mero registro histórico, sino la versión de nosotros que nos hace reconstituirnos, repensarnos y replantear qué cosas tenemos que hacer o dejar atrás”, comenta la coreógrafa y bailarina Pilar López Urreta, hija mayor del Nacho López, en entrevista con El Sol de México.

FOTO INDIGENISTA Y DANZA

Conocido principalmente por sus fotografías realizadas de la Ciudad de México, que según el cronista Carlos Monsiváis, retrató de forma “fantasmal, gris, brillante, regocijada y regocijante”, será recordado con la exposición fotográfica Nacho López. Imagen, memoria y visión crítica a 100 años de su natalicio, se exhibirá, en el vestíbulo y sala de consulta de La librería de las Artes del Cenart.

Se trata de 60 fotografías, no tan conocidas de la vasta producción del fotógrafo oriundo de Tampico, Tamaulipas, pertenecientes a los Fondos Especiales de las Artes del Cenart, y que se enfocan en mostrar su mirada sobre varios de los pueblos indígenas del país, así como de su labor de capturista del instante en el medio dancístico de mexicano. Ambas realizadas con “una gran pasión, no sólo por el ejercicio de la fotografía, sino del pensamiento político”, afirma Pilar Urreta.

Obra de Nacho López se puede ver en la galería Ramón Alva de la Canal | Foto: David Bello/Diario de Xalapa

“Un ejemplo del México del que reflexionaba, es la fotografía indigenista, pues cuando él iba a tomar fotografías de algún grupo indígena, llegaba, se quedaba meses, y una vez que creaba un vínculo con la comunidad, entonces pedía autorización y sacaba la cámara. Esto, considero, hace que sus fotos sean tan potentes, porque no cuentan con el filtro entre el fotógrafo y el que estaba siendo fotografiado, no era la visión del extranjero”, menciona Pilar Urreta, quien puntualiza que algunas de las comunidades que retrató son maya, tzotziles, tarahumaras, chontales y huicholas, entre los años 50 y 80 del siglo pasado.

Del mundo de la danza se muestran varias fotos de coreografías, las cuales destacaron por su ejecución, así como por sus participantes como Redes, interpretada por el bailarín José Limón; La poseída, con los bailarines Antonio de la Torre y Rocío Sagahón; Toscal, fiesta perpetua, del coreógrafo Xavier Francis, así como algunos retratos de personajes destacados de la danza en nuestro país, durante los años cincuenta del siglo XX, como Gloria Contreras, Guillermina Bravo, Rosa Reyna, Josefina Lavalle y Guillermo Keys Arenas.

EL CINE Y FOTO, INSEPARABLES

Otra de las actividades que se presentarán como parte del homenaje son la proyección de películas hechas por López: Misión de chichimecas (1970) y Los hombres cultos (1972), el 26 octubre, en el Aula Magna del Cenart; Todos somos mexicanos, (1958) y Nuevos horizontes (1956), el 16 de noviembre en el Salón de usos múltiples de la Biblioteca de las Artes.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes del suplemento

“Mi papá no separaba el trabajo del cine del de la fotografía, a él no lo dejaron entrar a la industria del cine, porque tenía competidores que les importaba salvaguardar su posición. Fue algo muy complejo, porque antes era muy difícil hacer cine, pero lo realizó desde principios de los 50 con sus propios recursos”, con lo que se convirtió en uno de los pioneros del cine independiente en el país, afirma López Urreta.

El homenaje contempla también la presentación del número 178 de la revista Cuarto Oscuro, que está dedicado a Nacho López, el 8 de noviembre; así como la conferencia, el 9 de noviembre, donde participarán Ofelia Chávez, directora del Centro Nacional de Investigación en Danza del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, las hijas del fotógrafo, Citlali López y Pilar Urreta.

Para detalles y horarios, se puede consultar www.bibliotecadelasartes.cenart.gob.mx

Local

¿Qué piden las feministas en Michoacán?

Las feministas marchan en Michoacán por el aborto, contra la violencia de género y el reconocimiento de su papel en la sociedad

Policiaca

Se registra incendio en domicilio de Lomas de Guayangareo en Morelia

El incendio tuvo lugar en una casa habitación en la colonia Lomas de Guayangareo en Morelia

Doble Vía

¿Qué significa la despenalización y legalización del aborto?

La despenalización y la legalización del aborto son dos términos distintos, te decimos que significa cada uno

Local

Precio de gas LP baja ligeramente en Michoacán

En algunos municipios el litro cuesta 10.76 pesos

Local

Para evitar la sequía es necesaria la tecnología

Por mala conducción y falta de infraestructura se pierde un 70 por ciento de agua

Elecciones 2024

Guadalupe Mora Chávez se afilia al partido Tiempo x México

Guadalupe Mora Chávez buscará la candidatura por la presidencia de Buenavista con el partido Tiempo x México