/ lunes 16 de octubre de 2023

"La vida es un carnaval" celebra la diversidad sexual

El cineasta Fernando Colín llega por segunda ocasión al FICM; este año presentará el proyecto que habla de Taly, Johan y Emmanuel

Morelia, Michoacán.- El séptimo arte se ha fortalecido como un contador de historias, y a sabiendas de esta línea, el Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) ha abierto su cartelera para acercar historias reales y cotidianas, a su público.

Foto: Cortesía | FICM

Es en este contexto que el Sol de Morelia presentará a partir de esta edición entrevistas con documentalistas, en los que los realizadores hablarán sobre su trabajo y sus expectativas.


La vida es un carnaval

Dentro de su programación el Festival presenta “La vida es un carnaval” de Fernando Colín, proyecto que plasma la vida de tres jóvenes gays: Taly, Johan y Emmanuel. En esta aventura cinematográfica, los jóvenes se mostrarán como son, y las ganas que tienen por realizar una marcha LGBT y poderse vestir como mujeres, pero de una forma natural, propia y digna, desde la comunidad de Ixtlilco el Chico, en Morelos.

En entrevista para esta editora, Fernando Colín habló sobre los 13 años que le llevó el poder ver cristalizado y proyectado este trabajo para que llegue a más personas.

“Todo se desarrolla en Ixtlilco el Chico, en Morelos. Lo cierto es que entre los opuestos del macho mexicano y la comunidad LGBT que se quiere vestir de mujer en este pueblo donde por cierto hay muchos miembros, se muestra cómo es la diversidad. La discriminación que ahí se vive no es una guerra entre la sociedad, también se da entre la propia comunidad LGBT”.

Esta declaración, explicó, es la que se representa en el documental, pues desde su percepción se debe hablar de lo que sucede dentro de una comunidad. Estas situaciones se podrán ver este año en el marco de la edición 21 del FICM.

“Las funciones aún no las tengo claras pero podrán ingresar a https://moreliafilmfest.com/, Dana Karvelas, actriz conocida por la comunidad LGBTQ+ estará presente para explorar las profundidades de las condiciones humanas abordadas con humor”.


Un festejo a la vida

Aunque el título de esta cinta hace alusión a una reconocida canción interpretada por Celia Cruz, la cual ha movido a millones de personas, el cineasta explicó el por qué le puso este nombre.

Foto: Cortesía | FICM

“Realmente esta película es un carnaval que se llama el Carnaval de las Mojigangas, es una tradición del siglo 16 que ya existía en España con personas vestidas de manera colorida y que hacían una exploración social que tuvo sus frutos. En el caso de Ixtlilco el Chico, en Morelos, esto es una tradición que se va repitiendo anualmente”.

En ese sentido dijo, la palabra carnaval fue una manera genérica para titular el proyecto cinematográfico, “en un sentido más profundo, es una noción que me interesaba por el tema de la condición humana. De tal manera decir que la vida es un carnaval que nos permite citar a Celia Cruz así como a cualquier carnaval del mundo”.


Más allá de una película LGBT

Fernando Colín señaló que este proyecto es mucho más que una cinta de la comunidad LGBT, pues en sus palabras, es un trabajo que termina por hablar a toda la sociedad en lo que se refiere al tema de la diversidad.

“Cuestiona o pone en escena un proyecto de emprendimiento que todos tenemos y que queremos que salga bien pese a los obstáculos que se puedan presentar. El fracaso también es la clave del poder alcanzar los sueños”:

Con lo anterior, dijo, “La vida es un carnaval” muestra la historia de tres jóvenes que buscan su espacio vital donde se sientan seguros.

Respecto a cómo dio con esta localidad mexicana y con la historia de los tres jóvenes, comentó: “Llegué cuando estaba haciendo un documental sobre la identidad mexicana, estuve ahí por unos colegas fotógrafos y una amiga antropóloga. Viendo el carnaval observé a Taly bailando rodeada de hombres que representaban al macho mexicano”.


Una transformación en la diversidad

A más de una década de haber comenzado el rodaje de esta cinta que se desarrolló con la modificación de mentalidad que ha tenido la ciudadanía en el tema de la aceptación a lo diferente, el cineasta explicó, cómo ha visto este avance.

“El trabajo de las personas que hacemos cine puede aportar a la discusión de las diferencias que existen con las minorías, y da voz o una perspectiva diferente de las cosas, es decir, se puede dar paso a la deconstrucción de las cosas”.

