/ martes 3 de julio de 2018

Los tiranos detrás del escenario... ellos son los papás que hicieron sufrir a estas celebridades

Papás de estrellas como Michael Jackson, Macaulay Culkin, Lupita D´Alessio, José José también les dejaron daños físicos o emocionales a sus hijos

Para muchos son los papás de sus ídolos, hombres que supieron forjar la carrera exitosa de una estrella adorada y envidiada por millones, pero detrás del escenario o dentro del hogar se transformaban, ya no eran los sonrientes y orgullosos hombres, sino los tiranos, castigadores y monstruos que dejaron marcado el espíritu, cuerpo y mente de sus hijos, aquí hablaremos de algunos, los que han sido acusados por sus propias víctimas como los villanos de su vida y culpables de los desequilibrios que algunas estrellas de la música y la actuación pagaron caro con el paso de los años.

Joe Jackson, el tirano

Padre, representante, promotor de The Jackson Five y el hombre que lanzó la carrera del Rey del Pop, Michael Jackson, murió el pasado 25 de junio por un cáncer de páncreas que los aquejaba hace tiempo, pero será recordado por algunos como el tirano que explotó y obligó a sus hijos a forjar una carrera en la música a través de la violencia física, verbal y emocional, pues fue el mismo Michael quien reveló algunos horrores que vivió de niño y adolescente bajo la custodia de su padre.

Joe se casó en 1949 con Katherine Jackson y tuvieron once hijos, entre ellos, el más especial fue Michael, quien no sólo contaba con una voz privilegiada, sino que además era un excelente bailarín y con la sensibilidad para componer temas exitosos, era su boleto de salida de la pobreza de la cual, la familia quería escapar en Gary, Indiana.

En varias entrevistas, Michael señaló que la disciplina de su padre lo hizo alcanzar la fama, pero también le dejó huellas por los insultos, golpes y según el mismo Michael, malos manejos administrativos, por lo que lo despidió como representante en 1979. El Rey del Pop nunca lo perdonó y como lo dejó claro en su testamento, Joe quedó fuera de cualquier beneficio y sin la custodia de sus nietos.

Joe Jackson fue nombrado en el 2002 como uno de los mejores representantes de todos los tiempos por el salón de la fama del Rock and Roll y ahí declaró “Me alegro de haber sido duro porque mira lo que he conseguido”.

Kit Culkin, padre de Mi pobre angelito

“Tuve un papá malo, envidioso y violento”, declaró Macaulay Culkin, el actor conocido por su papel estelar de la serie de películas Mi pobre angelito hace algunos años, cuando por fin decidió hablar un poco de la separación con su progenitor, quien también fue su representante durante toda su carrera.

A sus 37 años, Culkin relató en un programa sus primeros años de trabajo, cuando empezó a los cuatro haciendo castings para películas en Hollywood, acompañado de su padre, un actor que no había logrado catapultar su carrera al éxito, “viajaba por todo el país encerrado, me pasaba el rato en una habitación con un hombre al que no le gustaba cuidarme, (refiriéndose a su papá), era un mal hombre, una persona violenta tanto emocional como físicamente, era un mal tipo, un abusador, era alguien muy complicado”.

Según el mismo actor, quien luego demandó a su padre por haberle robado millones de dólares que ganó durante su niñez, “es un actor frustrado que llegó a sentir celos de mi carrera, todas las metas que trató de alcanzar en su vida yo las había superado cuando apenas tenía diez años de edad”, enfatizó Macaulay.

Sus padres se divorciaron en 1994 y con ello, explica el actor, se rompieron sus cadenas, “fue lo mejor que me pudo haber sucedido, después de su divorcio pude dejar de trabajar en el cine y dedicarme a otras cosas”, señaló.

Posteriormente, el actor empezó a enfrentarse con su padre por problemas financieros, pues el actor había generado más de 50 millones de dólares de ganancias por su trabajo, dinero que su padre administraba y que exigió tener acceso cuando cumplió los quince años de edad. Un juez obligó a sus padres a entregar el dinero, pero ya lo habían gastado casi todo en lujos y casas, y Culkin al final, sólo recibió 17 millones que ha sabido administrar, pues hasta la fecha, ya no trabaja más en la actuación.

Lupita D´alessio y su padre

Pero en México las cosas no han sido tan distintas, pues figuras como Lupita D´Alessio han hecho públicos sus problemas con su padre Alfonso D´Alessio, un hombre de carácter duro que la obligó a dejar su sueño de bailarina y dedicarse a la música como cantante, D´Alessio confesó décadas después los sufrimientos que vivió en su casa bajo el yugo de su progenitor.

