/ sábado 10 de febrero de 2024

Senadores norteamericanos urgen a Biden tomar medidas contra aguacates de huertas mexicanas deforestadas

El mercado estadounidense se ha triplicado desde el año 2000 y ello es el principal factor que motiva a los productores aguacateros a destruir bosques para instalar huertas incluso ilegales

En la víspera de la inauguración del Super Bowl, que será este domingo 11 de febrero, seis senadores norteamericanos demandaron a la administración del presidente Joe Biden para adoptar medidas para impedir que ingresen a ese país aguacates cultivados en terrenos deforestados en México.

La carta dirigida a los secretarios de Estado, Antony Blinken, y de Agricultura, Thomas Vilsack, así como a la Representante Comercial de EU, Katherine Tai, los senadores demócratas Peter Welch, Benjamin Cardin, Tim Kaine, Martin Heinrich, Chris Van Hollen y Jeff Merkley quienes se dijeron “consternados por las consecuencias devastadoras" del comercio de aguacates con México.

La organización internacional Climate Rights International (CRI), señaló a traves de un comunicado que “la administración del presidente Biden, debería atender el pedido que plantearon senadores de EE.UU. UU. de trabajar con el gobierno mexicano para impedir que los aguacates cultivados en terrenos deforestados ilegalmente lleguen a mercados estadounidenses”.

Los senadores citaron un informe de CRI y un artículo sobre el tema publicado por el New York Times en los que se documenta la deforestación ilegal generalizada y el uso insostenible del agua vinculado con la producción aguacatera, y que los líderes indígenas y otros habitantes locales que intentan defender los bosques se convierten en blanco de amenazas, ataques y asesinatos.

“La destrucción ambiental y los abusos propiciados por las exportaciones mexicanas de aguacates a Estados Unidos ameritan recibirán atención urgente por parte de ambos países”, destacó Brad Adams, director ejecutivo de Climate Rights International. “Negar el permiso de exportación a las huertas de aguacates instaladas en tierras deforestadas recientemente, tal como se propone en la carta del Senado, reduciría en forma drástica el incentivo económico para despejar bosques o atacar a las personas que los defienden”.

El informe de 250 páginas publicado por Climate Rights International en noviembre de 2023 documenta evidencias de que se están talando bosques ilegalmente en los estados de Michoacán y Jalisco para producir aguacates que se comercializan en supermercados en Estados Unidos.

Michoacán es el principal exportador de aguacates / Foto: Cortesía | Sader

La Junta de Aguacate Hass es una entidad del gobierno federal que tiene como misión incrementar dentro del mercado estadounidense la demanda de aguacates nacionales e importados. El plan de negocios 2024 de esta junta destaca la necesidad de comunicar su “narrativa de sostenibilidad” a los consumidores y generar “confianza” en que los aguacates son buenos para el medioambiente. Pero no propone cómo reducir el fuerte impacto ambiental que tiene la industria.

“A pesar de los riesgos a los que se exponen, muchas personas en Michoacán y Jalisco siguen documentando, denunciando y oponiendo resistencia a la destrucción, incluidos líderes indígenas, ambientalistas, periodistas y académicos”, indica.

Pero sus esfuerzos no pueden competir con el beneficio que se obtiene vendiendo aguacates a las empresas que exportan esta fruta.

Deforestación en Michoacán | Foto: Adid Jiménez | El Sol de Morelia

México proporciona cuatro de cada cinco aguacates que se consumen en Estados Unidos, y sus exportaciones ascienden a tres mil millones de dólares anuales. El mercado estadounidense, que se ha triplicado en tamaño desde el año 2000, es el principal factor que motiva a los productores aguacateros a destruir bosques para instalar huertas. Si a las huertas que se establecen en terrenos deforestados recientemente se les negara el acceso a los mercados estadounidenses, este incentivo desaparecería casi totalmente.

De conformidad con un Plan de Trabajo Operativo (PTO) que adoptaron los gobiernos de EE. UU. y México, todas las huertas de aguacates que exportan su producción a Estados Unidos deben ser certificadas por las autoridades estadounidenses y mexicanas, pero únicamente con multas de control de plagas. En la carta, los senadores recomiendan que la administración amplíe el PTO para impedir que se certifiquen huertas que estén en tierras que hayan sido deforestadas recientemente de manera ilegal, y se señala que hay altos funcionarios mexicanos que ya expresaron interés en incorporar este cambio.

