/ lunes 18 de septiembre de 2023

Tierra Caliente vive una “tercera guerra”. Vuelve agitación a la zona [Video]

Para el experto José Manuel Aguilar Antonio, Michoacán y su zona de conflicto en Tierra Caliente se vive un fenómeno que podría definirse como una “Tercera Guerra”, en la que hasta ahora la política pública para reconstruir tejido social ha fracasado

Morelia, Michoacán.- Puntual a su entrada, el maestro Juan Carlos Cervantes llegó este jueves a su escuela primaria “Lázaro Cárdenas del Río” a las siete de la mañana, en la localidad de La Ruana, donde ya lo estaban esperando un grupo de madres de familia que le pedían que acudiera a la casa de una vecina para que los niños tomarán ahí las clases de sexto grado.

El maestro, como días anteriores y como sus demás compañeros, accedió al pedido y se encontró con que de los 25 niños a los que imparte materias de matemáticas, español y ciencias naturales, sólo había seis que estaban desmañanados pero listos con lápiz y libreta.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

La Secretaría de Educación en el Estado asegura que en La Ruana las clases no están suspendidas, pero admite que “los padres de familia tienen el derecho de proteger la integridad de sus hijos” y en ese sentido no puede impedir que los niños e incluso los maestros decidan abandonar la escuela.

Del lunes al jueves, la asistencia de los menores ha disminuido considerablemente porque la gente, sus madres, temen salir a la calle y encontrarse con un dron cargado de explosivos.

El maestro Juan relata que nadie quiere ir a espacios abiertos como la plaza pública, el mercado o las huertas de limón, donde suelen reunirse parroquianos y mercaderes.

Y es que no solo son los lugares abiertos los que están desiertos, también los negocios y la iglesia de la localidad ha cerrado sus puertas desde el domingo pasado cuando poco antes de las 12 del día un desconocido entró al atrio y tomó el puesto del capellán y comenzó a tocar las campanas para reunir al pueblo e incitarlo a unirse a un grupo de autodefensa para presuntamente combatir al cártel de Los Viagras.

Hasta ahora la comunidad de La Ruana ha sufrido por lo menos tres ataques con drones cargados de explosivos que no han dejado lesionados ni víctimas fatales pero que se han convertido en el terror de los habitantes del lugar que ya piensan en emigrar hacia otros municipios, estados e incluso el norte del país.

Este es el caso de Leonor, familiar en tercer grado del extinto Hipólito Mora Chávez, quién es madre de dos hijos pequeños y su esposo hace tiempo que emigró a Estados Unidos a trabajar en los campos de tomate de California.

Después de la explosión de drones del fin de semana pasada, no le encuentra sentido a permanecer con sus hijos en La Ruana, donde se siente insegura, asediada y desprotegida.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

“Hace mucho que uno sale con temor a la calle. Sí mataron a una gente como el señor Hipólito, que nos espera a nosotros”, se lamenta.

Apenas se oculta el sol y los habitantes de La Ruana saben que es mejor encerrarse en su casa a ver televisión, bordar, o jugar baraja o cubilete. Solo los más jóvenes y atrevidos se aventuran a salir después de las siete de la noche a pasear en moto y jugar arrancones cerca de la plaza principal.

Pero también saben que si ven a lo lejos camionetas de la policía o una fila de vehículos con hombres armados, deben de resguardarse en un lugar seguro y esperar que pase la tempestad.

En La Ruana no está declarado un toque de queda como tal, pero los habitantes han desarrollado mecanismos de autoprotección para protegerse de las balaceras, el fuego cruzado y ahora de los drones cargados con explosivos.

Se gritan unos a otros “¡dronazos, dronazos!” y ese grito significa que hay que cubrirse lo mejor que se pueda.

El nuevo terror en La Ruana y lugares aledaños se llama dron, porque los jóvenes de 17 y hasta menos edad han aprendido a manipularlos y manejarlos para atacar a sus enemigos.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

El alcalde de Buenavista, Sergio Báez Torres, anunció este jueves que no habrá en La Ruana festejos patrios. En esta localidad generalmente, se festejan estas fechas con música, baile y vendimia de comida de antojitos regionales en la plaza principal, que representa un momento de esparcimiento y de reactivación de la economía local.

