/ lunes 17 de julio de 2023

Norma Moreno, la primera periodista asesinada en México [Fotos]

La reportera Norma Morena fue ejecutada a balazos junto con Ernesto Torres, director del periódico “El Popular”, el crimen sigue impune

Se llamaba Norma, tenía 24 años, era reportera en Tamaulipas y se convirtió en la primera mujer periodista asesinada en México; actualmente los 7 disparos que recibió son un grito sordo que aún reclama justicia.

El 17 de julio de 1986, Norma Alicia Moreno Figueroa, jefa de información y columnista del periódico “El Popular”, fue asesinada en Matamoros, frente a su trabajo, junto a su director Ernesto Flores Torrijos, de 48 años de edad.

Puedes leer: Alto Comisionado de la ONU-DH condena el asesinato del periodista Marco Aurelio Ramírez

Norma buscaba caminos

“Buscando caminos” era el nombre de la columna que Norma tenía en el periódico “El Popular”, cuyas publicaciones están prácticamente desaparecidas pues en la hemeroteca de Matamoros, existen algunas ediciones de “El Popular” con hojas arrancadas.

Gustaba de escribir temas de denuncia en los que aplicaba un estilo nostálgico y crítico, como en la nota que EL SOL DE TAMPICO tiene copia y señala el abandono y despilfarro de recursos en la granja-reformatorio Roberto Guerra Cárdenas, donde responsabilizó al Municipio y al Estado de hacer un mal uso de los recursos.

Los periódicos de la frontera de Tamaulipas publicaron los asesinatos de Norma y Ernesto en 8 columnas | José Luis Tapia

Una chica muy alegre, con la sonrisa a flor de labio, inquieta, llegaba ‘ey monos, ¿Cómo amanecieron monos?’, era muy hiperactiva, muy entusiasta. Tenía poco con su columna, Don Ernesto le dijo ‘todo lo que tú quieras escribir mientras seas cierto’”, dijo Virginia Castillo García, amiga de Norma.

“Ella misma decía, ‘me han ofrecido dinero, me han ofrecido carros, casas y no voy a aceptar, jamás voy a aceptar y si voy a morir, voy a morir en la raya, así me dijo”, recordó.

Ernesto, el director de "El Popular"

Ernesto Flores fue descrito como una persona amable que concentraba sus esfuerzos en el área de circulación del rotativo y que tras haber trabajado en Estados Unidos regresó con más recurso para abrir “El Popular” en Matamoros, que según su familia, llegó a tirar 5 mil ejemplares en el horario vespertino.

“No tenía vicio, no fumaba, no tomaba y le gustaba mucho hacer ejercicio... él decía ‘yo no tengo nada contra nadie, pero si hacen algo pues ahí les va la noticia porque yo tengo que cumplir”, precisó Nena, la hermana menor de Ernesto.

“Era mi amigo, él también era bien alegre, me decía, tú me quieres, ¿verdad? Era muy trabajador, se movía, él trabajaba en el departamento de circulación, sacó adelante a ‘El Popular’”, indicó Virginia.

Ernesto Flores Torrijos, director del periódico “El Popular”, 17 impactos de bala terminaron con su vida | Cortesía: Virginia Castillo


Las amenazas

Un mes antes del homicidio, las calles cercanas a la casa de Norma fueron tapizadas de panfletos donde la acusaban de ser “una mala mujer”, además de ser lesbiana, Virginia declaró que la joven se encerró en su departamento por lo que le pedían que saliera de ahí y que continuara con su vida normal.

“’Me duele mucho que me hagan esto, yo lo que hago lo hago de frente y escribo con nombre, no me ando escondiendo’ es lo que me decía Norma”, apuntó.

Mientras que según la edición 13 de la Revista Vertical de Matamoros, publicada el 29 de enero de 1996, Nena la hermana de Ernesto, destacó que su hermano le había contado que había sido amenazado por integrantes del crimen organizado, por lo que incluso, el día de su muerte éste portaba un revólver calibre 38 que no alcanzó a utilizar.

Pocos textos existen redactados por Norma Morena, en la hemeroteca de Matamoros hay páginas recortadas y ediciones incompletas | José Luis Tapia

El crimen

Eran las 07:10 de la mañana del jueves 17 de julio del 1986, hace 37 años, Norma y Ernesto iban llegando al periódico, descendían de la camioneta de él cuando, según lo relatan los periódicos EL BRAVO, LA OPINIÓN y EL SOL DE TAMPICO, dos hombres que fingían ser deportistas descubrieron sus metralletas para recibirlos a disparos, no huyeron sin darles el tiro de gracia.

Frente al periódico, sobre la calle Vizcaya de la colonia Bancaria, a pocos metros de un campo deportivo, quedaron los cuerpos; ella había recibido 7 impactos, él 17, la muerte fue inmediata. En el sitio fueron recogidos 15 cartuchos percutidos de calibre 45 y 9 milímetros.

