/ domingo 11 de febrero de 2024

Pirámides y museos reciben menos visitas: inseguridad aleja a turistas

La cifra en las zonas arqueológicas se mantiene 33 por ciento por debajo de la observada en 2019, y la de museos es 23 por ciento menor

El año pasado 10.6 millones de personas visitaron las zonas arqueológicas y 8.7 millones los museos administrados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Las cifras se ubican 33 y 23 por ciento, respectivamente, debajo de las reportadas en 2019.

Puede interesarte: En una cueva de México hallan milenarios instrumentos de caza: así lo logró el INAH

Operadores de viajes atribuyen esta tendencia a la violencia e inseguridad en el territorio nacional, pero también a la falta de promoción por parte de sus autoridades y a un cambio en los hábitos de consumo de los viajeros, que ahora buscan vivir experiencias.

En Chiapas, los conflictos sociales y la violencia generada por grupos delincuenciales han provocado una baja de alrededor de cinco por ciento en la afluencia turística a las zonas arqueológicas como Palenque, en el norte del estado, así como Bonampak y Yaxchilán, en la Selva Lacandona, explica el presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles del Centro de Chiapas, Manuel Niño Gutiérrez.

Apenas a finales de enero, la empresa ATC Touroperadores (Anfitriones Turísticos de Chiapas) anunció la reprogramación de sus visitas a la región de la Selva Lacandona —donde se ubican las zonas arqueológicas de Bonampak y Yaxchilán— por enfrentamientos entre el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel de Sinaloa (CDS).

De acuerdo con los touroperadores locales, los grupos armados controlan los accesos a comunidades aledañas a las zonas arqueológicas, ríos y lagunas en la región de Ocosingo, donde exigen cuotas y les permiten acceder en horarios específicos e incluso les imponen vigilantes, a quienes deben pagar para ingresar en las áreas turísticas.

También se ve afectada la llegada de turistas a Palenque desde San Cristóbal de las Casas por los problemas sociales en el municipio de Oxchuc, donde comunidades indígenas se enfrentan por la elección de sus autoridades municipales por su sistema de usos y costumbres y, en consecuencia, generan bloqueos carreteros.


“Cuando un turista se encuentra en Tuxtla Gutiérrez y va a San Cristóbal de las Casas, le decimos que regrese y, si desea ir a Palenque, que se vaya por la autopista Ocozocoautla de Espinosa-Raudales Malpaso o por la Villahermosa-Palenque, una vía un poco más rápida, más segura… Yo lo que aconsejo es que quien decida viajar a Palenque vaya con un tour operador que los va a llevar, guiar y trasladar por donde la ruta es más segura”, añade Manuel Niño Gutiérrez.

La gerente de la Agencia de Viajes Éxodo en Ocosingo, Roxana Magdalena Gordillo, coincide en que el problema para visitar estos sitios es la inseguridad y los conflictos sociales, pero también la falta de vías de comunicación y servicios.

“En Palenque, lo más atractivo es la zona arqueológica y desde este municipio llevamos a los turistas hacia la Selva Lacandona sin pasar por Ocosingo y sin llegar a la ciudad de San Cristóbal de las Casas”, explica.

En su afán de que el turismo no se aleje, los touroperadores transitan por rutas alternas para que los turistas no perciban los bloqueos o la gente armada y cuando se llegan a topar con estos grupos buscan negociar para que les permitan el paso sin riesgos.

“Cuando el vehículo con turistas llega a un punto donde hay un enfrentamiento a balazos, te das cuenta que nativos lacandones y choles tienen fuerza ofensiva para enfrentar al Ejército Mexicano y la Guardia Nacional, entonces no vale la pena arriesgar la vida de los turistas”, explica un vocero de la agencia ATC.

Mala fama y nuevos hábitos

Teotihuacán en el Estado de México fue el de mayor afluencia en 2019, pero el año pasado fue desplazado por Chichén Itzá, Yucatán, al segundo lugar, al registrar 1.6 millones de visitantes menos que en el año previo a la pandemia.

Un empleado de Gorila Tours, empresa que desde hace 30 años ofrece viajes al sitio, lamenta que las autoridades no hagan la promoción turística necesaria y tampoco regularicen a los prestadores de servicios y al comercio.