“Ambos gobiernos ya mantienen mapas GPS de cada huerta de aguacates que está certificada para la exportación a EE. UU. UU.”, explicó Adams. “Podrían hacer lo mismo que hicimos nosotros, es decir, comparar esos mapas con imágenes satelitales secuenciadas en el tiempo para determinar si se desarrolló una huerta en terrenos recientemente deforestados y, en ese caso, impedir que se certifique para exportación. Las grandes empresas tienen acceso a los mismos mapas GPS y también deben usarlos para identificar huertas recientemente deforestadas y negarse a comprarles aguacates”.

Foto: Cuartoscuro | El Sol de Morelia


Dado que hay muchas huertas de aguacates mexicanas que no están en tierras recientemente deforestadas, la política podría implementarse “sin reducir en forma significativa el acceso de los consumidores estadounidenses a los aguacates y sin menoscabar los medios de vida de los productores de aguacates que sí respetan la ley”, observa la carta.

En la carta se cita el compromiso compartido por EE.UU. y México, en virtud del Acuerdo de París, de reducir la deforestación, así como su determinación conforme a la Declaración de Líderes de Glasgow sobre los Bosques y el Uso de la Tierra de impulso políticas comerciales que promuevan la producción y el consumo sostenibles de productos. básicos.

Los senadores también solicitaron a la Administración que informe sobre este asunto en un plazo de 45 días para “comprender mejor qué pasos está dando la Administración y podría dar en el futuro” para prevenir que se importen aguacates vinculados con deforestación, el uso insostenible del agua. y violencia contra comunidades indígenas y otras comunidades locales.

Además del senador Welch, también firmaron la carta los senadores Benjamin Cardin, Tim Kaine, Martin Heinrich, Chris Van Hollen y Jeff Merkley.

“La Administración Biden se ha comprometido a poner fin a la deforestación asociada con la producción agrícola”, indicó Adams. “Actuar con celeridad ante la propuesta del Senado sería un paso positivo para cumplir con ese compromiso”.

En la víspera de la inauguración del Super Bowl, que será este domingo 11 de febrero, seis senadores norteamericanos demandaron a la administración del presidente Joe Biden para adoptar medidas para impedir que ingresen a ese país aguacates cultivados en terrenos deforestados en México.

La carta dirigida a los secretarios de Estado, Antony Blinken, y de Agricultura, Thomas Vilsack, así como a la Representante Comercial de EU, Katherine Tai, los senadores demócratas Peter Welch, Benjamin Cardin, Tim Kaine, Martin Heinrich, Chris Van Hollen y Jeff Merkley quienes se dijeron “consternados por las consecuencias devastadoras" del comercio de aguacates con México.

La organización internacional Climate Rights International (CRI), señaló a traves de un comunicado que “la administración del presidente Biden, debería atender el pedido que plantearon senadores de EE.UU. UU. de trabajar con el gobierno mexicano para impedir que los aguacates cultivados en terrenos deforestados ilegalmente lleguen a mercados estadounidenses”.

Los senadores citaron un informe de CRI y un artículo sobre el tema publicado por el New York Times en los que se documenta la deforestación ilegal generalizada y el uso insostenible del agua vinculado con la producción aguacatera, y que los líderes indígenas y otros habitantes locales que intentan defender los bosques se convierten en blanco de amenazas, ataques y asesinatos.

“La destrucción ambiental y los abusos propiciados por las exportaciones mexicanas de aguacates a Estados Unidos ameritan recibirán atención urgente por parte de ambos países”, destacó Brad Adams, director ejecutivo de Climate Rights International. “Negar el permiso de exportación a las huertas de aguacates instaladas en tierras deforestadas recientemente, tal como se propone en la carta del Senado, reduciría en forma drástica el incentivo económico para despejar bosques o atacar a las personas que los defienden”.

El informe de 250 páginas publicado por Climate Rights International en noviembre de 2023 documenta evidencias de que se están talando bosques ilegalmente en los estados de Michoacán y Jalisco para producir aguacates que se comercializan en supermercados en Estados Unidos.

Michoacán es el principal exportador de aguacates / Foto: Cortesía | Sader

La Junta de Aguacate Hass es una entidad del gobierno federal que tiene como misión incrementar dentro del mercado estadounidense la demanda de aguacates nacionales e importados. El plan de negocios 2024 de esta junta destaca la necesidad de comunicar su “narrativa de sostenibilidad” a los consumidores y generar “confianza” en que los aguacates son buenos para el medioambiente. Pero no propone cómo reducir el fuerte impacto ambiental que tiene la industria.

“A pesar de los riesgos a los que se exponen, muchas personas en Michoacán y Jalisco siguen documentando, denunciando y oponiendo resistencia a la destrucción, incluidos líderes indígenas, ambientalistas, periodistas y académicos”, indica.

