/ lunes 27 de marzo de 2023

Día Mundial del Teatro, conoce las figuras destacadas

Este 27 de marzo se celebra el Día Mundial del Teatro, la bella arte que hace soñar y vivir al espectador en mundos lejanos

Morelia, Michoacán (OEM-Infomex).- Las luces se apagan, el telón se abre, el público guarda silencio y fija su mirada en el escenario, listo para vivir la magia del teatro que le hará sentir, viajar, recordar, identificarse y conocer historias, momentos, circunstancias y personas lejanas o de otras épocas, todo desde la comodidad de su asiento.

Así es la vida del teatro, ese foro de cuatro paredes que en ocasiones pareciera una caja de secretos pero también de sentimientos al que la ciudadanía acude para pensar, divertirse, motivarse y también para intentar entenderse.

Todo esto con ayuda de los actores, pero también de los directores, productores, escenógrafos, iluminadores, diseñadores de vestuarios, coreógrafos, tramoyistas, utileros, eléctricos, maquillistas, personal de taquilla, y todo el staff que en muchas ocasiones están detrás del escenario y no son conocidos, pero que gracias a ellos, el asistente goza de una experiencia única.

Foto: Javier Guerrero | El Sol Morelia

Este 27 de marzo las artes están de fiesta, pues se celebra el Día Mundial del Teatro, esa actividad que cara a cara sigue motivando al espectador, logrando una sinergia única entre el talento y el público, que solo se sabe y se entiende al momento de experimentar en carne propia una puesta en escena.

Por ello en El Sol de Morelia nos dimos a la tarea de platicar con parte de ese talento, esos rostros que mueven al teatro en Michoacán para que ellos mismos externen su sentir, sin papeles y máscaras, para todos nuestros lectores.


Las voces detrás de las obras

Foto: Adid Jiménez | El Sol Morelia

Nora Lucía Díaz. Egresada en la licenciatura en teatro en 2006, la actriz moreliana ha participado desde entonces en obras de Teresita Sánchez Reyna, Manuel Barragán, Manolo Díaz, y se ha desarrollado como coordinadora del Foro La Ceiba y Catexia Teatro.

“El teatro sigue estando en la misma lucha para acercar a la gente. Los apoyos gubernamentales a los independientes son cada vez menos, estoy viendo un retroceso muy fuerte en ese tema. Recuerdo que antes había mayor movimiento teatral y no sólo local, sino nacional, fui a ver muchas obras nacionales al Teatro Ocampo. Los espacios independientes somos los que ahora estamos haciendo el trabajo que hace unos años hacían las instituciones gubernamentales a través de sus foros”.

Copérnico Vega. Mimo, conferencista, actor y director teatral moreliano, comenzó su carrera en 1986. Fue jurado en el área de teatro del Programa de Estímulo a la Creación y Desarrollo Artístico de Michoacán (2008).

“Michoacán, particularmente Morelia, tiene un público por demás generoso en el sentido de que siempre ha acudido a las ofertas teatrales locales. En la época de los 80 y 90, por ejemplo, cuando aún Michoacán no contaba con una facultad de teatro, la cartelera teatral era muy nutrida, dábamos temporadas de tres días en el Teatro Ocampo, cosa que en la actualidad es prácticamente imposible. No obstante, han surgido diversos foros, justamente por lo complicado que resulta hoy en día acceder a un teatro como el Ocampo o el Matamoros que de teatro solo tiene el nombre, ya que sus intereses son evidentemente otros”.

Paulina Maya. Comenzó a los 17 años de manera formal, y de la televisión pasó al teatro. A más de 30 años de distancia, su camino se ha enfocado en la comedia y en los musicales en el Teatro Corral de la Comedia.

“De cuando inicié a la fecha el teatro sí se ha modificado muchísimo, ha ido evolucionando junto a la demanda de la ciudadanía. Lo que presentábamos hace 10 años y que era éxito, hoy ya no funciona, esto significa que ahora el público necesita productos más pensantes y con mensajes, no solo bobadas”.

Juan Carlos Arvide. Originario de CDMX, y con 65 años de vida en el teatro, pues comenzó a los 7 en el mundo de las artes apareciendo en diversas cintas junto a su padre, Manuel Arvide, pionero del cine en el país, Juan Carlos está por celebrar tres décadas de la Casona del Teatro, espacio que dirige y en donde ha brindado la oportunidad de desarrollar nuevos talentos en la entidad.