“Necesitamos un ordenamiento turístico por parte de las autoridades en diferentes rubros, lo mismo entre los prestadores de servicios, que en el transporte y el comercio. Trabajamos un 70 por ciento con extranjeros y vienen porque saben de la importancia de las pirámides”, señala.

La prohibición para subir a las pirámides de El Sol y la Luna, sumada a la inseguridad, con casos de cobro de piso y robo a los autobuses, han mermado la llegada de visitantes.

El empleado de la operadora reconoce que accidentes en la zona de renta de cuatrimotos o la caída del globo aerostático, el año pasado, también afectaron la imagen del lugar. “Tardamos tres meses en recuperarnos, ya que la gente canceló su visita ante el temor de acudir a Teotihuacán y que les pasara algo similar”.

La baja de visitantes a las zonas arqueológicas y museos en el país en comparación con su nivel prepandemia se debe a la preferencia por nueva oferta y otras experiencias turísticas que surgieron en la recuperación, expone México Felipe Cervantes, presidente de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV).

“Tras la pandemia cambió el hábito de compra de la gente, buscan lugares sin tantas restricciones, eso hace que las zonas arqueológicas no sean un detonante para que la gente los visite”, comenta.

Hoy en día, agrega el directivo, existe una mayor oferta de experiencias culinarias, culturales y de diversión para los turistas cercanas a estas zonas, como recorridos gastronómicos, en bicicleta o visitas a comunidades, las cuales son más atractivas para los turistas.

“Hay más oferta de producto mientras que las zonas arqueológicas siguen conservando el tema de la visita de lo que representan, no hay novedad”, dice.

Cervantes pone como ejemplo el caso de Teotihuacán, en el Estado de México, donde cada vez hay más personas que buscan los vuelos en globo y ven las pirámides desde el aire, por lo que al bajar ya no entran a la zona y eso tiene un impacto sobre el registro de entradas.

El agente subraya que se trata de un fenómeno mundial. En Egipto, por ejemplo, los turistas también buscan nuevas experiencias y ha caído la demanda de entradas a algunas zonas de pirámides.

En el Caribe, donde está la zona arqueológica de Tulum, Darío Flota, exsecretario de Turismo de Quintana Roo y exdirector del Fidecomiso de Promoción Turística del estado, sostiene que el principal factor que ha frenado la recuperación de turistas en las zonas arqueológicas es que tampoco se ha recuperado la cifra de cruceristas, que son quienes más visitan estos sitios.

Eduardo Paniagua, agente de viajes con más de 25 años de experiencia y expresidente de la AMAV, coincide en que la falta de turistas en las zonas arqueológicas obedece a un cambio en las tendencias después de la pandemia.

Los turistas buscan ahora otras opciones como los cenotes y las áreas naturales o la gran oferta de parques temáticos en Quintana Roo, como Xcaret, Xplore, Xel-Ha y Xochimilco.

DEMASIADO ALCOHOL

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

En Morelos, el sitió arqueológico del Tepozteco tampoco ha recuperado su afluencia prepandemia. De acuerdo con los datos del INAH, de 2019 a 2023 la cifra de visitantes anuales bajó de 370 mil 458 a 265 mil 924.

Adrián Cortés, de la operadora de servicios turísticos Tepoztlán Adventures, asegura que además de una creciente inseguridad en el estado les afecta la venta excesiva de alcohol en el Pueblo Mágico.

“La gente ya no se enfoca en venir a conocer un tema cultural. Se enfoca en venir a tomar, ya no se interesan en subir a la pirámide y se quedan en el centro del pueblo, donde está la venta de alcohol”, dice Cortés. Con información de Emmanuel Ruiz /El Sol de Cuautla, Sandra Hernández /El Sol de Toluca y Víctor Flores /Corresponsal

El año pasado 10.6 millones de personas visitaron las zonas arqueológicas y 8.7 millones los museos administrados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Las cifras se ubican 33 y 23 por ciento, respectivamente, debajo de las reportadas en 2019.

Puede interesarte: En una cueva de México hallan milenarios instrumentos de caza: así lo logró el INAH

Operadores de viajes atribuyen esta tendencia a la violencia e inseguridad en el territorio nacional, pero también a la falta de promoción por parte de sus autoridades y a un cambio en los hábitos de consumo de los viajeros, que ahora buscan vivir experiencias.