La localidad se encuentra fuertemente patrullada por elementos de la Guardia Nacional y Civil, pero ellos no pueden detener a quienes lanzan explosivos o balas, porque señalan que no es de jurisdicción.

Los lugareños están resentidos por ello, porque aseguran que los delincuentes viven en su comunidad y pasan enfrente de los militares.

“Tierra Caliente vive una tercera guerra”

En el estado Michoacán y su zona de conflicto en Tierra Caliente se vive un fenómeno que podría definirse como una “Tercera Guerra”, en la que hasta ahora la política pública para reconstruir tejido social ha fracasado, señaló en entrevista el Investigador Posdoctoral sobre Ciberseguridad del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN) de la Universidad Autónoma de México (UNAM), José Manuel Aguilar Antonio, quién ha estudiado el fenómeno de la violencia y la seguridad pública en estados como Michoacán, Veracruz, Jalisco, Nuevo León, Chiapas y Guanajuato.

En este contexto el especialista afirma que a diferencia de los dos sexenios anteriores, el gobierno delpPresidente Andrés Manuel López Obrador ha hecho en la Tierra Caliente “una política de contención y de atención de emergencia”, y no un proyecto a largo plazo que contribuya a pacificar la zona.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

Según explica, la “primera guerra” que se vivió en el estado, se ubica en el año 2000 cuando los grupos criminales del Cártel del Milenio se disputaban la zona; un segundo momento o “segunda guerra” se ubica en los enfrentamientos entre el Cartel de Los Zetas con Los Caballeros Templarios (2010).

Ahora, señala, la “tercera guerra” la entablan los Carteles Unidos con el Cártel de Jalisco Nueva Generación “y se complica y es más severa por la interrelación con las dinámicas sociales y el interés global internacional que los carteles han descubierto en el puerto de Lázaro Cárdenas y el Pacífico”.

Aguilar Antonio, quien también ejerce como investigador senior y Oficial de Comunicación del Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia AC (CASEDE), apuntala que Michoacán y la zona de conflicto interesa a delincuencia organizada, no solo de manera local sino la que opera también a nivel internacional por ser la Tierra Caliente un punto geopolítico importante que conecta a Michoacán, Colima, Guerrero y Jalisco y el Pacífico.

En su opinión, hasta ahora el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, “ha tomado medidas de contención de la violencia de Tierra Caliente que reacciona solo cuando existen emergencias”.

A diferencia de los dos gobiernos anteriores, dice, los expresidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto instrumentaron operativos especiales e implementaron políticas públicas con grandes sumas de dinero para tratar de pacificar la zona, pero no permearon debido a los cambios políticos y a la complejidad de las actividades delincuenciales que están involucradas prácticamente todos los ámbitos.

“Felipe Calderón optó por enfrentar el problema de manera frontal con acciones militares en el operativo Michoacán, mientras que Peña Nieto se decantó por la implementación de políticas de desarrollo social con énfasis en la educación y el combate a la pobreza, pero tampoco funcionó”, indica.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

A más de 20 años de distancia en el que el fenómeno de la violencia se ha exacerbado y ha provocado muertes y migración forzada, llamando la atención dentro y fuera del estado y el país, “el panorama no es optimista”, asevera el investigador.

“Hoy podemos decir que toda política pública ha fracasado en Tierra Caliente, Michoacán, y que hay una situación de descomposición severa que podría complicarse aún más, hasta el punto de abrir oportunidades de presión y control de Estados Unidos hacia México, sobre todo por la demanda de drogas como el fentanilo que se consume en aquel país”, concluye.

Las actividades delincuenciales en Tierra Caliente, además tienen impacto en la actividad productiva nacional donde el primer reflejo es el impacto en productos de la canasta básica como el limón y el aguacate que a nivel nacional han subido de precio afectando al consumidor nacional.

Pero también indica que, en un corto plazo, no se ve una atención preponderante del gobierno federal para atender el tema.

Morelia, Michoacán.- Puntual a su entrada, el maestro Juan Carlos Cervantes llegó este jueves a su escuela primaria “Lázaro Cárdenas del Río” a las siete de la mañana, en la localidad de La Ruana, donde ya lo estaban esperando un grupo de madres de familia que le pedían que acudiera a la casa de una vecina para que los niños tomarán ahí las clases de sexto grado.