“La pedantería debería quedar de lado y acercar al público para que sepa la maravilla y la magia que hay para preparar una obra de teatro, y el espectador nos exige ser mejores actores, porque una cosa es hacer teatro y la otra hacerle al teatro. Lamentablemente no termina de haber unión entre el gremio, no quiero ser grosero pero los boleros tienen una asociación, se ayudan, y nosotros como creativos no nos podemos poner de acuerdo”.

Verónica Villicaña. Inició su camino en el taller de teatro de la Preparatoria Oficial de Celaya, y ha participado como actriz en cerca de 20 puestas en escena, y en el grupo La Luciérnaga Teatro, el cual dirige, ha realizado 8 producciones.

“Llegué a Morelia en 2007, y durante este tiempo han surgido muchas compañías independientes pero han sido esfuerzos e iniciativas privadas en su mayoría. Percibo que algunos espacios institucionales se perdieron como el Foro La Bodega, y en general la institucionalidad ha tenido cada vez menos interés en cumplir su compromiso de garantizar el derecho a la cultura de la sociedad michoacana”.

Jaime Homar García. El actor moreliano comenzó hace 40 años en la preparatoria número 2, y de ahí con diversos grupos de Bellas Artes de la Michoacana, con Octavio Sosa y Chela Morales, posteriormente con el maestro José Manuel Álvarez.

“He participado en más de 100 obras de teatro entre las que estaban ‘Don Juan Tenorio’, ‘El proceso de Juana de Arco’, ‘Un día soñé a Curicaveri’, ‘Una huelga singular’, y ‘Sucedió en el jardín’. Lamentablemente la afluencia del público ha disminuido drásticamente al igual que los apoyos”.

Ricardo Robles. Actor y dramaturgo principalmente, director y productor por necesidad, así es como se define quien inició su trayectoria teatral en el 2004, presentándose en giras y temporadas en Michoacán y otros estados del país.

“Soy docente en materias de actuación y montaje. Director de las Cía Teatro El Roble. He enfocado gran parte de mí trabajo en el fortalecimiento de grupos vulnerables y desarrollo personal a través del arte. Creo que me tocó iniciar en el teatro en un momento donde volvieron a resurgir los festivales y muestras. Como siempre, no había muchos espacios pero La Bodega funcionaba muy bien para ofertar una cartelera”.

Jaime Noguerón. Nacido en Morelia, desde temprana edad se adentró al mundo teatral a través de diversos talleres en la Casa de la Cultura de Morelia y en la Facultad Popular de Bellas Artes. Actualmente es uno de los talentos que dirige el Foro La Ceiba.

“Me formé en bachillerato en el Centro de Educación Artística (Cedart), ahí nació mi amor por el arte cuando conocí a la asociación teatral Contrapeso con el maestro Roberto Briseño, comencé en el 2002-2003 a acercarme a los montajes de ‘Don Juan Tenorio’ como parte de la comparsa, para actualmente tener una participación en más de 26 puestas”.

Susie Quiu. Nació en CDMX en 1977, y ha actuado desde su juventud. En los últimos 10 años ha afianzado su carrera actoral, y desde hace 7 años se dedica exclusivamente al teatro y el Stand Up, con proyectos como “Tantito amor propio”, “El escuadrón de los no esenciales”, “Marcelito para Toda la familia”, “Mi Mujereda, y “Ratón Marcelo”.

“Me gustan mucho las nuevas generaciones, el teatro en Morelia cada vez es más sólido, y los compañeros han evolucionado, creo que se está dejando atrás las ideas viejas de la competencia, de las envidias, ahora se trabaja más en comunidad”.

Foto: Adid Jiménez | El Sol Morelia

El panorama para 2023

Con el paso de los años, sobre todo de una década a la fecha, el realizar teatro ha cambiado, como lo mencionó la actriz y licenciada en Ciencias de la Comunicación Paulina Maya, en lo cual coinciden los demás entrevistados.

“Hay que ser muy acertivos y cambiar con las generaciones, a la gente le gusta ver teatro nuevo, las redes y el mundo ha cambiado, entonces el teatro debe hacerlo también”, explicó Paulina Maya.