En Chiapas, los conflictos sociales y la violencia generada por grupos delincuenciales han provocado una baja de alrededor de cinco por ciento en la afluencia turística a las zonas arqueológicas como Palenque, en el norte del estado, así como Bonampak y Yaxchilán, en la Selva Lacandona, explica el presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles del Centro de Chiapas, Manuel Niño Gutiérrez.

Apenas a finales de enero, la empresa ATC Touroperadores (Anfitriones Turísticos de Chiapas) anunció la reprogramación de sus visitas a la región de la Selva Lacandona —donde se ubican las zonas arqueológicas de Bonampak y Yaxchilán— por enfrentamientos entre el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel de Sinaloa (CDS).

De acuerdo con los touroperadores locales, los grupos armados controlan los accesos a comunidades aledañas a las zonas arqueológicas, ríos y lagunas en la región de Ocosingo, donde exigen cuotas y les permiten acceder en horarios específicos e incluso les imponen vigilantes, a quienes deben pagar para ingresar en las áreas turísticas.

También se ve afectada la llegada de turistas a Palenque desde San Cristóbal de las Casas por los problemas sociales en el municipio de Oxchuc, donde comunidades indígenas se enfrentan por la elección de sus autoridades municipales por su sistema de usos y costumbres y, en consecuencia, generan bloqueos carreteros.


“Cuando un turista se encuentra en Tuxtla Gutiérrez y va a San Cristóbal de las Casas, le decimos que regrese y, si desea ir a Palenque, que se vaya por la autopista Ocozocoautla de Espinosa-Raudales Malpaso o por la Villahermosa-Palenque, una vía un poco más rápida, más segura… Yo lo que aconsejo es que quien decida viajar a Palenque vaya con un tour operador que los va a llevar, guiar y trasladar por donde la ruta es más segura”, añade Manuel Niño Gutiérrez.

La gerente de la Agencia de Viajes Éxodo en Ocosingo, Roxana Magdalena Gordillo, coincide en que el problema para visitar estos sitios es la inseguridad y los conflictos sociales, pero también la falta de vías de comunicación y servicios.

“En Palenque, lo más atractivo es la zona arqueológica y desde este municipio llevamos a los turistas hacia la Selva Lacandona sin pasar por Ocosingo y sin llegar a la ciudad de San Cristóbal de las Casas”, explica.

En su afán de que el turismo no se aleje, los touroperadores transitan por rutas alternas para que los turistas no perciban los bloqueos o la gente armada y cuando se llegan a topar con estos grupos buscan negociar para que les permitan el paso sin riesgos.

“Cuando el vehículo con turistas llega a un punto donde hay un enfrentamiento a balazos, te das cuenta que nativos lacandones y choles tienen fuerza ofensiva para enfrentar al Ejército Mexicano y la Guardia Nacional, entonces no vale la pena arriesgar la vida de los turistas”, explica un vocero de la agencia ATC.

Mala fama y nuevos hábitos

Teotihuacán en el Estado de México fue el de mayor afluencia en 2019, pero el año pasado fue desplazado por Chichén Itzá, Yucatán, al segundo lugar, al registrar 1.6 millones de visitantes menos que en el año previo a la pandemia.

Un empleado de Gorila Tours, empresa que desde hace 30 años ofrece viajes al sitio, lamenta que las autoridades no hagan la promoción turística necesaria y tampoco regularicen a los prestadores de servicios y al comercio.

“Necesitamos un ordenamiento turístico por parte de las autoridades en diferentes rubros, lo mismo entre los prestadores de servicios, que en el transporte y el comercio. Trabajamos un 70 por ciento con extranjeros y vienen porque saben de la importancia de las pirámides”, señala.

La prohibición para subir a las pirámides de El Sol y la Luna, sumada a la inseguridad, con casos de cobro de piso y robo a los autobuses, han mermado la llegada de visitantes.

El empleado de la operadora reconoce que accidentes en la zona de renta de cuatrimotos o la caída del globo aerostático, el año pasado, también afectaron la imagen del lugar. “Tardamos tres meses en recuperarnos, ya que la gente canceló su visita ante el temor de acudir a Teotihuacán y que les pasara algo similar”.