“Era un hombre grande, fuerte y violento, pues golpeaba seguido a mi madre, a quien en varias ocasiones la llegué a ver tirada en el piso”, exclamó.

La llamada Leona Dormida en su bioserie, reveló que su padre la obligaba a ensayar en su casa para perfeccionar su estilo pese a las negativas de la joven que no quería convertirse en cantante, pues según confiesa, su pasión era ser bailarina profesional.

Los amo! Gracias por una noche inolvidable❤️❤️

Una publicación compartida de Lupita D'Alessio (@soylupitadalessio) el

“Eran horas y horas de ensayo, me obligaba a no salir ni a recibir visitas de amigos, mucho menos perder el tiempo en otras cosas que no fuera la música, estaba convencido que me convertiría en una gran cantante y no le importaba someterme a golpes ni amenazas”, aseguró la intérprete en su testimonial.

Lupita D´Alessio tras la muerte de don Alfonso y varias décadas después, perdonó la actitud de su padre, a quien finalmente reconoce su tenacidad para convertirla en una estrella de la música en el mercado hispano, pues en su carrera que inició en 1971 ha logrado vender más de diez millones de copias de todos sus discos, “Si no hubiera tenido mano dura, seguro que yo no me hubiera dedicado a ser cantante”, expresó.

Luis Rey, el explotador

Aunque la vida de Luis Miguel contada por él mismo ya está en su recta final en su serie, los comentarios sobre si su padre era realmente un abusador o no están divididas, la razón, pues que sin la férrea disciplina que el español impuso sobre su hijo desde pequeño, seguramente en la actualidad no existiría un Luis Miguel.

Basta con ver que el niño prodigio de la familia Gallego Basrteri se convirtió en la manzana de la discordia entre sus padres, pues por un lado, un músico con hambre de triunfo que vio su carrera palidecer muy pronto, sabía que no podía desperdiciar el talento de su primogénito, así que se dedicó en cuerpo y alma en impulsar su carrera, educar su voz y buscarle las canciones y el estilo que más favorecería a su imagen, aunque por el otro lado, su madre siempre fue sobreprotectora y preocupada al ver cómo crecía un niño sin tener una infancia normal ni tampoco ser un estudiante regular.

Aunque nunca ha habido declaraciones del propio Luis Miguel, queda en claro su postura en esta serie, ya que para él su padre era un explotador, alcohólico, mujeriego y abusivo, pues separarse del padre y mánager le costó a El Sol toda su fortuna a los 20 años de edad. En la bioserie se dice que antes del pleito el cantante ya había generado más de 40 millones de pesos en ganancias de aquella época.

El exigente padre de José José

José Rómulo Sosa Ortíz creció educado bajo el cobijo de un hogar donde la pareja se dedicaban a la música, por lo que desde pequeño, fue sometido a clases de vocalización y canto dirigido por su padre, un cantante de ópera que nunca pudo destacar y como José José explica, el alcoholismo del jefe de familia, su resentimiento por no poder destacar en su carrera y su frustración lo llevaron a desquitarse con él, “fueron años difíciles, cada día teníamos que vocalizar, perfeccionar mi voz y con el tiempo creo que sí se logró algo, aunque el precio fue muy alto”, señaló el hombre, quien al debutar, se ganó el seudónimo de El Príncipe de la Canción.

Aunque para José José fue difícil aceptarlo, la amargura de su padre se le quedó muy grabada y a pesar de ser ya todo un profesional, el miedo al fracaso lo frenó en sus primeros años, pues su padre continuamente le repetía que nunca llegaría a ser nadie importante en la música.

“Mi madre y yo sufrimos mucho por su alcoholismo, el daño psicológico que nos dejó fue muy hondo y difícil de superarlo, por desgracia la tendencia al alcoholismo también fue su herencia”, explicó el cantante, quien ya se encuentra retirado de los escenarios.

Para muchos son los papás de sus ídolos, hombres que supieron forjar la carrera exitosa de una estrella adorada y envidiada por millones, pero detrás del escenario o dentro del hogar se transformaban, ya no eran los sonrientes y orgullosos hombres, sino los tiranos, castigadores y monstruos que dejaron marcado el espíritu, cuerpo y mente de sus hijos, aquí hablaremos de algunos, los que han sido acusados por sus propias víctimas como los villanos de su vida y culpables de los desequilibrios que algunas estrellas de la música y la actuación pagaron caro con el paso de los años.