El maestro, como días anteriores y como sus demás compañeros, accedió al pedido y se encontró con que de los 25 niños a los que imparte materias de matemáticas, español y ciencias naturales, sólo había seis que estaban desmañanados pero listos con lápiz y libreta.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

La Secretaría de Educación en el Estado asegura que en La Ruana las clases no están suspendidas, pero admite que “los padres de familia tienen el derecho de proteger la integridad de sus hijos” y en ese sentido no puede impedir que los niños e incluso los maestros decidan abandonar la escuela.

Del lunes al jueves, la asistencia de los menores ha disminuido considerablemente porque la gente, sus madres, temen salir a la calle y encontrarse con un dron cargado de explosivos.

El maestro Juan relata que nadie quiere ir a espacios abiertos como la plaza pública, el mercado o las huertas de limón, donde suelen reunirse parroquianos y mercaderes.

Y es que no solo son los lugares abiertos los que están desiertos, también los negocios y la iglesia de la localidad ha cerrado sus puertas desde el domingo pasado cuando poco antes de las 12 del día un desconocido entró al atrio y tomó el puesto del capellán y comenzó a tocar las campanas para reunir al pueblo e incitarlo a unirse a un grupo de autodefensa para presuntamente combatir al cártel de Los Viagras.

Hasta ahora la comunidad de La Ruana ha sufrido por lo menos tres ataques con drones cargados de explosivos que no han dejado lesionados ni víctimas fatales pero que se han convertido en el terror de los habitantes del lugar que ya piensan en emigrar hacia otros municipios, estados e incluso el norte del país.

Este es el caso de Leonor, familiar en tercer grado del extinto Hipólito Mora Chávez, quién es madre de dos hijos pequeños y su esposo hace tiempo que emigró a Estados Unidos a trabajar en los campos de tomate de California.

Después de la explosión de drones del fin de semana pasada, no le encuentra sentido a permanecer con sus hijos en La Ruana, donde se siente insegura, asediada y desprotegida.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

“Hace mucho que uno sale con temor a la calle. Sí mataron a una gente como el señor Hipólito, que nos espera a nosotros”, se lamenta.

Apenas se oculta el sol y los habitantes de La Ruana saben que es mejor encerrarse en su casa a ver televisión, bordar, o jugar baraja o cubilete. Solo los más jóvenes y atrevidos se aventuran a salir después de las siete de la noche a pasear en moto y jugar arrancones cerca de la plaza principal.

Pero también saben que si ven a lo lejos camionetas de la policía o una fila de vehículos con hombres armados, deben de resguardarse en un lugar seguro y esperar que pase la tempestad.

En La Ruana no está declarado un toque de queda como tal, pero los habitantes han desarrollado mecanismos de autoprotección para protegerse de las balaceras, el fuego cruzado y ahora de los drones cargados con explosivos.

Se gritan unos a otros “¡dronazos, dronazos!” y ese grito significa que hay que cubrirse lo mejor que se pueda.

El nuevo terror en La Ruana y lugares aledaños se llama dron, porque los jóvenes de 17 y hasta menos edad han aprendido a manipularlos y manejarlos para atacar a sus enemigos.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

El alcalde de Buenavista, Sergio Báez Torres, anunció este jueves que no habrá en La Ruana festejos patrios. En esta localidad generalmente, se festejan estas fechas con música, baile y vendimia de comida de antojitos regionales en la plaza principal, que representa un momento de esparcimiento y de reactivación de la economía local.

La localidad se encuentra fuertemente patrullada por elementos de la Guardia Nacional y Civil, pero ellos no pueden detener a quienes lanzan explosivos o balas, porque señalan que no es de jurisdicción.

Los lugareños están resentidos por ello, porque aseguran que los delincuentes viven en su comunidad y pasan enfrente de los militares.

“Tierra Caliente vive una tercera guerra”

En el estado Michoacán y su zona de conflicto en Tierra Caliente se vive un fenómeno que podría definirse como una “Tercera Guerra”, en la que hasta ahora la política pública para reconstruir tejido social ha fracasado, señaló en entrevista el Investigador Posdoctoral sobre Ciberseguridad del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN) de la Universidad Autónoma de México (UNAM), José Manuel Aguilar Antonio, quién ha estudiado el fenómeno de la violencia y la seguridad pública en estados como Michoacán, Veracruz, Jalisco, Nuevo León, Chiapas y Guanajuato.

