/ miércoles 8 de diciembre de 2021

Secuestro de Saucedo fue por su lucha contra cultivo de aguacate ilegal

Debido al cambio ilegal del suelo en Villa Madero, comunidades enteras se quedaron sin agua, según un compañero de Guillermo Saucedo

Morelia, Michoacán (OEM-Infomex).- El secuestro del ambientalista Guillermo Saucedo, ocurrido el pasado lunes en el municipio de Villa Madero, ha causado indignación entre pobladores de la zona, pero lejos de amedrentarse, afirman que seguirán deteniendo el avance del cultivo de aguacate, que fue el motivo del plagio que duró varias horas.

“Es claro que nos mandaron un mensaje a todos los ambientalistas para que nos callemos, fue por eso que secuestraron a nuestro compañero Guillermo, pero lograron el efecto contrario, no vamos a dejar de luchar por nuestros derechos, porque hay comunidades enteras que el año pasado se quedaron sin agua para consumo humano, por eso la gente va a seguir organizada, exigiendo a las autoridades que cumplan con su obligación y detengan este problema”, expresó el ambientalista Julio Santoyo.

Guillermo Saucedo Gamiño es coordinador de los Comités de Defensa Ambiental de Zagarro, Terrenate y Moreno, comunidades del municipio de Villa Madero. Desde hace muchos años la gente oriunda de pueblos y comunidades de esta región se ha organizado para hacer frente a problemas ambientales derivados del cultivo de aguacate: no son autodefensas y no están armados, su lucha social estriba en mecanismos de denuncias legales y exigencias a las autoridades.

El 26 de noviembre se tuvo una reunión en Villa Madero donde participaron todos los comités ambientalistas, los encargados del orden, jefes de tenencia y representantes de bienes comunales con autoridades municipales, estatales y federales. En ese evento se tomaron acuerdos para contener los daños ambientales que está causando la siembra de aguacate, siendo la más severa es la escasez de agua para consumo humano.

En esa reunión, Guillermo Saucedo denunció públicamente que tenía amenazas por aguacateros y a la semana siguiente se continuó con los trabajos que se habían atrasado como resultado de dicha junta, “pero como hay intereses que se han tocado, sobre todo por inversiones importantes, los aguacateros mandaron a la maña”, narró Julio Santoyo.

Tras el secuestro de Saucedo Gamiño, la gente se organizó y protestó en la plaza municipal de Madero, por lo que sus captores lo liberaron después de haberlo torturado. La situación no minó los ánimos de la gente que está luchando por sus recursos naturales e incluso el mismo Guillermo acudió ante la Fiscalía General del Estado (FGE) a presentar una denuncia por lo ocurrido.

Ahora, explicó Julio Santoyo, la gente está enojada por el secuestro de Guillermo, el ánimo está muy elevado en términos de resistencia y de no claudicar, “estuvimos en el lugar donde liberaron a nuestro amigo para darle nuestro apoyo, estaban todos los pueblos de la cañada que baja de Madero a Etúcuaro, todos los representantes de los comités ambientales, si esta gente quería amedrentar a la población, meterle miedo, lograron todo lo contrario”, fijó el compañero de causa de Guillermo, como muestra de que van a seguir trabajando por la preservación de los recursos naturales.

Sin embargo, señaló que les preocupa que no haya un acompañamiento más decidido por parte de las instituciones de gobierno para encontrar una solución de fondo. Si no se atiende la situación, puede desbordarse porque hay un riesgo latente de un conflicto mayor: “Las armas no son la mejor vía, si las usamos nos van a criminalizar y entonces allí si va a intervenir el gobierno y la maña estaría contenta porque nos tomarían como los enemigos a combatir, lo que exigimos es una atención integral y trabajo comprometido de todos los niveles para prevenir situaciones más agudas”, expresó el activista ambiental.

También reconoció que hoy están presentes poblaciones que se habían visto distantes de los temas ambientales, pues se están uniendo y van a estar más presentes en esta lucha generalizada que comparten varias comunidades de Madero.

Esta unión obedece a la afectación directa que han tenido por carestía de agua que es desviada de sus cauces, de manantiales, ojos de agua y escurrimientos naturales para destinarlos a las huertas de aguacate, por ello el ambientalista advirtió que el crecimiento de la tensión social se va a seguir incrementado si no hay una intervención del gobierno.

Morelia, Michoacán (OEM-Infomex).- El secuestro del ambientalista Guillermo Saucedo, ocurrido el pasado lunes en el municipio de Villa Madero, ha causado indignación entre pobladores de la zona, pero lejos de amedrentarse, afirman que seguirán deteniendo el avance del cultivo de aguacate, que fue el motivo del plagio que duró varias horas.

