/ martes 18 de agosto de 2020

Pasos para iniciar una composta casera

Te contamos de principio a fin cómo esto puede cambiar tu vida e influir en el medio ambiente

Nuestros hábitos de consumo impactan en el planeta, y hacernos más responsables es necesario modificar ciertos hábitos, por ejemplo, crear una composta. De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, esto contribuye a mejorar el ambiente al retirar esos residuos del circuito de la contaminación de suelos, aguas y atmósfera y enriquecer los cultivos.

Ben_Kerckx

Inténtalo en casa con estos cinco tips que Greenpeace México nos compartió:

1. Separa tu basura y busca desechos que sean idóneos. Los materiales idóneos para hacerla son cáscaras de huevo, restos de verduras y frutas, residuos de origen animal (como huesos, piel, carne y sangre); follaje, tallos frescos y hojas secas, además de abonos verdes. No utilices vidrio, metal, alambre, plástico, caucho, cenizas frescas, fibras sintéticas y frutos con espinas, ya que unos no son biodegradables y otros pueden dañar las manos.

2. Infórmate sobre el tipo que necesitas. Hay muchas personas que ya experimentaron. Muchas de ellas comparten sus experiencias en las redes sociales; busca a las que tengan condiciones de vida más parecidas a las tuyas, síguelas y pídeles consejos de primera mano. Es importante que elijas el tipo de composta que vaya mejor con tu espacio, el tiempo que le puedes dedicar y el nivel de dificultad que puedes manejar.

Bosques: Opciones para darse un paseo

3. Haz una a tu medida siguiendo estos pasos. Según consejos de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), una composta puede ser un hoyo cavado en el suelo, una bolsa o bote de plástico, un depósito de cemento, malla de alambre, acero inoxidable o madera. Lo importante es seguir estos pasos:

  • Coloca una capa de paja de 30 cm de altura a lo largo de la cama y encima restos de jardinería, viruta o aserrín, desechos de hortalizas. Humedece mucho.
  • Agrega una capa de 15 cm de restos de comida o de jardinería. Humedece.
  • Añade una capa de entre 5 y 10 cm de estiércol desmenuzado y humedece.
  • Alterna otras capas iguales a las anteriores.
  • No dejes que se seque para evitar invasión de ácaros, hormigas u otros animales. Si se moja en exceso, pueden proliferar los hongos y despedir mal olor.
  • Voltea la composta a los 15 días y luego cada semana. Cuida que la temperatura se mantenga entre los 50 y 60 °C. Si no aumentó el calor, voltea nuevamente y agrega tierra, agua, estiércol o residuos verdes. Mantén un equilibrio entre material verde y seco. Adiciona tierra para que los microorganismos aceleren el proceso.
  • Una vez lista, almacena en costales y guárdalos en un lugar seco hasta que los utilices para fertilizar tu huerto casero o tus macetas.

4. Cuídala y evita malos olores. Para evitar malos olores, corta los residuos en pequeños pedazos de máximo 3 cm de longitud para que se procesen más rápido y para que haya mejor ventilación; cubre los residuos lo mejor que puedas. Si la composta es en exterior, cúbrela con una capa gruesa de hojas y ramas trituradas finamente.

5. Sé constante e intenta una y otra vez. Si no funciona a la primera, intenta hacer una y otra vez y no desanimarte. Aprende de tus errores y busca ayuda con personas expertas.


Arquitectura regenerativa, un equilibrio con la naturaleza

Motivos para evitar el uso del plástico

¿Te gustan los insectos? te sorprenderá escuchar este podcast ⬇️

Nuestros hábitos de consumo impactan en el planeta, y hacernos más responsables es necesario modificar ciertos hábitos, por ejemplo, crear una composta. De acuerdo con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, esto contribuye a mejorar el ambiente al retirar esos residuos del circuito de la contaminación de suelos, aguas y atmósfera y enriquecer los cultivos.

