/ domingo 5 de julio de 2020

Y los objetos preferidos en el confinamiento son

El MODO presenta la primera parte de la exposición Los objetos del confinamiento, armada con piezas del público

En un mes, más de 600 personas respondieron a la convocatoria del Museo del Objeto del Objeto, MODO, que invitaba a compartir digitalmente una fotografía de eso que ha marcado su cuarentena en casa, acompañado por una breve historia explicando las razones de la selección. Un primer centenar, elegido por el equipo de expertos del museo, ya está disponible online.

"Nos sorprendió la cantidad de fotografías y lo emotivo de las historias. Nos dimos cuenta que sí tocamos fibras sensibles en estos momentos de confinamiento y que resultó ser un buen mecanismo para que pudieran no sólo compartir, sino sacar sentimientos", cuenta Paulina Newman, directora del MODO.

Related content

"Necesitábamos crear algo no sólo a disposición de los visitantes, sino que también pudiéramos recibir de ellos sus pensamientos y sentimientos", explica la directora.

"El MODO lo que hace es resguardar la historia a través de los objetos", continúa Newman; este momento histórico es una oportunidad de registro, como ya antes hicieron con otras muestras, como la de 2018 sobre la historia de la democracia, que registraba hasta aquel año electoral y en la que la gente expresó sus ideas sobre la democracia, o la intención del voto.

Related content

Pero en este caso, "es un recuento de historias de las personas; hace tiempo tuvimos una exposición que trajimos de Croacia, que se llama El museo de las relaciones rotas y eso nos sirvió como inspiración, porque hicimos una convocatoria para que la gente nos contara sus historias de rompimiento, también a través de la donación de un objeto", relata.

"Una persona envió la foto de un robot que construyó y dice que llevaba muchos meses intentándolo, pero ahora gracias al confinamiento le pudo dedicar el tiempo para hacerlo; vi varios pads de yoga y me sorprendió cómo cada historia es diferente, porque el objeto en sí mismo no tiene valor, vale por lo que significa para cada uno de ellos. También cosas que tienen que ver con cocinar, se ve que en nuestra cultura mucho gira alrededor de la comida y el momento de convivir; o de hobbies, que antes no tenían tiempo de practicar, hay historias muy bonitas, por ejemplo, una que empezó a bordar y su mamá le regaló la caja de bordado de la abuela; bordó, bordó, bordó, hasta que se acabó todos los hilos de la abuela".

Related content

Los criterios de selección del material fueron la emotividad, la originalidad, lo divertido de las historias y que fueran de interés. "Se hizo un cuestionario de calificación y se seleccionó numéricamente, cada historia tuvo mínimo dos lectores y se seleccionaron para la primera entrega los objetos que tuvieran la más alta calificación en alguno, o varios de los criterios", explica Paulina Newman.

"En el momento que la persona nos platica quién se lo dio, a quién le recuerda, o por qué lo utiliza, la parte emotiva les da un peso", concluye la directora.

Related content

La convocatoria permanecerá abierta durante julio en el micrositio https://www.elmodo.mx/participa-los-objetos-del-confinamiento/

La muestra está en https://www.elmodo.mx/los-objetos-del-confinamiento/

Los criterios de selección del material fueron la emotividad, la originalidad, lo divertido de las historias y que fueran de interés

Related content


En un mes, más de 600 personas respondieron a la convocatoria del Museo del Objeto del Objeto, MODO, que invitaba a compartir digitalmente una fotografía de eso que ha marcado su cuarentena en casa, acompañado por una breve historia explicando las razones de la selección. Un primer centenar, elegido por el equipo de expertos del museo, ya está disponible online.

"Nos sorprendió la cantidad de fotografías y lo emotivo de las historias. Nos dimos cuenta que sí tocamos fibras sensibles en estos momentos de confinamiento y que resultó ser un buen mecanismo para que pudieran no sólo compartir, sino sacar sentimientos", cuenta Paulina Newman, directora del MODO.

Related content

"Necesitábamos crear algo no sólo a disposición de los visitantes, sino que también pudiéramos recibir de ellos sus pensamientos y sentimientos", explica la directora.

"El MODO lo que hace es resguardar la historia a través de los objetos", continúa Newman; este momento histórico es una oportunidad de registro, como ya antes hicieron con otras muestras, como la de 2018 sobre la historia de la democracia, que registraba hasta aquel año electoral y en la que la gente expresó sus ideas sobre la democracia, o la intención del voto.

Related content

Pero en este caso, "es un recuento de historias de las personas; hace tiempo tuvimos una exposición que trajimos de Croacia, que se llama El museo de las relaciones rotas y eso nos sirvió como inspiración, porque hicimos una convocatoria para que la gente nos contara sus historias de rompimiento, también a través de la donación de un objeto", relata.

"Una persona envió la foto de un robot que construyó y dice que llevaba muchos meses intentándolo, pero ahora gracias al confinamiento le pudo dedicar el tiempo para hacerlo; vi varios pads de yoga y me sorprendió cómo cada historia es diferente, porque el objeto en sí mismo no tiene valor, vale por lo que significa para cada uno de ellos. También cosas que tienen que ver con cocinar, se ve que en nuestra cultura mucho gira alrededor de la comida y el momento de convivir; o de hobbies, que antes no tenían tiempo de practicar, hay historias muy bonitas, por ejemplo, una que empezó a bordar y su mamá le regaló la caja de bordado de la abuela; bordó, bordó, bordó, hasta que se acabó todos los hilos de la abuela".

Related content

Los criterios de selección del material fueron la emotividad, la originalidad, lo divertido de las historias y que fueran de interés. "Se hizo un cuestionario de calificación y se seleccionó numéricamente, cada historia tuvo mínimo dos lectores y se seleccionaron para la primera entrega los objetos que tuvieran la más alta calificación en alguno, o varios de los criterios", explica Paulina Newman.

"En el momento que la persona nos platica quién se lo dio, a quién le recuerda, o por qué lo utiliza, la parte emotiva les da un peso", concluye la directora.

Related content

La convocatoria permanecerá abierta durante julio en el micrositio https://www.elmodo.mx/participa-los-objetos-del-confinamiento/

La muestra está en https://www.elmodo.mx/los-objetos-del-confinamiento/

Los criterios de selección del material fueron la emotividad, la originalidad, lo divertido de las historias y que fueran de interés

Related content


Local

Tras brote de Covid, la SEE reanuda mañana actividades presenciales

La dependencia reporta 13 casos activos, mismos que se encuentran confinados

Local

Hombre es abatido tras recibir a balazos a policías municipales

El fallecido había sido denunciado por maltrato infantil

Finanzas

Empresarios de México, EUA y Canadá sugieren mayor cooperación trilateral en T-MEC

Precisaron que deben trabajar juntos para promover una asociación económica de América del Norte capaz de abordar los desafíos regionales

Local

Congreso debería legislar de manera más responsable: Gretel Castorena

La funcionaria municipal considera que la ley que garantiza los derechos de los embriones vulnera los de las mujeres

Sociedad

Bajos salarios generan crisis laboral a hoteleros de Cancún y Riviera Maya

Uno de los trabajadores comentó que la paga es muy baja, los horarios extenuantes y en ocasiones no les pagan sus horas extras

Local

Hombre es abatido tras recibir a balazos a policías municipales

El fallecido había sido denunciado por maltrato infantil

Sociedad

Semar va al rescate la vaquita marina: sembrarán bloques de concreto para impedir su caza

Tan solo para el año 2018 se tenía registro de únicamente 19 ejemplares con vida de esta especie