/ lunes 4 de diciembre de 2023

Aprendizaje y transformación educativa.

En el sector educativo, la evaluación del aprendizaje es una herramienta natural para conocer y diagnosticar la efectividad de sus políticas públicas, para reorientarlas y generar procesos de mejora continua en beneficio del sistema y de cada uno de sus integrantes, poniendo el centro la plena vivencia de los derechos a estar, aprender y participar en las escuelas de las niñas, niños y jóvenes, donde esta triple inclusión se garantice sin excepción alguna.

Específicamente, la medición de los aprendizajes ha sido una asignatura pendiente para el gobierno federal y para el gobierno del estado de Michoacán. Empero, se han realizado algunos estudios que revelan la pérdida de aprendizajes durante la pandemia en nuestro país. Por ejemplo, “Equidad y Regreso”, elaborado por Mexicanos Primero, que exhibió el retroceso durante la pandemia en español y en matemáticas. Recientemente, el Banco Mundial presentó un reporte donde demuestra también la pérdida de aprendizajes en nuestro país, los cuales reducirán hasta un 12 por ciento el ingreso per cápita de las generaciones en formación.

Es momento que no existe un programa de recuperación de aprendizajes para las generaciones escolarizadas en el país ni en Michoacán en particular, donde en varios años ni siquiera se ha realizado una sola medición estadísticamente representativa del estado que guarda el aprendizaje. En 2022, nuestra entidad federativa dejó pasar la oportunidad de aplicar la evaluación diagnóstica que la Comisión Nacional para la Mejora de la Educación (MEJOREDU) diseñó para cada entidad federativa.

Para este ciclo escolar, se realizó el mismo ejercicio por parte de MEJOREDU. Michoacán, a través de boletines reportó llevar un avance del ochenta por ciento. Lamentablemente, el requerimiento para poder realizar el análisis y procesamiento de datos por parte de las autoridades federales es del cien por ciento. Entonces, el riesgo de que, una vez más, no contemos con información que refiera el aprendizaje logrado por parte de las niñas, niños y jóvenes en la entidad es muy alto.

Esta semana se dará a conocer el reporte PISA 2022, para los países participantes. Se trata de la prueba más difundida y consistente a lo largo del tiempo en materia de la evaluación de competencias entre estudiantes de quince años. México, participante constante en PISA desde el 2000, en esta edición, trabajosamente logró realizar un reporte-país. No hubo aplicaciones subnacionales, como hace años ocurría.

Esperaremos las iniquidades y asimetrías que suelen revelarse en este reporte; así como los casos disruptivos en donde la lógica económica parece romperse: ni los países con mayor producto interno bruto, ni quienes más gastan en educación necesariamente obtienen mejores resultados entre los jóvenes de 15 años, edad a la que son evaluados todos los participantes en esta prueba, con el objetivo de conocer las capacidades que desarrollan al estudiar en sus respectivos sistemas educativos nacionales.

Para nuestra nación, ni el escaparate global ni la victimización con rasgado de vestiduras vienen bien, sino que es tiempo de compararnos con nosotros mismos, con versiones pretéritas, identificando avances, retrocesos y comparando los factores socioeconómicos presentes en la serie de tiempo, en aras de diseñar mejor nuestro porvenir, mejorando e innovando las políticas educativas, centrándolas en el aprendizaje inclusivo de las niñas, niños y jóvenes de la nación.

Si bien, puede considerarse lógico que los resultados de PISA 2022 manifiesten retrocesos respecto a la aplicación anterior para los estudiantes mexicanos, es menester saber dónde estamos parados para transformar la realidad.

Es importante indagar las circunstancias para poder conocer a profundidad qué es lo que realmente sucede en las comunidades escolares para poder realizar propuestas que posibiliten solucionar las situaciones que aquejan a los agentes educativos, ya que, invariablemente, éstas suelen afectar exponencialmente a las niñas, niños y jóvenes matriculados en los planteles afectados.

Como ciudadanos debemos mantenernos atentos a lo que acontece en el sector educativo, que es uno de los mejores indicadores de futuro de una sociedad, ya que indica su factibilidad y su sostenibilidad, su potencial económico y muchos otros factores más. Más allá de lo que devele PISA 2022 para nuestra nación, exijamos a las autoridades nacionales y estatales evaluar censalmente y dar a conocer la realidad imperante en materia de aprendizaje, sustrato cardinal de los derechos educativos de las generaciones en formación y columna vertebral de la transformación del sistema educativo.

Sus comentarios son bienvenidos en eaviles@mexicanosprimero.org y en Twitter en @Erik_Aviles

*Doctor en ciencias del desarrollo regional y director fundador de Mexicanos Primero capítulo Michoacán, A.C.

En el sector educativo, la evaluación del aprendizaje es una herramienta natural para conocer y diagnosticar la efectividad de sus políticas públicas, para reorientarlas y generar procesos de mejora continua en beneficio del sistema y de cada uno de sus integrantes, poniendo el centro la plena vivencia de los derechos a estar, aprender y participar en las escuelas de las niñas, niños y jóvenes, donde esta triple inclusión se garantice sin excepción alguna.