Con cartones, manifestaciones y telegramas al Presidente Miguel de la Madrid, los reporteros exigieron justicia | José Luis Tapia


Los periodistas enviaron telegramas al presidente, Miguel de la Madrid, exigiendo justicia; el gobernador de Tamaulipas, Emilio Martínez Manatou prometió atender el caso por lo que envió al procurador Felipe Flores, el jefe de la Policía Judicial Ricardo Zolezzi y al enviado especial Ramón Barrientos para resolver el multihomicidio.

“No tenemos nada de nada, hemos estado trabajando arduamente pero no hemos podido pescar ninguna pista y las personas que pudieran orientarnos no han querido venir a declarar”, reconoció el director de la policía judicial del Estado, Jesús Pérez Güémez a pocos días de los hechos.

El crimen que ocurrió el 17 de julio de 1986, lleva 37 años impune pese a las promesas de las autoridades | José Luis Tapia

37 años impunes

Aunque la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación 52/1991 por el homicidio, no se identificó a los autores materiales, aunque hay voces que aseguran que los pistoleros murieron meses después, mucho menos se supo quién fue el responsable intelectual.

Los restos incinerados de los periodistas fueron sepultados en el panteón de Los Tomates. A 37 años de distancia, en la lápida no está el nombre de ella, tampoco hay cruces afuera del edificio abandonado que antes fue el vespertino “El Popular”.

Virginia Castillo, amiga de los periodistas, busca preservar la memoria de Norma | José Luis Tapia


➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Mi hija no era mala... Yo sé que la carrera de periodista significa un riesgo, viven en constante peligro, sobre todo aquellos que abordan con dureza franca y abierta los temas. El periodista es un apóstol, mi hija fue un apóstol”, declaró a la revista Siempre, Margarita, madre de Norma, la primera mujer periodista asesinada en México, que jamás recibió justicia.

Publicado en El Sol de Tampico

Se llamaba Norma, tenía 24 años, era reportera en Tamaulipas y se convirtió en la primera mujer periodista asesinada en México; actualmente los 7 disparos que recibió son un grito sordo que aún reclama justicia.

El 17 de julio de 1986, Norma Alicia Moreno Figueroa, jefa de información y columnista del periódico “El Popular”, fue asesinada en Matamoros, frente a su trabajo, junto a su director Ernesto Flores Torrijos, de 48 años de edad.

Puedes leer: Alto Comisionado de la ONU-DH condena el asesinato del periodista Marco Aurelio Ramírez

Norma buscaba caminos

“Buscando caminos” era el nombre de la columna que Norma tenía en el periódico “El Popular”, cuyas publicaciones están prácticamente desaparecidas pues en la hemeroteca de Matamoros, existen algunas ediciones de “El Popular” con hojas arrancadas.

Gustaba de escribir temas de denuncia en los que aplicaba un estilo nostálgico y crítico, como en la nota que EL SOL DE TAMPICO tiene copia y señala el abandono y despilfarro de recursos en la granja-reformatorio Roberto Guerra Cárdenas, donde responsabilizó al Municipio y al Estado de hacer un mal uso de los recursos.

Los periódicos de la frontera de Tamaulipas publicaron los asesinatos de Norma y Ernesto en 8 columnas | José Luis Tapia

Una chica muy alegre, con la sonrisa a flor de labio, inquieta, llegaba ‘ey monos, ¿Cómo amanecieron monos?’, era muy hiperactiva, muy entusiasta. Tenía poco con su columna, Don Ernesto le dijo ‘todo lo que tú quieras escribir mientras seas cierto’”, dijo Virginia Castillo García, amiga de Norma.

“Ella misma decía, ‘me han ofrecido dinero, me han ofrecido carros, casas y no voy a aceptar, jamás voy a aceptar y si voy a morir, voy a morir en la raya, así me dijo”, recordó.

Ernesto, el director de "El Popular"

Ernesto Flores fue descrito como una persona amable que concentraba sus esfuerzos en el área de circulación del rotativo y que tras haber trabajado en Estados Unidos regresó con más recurso para abrir “El Popular” en Matamoros, que según su familia, llegó a tirar 5 mil ejemplares en el horario vespertino.

“No tenía vicio, no fumaba, no tomaba y le gustaba mucho hacer ejercicio... él decía ‘yo no tengo nada contra nadie, pero si hacen algo pues ahí les va la noticia porque yo tengo que cumplir”, precisó Nena, la hermana menor de Ernesto.

“Era mi amigo, él también era bien alegre, me decía, tú me quieres, ¿verdad? Era muy trabajador, se movía, él trabajaba en el departamento de circulación, sacó adelante a ‘El Popular’”, indicó Virginia.