La baja de visitantes a las zonas arqueológicas y museos en el país en comparación con su nivel prepandemia se debe a la preferencia por nueva oferta y otras experiencias turísticas que surgieron en la recuperación, expone México Felipe Cervantes, presidente de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV).

“Tras la pandemia cambió el hábito de compra de la gente, buscan lugares sin tantas restricciones, eso hace que las zonas arqueológicas no sean un detonante para que la gente los visite”, comenta.

Hoy en día, agrega el directivo, existe una mayor oferta de experiencias culinarias, culturales y de diversión para los turistas cercanas a estas zonas, como recorridos gastronómicos, en bicicleta o visitas a comunidades, las cuales son más atractivas para los turistas.

“Hay más oferta de producto mientras que las zonas arqueológicas siguen conservando el tema de la visita de lo que representan, no hay novedad”, dice.

Cervantes pone como ejemplo el caso de Teotihuacán, en el Estado de México, donde cada vez hay más personas que buscan los vuelos en globo y ven las pirámides desde el aire, por lo que al bajar ya no entran a la zona y eso tiene un impacto sobre el registro de entradas.

El agente subraya que se trata de un fenómeno mundial. En Egipto, por ejemplo, los turistas también buscan nuevas experiencias y ha caído la demanda de entradas a algunas zonas de pirámides.

En el Caribe, donde está la zona arqueológica de Tulum, Darío Flota, exsecretario de Turismo de Quintana Roo y exdirector del Fidecomiso de Promoción Turística del estado, sostiene que el principal factor que ha frenado la recuperación de turistas en las zonas arqueológicas es que tampoco se ha recuperado la cifra de cruceristas, que son quienes más visitan estos sitios.

Eduardo Paniagua, agente de viajes con más de 25 años de experiencia y expresidente de la AMAV, coincide en que la falta de turistas en las zonas arqueológicas obedece a un cambio en las tendencias después de la pandemia.

Los turistas buscan ahora otras opciones como los cenotes y las áreas naturales o la gran oferta de parques temáticos en Quintana Roo, como Xcaret, Xplore, Xel-Ha y Xochimilco.

DEMASIADO ALCOHOL

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

En Morelos, el sitió arqueológico del Tepozteco tampoco ha recuperado su afluencia prepandemia. De acuerdo con los datos del INAH, de 2019 a 2023 la cifra de visitantes anuales bajó de 370 mil 458 a 265 mil 924.

Adrián Cortés, de la operadora de servicios turísticos Tepoztlán Adventures, asegura que además de una creciente inseguridad en el estado les afecta la venta excesiva de alcohol en el Pueblo Mágico.

“La gente ya no se enfoca en venir a conocer un tema cultural. Se enfoca en venir a tomar, ya no se interesan en subir a la pirámide y se quedan en el centro del pueblo, donde está la venta de alcohol”, dice Cortés. Con información de Emmanuel Ruiz /El Sol de Cuautla, Sandra Hernández /El Sol de Toluca y Víctor Flores /Corresponsal

Local

Disminuyen embarazos entre estudiantes del CECyTEM

El CECyTEM registró 47 embarazos en sus estudiantes, lo cual representa una disminución

Deportes

Scoponi busca terminar la mala racha en su debut contra Cimarrones

Los Canarios reciben esta noche en el Estadio Morelos a Cimarrones en duelo correspondiente a la Jornada 8 del Clausura 2024 de la Liga de Expansión

Policiaca

Registran choque entre ambulancia y auto en Morelia 

La ambulancia tenía activado la sirena e iba a recoger a un paciente y al intentar cruzar la avenida, el coche chocó contra la unidad

Local

Se espera temperatura máxima de 29º en Morelia

La capital michoacana tendrá temperatura máxima de 29º y una mínima de 12º, mientras que el resto de los municipios también reportan altas temperaturas

Local

Proyectarán documental y cortometraje rumbo al 8M

Colectiva feminista proyectará un documental y un cortometraje como actividades rumbo al 8M en Morelia

Turismo

5 lugares para visitar a menos de una hora de Morelia

Pueblos mágicos, municipios y tenencias cerca de Morelia a las que puedes escaparte este fin de semana