/ sábado 12 de enero de 2019

Después de 23 años, Cruz Azul y Chivas se enfrentan en el Azteca

La última vez que el escenario los juntó termino en un triste empate

La última vez que Cruz Azul y Chivas se enfrentaron en el estadio Azteca fue una “tarde triste”. Así encabezó el Diario de los Deportistas aquel duelo celebrado el 30 de septiembre de 1995. Este sábado, después de 23 años, se volverán a ver las caras en el Coloso de Santa Úrsula, que ha vuelto a ser casa de La Máquina Cementera.

Ese día ambos equipos no pudieron pasar del empate a “roscas”. Corría la jornada seis de la temporada 1995-1996. Los planteles apenas agarraban forma de cara a la parte fuerte de la campaña regular, cuando aún se jugaban los llamados torneos largos.

Por parte de los cementeros disputaron el encuentro elementos como Norberto Scoponi, Juan Francisco Palencia y Carlos Hermosillo. Del otro lado, con el Rebaño Sagrado, alinearon Ramón Ramírez, Carlos Turrubiates, Missael Espinoza y Alberto Coyote. Los técnicos que ordenaron el trámite desde el banquillo fueron el “Flaco” Luis Fernando Tena, por parte de los celestes, y Demetrio Madero, entonces al mando de los rojiblancos. El árbitro del encuentro fue Arturo Brizio Carter.

Ni Carlos Hermosillo ni Nacho Vázquez pudieron romper el cero y regalar un grito de euforia a los asistentes. “Desde la asistencia, hasta el partido, nada fue agradable. Aunque el segundo tiempo hubo gritos para celebrar aproximaciones, el abucheo general predominó. Primero se neutralizaron los adversarios para un primer tiempo sordo, dentro del cual Chivas pareció querer ser más. Mejoró el segundo, intervinieron los porteros, pero la falta de conclusión dejó inconclusa la labor cuando los cementeros quisieron ser”, mencionó la crónica de ESTO que aquel entonces.

Fue el último partido entre Cruz Azul y Chivas en el estadio Azteca como escenario. Este sábado, 23 años después, se volverán a enfrentar en un duelo que, distante al de 1995, promete que habrá goles, emociones y muchas acciones.

Pedro Caixinha y José Saturnino Cardozo no se guardarán nada. El técnico portugués no pudo vencer al Puebla en la primera jornada, por lo que no tiene margen de error ante su gente. Por su parte, el estratega paraguayo buscará su segunda victoria consecutiva para quitar de la memoria de una vez por todas respecto al mal Apertura 2018 que tuvieron.

La última vez que Cruz Azul y Chivas se enfrentaron en el estadio Azteca fue una “tarde triste”. Así encabezó el Diario de los Deportistas aquel duelo celebrado el 30 de septiembre de 1995. Este sábado, después de 23 años, se volverán a ver las caras en el Coloso de Santa Úrsula, que ha vuelto a ser casa de La Máquina Cementera.

Ese día ambos equipos no pudieron pasar del empate a “roscas”. Corría la jornada seis de la temporada 1995-1996. Los planteles apenas agarraban forma de cara a la parte fuerte de la campaña regular, cuando aún se jugaban los llamados torneos largos.

Por parte de los cementeros disputaron el encuentro elementos como Norberto Scoponi, Juan Francisco Palencia y Carlos Hermosillo. Del otro lado, con el Rebaño Sagrado, alinearon Ramón Ramírez, Carlos Turrubiates, Missael Espinoza y Alberto Coyote. Los técnicos que ordenaron el trámite desde el banquillo fueron el “Flaco” Luis Fernando Tena, por parte de los celestes, y Demetrio Madero, entonces al mando de los rojiblancos. El árbitro del encuentro fue Arturo Brizio Carter.

Ni Carlos Hermosillo ni Nacho Vázquez pudieron romper el cero y regalar un grito de euforia a los asistentes. “Desde la asistencia, hasta el partido, nada fue agradable. Aunque el segundo tiempo hubo gritos para celebrar aproximaciones, el abucheo general predominó. Primero se neutralizaron los adversarios para un primer tiempo sordo, dentro del cual Chivas pareció querer ser más. Mejoró el segundo, intervinieron los porteros, pero la falta de conclusión dejó inconclusa la labor cuando los cementeros quisieron ser”, mencionó la crónica de ESTO que aquel entonces.

Fue el último partido entre Cruz Azul y Chivas en el estadio Azteca como escenario. Este sábado, 23 años después, se volverán a enfrentar en un duelo que, distante al de 1995, promete que habrá goles, emociones y muchas acciones.

Pedro Caixinha y José Saturnino Cardozo no se guardarán nada. El técnico portugués no pudo vencer al Puebla en la primera jornada, por lo que no tiene margen de error ante su gente. Por su parte, el estratega paraguayo buscará su segunda victoria consecutiva para quitar de la memoria de una vez por todas respecto al mal Apertura 2018 que tuvieron.

Local

Ponen en marcha campaña “Tengo patitas”

Pretenden concientizar sobre el abandono animal

Local

Buscan validación de estudios de profesionistas mexicanos en el extranjero

Diputada del Partido Verde plantea fortalecer el andamiaje jurídico en materia de migración

Local

Recuperan hoteles ocupación en Morelia

Se alistan para las vacaciones de Semana Santa

Política

Red Nacional de Refugios critica a Gobierno por política de protección a mujeres

Afirmó que que la idea de replicar el nuevo modelo de atención a víctimas al resto del país es mala ya que cada región tiene problemáticas diferentes

Sociedad

Sección 22 de la CNTE da el último adiós a Rubén Núñez

En el edificio sindical en Oaxaca, colgaron una manta en donde se puede leer: “Rubén no murió, la Reforma lo mató”, ahí mismo el féretro fue cubierto con la bandera nacional

Mundo

El príncipe Carlos inicia su primera visita a Cuba

El heredero de la corona británica, acompañado de su esposa Camila, duquesa de Cornualles, depositó flores ante el monumento a Martí en la Plaza de la Revolución

Sociedad

Muere pareja de jóvenes al no abrirse su paracaídas

Los cuerpos fueron encontrados cerca de la Autopista del Sol tras caer de una altura aproximada de 400 metros

Justicia

Dan prisión preventiva a presunto asesino del periodista Santiago Barroso

Omar "N" será recluido en el en el Centro de Reinserción Social

Mundo

Las fechas claves en la investigación del rusiagate

La investigación sobre la interferencia rusa en las elecciones presidenciales en Estados Unidos en 2016 comenzó mucho antes de que el fiscal especial Robert Mueller fuera nombrado