/ domingo 17 de enero de 2021

Sector cultural gasta millones en insumos de higiene

El sector cultural enfrenta las medidas sanitarias por la contingencia debido a la pandemia del Covid-19, en tiempos de recorte presupuestal en todas sus áreas

Para las instituciones culturales, la pandemia de Covid-19 representó, además de la parálisis de actividades presenciales, un nuevo gasto que no tenían previsto y debieron solventar con el ejercicio presupuestal 2020. En conjunto, la Secretaría de Cultura (SC), el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) gastaron más de tres millones de pesos en la compra de insumos de higiene y protección para su personal.

A través de una solicitud de información hecha por este diario, las dependencias culturales informaron que adquirieron entre junio y diciembre gel antibacterial, sanitizante, cubrebocas, caretas, guantes, tapetes sanitizantes, entre otros productos, con recursos propios, y hasta el momento no tienen una partida mensual destinada para estos insumos indispensables para el funcionamiento de los espacios como museos y teatros.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Vale recordar que la Secretaría de Cultura tuvo una reducción de su presupuesto 2020 al pasar de 13 mil 517 millones de pesos, autorizados en el Presupuesto de Egresos de la Federación, a 10 mil 681 millones, en un ajuste realizado a medio año por la Secretaría de Hacienda en el gasto aprobado para el Ramo 48, dedicado a la cultura. En tanto, el INBAL contó con 3 mil 259 millones y el INAH con 3 mil 171 millones de pesos.

De estos recursos, la SC detalló que las compras para atención del Covid-19 se hicieron en dos bloques: de agosto a septiembre y de octubre a diciembre de 2020. En el primer periodo, la adquisición fue por adjudicación directa de 14 productos y facturó 395 mil 977 pesos.

Se compraron 325 caretas, 25 cofias, 25 cubrebocas ZAP, 45 dispensadores, 224 galones de gel antibacterial, 12 botes de gel de 500 ml, 900 pares de guantes 1370, cubrebocas KN95, 20 oxímetros digitales, 43 cubetas de sanitizante, 60 tapetes, 29 termómetros digitales y dos mil 50 cubrebocas tricapa.

Para la compra del último trimestre del año, la Secretaría lanzó una licitación pública para adquirir 17 productos más, con un gasto total de un millón 644 mil 788 pesos. De este material destacan 513 cintas de marcaje amarillo, 100 atomizadores, 33 mil 576 cubrebocas lavables y dos mil batas quirúrgicas desechables con puño; además de insumos ya adquiridos previamente como gel y sanitizante.

En el informe, llama la atención que en la licitación pública, ocho productos se adquirieron de manera directa porque resultó desierto el concurso de compra; esto representó un costo más, de 695 mil 814 pesos. También detalla que los proveedores que han suministrado los productos de higiene son Monabu, Ángel Saucedo López, Creatividad y Espectáculos, Losequi, Rocketerías distribuidores y Corpo Imagen Textil, todos nacionales.

En el caso del INBAL, la compra de insumos representó un millón 577 mil 338 pesos de junio a diciembre, periodo en el que comenzó la reapertura paulatina de museos, teatros y centros de cultura, aunque a finales de año cerraron de nuevo.

El material adquirido va desde caretas, protectores, cubrebocas y guantes, hasta termómetros, despachadores de gel y material de limpieza. Los proveedores de estos insumos son Espacios Ledmex Sapi de C.V., que en su sitio web se anuncia como una empresa de producciones con servicios de pantallas led y publicidad móvil; también Negocios Aseret S.A. de C.V., y los particulares Frías Torres Santa y Ángel Roberto Pérez González.

De las adquisiciones, la mayor fue de 574 mil 633 pesos por el pago de gel antibacterial, despachadores empotrables y cubrebocas a la empresa Negocios Aseret en junio de 2020; en el mismo mes, esta empresa hizo otra venta al INBAL por 238 mil 959 por otra cantidad de los mismos insumos.

El INBAL informó que el material de higiene se repartió entre los recintos culturales de la Ciudad de México conforme reabrieron al público y la cantidad de producto entregado se hizo de acuerdo con el número de personal que labora en cada uno.

Por ejemplo, el Museo de Arte Moderno, el Museo Tamayo y la Sala de Arte Público Siqueiros (los tres primeros en reactivarse en agosto pasado) recibieron cada uno, dos rollos de cinta de marcaje y tres galones de sanitizante; pero el MAM tuvo 258 cubrebocas de poliéster, mientras el Tamayo 97 y la Siqueiros sólo 50; lo mismo varía en las caretas: mientras el Arte Moderno recibió 35, el Tamayo cuatro y la Siquieros 10.

