/ jueves 4 de enero de 2024

2024

Sin duda, los primeros días del año se ocupan para los buenos propósitos.

La gente quiere cambiar sus hábitos, reflexionan, recuerdan pendientes y tenemos la buena intención de terminarlos lo antes posible.

También es momento de una introspección, donde la gente analiza tanto lo bueno, como lo mal hecho, y desde ahí se replantea, generalmente una intención que dura los primeros meses del año.

En algunos casos, un poco menos que la intención de ir a un gimnasio principio de año

En el lado político, la recta final de un sexenio, que a propios extraños les ha dejado claro oscuros.

Pero también un año electoral, donde por lo menos en nueve estados, habrá una derrama en infraestructura, porque el gobernante en turno, deseará dejar una buena imagen de todo lo que está generando para su estado buscando la continuidad de su proyecto.

Nos inundarán anuncios en el radio, televisión, redes sociales y espectaculares diciendo, por qué ella o él son la mejor opción para el rumbo del municipio, estado o país.

Veremos que algunos hasta cambiaran de partido con la misma facilidad con la que se cambia un pañal.

A nivel nacional, estamos en espera del candidato presidencial de movimiento ciudadano, del cual no esperamos una sorpresa.

A nivel estatal, veremos cómo se jugarán las fichas para diputaciones y senadurías de parte del partido oficial y la alianza, además de la participación de los partidos de nueva creación y los partidos satélites que no han logrado su consolidación.

En el nivel municipal, la gran interrogante, aún es quién será el candidato de Morena por Morelia, y como negociará el PRI, en la alianza en la capital y los acuerdos que harán para que esto suceda.

Pero quizá lo más morboso de todo, es analizar cómo aceptarán los políticos perdedores, que dicen que ganan en encuestas y creen que son la mejor opción.

Creen que tienen todo para ser el candidato, pero al perder su interés personal estará por encima del partido, ya lo vimos en Coahuila, y no dudo verlo en nuestro estado.

Finalmente, reflexionemos, antes de decidir por quien, piense en lo que hicieron los que ya tuvieron la oportunidad, y seguramente le ayudará a decantarse por alguien.

POSDATA:

Más allá de los buenos deseos y buenas intenciones, solo nuestro trabajo y buenas decisiones forjarán nuestro futuro.

¡Es tiempo de los ciudadanos!


Abelardo Pérez Estrada

Empresario, analista político, Expresidente CANACINTRA

Sin duda, los primeros días del año se ocupan para los buenos propósitos.

La gente quiere cambiar sus hábitos, reflexionan, recuerdan pendientes y tenemos la buena intención de terminarlos lo antes posible.

También es momento de una introspección, donde la gente analiza tanto lo bueno, como lo mal hecho, y desde ahí se replantea, generalmente una intención que dura los primeros meses del año.

En algunos casos, un poco menos que la intención de ir a un gimnasio principio de año

En el lado político, la recta final de un sexenio, que a propios extraños les ha dejado claro oscuros.

Pero también un año electoral, donde por lo menos en nueve estados, habrá una derrama en infraestructura, porque el gobernante en turno, deseará dejar una buena imagen de todo lo que está generando para su estado buscando la continuidad de su proyecto.

Nos inundarán anuncios en el radio, televisión, redes sociales y espectaculares diciendo, por qué ella o él son la mejor opción para el rumbo del municipio, estado o país.

Veremos que algunos hasta cambiaran de partido con la misma facilidad con la que se cambia un pañal.

A nivel nacional, estamos en espera del candidato presidencial de movimiento ciudadano, del cual no esperamos una sorpresa.

A nivel estatal, veremos cómo se jugarán las fichas para diputaciones y senadurías de parte del partido oficial y la alianza, además de la participación de los partidos de nueva creación y los partidos satélites que no han logrado su consolidación.

En el nivel municipal, la gran interrogante, aún es quién será el candidato de Morena por Morelia, y como negociará el PRI, en la alianza en la capital y los acuerdos que harán para que esto suceda.

Pero quizá lo más morboso de todo, es analizar cómo aceptarán los políticos perdedores, que dicen que ganan en encuestas y creen que son la mejor opción.

Creen que tienen todo para ser el candidato, pero al perder su interés personal estará por encima del partido, ya lo vimos en Coahuila, y no dudo verlo en nuestro estado.

Finalmente, reflexionemos, antes de decidir por quien, piense en lo que hicieron los que ya tuvieron la oportunidad, y seguramente le ayudará a decantarse por alguien.

POSDATA:

Más allá de los buenos deseos y buenas intenciones, solo nuestro trabajo y buenas decisiones forjarán nuestro futuro.

¡Es tiempo de los ciudadanos!


Abelardo Pérez Estrada

Empresario, analista político, Expresidente CANACINTRA

ÚLTIMASCOLUMNAS
viernes 16 de febrero de 2024

Jornada laboral

Transformando

Abelardo Pérez Estrada

miércoles 31 de enero de 2024

Gandallas

Transformando

Abelardo Pérez Estrada

martes 23 de enero de 2024

Acoso

Transformando

Abelardo Pérez Estrada

viernes 12 de enero de 2024

Batres

Transformando

Abelardo Pérez Estrada

jueves 04 de enero de 2024

2024

Transformando

Abelardo Pérez Estrada

jueves 14 de diciembre de 2023

¿Milei o mi ley?

Transformando

Abelardo Pérez Estrada

jueves 07 de diciembre de 2023

Fosfo fosforo

Transformando

Abelardo Pérez Estrada

jueves 30 de noviembre de 2023

Simulemos

Transformando

Abelardo Pérez Estrada

miércoles 15 de noviembre de 2023

Los caminos de Marcelo

Transformando

Abelardo Pérez Estrada

jueves 09 de noviembre de 2023

Fuera máscaras

Transformando

Abelardo Pérez Estrada

Cargar Más