Mientras que Jaime Noguerón, uno de los creadores del Foro La Ceiba, recordó que sí existía un deseo por regresar a lo presencial por parte de la ciudadanía, “aunque se ha dado un declive por recibir todo de Internet. En las redes se comenzó a monetizar, como en TikTok donde las nuevas generaciones creen que pueden convertirse en influencers, eso ha demeritado al teatro, pero aquí seguimos los que sí tenemos profesionalización”.

El panorama teatral que dejó la pandemia, comentó Ricardo Robles, no cambió mucho la situación, “los foros siguen convocando a la misma cantidad de gente. Si acaso veo algo interesante son los círculos de obras que hay en el país, y como La Ceiba y El Foro espacio cultural alternativo, están recibiendo a esta compañías foráneas. También me gusta lo que está sucediendo en Tacámbaro con la gente de cultura, están llevando teatro a comunidades y consolidando su necesidad por desarrollar a ese sector de las sociedad a través del arte”.

El actor Jaime Homar Ávalos, señaló, en el Día Mundial del Teatro hay mucho qué celebrar, “pues a pesar que los apoyos y presupuestos que son muy limitados para el gremio, y la unión es muy relativa, pues se ve más por los intereses particulares, hay grupos y compañeros muy comprometidos en el quehacer teatral”.

¿Qué tanto daño ha causado el acostumbrar al público a lo gratuito?

Foto: Adid Jiménez | El Sol Morelia

Aunque todos coincidieron que sí hay mucho que celebrar en el Día Mundial del Teatro y aunque hubieran esperado diversas actividades en el espacio público, y no en los foros cerrados y convocando nuevamente a amistades de las autoridades en turno, o solo ver algunas felicitaciones en redes, ellos buscarán hacer lo propio desde sus trincheras.

Pero ¿qué tan benéfico o perjudicial ha sido el acostumbrar al espectador a los eventos gratuitos?, fue la pregunta a la que respondieron sin miramientos.

“El teatro no debe ser gratuito, el arte debe pagarse porque requiere mucho esfuerzo, estudio y preparación. Al presentar algo gratis, se acostumbra a la gente a que no valore el arte, esto no es un hobbie, yo he escuchado muchas veces a la gente decir: ‘ok, ¿eres actriz y qué más? ¡No manchen, cómo que qué más! Esto es una carrera, tiempo, dinero y esfuerzo”, dijo Paulina Maya.

Verónica Villicaña ahondó en el tema, “Es algo controversial porque, por un lado el público necesita accesos gratuitos al teatro para fomentar nuestra cultura, pero por otro lado sería maravilloso acostumbrarles a pagar por su entrada”.

Nora Lucía Díaz agregó: “La gratuidad que hace el estado, juega un papel nefasto y no son gratis, pues todos pagamos impuestos y ahí está el costo del boleto, la gente arriba del teatro también cobra”.

Jaime Noguerón también se expresó al respecto: “La gente nos hemos acostumbrado a la gratuidad y recibir cortesías. La cultura sí se paga, nuestro trabajo como creadores escénicos sí se debe de cobrar, no podemos regalar nuestro trabajo, debemos reestructurar la idea de la gratuidad, entender que nosotros estamos profesionalizándonos y no es un hobbie, este problema ha sido por culpa de la Secretaría de Cultura”.

Copérnico Vega enfatizó: “Es muy complicado acceder a los teatros como el Ocampo, el Matamoros, o el del Seguro Social por el alto costo que representa la renta. Considero que es necesario que en este tipo de eventos se subraye que el artista no va ‘de a gratis’, que el artista está recibiendo un pago que es subsidiado por una institución; con la finalidad de que la audiencia tome conciencia que el evento tiene un costo y se tiene que pagar”.

Finalmente Juan Carlos Arvide sentenció que la entrada a los eventos culturales debería de cobrarse, “no es benéfico para nadie esto, lo gratis se cree que no sirve y eso no es así. Tampoco me refiero a que haya costos excesivos, que la gente sepa que esto tiene un valor. Desde la administración estatal de Lázaro Cárdenas Batel que todo cobró un sentido gratuito nos ha dañado mucho, las autoridades deben entender que debemos enriquecer el aspecto artístico del público que con sus impuestos pagan eso llamado como gratuito”.