El resto de museos recibieron el material de higiene en septiembre y la cantidad dependió del número de personal; por ejemplo al Laboratorio Arte Alameda se le entregaron 65 cubrebocas, mientras que al Museo de Arte Carrillo Gil, 135. Entre los espacios contemplados para recibir los insumos también están el área de los murales y los filtros del Palacio de Bellas Artes, Cencropam y Cepromusic.

En tanto el INAH reportó un gasto de apenas 19 mil 724 pesos para la compra de insumos sólo para sus oficinas centrales entre abril y septiembre de 2020, y en el reporte se especifica que cada Centro de investigación, ubicado en los estados del país, hizo sus propias adquisiciones. En este caso, llama la atención que todos los proveedores se presentan con nombres propios y no como empresas registradas.

Un caso especial fue el Museo Nacional de Antropología que si bien depende del INAH hizo su propia inversión para adquirir materiales de higiene. El recinto facturó 38 mil 585 pesos en la compra termómetros, cubrebocas, gel antibacterial, desinfectante, tapetes sanitizantes, guantes, caretas, gafas de seguridad, cintas de marcaje amarillas y despachadores de gel.

Ninguna de las tres instituciones reportó una segunda entrega de material a los recintos, sobre todo de los insumos desechables como cubrebocas y guantes, ni cuánto del presupuesto de 2021 se destinará para estos recursos indispensables en la reapertura de los espacios culturales prevista para el 10 de enero próximo.

Para las instituciones culturales, la pandemia de Covid-19 representó, además de la parálisis de actividades presenciales, un nuevo gasto que no tenían previsto y debieron solventar con el ejercicio presupuestal 2020. En conjunto, la Secretaría de Cultura (SC), el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) gastaron más de tres millones de pesos en la compra de insumos de higiene y protección para su personal.

A través de una solicitud de información hecha por este diario, las dependencias culturales informaron que adquirieron entre junio y diciembre gel antibacterial, sanitizante, cubrebocas, caretas, guantes, tapetes sanitizantes, entre otros productos, con recursos propios, y hasta el momento no tienen una partida mensual destinada para estos insumos indispensables para el funcionamiento de los espacios como museos y teatros.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Vale recordar que la Secretaría de Cultura tuvo una reducción de su presupuesto 2020 al pasar de 13 mil 517 millones de pesos, autorizados en el Presupuesto de Egresos de la Federación, a 10 mil 681 millones, en un ajuste realizado a medio año por la Secretaría de Hacienda en el gasto aprobado para el Ramo 48, dedicado a la cultura. En tanto, el INBAL contó con 3 mil 259 millones y el INAH con 3 mil 171 millones de pesos.

De estos recursos, la SC detalló que las compras para atención del Covid-19 se hicieron en dos bloques: de agosto a septiembre y de octubre a diciembre de 2020. En el primer periodo, la adquisición fue por adjudicación directa de 14 productos y facturó 395 mil 977 pesos.

Se compraron 325 caretas, 25 cofias, 25 cubrebocas ZAP, 45 dispensadores, 224 galones de gel antibacterial, 12 botes de gel de 500 ml, 900 pares de guantes 1370, cubrebocas KN95, 20 oxímetros digitales, 43 cubetas de sanitizante, 60 tapetes, 29 termómetros digitales y dos mil 50 cubrebocas tricapa.

Para la compra del último trimestre del año, la Secretaría lanzó una licitación pública para adquirir 17 productos más, con un gasto total de un millón 644 mil 788 pesos. De este material destacan 513 cintas de marcaje amarillo, 100 atomizadores, 33 mil 576 cubrebocas lavables y dos mil batas quirúrgicas desechables con puño; además de insumos ya adquiridos previamente como gel y sanitizante.

En el informe, llama la atención que en la licitación pública, ocho productos se adquirieron de manera directa porque resultó desierto el concurso de compra; esto representó un costo más, de 695 mil 814 pesos. También detalla que los proveedores que han suministrado los productos de higiene son Monabu, Ángel Saucedo López, Creatividad y Espectáculos, Losequi, Rocketerías distribuidores y Corpo Imagen Textil, todos nacionales.

En el caso del INBAL, la compra de insumos representó un millón 577 mil 338 pesos de junio a diciembre, periodo en el que comenzó la reapertura paulatina de museos, teatros y centros de cultura, aunque a finales de año cerraron de nuevo.

El material adquirido va desde caretas, protectores, cubrebocas y guantes, hasta termómetros, despachadores de gel y material de limpieza. Los proveedores de estos insumos son Espacios Ledmex Sapi de C.V., que en su sitio web se anuncia como una empresa de producciones con servicios de pantallas led y publicidad móvil; también Negocios Aseret S.A. de C.V., y los particulares Frías Torres Santa y Ángel Roberto Pérez González.