En este contexto el especialista afirma que a diferencia de los dos sexenios anteriores, el gobierno delpPresidente Andrés Manuel López Obrador ha hecho en la Tierra Caliente “una política de contención y de atención de emergencia”, y no un proyecto a largo plazo que contribuya a pacificar la zona.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

Según explica, la “primera guerra” que se vivió en el estado, se ubica en el año 2000 cuando los grupos criminales del Cártel del Milenio se disputaban la zona; un segundo momento o “segunda guerra” se ubica en los enfrentamientos entre el Cartel de Los Zetas con Los Caballeros Templarios (2010).

Ahora, señala, la “tercera guerra” la entablan los Carteles Unidos con el Cártel de Jalisco Nueva Generación “y se complica y es más severa por la interrelación con las dinámicas sociales y el interés global internacional que los carteles han descubierto en el puerto de Lázaro Cárdenas y el Pacífico”.

Aguilar Antonio, quien también ejerce como investigador senior y Oficial de Comunicación del Colectivo de Análisis de la Seguridad con Democracia AC (CASEDE), apuntala que Michoacán y la zona de conflicto interesa a delincuencia organizada, no solo de manera local sino la que opera también a nivel internacional por ser la Tierra Caliente un punto geopolítico importante que conecta a Michoacán, Colima, Guerrero y Jalisco y el Pacífico.

En su opinión, hasta ahora el gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, “ha tomado medidas de contención de la violencia de Tierra Caliente que reacciona solo cuando existen emergencias”.

A diferencia de los dos gobiernos anteriores, dice, los expresidentes Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto instrumentaron operativos especiales e implementaron políticas públicas con grandes sumas de dinero para tratar de pacificar la zona, pero no permearon debido a los cambios políticos y a la complejidad de las actividades delincuenciales que están involucradas prácticamente todos los ámbitos.

“Felipe Calderón optó por enfrentar el problema de manera frontal con acciones militares en el operativo Michoacán, mientras que Peña Nieto se decantó por la implementación de políticas de desarrollo social con énfasis en la educación y el combate a la pobreza, pero tampoco funcionó”, indica.

Foto: Fernando Maldonado | El Sol de Morelia

A más de 20 años de distancia en el que el fenómeno de la violencia se ha exacerbado y ha provocado muertes y migración forzada, llamando la atención dentro y fuera del estado y el país, “el panorama no es optimista”, asevera el investigador.

“Hoy podemos decir que toda política pública ha fracasado en Tierra Caliente, Michoacán, y que hay una situación de descomposición severa que podría complicarse aún más, hasta el punto de abrir oportunidades de presión y control de Estados Unidos hacia México, sobre todo por la demanda de drogas como el fentanilo que se consume en aquel país”, concluye.

Las actividades delincuenciales en Tierra Caliente, además tienen impacto en la actividad productiva nacional donde el primer reflejo es el impacto en productos de la canasta básica como el limón y el aguacate que a nivel nacional han subido de precio afectando al consumidor nacional.

Pero también indica que, en un corto plazo, no se ve una atención preponderante del gobierno federal para atender el tema.

Local

Destituyen a José Alfredo Ortega como secretario de Seguridad de Michoacán

Ortega Reyes será sustituido por Juan Carlos Oseguera Cortés

Municipios

Edil de Pátzcuaro denuncia que hay 800 huertas de aguacate en rivera

El alcalde de Pátzcuaro aseguró que las huertas cuentan con ollas de agua

Deportes

Atlético Morelia va por su quinto amistoso contra León

Ninguno de los últimos cuatro partidos ha sido fructífero para los canarios

Turismo

La Fuerza acompañará al Encendido de Catedral con Star Wars

La música de Star Wars sonará durante julio y agosto

Cultura

Feria Internacional del Libro de Morelia tendrá como país invitado a Cuba

La Feria se realizará del 19 al 30 de septiembre en la ciudad de Morelia

Local

Clausuran olla de agua y basurero en Erongarícuaro 

Tanto la olla agrícola como el basurero cayeron en incumplimiento con la legislación ambiental de Michoacán