Con lo anterior afirmó, la deconstrucción de los modelos masculinos en México, se pueden ir adecuando, “y de esta forma permitir que alrededor de una discusión, se aporte a este tema”.

En estos años, dijo el cineasta, él también ha transformado la manera en la que cuenta las historias, logrando adecuarse a la manera actual de abordar temáticas y contar situaciones actuales.

“Sé que está bien ser diferente, por ejemplo hay una reflexión en el documental donde se retrata el trabajo de las nuevas generaciones, pero este trabajo se hace todos los días”.

Una mujer trans en la cinta

Otro de los personajes que aparecen en la historia es Dana Karvelas; una actriz con estatus en la comunidad LGBTQ+, quien en palabras del director, detona ciertos mensajes.

Foto: Cortesía | FICM

“Yo la invité a participar en el proyecto para conocer su punto de vista como persona, pero después Dana se fue convirtiendo en un catalizador a las preguntas que se generaban en el carnaval y en la Iglesia sobre el ¿qué es ser homosexual o qué es ser parte de la comunidad en este pueblo?”.

Su camino y voz también se cruza con el tema de la gobernabilidad y del alcalde de dicho Municipio, generando en el espectador la idea de que el punto de vista de cada persona muestra una realidad.

“Ella dibuja una síntesis de lo que es la película, aunado Taly, Johan y Emmanuel, quienes pese a vivir en la misma comunidad, cada quien vive de manera diferente su búsqueda y se cuestionan”, concluyó Fernando Colín.

De esta forma, más allá de una representación de la diversidad que existe en el país, “La vida es un carnaval” se convierte en un ejercicio sobre el intento, la imposibilidad, la perseverancia por manifestar una identidad individual, en un espacio que no está listo para esta apertura.

Morelia, Michoacán.- El séptimo arte se ha fortalecido como un contador de historias, y a sabiendas de esta línea, el Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) ha abierto su cartelera para acercar historias reales y cotidianas, a su público.

Foto: Cortesía | FICM

Es en este contexto que el Sol de Morelia presentará a partir de esta edición entrevistas con documentalistas, en los que los realizadores hablarán sobre su trabajo y sus expectativas.


La vida es un carnaval

Dentro de su programación el Festival presenta “La vida es un carnaval” de Fernando Colín, proyecto que plasma la vida de tres jóvenes gays: Taly, Johan y Emmanuel. En esta aventura cinematográfica, los jóvenes se mostrarán como son, y las ganas que tienen por realizar una marcha LGBT y poderse vestir como mujeres, pero de una forma natural, propia y digna, desde la comunidad de Ixtlilco el Chico, en Morelos.

En entrevista para esta editora, Fernando Colín habló sobre los 13 años que le llevó el poder ver cristalizado y proyectado este trabajo para que llegue a más personas.

“Todo se desarrolla en Ixtlilco el Chico, en Morelos. Lo cierto es que entre los opuestos del macho mexicano y la comunidad LGBT que se quiere vestir de mujer en este pueblo donde por cierto hay muchos miembros, se muestra cómo es la diversidad. La discriminación que ahí se vive no es una guerra entre la sociedad, también se da entre la propia comunidad LGBT”.

Esta declaración, explicó, es la que se representa en el documental, pues desde su percepción se debe hablar de lo que sucede dentro de una comunidad. Estas situaciones se podrán ver este año en el marco de la edición 21 del FICM.

“Las funciones aún no las tengo claras pero podrán ingresar a https://moreliafilmfest.com/, Dana Karvelas, actriz conocida por la comunidad LGBTQ+ estará presente para explorar las profundidades de las condiciones humanas abordadas con humor”.


Un festejo a la vida

Aunque el título de esta cinta hace alusión a una reconocida canción interpretada por Celia Cruz, la cual ha movido a millones de personas, el cineasta explicó el por qué le puso este nombre.

Foto: Cortesía | FICM

“Realmente esta película es un carnaval que se llama el Carnaval de las Mojigangas, es una tradición del siglo 16 que ya existía en España con personas vestidas de manera colorida y que hacían una exploración social que tuvo sus frutos. En el caso de Ixtlilco el Chico, en Morelos, esto es una tradición que se va repitiendo anualmente”.