De las adquisiciones, la mayor fue de 574 mil 633 pesos por el pago de gel antibacterial, despachadores empotrables y cubrebocas a la empresa Negocios Aseret en junio de 2020; en el mismo mes, esta empresa hizo otra venta al INBAL por 238 mil 959 por otra cantidad de los mismos insumos.

El INBAL informó que el material de higiene se repartió entre los recintos culturales de la Ciudad de México conforme reabrieron al público y la cantidad de producto entregado se hizo de acuerdo con el número de personal que labora en cada uno.

Por ejemplo, el Museo de Arte Moderno, el Museo Tamayo y la Sala de Arte Público Siqueiros (los tres primeros en reactivarse en agosto pasado) recibieron cada uno, dos rollos de cinta de marcaje y tres galones de sanitizante; pero el MAM tuvo 258 cubrebocas de poliéster, mientras el Tamayo 97 y la Siqueiros sólo 50; lo mismo varía en las caretas: mientras el Arte Moderno recibió 35, el Tamayo cuatro y la Siquieros 10.

El resto de museos recibieron el material de higiene en septiembre y la cantidad dependió del número de personal; por ejemplo al Laboratorio Arte Alameda se le entregaron 65 cubrebocas, mientras que al Museo de Arte Carrillo Gil, 135. Entre los espacios contemplados para recibir los insumos también están el área de los murales y los filtros del Palacio de Bellas Artes, Cencropam y Cepromusic.

En tanto el INAH reportó un gasto de apenas 19 mil 724 pesos para la compra de insumos sólo para sus oficinas centrales entre abril y septiembre de 2020, y en el reporte se especifica que cada Centro de investigación, ubicado en los estados del país, hizo sus propias adquisiciones. En este caso, llama la atención que todos los proveedores se presentan con nombres propios y no como empresas registradas.

Un caso especial fue el Museo Nacional de Antropología que si bien depende del INAH hizo su propia inversión para adquirir materiales de higiene. El recinto facturó 38 mil 585 pesos en la compra termómetros, cubrebocas, gel antibacterial, desinfectante, tapetes sanitizantes, guantes, caretas, gafas de seguridad, cintas de marcaje amarillas y despachadores de gel.

Ninguna de las tres instituciones reportó una segunda entrega de material a los recintos, sobre todo de los insumos desechables como cubrebocas y guantes, ni cuánto del presupuesto de 2021 se destinará para estos recursos indispensables en la reapertura de los espacios culturales prevista para el 10 de enero próximo.

Local

Bedolla nombra siete nuevos notarios en el estado

Cabe señalar que de las vacantes libres por fallecimiento solo una fue cubierta

Policiaca

En Ocampo, aseguran armamento en una caja abandonada

Encontraron tres armas de fuego tipo carabina calibre .22 milímetros, un arma de fuego tipo escopeta sin marca y demás arsenal

Local

Fosa encontrada en Villamar, un hecho aislado: alcalde

El edil Froylán Zambrano aseguró que la situación de seguridad en el municipio se encuentra tranquila y que se apoyó con la policía durante las actividades de búsqueda

Local

Regresan desfiles del 16 y 30 de septiembre a Morelia 

El secretario del Ayuntamiento, Yankel Benítez, expresó que analizan los protocolos que se aplicarán para la realización de dichos eventos

Local

Morelia: cirujano denuncia a su hermana y cuñado por robo millonario

María A., y Francisco Pedro L., exdirector de Ferias, organizaban fiestas con reconocidos empresarios, políticos de primer nivel y amigos donde elegían a las víctimas

Finanzas

Joe Biden firma ley para impulsar fabricación de semiconductores y competir contra China

Además de la inversión en estos componentes cruciales para la electrónica moderna, el texto prevé decenas de miles de millones de dólares para investigación y desarrollo

Justicia

Juez analizará la prisión preventiva impuesta a Rosario Robles por la Estafa Maestra

A pesar de que la ley establece un límite de dos años para la prisión preventiva, la extitular de Sedesol ha permanecido casi tres años recluida

Policiaca

En Ocampo, aseguran armamento en una caja abandonada

Encontraron tres armas de fuego tipo carabina calibre .22 milímetros, un arma de fuego tipo escopeta sin marca y demás arsenal

Finanzas

Puestos en tecnología son los más difíciles de cubrir: Manpower

El estudio señala que las empresas deben replantearse la forma en como seleccionan a sus candidatos y capacitan a sus trabajadores