Foros en Morelia para el teatro

Además de los foros oficiales pertenecientes a gobierno o a la iniciativa privada como el Teatro Morelos, el Teatro Ocampo, el Teatro Matamoros, el Teatro José Rubén Romero, o el Teatro Stella Inda, también se encuentran los foros independientes.

Entre ellos se encuentran La Mueca, La Ceiba, El Foro Espacio Cultural, Foro Eco, el Teatro Corral de la Comedia y La Casona del Teatro, los cuales se dedican al tema teatral y de manera constante presentan diversas propuestas para el público, empleando sus redes sociales y redes comunitarias a su alcance para promocionar sus trabajos y la gente asista.

Te puede interesar: “La divina hermandad” satiriza la represión en las escuelas católicas

Con costos diversos y al alcance de los bolsillos del ciudadano promedio, estos espacios han hecho todo para mantener activa la vida cultural independiente de la ciudad y del estado.

Para encontrarlos en Facebook, puede colocarse en el buscador su nombre, o bien, compartimos a continuación algunos números de teléfono donde se puede pedir mayor información de la cartelera que están preparando para próximos días o meses.

La Mueca, con 35 años de existencia, este espacio se localiza en Aquiles Serdán #797, colonia Centro Histórico de Morelia, y se le puede contactar a través del número 4431646862.

La Ceiba, es el espacio cultural creado por Catexia que lleva laborando desde 2010. Este espacio se localiza en Lacas de Uruapan #301, colonia Vasco de Quiroga, o bien, se le puede contactar a través del 4433549498.

El Foro Espacio Cultural Alternativo, ha buscado fortalecerse y generar una activación económica para el gremio. Se localiza en 20 de noviembre #687, colonia CTEATRO

Morelia, Michoacán (OEM-Infomex).- Las luces se apagan, el telón se abre, el público guarda silencio y fija su mirada en el escenario, listo para vivir la magia del teatro que le hará sentir, viajar, recordar, identificarse y conocer historias, momentos, circunstancias y personas lejanas o de otras épocas, todo desde la comodidad de su asiento.

Así es la vida del teatro, ese foro de cuatro paredes que en ocasiones pareciera una caja de secretos pero también de sentimientos al que la ciudadanía acude para pensar, divertirse, motivarse y también para intentar entenderse.

Todo esto con ayuda de los actores, pero también de los directores, productores, escenógrafos, iluminadores, diseñadores de vestuarios, coreógrafos, tramoyistas, utileros, eléctricos, maquillistas, personal de taquilla, y todo el staff que en muchas ocasiones están detrás del escenario y no son conocidos, pero que gracias a ellos, el asistente goza de una experiencia única.

Foto: Javier Guerrero | El Sol Morelia

Este 27 de marzo las artes están de fiesta, pues se celebra el Día Mundial del Teatro, esa actividad que cara a cara sigue motivando al espectador, logrando una sinergia única entre el talento y el público, que solo se sabe y se entiende al momento de experimentar en carne propia una puesta en escena.

Por ello en El Sol de Morelia nos dimos a la tarea de platicar con parte de ese talento, esos rostros que mueven al teatro en Michoacán para que ellos mismos externen su sentir, sin papeles y máscaras, para todos nuestros lectores.


Las voces detrás de las obras

Foto: Adid Jiménez | El Sol Morelia

Nora Lucía Díaz. Egresada en la licenciatura en teatro en 2006, la actriz moreliana ha participado desde entonces en obras de Teresita Sánchez Reyna, Manuel Barragán, Manolo Díaz, y se ha desarrollado como coordinadora del Foro La Ceiba y Catexia Teatro.

“El teatro sigue estando en la misma lucha para acercar a la gente. Los apoyos gubernamentales a los independientes son cada vez menos, estoy viendo un retroceso muy fuerte en ese tema. Recuerdo que antes había mayor movimiento teatral y no sólo local, sino nacional, fui a ver muchas obras nacionales al Teatro Ocampo. Los espacios independientes somos los que ahora estamos haciendo el trabajo que hace unos años hacían las instituciones gubernamentales a través de sus foros”.