En ese sentido dijo, la palabra carnaval fue una manera genérica para titular el proyecto cinematográfico, “en un sentido más profundo, es una noción que me interesaba por el tema de la condición humana. De tal manera decir que la vida es un carnaval que nos permite citar a Celia Cruz así como a cualquier carnaval del mundo”.


Más allá de una película LGBT

Fernando Colín señaló que este proyecto es mucho más que una cinta de la comunidad LGBT, pues en sus palabras, es un trabajo que termina por hablar a toda la sociedad en lo que se refiere al tema de la diversidad.

“Cuestiona o pone en escena un proyecto de emprendimiento que todos tenemos y que queremos que salga bien pese a los obstáculos que se puedan presentar. El fracaso también es la clave del poder alcanzar los sueños”:

Con lo anterior, dijo, “La vida es un carnaval” muestra la historia de tres jóvenes que buscan su espacio vital donde se sientan seguros.

Respecto a cómo dio con esta localidad mexicana y con la historia de los tres jóvenes, comentó: “Llegué cuando estaba haciendo un documental sobre la identidad mexicana, estuve ahí por unos colegas fotógrafos y una amiga antropóloga. Viendo el carnaval observé a Taly bailando rodeada de hombres que representaban al macho mexicano”.


Una transformación en la diversidad

A más de una década de haber comenzado el rodaje de esta cinta que se desarrolló con la modificación de mentalidad que ha tenido la ciudadanía en el tema de la aceptación a lo diferente, el cineasta explicó, cómo ha visto este avance.

“El trabajo de las personas que hacemos cine puede aportar a la discusión de las diferencias que existen con las minorías, y da voz o una perspectiva diferente de las cosas, es decir, se puede dar paso a la deconstrucción de las cosas”.

Con lo anterior afirmó, la deconstrucción de los modelos masculinos en México, se pueden ir adecuando, “y de esta forma permitir que alrededor de una discusión, se aporte a este tema”.

En estos años, dijo el cineasta, él también ha transformado la manera en la que cuenta las historias, logrando adecuarse a la manera actual de abordar temáticas y contar situaciones actuales.

“Sé que está bien ser diferente, por ejemplo hay una reflexión en el documental donde se retrata el trabajo de las nuevas generaciones, pero este trabajo se hace todos los días”.

Una mujer trans en la cinta

Otro de los personajes que aparecen en la historia es Dana Karvelas; una actriz con estatus en la comunidad LGBTQ+, quien en palabras del director, detona ciertos mensajes.

Foto: Cortesía | FICM

“Yo la invité a participar en el proyecto para conocer su punto de vista como persona, pero después Dana se fue convirtiendo en un catalizador a las preguntas que se generaban en el carnaval y en la Iglesia sobre el ¿qué es ser homosexual o qué es ser parte de la comunidad en este pueblo?”.

Su camino y voz también se cruza con el tema de la gobernabilidad y del alcalde de dicho Municipio, generando en el espectador la idea de que el punto de vista de cada persona muestra una realidad.

“Ella dibuja una síntesis de lo que es la película, aunado Taly, Johan y Emmanuel, quienes pese a vivir en la misma comunidad, cada quien vive de manera diferente su búsqueda y se cuestionan”, concluyó Fernando Colín.

De esta forma, más allá de una representación de la diversidad que existe en el país, “La vida es un carnaval” se convierte en un ejercicio sobre el intento, la imposibilidad, la perseverancia por manifestar una identidad individual, en un espacio que no está listo para esta apertura.

Local

Destituyen a José Alfredo Ortega como secretario de Seguridad de Michoacán

Ortega Reyes será sustituido por Juan Carlos Oseguera Cortés

Municipios

Edil de Pátzcuaro denuncia que hay 800 huertas de aguacate en rivera

El alcalde de Pátzcuaro aseguró que las huertas cuentan con ollas de agua

Deportes

Atlético Morelia va por su quinto amistoso contra León

Ninguno de los últimos cuatro partidos ha sido fructífero para los canarios

Turismo

La Fuerza acompañará al Encendido de Catedral con Star Wars

La música de Star Wars sonará durante julio y agosto

Cultura

Feria Internacional del Libro de Morelia tendrá como país invitado a Cuba

La Feria se realizará del 19 al 30 de septiembre en la ciudad de Morelia

Local

Clausuran olla de agua y basurero en Erongarícuaro 

Tanto la olla agrícola como el basurero cayeron en incumplimiento con la legislación ambiental de Michoacán