/ sábado 28 de noviembre de 2020

Hierba, porro, fuego: ¡Préndete, Chino!

El hombre de 28 años relata las malas experiencias con la policía y cómo prefiere fumar en casa o en un lugar que asume como seguro

Morelia, Michoacán (OEM-Infomex).- El acto se da sobre un libro de Octavio Paz. Dice “El Chino” que se trata de un mero gusto político: ama sus letras, pero no las que fueran sus convicciones ideológicas. En el fondo suena el punk desenfrenado de Envidia Kotxina, pero en realidad la cosa va lenta, con paciencia. Armar un porro requiere de una técnica casi artesanal.

En un cuarto rodeado de libros y de un montón de poesía, explica el proceso. Al acto de seleccionar la hierba y colocarla cariñosamente sobre la canala, se le llama coloquialmente como “destronchar”. Pasan al menos 15 minutos para que logre forjar el porro, pero la obra sale defectuosa. Con la experiencia de los años, recurre a otras técnicas para corregir el error y ahora sí: el imponente fuego se presenta ante sus ojos.

El primer acercamiento que tuvo “El Chino” con la cannabis fue en la secundaria. Cambió sus labores de acólito en la iglesia por los amigos del callejón. Confiesa que por aquellos años lo indujo más la curiosidad y la rebeldía de saber que se trataba de algo prohibido, no era consciente pues de lo que la planta producía en él..

Foto: Mariana Luna | El Sol de Morelia

Pasó por la preparatoria y la universidad y en todo este camino, la percepción que tiene sobre la marihuana ha ido cambiando. La consume tras una jornada laboral, cuando ensaya con su banda de ska, como un acompañante mientras lee, para componer o relajarse, y últimamente hasta para meditar.

Pero también ha aprendido a conocerla y conocerse. Sabe que si su estado de ánimo no es el mejor o si tiene principios de depresión, el fumar lejos de ser un aliciente, terminará por derribarlo. Influye totalmente en su ámbito emocional.

Te puede interesar: Protestan en contra de nuevo dictamen de cannabis

En cada bocanada de humo, “El Chino” va y viene en la conversación. De repente bromea, luego se pone un poco más serio y admite que detrás de unos gramos de marihuana, también hay historias de sangre y violencia generadas por el narcotráfico.

Relata las malas experiencias con la policía y cómo prefiere fumar en casa o en un lugar que asume como seguro. Se cuestiona si está dispuesto a consumir cannabis toda su vida y se responde que sí, pero minutos después se retracta y afirma que en algún momento le gustaría dejarlo.

Foto: Mariana Luna | El Sol de Morelia

Las ideas saltan a velocidad salvaje. Regresa en los pensamientos y vuelve a reír. Con los ojos cada vez más pequeños, demuestra que no es de los consumidores violentos, sino todo lo contrario. Se acompaña con una cerveza que le regalaron en su cumpleaños y otra vez le da a la introspección: “Si no fumara siento que mi vida tendría más disciplina, pero también sería menos divertida”.

Tose, tose y tose. ¿Por qué la marihuana?, se le pregunta. “Porque me gusta fumarla, es un vicio pero también un placer, además no es adictiva, te la puedan alejar y no te pones como dicen en la Rosa de Guadalupe: todo desesperado y gritando ¡Mamá!”.

En las calles los cuerpos policiacos siguen montando operativos para detener y extorsionar a consumidores. Hay un prestigio que cuidar en la ciudad y llueven las faltas administrativas. Hasta ahora, “El Chino” ha sabido sobrellevar el asunto. No se aflige, sabe que es cuestión de tiempo, pues está 100 por ciento seguro de lo que dice aquella canción de Embajada Boliviana que entona a todo placer: “La toma el presidente, la toma el gobernador, la toma el intendente, el diputado y el senador, la toman en la tribuna, la toma el jugador, la toma el dirigente, el referí y el entrenador… montones, montones de personas se divierten como yo”.

Foto: Mariana Luna | El Sol de Morelia

Morelia, Michoacán (OEM-Infomex).- El acto se da sobre un libro de Octavio Paz. Dice “El Chino” que se trata de un mero gusto político: ama sus letras, pero no las que fueran sus convicciones ideológicas. En el fondo suena el punk desenfrenado de Envidia Kotxina, pero en realidad la cosa va lenta, con paciencia. Armar un porro requiere de una técnica casi artesanal.

En un cuarto rodeado de libros y de un montón de poesía, explica el proceso. Al acto de seleccionar la hierba y colocarla cariñosamente sobre la canala, se le llama coloquialmente como “destronchar”. Pasan al menos 15 minutos para que logre forjar el porro, pero la obra sale defectuosa. Con la experiencia de los años, recurre a otras técnicas para corregir el error y ahora sí: el imponente fuego se presenta ante sus ojos.