Específicamente, la medición de los aprendizajes ha sido una asignatura pendiente para el gobierno federal y para el gobierno del estado de Michoacán. Empero, se han realizado algunos estudios que revelan la pérdida de aprendizajes durante la pandemia en nuestro país. Por ejemplo, “Equidad y Regreso”, elaborado por Mexicanos Primero, que exhibió el retroceso durante la pandemia en español y en matemáticas. Recientemente, el Banco Mundial presentó un reporte donde demuestra también la pérdida de aprendizajes en nuestro país, los cuales reducirán hasta un 12 por ciento el ingreso per cápita de las generaciones en formación.

Es momento que no existe un programa de recuperación de aprendizajes para las generaciones escolarizadas en el país ni en Michoacán en particular, donde en varios años ni siquiera se ha realizado una sola medición estadísticamente representativa del estado que guarda el aprendizaje. En 2022, nuestra entidad federativa dejó pasar la oportunidad de aplicar la evaluación diagnóstica que la Comisión Nacional para la Mejora de la Educación (MEJOREDU) diseñó para cada entidad federativa.

Para este ciclo escolar, se realizó el mismo ejercicio por parte de MEJOREDU. Michoacán, a través de boletines reportó llevar un avance del ochenta por ciento. Lamentablemente, el requerimiento para poder realizar el análisis y procesamiento de datos por parte de las autoridades federales es del cien por ciento. Entonces, el riesgo de que, una vez más, no contemos con información que refiera el aprendizaje logrado por parte de las niñas, niños y jóvenes en la entidad es muy alto.

Esta semana se dará a conocer el reporte PISA 2022, para los países participantes. Se trata de la prueba más difundida y consistente a lo largo del tiempo en materia de la evaluación de competencias entre estudiantes de quince años. México, participante constante en PISA desde el 2000, en esta edición, trabajosamente logró realizar un reporte-país. No hubo aplicaciones subnacionales, como hace años ocurría.

Esperaremos las iniquidades y asimetrías que suelen revelarse en este reporte; así como los casos disruptivos en donde la lógica económica parece romperse: ni los países con mayor producto interno bruto, ni quienes más gastan en educación necesariamente obtienen mejores resultados entre los jóvenes de 15 años, edad a la que son evaluados todos los participantes en esta prueba, con el objetivo de conocer las capacidades que desarrollan al estudiar en sus respectivos sistemas educativos nacionales.

Para nuestra nación, ni el escaparate global ni la victimización con rasgado de vestiduras vienen bien, sino que es tiempo de compararnos con nosotros mismos, con versiones pretéritas, identificando avances, retrocesos y comparando los factores socioeconómicos presentes en la serie de tiempo, en aras de diseñar mejor nuestro porvenir, mejorando e innovando las políticas educativas, centrándolas en el aprendizaje inclusivo de las niñas, niños y jóvenes de la nación.

Si bien, puede considerarse lógico que los resultados de PISA 2022 manifiesten retrocesos respecto a la aplicación anterior para los estudiantes mexicanos, es menester saber dónde estamos parados para transformar la realidad.

Es importante indagar las circunstancias para poder conocer a profundidad qué es lo que realmente sucede en las comunidades escolares para poder realizar propuestas que posibiliten solucionar las situaciones que aquejan a los agentes educativos, ya que, invariablemente, éstas suelen afectar exponencialmente a las niñas, niños y jóvenes matriculados en los planteles afectados.

Como ciudadanos debemos mantenernos atentos a lo que acontece en el sector educativo, que es uno de los mejores indicadores de futuro de una sociedad, ya que indica su factibilidad y su sostenibilidad, su potencial económico y muchos otros factores más. Más allá de lo que devele PISA 2022 para nuestra nación, exijamos a las autoridades nacionales y estatales evaluar censalmente y dar a conocer la realidad imperante en materia de aprendizaje, sustrato cardinal de los derechos educativos de las generaciones en formación y columna vertebral de la transformación del sistema educativo.

Sus comentarios son bienvenidos en eaviles@mexicanosprimero.org y en Twitter en @Erik_Aviles

*Doctor en ciencias del desarrollo regional y director fundador de Mexicanos Primero capítulo Michoacán, A.C.

ÚLTIMASCOLUMNAS
lunes 19 de febrero de 2024

La amistad en la escuela

Hablemos de Michoacán

Horacio Erik Avilés Martínez

martes 06 de febrero de 2024

La Constitución Mexicana: Educación.

Hablemos de Michoacán

Horacio Erik Avilés Martínez

viernes 26 de enero de 2024

Educación: hay mucho por resolver.

Hablemos de Michoacán

Horacio Erik Avilés Martínez

viernes 19 de enero de 2024

Educar para una paz duradera

Hablemos de Michoacán

Horacio Erik Avilés Martínez

viernes 05 de enero de 2024

Seguridad Escolar: Asignatura pendiente

Hablemos de Michoacán

Horacio Erik Avilés Martínez

viernes 29 de diciembre de 2023

Tres retos educativos para 2024.

Hablemos de Michoacán

Horacio Erik Avilés Martínez

viernes 22 de diciembre de 2023

Presupuesto educativo: Inconsistencias.

Hablemos de Michoacán

Horacio Erik Avilés Martínez

lunes 18 de diciembre de 2023

Conozcamos la Nueva Escuela Mexicana

Hablemos de Michoacán

Horacio Erik Avilés Martínez

lunes 11 de diciembre de 2023

Consecuencias de la pérdida de aprendizajes

Hablemos de Michoacán

Horacio Erik Avilés Martínez

Cargar Más