Pero sus esfuerzos no pueden competir con el beneficio que se obtiene vendiendo aguacates a las empresas que exportan esta fruta.

Deforestación en Michoacán | Foto: Adid Jiménez | El Sol de Morelia

México proporciona cuatro de cada cinco aguacates que se consumen en Estados Unidos, y sus exportaciones ascienden a tres mil millones de dólares anuales. El mercado estadounidense, que se ha triplicado en tamaño desde el año 2000, es el principal factor que motiva a los productores aguacateros a destruir bosques para instalar huertas. Si a las huertas que se establecen en terrenos deforestados recientemente se les negara el acceso a los mercados estadounidenses, este incentivo desaparecería casi totalmente.

De conformidad con un Plan de Trabajo Operativo (PTO) que adoptaron los gobiernos de EE. UU. y México, todas las huertas de aguacates que exportan su producción a Estados Unidos deben ser certificadas por las autoridades estadounidenses y mexicanas, pero únicamente con multas de control de plagas. En la carta, los senadores recomiendan que la administración amplíe el PTO para impedir que se certifiquen huertas que estén en tierras que hayan sido deforestadas recientemente de manera ilegal, y se señala que hay altos funcionarios mexicanos que ya expresaron interés en incorporar este cambio.

“Ambos gobiernos ya mantienen mapas GPS de cada huerta de aguacates que está certificada para la exportación a EE. UU. UU.”, explicó Adams. “Podrían hacer lo mismo que hicimos nosotros, es decir, comparar esos mapas con imágenes satelitales secuenciadas en el tiempo para determinar si se desarrolló una huerta en terrenos recientemente deforestados y, en ese caso, impedir que se certifique para exportación. Las grandes empresas tienen acceso a los mismos mapas GPS y también deben usarlos para identificar huertas recientemente deforestadas y negarse a comprarles aguacates”.

Foto: Cuartoscuro | El Sol de Morelia


Dado que hay muchas huertas de aguacates mexicanas que no están en tierras recientemente deforestadas, la política podría implementarse “sin reducir en forma significativa el acceso de los consumidores estadounidenses a los aguacates y sin menoscabar los medios de vida de los productores de aguacates que sí respetan la ley”, observa la carta.

En la carta se cita el compromiso compartido por EE.UU. y México, en virtud del Acuerdo de París, de reducir la deforestación, así como su determinación conforme a la Declaración de Líderes de Glasgow sobre los Bosques y el Uso de la Tierra de impulso políticas comerciales que promuevan la producción y el consumo sostenibles de productos. básicos.

Los senadores también solicitaron a la Administración que informe sobre este asunto en un plazo de 45 días para “comprender mejor qué pasos está dando la Administración y podría dar en el futuro” para prevenir que se importen aguacates vinculados con deforestación, el uso insostenible del agua. y violencia contra comunidades indígenas y otras comunidades locales.

Además del senador Welch, también firmaron la carta los senadores Benjamin Cardin, Tim Kaine, Martin Heinrich, Chris Van Hollen y Jeff Merkley.

“La Administración Biden se ha comprometido a poner fin a la deforestación asociada con la producción agrícola”, indicó Adams. “Actuar con celeridad ante la propuesta del Senado sería un paso positivo para cumplir con ese compromiso”.

Doble Vía

Youtuber camina sobre lago seco de Pátzcuaro, y muestra efecto de la sequía

En redes sociales “El Purepeche” demuestra cómo el Lago de Pátzcuaro está secándose permitiéndole caminar con rumbo a la Isla de Janitzio

Policiaca

Asesinan a dueño de tienda de materiales en Uruapan

El hecho ocurrió cuando el dueño se disponía a abrir su local

Local

Empresa extractora de agua demandará a manifestantes de San Miguel del Monte

La empresa Bicentenario S.A. de C.V emprenderá acciones legales en contra de manifestantes de San Miguel del Monte

Ecología

Denuncia OOAPAS al Zoológico de Morelia por presuntas irregularidades

El organismo denunció ante Conagua y Profepa la ilegalidad de extracción de aguas nacionales y las descargas de aguas residuales

Elecciones 2024

Karla González, la única candidata con discapacidad al Senado

Karla González es la única candidata joven con discapacidad del Senado y es originaria de Morelia

Finanzas

Cierran cajeros y sucursales BBVA, te decimos la razón

Al menos tres estados en México están pasando por cierres definitivos de sucursales y cajeros automáticos de BBVA