Joe Jackson, el tirano

Padre, representante, promotor de The Jackson Five y el hombre que lanzó la carrera del Rey del Pop, Michael Jackson, murió el pasado 25 de junio por un cáncer de páncreas que los aquejaba hace tiempo, pero será recordado por algunos como el tirano que explotó y obligó a sus hijos a forjar una carrera en la música a través de la violencia física, verbal y emocional, pues fue el mismo Michael quien reveló algunos horrores que vivió de niño y adolescente bajo la custodia de su padre.

Joe se casó en 1949 con Katherine Jackson y tuvieron once hijos, entre ellos, el más especial fue Michael, quien no sólo contaba con una voz privilegiada, sino que además era un excelente bailarín y con la sensibilidad para componer temas exitosos, era su boleto de salida de la pobreza de la cual, la familia quería escapar en Gary, Indiana.

En varias entrevistas, Michael señaló que la disciplina de su padre lo hizo alcanzar la fama, pero también le dejó huellas por los insultos, golpes y según el mismo Michael, malos manejos administrativos, por lo que lo despidió como representante en 1979. El Rey del Pop nunca lo perdonó y como lo dejó claro en su testamento, Joe quedó fuera de cualquier beneficio y sin la custodia de sus nietos.

Joe Jackson fue nombrado en el 2002 como uno de los mejores representantes de todos los tiempos por el salón de la fama del Rock and Roll y ahí declaró “Me alegro de haber sido duro porque mira lo que he conseguido”.

Kit Culkin, padre de Mi pobre angelito

“Tuve un papá malo, envidioso y violento”, declaró Macaulay Culkin, el actor conocido por su papel estelar de la serie de películas Mi pobre angelito hace algunos años, cuando por fin decidió hablar un poco de la separación con su progenitor, quien también fue su representante durante toda su carrera.

A sus 37 años, Culkin relató en un programa sus primeros años de trabajo, cuando empezó a los cuatro haciendo castings para películas en Hollywood, acompañado de su padre, un actor que no había logrado catapultar su carrera al éxito, “viajaba por todo el país encerrado, me pasaba el rato en una habitación con un hombre al que no le gustaba cuidarme, (refiriéndose a su papá), era un mal hombre, una persona violenta tanto emocional como físicamente, era un mal tipo, un abusador, era alguien muy complicado”.

Según el mismo actor, quien luego demandó a su padre por haberle robado millones de dólares que ganó durante su niñez, “es un actor frustrado que llegó a sentir celos de mi carrera, todas las metas que trató de alcanzar en su vida yo las había superado cuando apenas tenía diez años de edad”, enfatizó Macaulay.

Sus padres se divorciaron en 1994 y con ello, explica el actor, se rompieron sus cadenas, “fue lo mejor que me pudo haber sucedido, después de su divorcio pude dejar de trabajar en el cine y dedicarme a otras cosas”, señaló.

Posteriormente, el actor empezó a enfrentarse con su padre por problemas financieros, pues el actor había generado más de 50 millones de dólares de ganancias por su trabajo, dinero que su padre administraba y que exigió tener acceso cuando cumplió los quince años de edad. Un juez obligó a sus padres a entregar el dinero, pero ya lo habían gastado casi todo en lujos y casas, y Culkin al final, sólo recibió 17 millones que ha sabido administrar, pues hasta la fecha, ya no trabaja más en la actuación.

Lupita D´alessio y su padre

Pero en México las cosas no han sido tan distintas, pues figuras como Lupita D´Alessio han hecho públicos sus problemas con su padre Alfonso D´Alessio, un hombre de carácter duro que la obligó a dejar su sueño de bailarina y dedicarse a la música como cantante, D´Alessio confesó décadas después los sufrimientos que vivió en su casa bajo el yugo de su progenitor.

“Era un hombre grande, fuerte y violento, pues golpeaba seguido a mi madre, a quien en varias ocasiones la llegué a ver tirada en el piso”, exclamó.

La llamada Leona Dormida en su bioserie, reveló que su padre la obligaba a ensayar en su casa para perfeccionar su estilo pese a las negativas de la joven que no quería convertirse en cantante, pues según confiesa, su pasión era ser bailarina profesional.

Los amo! Gracias por una noche inolvidable❤️❤️

Una publicación compartida de Lupita D'Alessio (@soylupitadalessio) el

“Eran horas y horas de ensayo, me obligaba a no salir ni a recibir visitas de amigos, mucho menos perder el tiempo en otras cosas que no fuera la música, estaba convencido que me convertiría en una gran cantante y no le importaba someterme a golpes ni amenazas”, aseguró la intérprete en su testimonial.