Copérnico Vega. Mimo, conferencista, actor y director teatral moreliano, comenzó su carrera en 1986. Fue jurado en el área de teatro del Programa de Estímulo a la Creación y Desarrollo Artístico de Michoacán (2008).

“Michoacán, particularmente Morelia, tiene un público por demás generoso en el sentido de que siempre ha acudido a las ofertas teatrales locales. En la época de los 80 y 90, por ejemplo, cuando aún Michoacán no contaba con una facultad de teatro, la cartelera teatral era muy nutrida, dábamos temporadas de tres días en el Teatro Ocampo, cosa que en la actualidad es prácticamente imposible. No obstante, han surgido diversos foros, justamente por lo complicado que resulta hoy en día acceder a un teatro como el Ocampo o el Matamoros que de teatro solo tiene el nombre, ya que sus intereses son evidentemente otros”.

Paulina Maya. Comenzó a los 17 años de manera formal, y de la televisión pasó al teatro. A más de 30 años de distancia, su camino se ha enfocado en la comedia y en los musicales en el Teatro Corral de la Comedia.

“De cuando inicié a la fecha el teatro sí se ha modificado muchísimo, ha ido evolucionando junto a la demanda de la ciudadanía. Lo que presentábamos hace 10 años y que era éxito, hoy ya no funciona, esto significa que ahora el público necesita productos más pensantes y con mensajes, no solo bobadas”.

Juan Carlos Arvide. Originario de CDMX, y con 65 años de vida en el teatro, pues comenzó a los 7 en el mundo de las artes apareciendo en diversas cintas junto a su padre, Manuel Arvide, pionero del cine en el país, Juan Carlos está por celebrar tres décadas de la Casona del Teatro, espacio que dirige y en donde ha brindado la oportunidad de desarrollar nuevos talentos en la entidad.

“La pedantería debería quedar de lado y acercar al público para que sepa la maravilla y la magia que hay para preparar una obra de teatro, y el espectador nos exige ser mejores actores, porque una cosa es hacer teatro y la otra hacerle al teatro. Lamentablemente no termina de haber unión entre el gremio, no quiero ser grosero pero los boleros tienen una asociación, se ayudan, y nosotros como creativos no nos podemos poner de acuerdo”.

Verónica Villicaña. Inició su camino en el taller de teatro de la Preparatoria Oficial de Celaya, y ha participado como actriz en cerca de 20 puestas en escena, y en el grupo La Luciérnaga Teatro, el cual dirige, ha realizado 8 producciones.

“Llegué a Morelia en 2007, y durante este tiempo han surgido muchas compañías independientes pero han sido esfuerzos e iniciativas privadas en su mayoría. Percibo que algunos espacios institucionales se perdieron como el Foro La Bodega, y en general la institucionalidad ha tenido cada vez menos interés en cumplir su compromiso de garantizar el derecho a la cultura de la sociedad michoacana”.

Jaime Homar García. El actor moreliano comenzó hace 40 años en la preparatoria número 2, y de ahí con diversos grupos de Bellas Artes de la Michoacana, con Octavio Sosa y Chela Morales, posteriormente con el maestro José Manuel Álvarez.

“He participado en más de 100 obras de teatro entre las que estaban ‘Don Juan Tenorio’, ‘El proceso de Juana de Arco’, ‘Un día soñé a Curicaveri’, ‘Una huelga singular’, y ‘Sucedió en el jardín’. Lamentablemente la afluencia del público ha disminuido drásticamente al igual que los apoyos”.

Ricardo Robles. Actor y dramaturgo principalmente, director y productor por necesidad, así es como se define quien inició su trayectoria teatral en el 2004, presentándose en giras y temporadas en Michoacán y otros estados del país.

“Soy docente en materias de actuación y montaje. Director de las Cía Teatro El Roble. He enfocado gran parte de mí trabajo en el fortalecimiento de grupos vulnerables y desarrollo personal a través del arte. Creo que me tocó iniciar en el teatro en un momento donde volvieron a resurgir los festivales y muestras. Como siempre, no había muchos espacios pero La Bodega funcionaba muy bien para ofertar una cartelera”.

Jaime Noguerón. Nacido en Morelia, desde temprana edad se adentró al mundo teatral a través de diversos talleres en la Casa de la Cultura de Morelia y en la Facultad Popular de Bellas Artes. Actualmente es uno de los talentos que dirige el Foro La Ceiba.