“Es claro que nos mandaron un mensaje a todos los ambientalistas para que nos callemos, fue por eso que secuestraron a nuestro compañero Guillermo, pero lograron el efecto contrario, no vamos a dejar de luchar por nuestros derechos, porque hay comunidades enteras que el año pasado se quedaron sin agua para consumo humano, por eso la gente va a seguir organizada, exigiendo a las autoridades que cumplan con su obligación y detengan este problema”, expresó el ambientalista Julio Santoyo.

Guillermo Saucedo Gamiño es coordinador de los Comités de Defensa Ambiental de Zagarro, Terrenate y Moreno, comunidades del municipio de Villa Madero. Desde hace muchos años la gente oriunda de pueblos y comunidades de esta región se ha organizado para hacer frente a problemas ambientales derivados del cultivo de aguacate: no son autodefensas y no están armados, su lucha social estriba en mecanismos de denuncias legales y exigencias a las autoridades.

El 26 de noviembre se tuvo una reunión en Villa Madero donde participaron todos los comités ambientalistas, los encargados del orden, jefes de tenencia y representantes de bienes comunales con autoridades municipales, estatales y federales. En ese evento se tomaron acuerdos para contener los daños ambientales que está causando la siembra de aguacate, siendo la más severa es la escasez de agua para consumo humano.

En esa reunión, Guillermo Saucedo denunció públicamente que tenía amenazas por aguacateros y a la semana siguiente se continuó con los trabajos que se habían atrasado como resultado de dicha junta, “pero como hay intereses que se han tocado, sobre todo por inversiones importantes, los aguacateros mandaron a la maña”, narró Julio Santoyo.

Tras el secuestro de Saucedo Gamiño, la gente se organizó y protestó en la plaza municipal de Madero, por lo que sus captores lo liberaron después de haberlo torturado. La situación no minó los ánimos de la gente que está luchando por sus recursos naturales e incluso el mismo Guillermo acudió ante la Fiscalía General del Estado (FGE) a presentar una denuncia por lo ocurrido.

Ahora, explicó Julio Santoyo, la gente está enojada por el secuestro de Guillermo, el ánimo está muy elevado en términos de resistencia y de no claudicar, “estuvimos en el lugar donde liberaron a nuestro amigo para darle nuestro apoyo, estaban todos los pueblos de la cañada que baja de Madero a Etúcuaro, todos los representantes de los comités ambientales, si esta gente quería amedrentar a la población, meterle miedo, lograron todo lo contrario”, fijó el compañero de causa de Guillermo, como muestra de que van a seguir trabajando por la preservación de los recursos naturales.

Sin embargo, señaló que les preocupa que no haya un acompañamiento más decidido por parte de las instituciones de gobierno para encontrar una solución de fondo. Si no se atiende la situación, puede desbordarse porque hay un riesgo latente de un conflicto mayor: “Las armas no son la mejor vía, si las usamos nos van a criminalizar y entonces allí si va a intervenir el gobierno y la maña estaría contenta porque nos tomarían como los enemigos a combatir, lo que exigimos es una atención integral y trabajo comprometido de todos los niveles para prevenir situaciones más agudas”, expresó el activista ambiental.

También reconoció que hoy están presentes poblaciones que se habían visto distantes de los temas ambientales, pues se están uniendo y van a estar más presentes en esta lucha generalizada que comparten varias comunidades de Madero.

Esta unión obedece a la afectación directa que han tenido por carestía de agua que es desviada de sus cauces, de manantiales, ojos de agua y escurrimientos naturales para destinarlos a las huertas de aguacate, por ello el ambientalista advirtió que el crecimiento de la tensión social se va a seguir incrementado si no hay una intervención del gobierno.

Local

Destituyen a José Alfredo Ortega como secretario de Seguridad de Michoacán

Ortega Reyes será sustituido por Juan Carlos Oseguera Cortés

Municipios

Edil de Pátzcuaro denuncia que hay 800 huertas de aguacate en rivera

El alcalde de Pátzcuaro aseguró que las huertas cuentan con ollas de agua

Deportes

Atlético Morelia va por su quinto amistoso contra León

Ninguno de los últimos cuatro partidos ha sido fructífero para los canarios

Turismo

La Fuerza acompañará al Encendido de Catedral con Star Wars

La música de Star Wars sonará durante julio y agosto

Cultura

Feria Internacional del Libro de Morelia tendrá como país invitado a Cuba

La Feria se realizará del 19 al 30 de septiembre en la ciudad de Morelia

Local

Clausuran olla de agua y basurero en Erongarícuaro 

Tanto la olla agrícola como el basurero cayeron en incumplimiento con la legislación ambiental de Michoacán