Lupita D´Alessio tras la muerte de don Alfonso y varias décadas después, perdonó la actitud de su padre, a quien finalmente reconoce su tenacidad para convertirla en una estrella de la música en el mercado hispano, pues en su carrera que inició en 1971 ha logrado vender más de diez millones de copias de todos sus discos, “Si no hubiera tenido mano dura, seguro que yo no me hubiera dedicado a ser cantante”, expresó.

Luis Rey, el explotador

Aunque la vida de Luis Miguel contada por él mismo ya está en su recta final en su serie, los comentarios sobre si su padre era realmente un abusador o no están divididas, la razón, pues que sin la férrea disciplina que el español impuso sobre su hijo desde pequeño, seguramente en la actualidad no existiría un Luis Miguel.

Basta con ver que el niño prodigio de la familia Gallego Basrteri se convirtió en la manzana de la discordia entre sus padres, pues por un lado, un músico con hambre de triunfo que vio su carrera palidecer muy pronto, sabía que no podía desperdiciar el talento de su primogénito, así que se dedicó en cuerpo y alma en impulsar su carrera, educar su voz y buscarle las canciones y el estilo que más favorecería a su imagen, aunque por el otro lado, su madre siempre fue sobreprotectora y preocupada al ver cómo crecía un niño sin tener una infancia normal ni tampoco ser un estudiante regular.

Aunque nunca ha habido declaraciones del propio Luis Miguel, queda en claro su postura en esta serie, ya que para él su padre era un explotador, alcohólico, mujeriego y abusivo, pues separarse del padre y mánager le costó a El Sol toda su fortuna a los 20 años de edad. En la bioserie se dice que antes del pleito el cantante ya había generado más de 40 millones de pesos en ganancias de aquella época.

El exigente padre de José José

José Rómulo Sosa Ortíz creció educado bajo el cobijo de un hogar donde la pareja se dedicaban a la música, por lo que desde pequeño, fue sometido a clases de vocalización y canto dirigido por su padre, un cantante de ópera que nunca pudo destacar y como José José explica, el alcoholismo del jefe de familia, su resentimiento por no poder destacar en su carrera y su frustración lo llevaron a desquitarse con él, “fueron años difíciles, cada día teníamos que vocalizar, perfeccionar mi voz y con el tiempo creo que sí se logró algo, aunque el precio fue muy alto”, señaló el hombre, quien al debutar, se ganó el seudónimo de El Príncipe de la Canción.

Aunque para José José fue difícil aceptarlo, la amargura de su padre se le quedó muy grabada y a pesar de ser ya todo un profesional, el miedo al fracaso lo frenó en sus primeros años, pues su padre continuamente le repetía que nunca llegaría a ser nadie importante en la música.

“Mi madre y yo sufrimos mucho por su alcoholismo, el daño psicológico que nos dejó fue muy hondo y difícil de superarlo, por desgracia la tendencia al alcoholismo también fue su herencia”, explicó el cantante, quien ya se encuentra retirado de los escenarios.

Local

Lanzan programa de recuperación de cartera vencida en Morelia

De continuar con el déficit, al ayuntamiento le faltarían 142 millones de pesos para cerrar el año: tesorera

Local

Sindicato de educación media superior exigen solución a deuda de 98 mdp

Los representantes sindicales indicaron que el gobierno del estado de Michoacán se ha escudado “con el pretexto de la pandemia de Covid-19", para evitar cumplir con sus compromisos

Política

PRI busca acuerdo nacional para el 2021

Alejandro Moreno Cárdenas asegura que el Gobierno de AMLO es poco sensible ante la crisis del Covid, lo cual impacta en la economía popular

Sociedad

Marina detecta colusión entre narcos y personal de aduanas

Autoridades detectaron el modus operandi, que consiste en infiltrar a polizontes en los barcos que traen la droga

Finanzas

Descartan alza salarial en el sector automotriz

Los 16 dólares por hora son 70 mil pesos mensuales. Eso no lo gana ni un gerente de área: líder sindical

Tenis

Rafa Nadal confirma su regreso en el torneo Masters 1000 de Madrid

El Masters 1000 de Madrid se disputará del 12 al 20 de septiembre

Política

Guanajuato será el hub logístico del país: Mauricio Usabiaga

En 2019 Guanajuato y Singapur firmaron una carta de intención para la realización del estudio para desarrollar el Hub Premier

Gossip

Descubre el hombre detrás de Walter Mercado en documental Mucho mucho amor

El documental Mucho mucho amor recorre la historia y se adentra en conocer la parte íntima de uno de los hombres más herméticos del espectáculo