“Me formé en bachillerato en el Centro de Educación Artística (Cedart), ahí nació mi amor por el arte cuando conocí a la asociación teatral Contrapeso con el maestro Roberto Briseño, comencé en el 2002-2003 a acercarme a los montajes de ‘Don Juan Tenorio’ como parte de la comparsa, para actualmente tener una participación en más de 26 puestas”.

Susie Quiu. Nació en CDMX en 1977, y ha actuado desde su juventud. En los últimos 10 años ha afianzado su carrera actoral, y desde hace 7 años se dedica exclusivamente al teatro y el Stand Up, con proyectos como “Tantito amor propio”, “El escuadrón de los no esenciales”, “Marcelito para Toda la familia”, “Mi Mujereda, y “Ratón Marcelo”.

“Me gustan mucho las nuevas generaciones, el teatro en Morelia cada vez es más sólido, y los compañeros han evolucionado, creo que se está dejando atrás las ideas viejas de la competencia, de las envidias, ahora se trabaja más en comunidad”.

Foto: Adid Jiménez | El Sol Morelia

El panorama para 2023

Con el paso de los años, sobre todo de una década a la fecha, el realizar teatro ha cambiado, como lo mencionó la actriz y licenciada en Ciencias de la Comunicación Paulina Maya, en lo cual coinciden los demás entrevistados.

“Hay que ser muy acertivos y cambiar con las generaciones, a la gente le gusta ver teatro nuevo, las redes y el mundo ha cambiado, entonces el teatro debe hacerlo también”, explicó Paulina Maya.

Mientras que Jaime Noguerón, uno de los creadores del Foro La Ceiba, recordó que sí existía un deseo por regresar a lo presencial por parte de la ciudadanía, “aunque se ha dado un declive por recibir todo de Internet. En las redes se comenzó a monetizar, como en TikTok donde las nuevas generaciones creen que pueden convertirse en influencers, eso ha demeritado al teatro, pero aquí seguimos los que sí tenemos profesionalización”.

El panorama teatral que dejó la pandemia, comentó Ricardo Robles, no cambió mucho la situación, “los foros siguen convocando a la misma cantidad de gente. Si acaso veo algo interesante son los círculos de obras que hay en el país, y como La Ceiba y El Foro espacio cultural alternativo, están recibiendo a esta compañías foráneas. También me gusta lo que está sucediendo en Tacámbaro con la gente de cultura, están llevando teatro a comunidades y consolidando su necesidad por desarrollar a ese sector de las sociedad a través del arte”.

El actor Jaime Homar Ávalos, señaló, en el Día Mundial del Teatro hay mucho qué celebrar, “pues a pesar que los apoyos y presupuestos que son muy limitados para el gremio, y la unión es muy relativa, pues se ve más por los intereses particulares, hay grupos y compañeros muy comprometidos en el quehacer teatral”.

¿Qué tanto daño ha causado el acostumbrar al público a lo gratuito?

Foto: Adid Jiménez | El Sol Morelia

Aunque todos coincidieron que sí hay mucho que celebrar en el Día Mundial del Teatro y aunque hubieran esperado diversas actividades en el espacio público, y no en los foros cerrados y convocando nuevamente a amistades de las autoridades en turno, o solo ver algunas felicitaciones en redes, ellos buscarán hacer lo propio desde sus trincheras.

Pero ¿qué tan benéfico o perjudicial ha sido el acostumbrar al espectador a los eventos gratuitos?, fue la pregunta a la que respondieron sin miramientos.

“El teatro no debe ser gratuito, el arte debe pagarse porque requiere mucho esfuerzo, estudio y preparación. Al presentar algo gratis, se acostumbra a la gente a que no valore el arte, esto no es un hobbie, yo he escuchado muchas veces a la gente decir: ‘ok, ¿eres actriz y qué más? ¡No manchen, cómo que qué más! Esto es una carrera, tiempo, dinero y esfuerzo”, dijo Paulina Maya.

Verónica Villicaña ahondó en el tema, “Es algo controversial porque, por un lado el público necesita accesos gratuitos al teatro para fomentar nuestra cultura, pero por otro lado sería maravilloso acostumbrarles a pagar por su entrada”.