El primer acercamiento que tuvo “El Chino” con la cannabis fue en la secundaria. Cambió sus labores de acólito en la iglesia por los amigos del callejón. Confiesa que por aquellos años lo indujo más la curiosidad y la rebeldía de saber que se trataba de algo prohibido, no era consciente pues de lo que la planta producía en él..

Foto: Mariana Luna | El Sol de Morelia

Pasó por la preparatoria y la universidad y en todo este camino, la percepción que tiene sobre la marihuana ha ido cambiando. La consume tras una jornada laboral, cuando ensaya con su banda de ska, como un acompañante mientras lee, para componer o relajarse, y últimamente hasta para meditar.

Pero también ha aprendido a conocerla y conocerse. Sabe que si su estado de ánimo no es el mejor o si tiene principios de depresión, el fumar lejos de ser un aliciente, terminará por derribarlo. Influye totalmente en su ámbito emocional.

Te puede interesar: Protestan en contra de nuevo dictamen de cannabis

En cada bocanada de humo, “El Chino” va y viene en la conversación. De repente bromea, luego se pone un poco más serio y admite que detrás de unos gramos de marihuana, también hay historias de sangre y violencia generadas por el narcotráfico.

Relata las malas experiencias con la policía y cómo prefiere fumar en casa o en un lugar que asume como seguro. Se cuestiona si está dispuesto a consumir cannabis toda su vida y se responde que sí, pero minutos después se retracta y afirma que en algún momento le gustaría dejarlo.

Foto: Mariana Luna | El Sol de Morelia

Las ideas saltan a velocidad salvaje. Regresa en los pensamientos y vuelve a reír. Con los ojos cada vez más pequeños, demuestra que no es de los consumidores violentos, sino todo lo contrario. Se acompaña con una cerveza que le regalaron en su cumpleaños y otra vez le da a la introspección: “Si no fumara siento que mi vida tendría más disciplina, pero también sería menos divertida”.

Tose, tose y tose. ¿Por qué la marihuana?, se le pregunta. “Porque me gusta fumarla, es un vicio pero también un placer, además no es adictiva, te la puedan alejar y no te pones como dicen en la Rosa de Guadalupe: todo desesperado y gritando ¡Mamá!”.

En las calles los cuerpos policiacos siguen montando operativos para detener y extorsionar a consumidores. Hay un prestigio que cuidar en la ciudad y llueven las faltas administrativas. Hasta ahora, “El Chino” ha sabido sobrellevar el asunto. No se aflige, sabe que es cuestión de tiempo, pues está 100 por ciento seguro de lo que dice aquella canción de Embajada Boliviana que entona a todo placer: “La toma el presidente, la toma el gobernador, la toma el intendente, el diputado y el senador, la toman en la tribuna, la toma el jugador, la toma el dirigente, el referí y el entrenador… montones, montones de personas se divierten como yo”.

Foto: Mariana Luna | El Sol de Morelia

Municipios

Condenan a hombre por vender a su bebé en 19 mil 500 pesos

Lo acusan del delito de trata de personas en la modalidad de adopción ilegal, en Peribán

Local

Covid-19: solo Morelia y Uruapan en bandera verde

Ambos municipios permanecen en riesgo intermedio; Michoacán sumó hoy 47 contagios y 7 defunciones

Local

En diciembre, vacunarán vs Covid-19 a menores en Michoacán

Se tienen 200 mil dosis listas para inmunizar a los menores de 15 a 17 años del estado

Literatura

Muñoz Ledo presenta “El poder y la república” en la FIL

La obra en su conjunto tensa el diálogo contra la autoproclamada Cuarta Transformación, apuntó Tonatiuh Bravo al presentar el libro

Sociedad

Familias reciben restos de personas fallecidas en autobús accidentado en el Edomex

Autoridades del Gobierno del Estado de México y de Michoacán realizan recorrido por hospitales

Municipios

Condenan a hombre por vender a su bebé en 19 mil 500 pesos

Lo acusan del delito de trata de personas en la modalidad de adopción ilegal, en Peribán

Cultura

Morelia, sede del Primer Festival Internacional de Moda, Arte y Cultura en abril

Se espera la visita de 30 modistas, en su mayoría nacionales y 4 de Francia y España

Literatura

Ministros aseguran que la Corte es un garante del equilibrio entre poderes

En el diálogo "Jueces, democracia y tribunal constitucional", expertos reflexionaron sobre la importancia que adquirió la Corte a lo largo de los años

Literatura

"El expediente de Anna Ajmátova": la historia de una poeta en busca de su voz frente al autoritarismo

Alberto Ruy Sánchez presentó su nueva novela, "El expediente de Anna Ajmátova", en el marco de la FIL Guadalajara