Ben_Kerckx

Inténtalo en casa con estos cinco tips que Greenpeace México nos compartió:

1. Separa tu basura y busca desechos que sean idóneos. Los materiales idóneos para hacerla son cáscaras de huevo, restos de verduras y frutas, residuos de origen animal (como huesos, piel, carne y sangre); follaje, tallos frescos y hojas secas, además de abonos verdes. No utilices vidrio, metal, alambre, plástico, caucho, cenizas frescas, fibras sintéticas y frutos con espinas, ya que unos no son biodegradables y otros pueden dañar las manos.

2. Infórmate sobre el tipo que necesitas. Hay muchas personas que ya experimentaron. Muchas de ellas comparten sus experiencias en las redes sociales; busca a las que tengan condiciones de vida más parecidas a las tuyas, síguelas y pídeles consejos de primera mano. Es importante que elijas el tipo de composta que vaya mejor con tu espacio, el tiempo que le puedes dedicar y el nivel de dificultad que puedes manejar.

Bosques: Opciones para darse un paseo

3. Haz una a tu medida siguiendo estos pasos. Según consejos de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), una composta puede ser un hoyo cavado en el suelo, una bolsa o bote de plástico, un depósito de cemento, malla de alambre, acero inoxidable o madera. Lo importante es seguir estos pasos:

  • Coloca una capa de paja de 30 cm de altura a lo largo de la cama y encima restos de jardinería, viruta o aserrín, desechos de hortalizas. Humedece mucho.
  • Agrega una capa de 15 cm de restos de comida o de jardinería. Humedece.
  • Añade una capa de entre 5 y 10 cm de estiércol desmenuzado y humedece.
  • Alterna otras capas iguales a las anteriores.
  • No dejes que se seque para evitar invasión de ácaros, hormigas u otros animales. Si se moja en exceso, pueden proliferar los hongos y despedir mal olor.
  • Voltea la composta a los 15 días y luego cada semana. Cuida que la temperatura se mantenga entre los 50 y 60 °C. Si no aumentó el calor, voltea nuevamente y agrega tierra, agua, estiércol o residuos verdes. Mantén un equilibrio entre material verde y seco. Adiciona tierra para que los microorganismos aceleren el proceso.
  • Una vez lista, almacena en costales y guárdalos en un lugar seco hasta que los utilices para fertilizar tu huerto casero o tus macetas.

4. Cuídala y evita malos olores. Para evitar malos olores, corta los residuos en pequeños pedazos de máximo 3 cm de longitud para que se procesen más rápido y para que haya mejor ventilación; cubre los residuos lo mejor que puedas. Si la composta es en exterior, cúbrela con una capa gruesa de hojas y ramas trituradas finamente.

5. Sé constante e intenta una y otra vez. Si no funciona a la primera, intenta hacer una y otra vez y no desanimarte. Aprende de tus errores y busca ayuda con personas expertas.


Arquitectura regenerativa, un equilibrio con la naturaleza

Motivos para evitar el uso del plástico

¿Te gustan los insectos? te sorprenderá escuchar este podcast ⬇️

Finanzas

Mantequilla que sí es mantequilla, esta es la marca que recomienda Profeco 

La Profeco explica que los productos que están formulados con grasa de leche y grasas o aceites vegetales no son mantequillas

Local

Desincorpora Congreso predio en Aguililla para instalación de un cuartel de la Guardia Nacional 

Los diputados reconocieron que esta región de la Tierra Caliente está siendo perjudicada por grupos delictivos 

Salud

Llama especialista a identificar signos tempranos de TDAH en niños

En México más de dos millones de niños y adolescentes viven con TDAH

Local

Proponen que animales no humanos cuenten con defensoría legal

Diputada presenta iniciativa para que cuenten con asesores jurídicos y un Consejo Consultivo Estatal de Protección Animal

Local

Buscarán que vestigios encontrados en el Lago de Pátzcuaro se queden en Jarácuaro

Las autoridades comunales señalaron que solicitarán al INAH que estos objetos históricos se establezcan en la localidad ya que fueron localizados en su territorio

Salud

¿Fan de la sopa maruchan? Profeco te explica ¿es plástico o no?

¿Alguna vez has escuchado que si la sopa maruchan está hecha de plástico? Pues la dependencia lo aclara