Nora Lucía Díaz agregó: “La gratuidad que hace el estado, juega un papel nefasto y no son gratis, pues todos pagamos impuestos y ahí está el costo del boleto, la gente arriba del teatro también cobra”.

Jaime Noguerón también se expresó al respecto: “La gente nos hemos acostumbrado a la gratuidad y recibir cortesías. La cultura sí se paga, nuestro trabajo como creadores escénicos sí se debe de cobrar, no podemos regalar nuestro trabajo, debemos reestructurar la idea de la gratuidad, entender que nosotros estamos profesionalizándonos y no es un hobbie, este problema ha sido por culpa de la Secretaría de Cultura”.

Copérnico Vega enfatizó: “Es muy complicado acceder a los teatros como el Ocampo, el Matamoros, o el del Seguro Social por el alto costo que representa la renta. Considero que es necesario que en este tipo de eventos se subraye que el artista no va ‘de a gratis’, que el artista está recibiendo un pago que es subsidiado por una institución; con la finalidad de que la audiencia tome conciencia que el evento tiene un costo y se tiene que pagar”.

Finalmente Juan Carlos Arvide sentenció que la entrada a los eventos culturales debería de cobrarse, “no es benéfico para nadie esto, lo gratis se cree que no sirve y eso no es así. Tampoco me refiero a que haya costos excesivos, que la gente sepa que esto tiene un valor. Desde la administración estatal de Lázaro Cárdenas Batel que todo cobró un sentido gratuito nos ha dañado mucho, las autoridades deben entender que debemos enriquecer el aspecto artístico del público que con sus impuestos pagan eso llamado como gratuito”.



Foros en Morelia para el teatro

Además de los foros oficiales pertenecientes a gobierno o a la iniciativa privada como el Teatro Morelos, el Teatro Ocampo, el Teatro Matamoros, el Teatro José Rubén Romero, o el Teatro Stella Inda, también se encuentran los foros independientes.

Entre ellos se encuentran La Mueca, La Ceiba, El Foro Espacio Cultural, Foro Eco, el Teatro Corral de la Comedia y La Casona del Teatro, los cuales se dedican al tema teatral y de manera constante presentan diversas propuestas para el público, empleando sus redes sociales y redes comunitarias a su alcance para promocionar sus trabajos y la gente asista.

Te puede interesar: “La divina hermandad” satiriza la represión en las escuelas católicas

Con costos diversos y al alcance de los bolsillos del ciudadano promedio, estos espacios han hecho todo para mantener activa la vida cultural independiente de la ciudad y del estado.

Para encontrarlos en Facebook, puede colocarse en el buscador su nombre, o bien, compartimos a continuación algunos números de teléfono donde se puede pedir mayor información de la cartelera que están preparando para próximos días o meses.

La Mueca, con 35 años de existencia, este espacio se localiza en Aquiles Serdán #797, colonia Centro Histórico de Morelia, y se le puede contactar a través del número 4431646862.

La Ceiba, es el espacio cultural creado por Catexia que lleva laborando desde 2010. Este espacio se localiza en Lacas de Uruapan #301, colonia Vasco de Quiroga, o bien, se le puede contactar a través del 4433549498.

El Foro Espacio Cultural Alternativo, ha buscado fortalecerse y generar una activación económica para el gremio. Se localiza en 20 de noviembre #687, colonia CTEATRO

Local

Cinco encuestas dan el triunfo a Torres Piña por alcaldía de Morelia

Entre las encuestan se encuentra la de Massive Caller, Teorema y Rubrum

Local

Arzobispo de Morelia respalda la regulación de pirotecnia

Aunque dijo afectará el encendido de Catedral se tienen que cumplir las nuevas determinaciones

Policiaca

Explota panadería en Morelia por acumulación de gas

La explosión de la panadería dejó tres personas heridas, entre ellas un niño de tres años

Local

Guardia Civil violentó a menores de Casa Hogar, acusa Ayuntamiento

El secretario Yankel Alfredo Benítez Silva se mostró indignado por el trato recibido de la Guardia Civil en la detención de las menores

Elecciones 2024

PES y MC aseguran que sus candidatos por alcaldía de Morelia no van a declinar

Para la presidencia municipal, hay un total de seis aspirantes en Morelia