Ernesto Flores Torrijos, director del periódico “El Popular”, 17 impactos de bala terminaron con su vida | Cortesía: Virginia Castillo


Las amenazas

Un mes antes del homicidio, las calles cercanas a la casa de Norma fueron tapizadas de panfletos donde la acusaban de ser “una mala mujer”, además de ser lesbiana, Virginia declaró que la joven se encerró en su departamento por lo que le pedían que saliera de ahí y que continuara con su vida normal.

“’Me duele mucho que me hagan esto, yo lo que hago lo hago de frente y escribo con nombre, no me ando escondiendo’ es lo que me decía Norma”, apuntó.

Mientras que según la edición 13 de la Revista Vertical de Matamoros, publicada el 29 de enero de 1996, Nena la hermana de Ernesto, destacó que su hermano le había contado que había sido amenazado por integrantes del crimen organizado, por lo que incluso, el día de su muerte éste portaba un revólver calibre 38 que no alcanzó a utilizar.

Pocos textos existen redactados por Norma Morena, en la hemeroteca de Matamoros hay páginas recortadas y ediciones incompletas | José Luis Tapia

El crimen

Eran las 07:10 de la mañana del jueves 17 de julio del 1986, hace 37 años, Norma y Ernesto iban llegando al periódico, descendían de la camioneta de él cuando, según lo relatan los periódicos EL BRAVO, LA OPINIÓN y EL SOL DE TAMPICO, dos hombres que fingían ser deportistas descubrieron sus metralletas para recibirlos a disparos, no huyeron sin darles el tiro de gracia.

Frente al periódico, sobre la calle Vizcaya de la colonia Bancaria, a pocos metros de un campo deportivo, quedaron los cuerpos; ella había recibido 7 impactos, él 17, la muerte fue inmediata. En el sitio fueron recogidos 15 cartuchos percutidos de calibre 45 y 9 milímetros.

Con cartones, manifestaciones y telegramas al Presidente Miguel de la Madrid, los reporteros exigieron justicia | José Luis Tapia


Los periodistas enviaron telegramas al presidente, Miguel de la Madrid, exigiendo justicia; el gobernador de Tamaulipas, Emilio Martínez Manatou prometió atender el caso por lo que envió al procurador Felipe Flores, el jefe de la Policía Judicial Ricardo Zolezzi y al enviado especial Ramón Barrientos para resolver el multihomicidio.

“No tenemos nada de nada, hemos estado trabajando arduamente pero no hemos podido pescar ninguna pista y las personas que pudieran orientarnos no han querido venir a declarar”, reconoció el director de la policía judicial del Estado, Jesús Pérez Güémez a pocos días de los hechos.

El crimen que ocurrió el 17 de julio de 1986, lleva 37 años impune pese a las promesas de las autoridades | José Luis Tapia

37 años impunes

Aunque la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación 52/1991 por el homicidio, no se identificó a los autores materiales, aunque hay voces que aseguran que los pistoleros murieron meses después, mucho menos se supo quién fue el responsable intelectual.

Los restos incinerados de los periodistas fueron sepultados en el panteón de Los Tomates. A 37 años de distancia, en la lápida no está el nombre de ella, tampoco hay cruces afuera del edificio abandonado que antes fue el vespertino “El Popular”.

Virginia Castillo, amiga de los periodistas, busca preservar la memoria de Norma | José Luis Tapia


➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Mi hija no era mala... Yo sé que la carrera de periodista significa un riesgo, viven en constante peligro, sobre todo aquellos que abordan con dureza franca y abierta los temas. El periodista es un apóstol, mi hija fue un apóstol”, declaró a la revista Siempre, Margarita, madre de Norma, la primera mujer periodista asesinada en México, que jamás recibió justicia.

Publicado en El Sol de Tampico

Local

Estos son los trámites para seguro facultativo y credencial de la UMSNH

El seguro facultativo es el seguro del IMSS que adquieres a través de la Universidad Michoacana

Local

Encharcamientos menores en Morelia, luego de la lluvia de este sábado [Galería]

Las colonias afectadas son Xangari, Molinos de Parras y Camelinas

Policiaca

Asesinan a balazos a un joven en Uruapan 

Hasta la fecha, se han registrado al menos 17 homicidios en este mes

Deportes

Prepárate para el debut de Purépechas Michoacán femenil como profesionales

Es la primera vez que Michoacán contará con un equipo femenil profesional de basquetbol

Policiaca

Conductor queda varado en las vías y termina impactado por el tren [Vídeo]

Al conductor aparentemente se le había apagado la unidad, por lo que quedó varado sobre las vías del tren

Local

Desde mezcal hasta sombreros, lo que puedes encontrar en el Mercadito Rural

En esta séptima edición del Mercadito Rural participan más de 200 productores